Tonsura

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Domingo de Guzmán tonsurado a la romana, una pintura de Fra Angelico, siglo XV.

Se llama tonsura al primero de los grados clericales el cual se confería por mano del obispo como disposición y preparación para recibir el sacramento del orden y cuya ceremonia se ejecutaba cortando una parte del cabello. También se llama tonsura al corte rapado resultante de este rito.

Signo de renuncia al mundo, es también, con la adopción del hábito y el cambio de nombre, un elemento de un ritual de muerte y de renacimiento que borra los pecados anteriores. La tonsura es una práctica nacida a principios de la Edad Media; no es conocida durante los primeros tiempos de la Iglesia y Jerónimo de Estridón hasta la desaprobaba.

En su origen era señal de humillación y aun de infamia llevar la cabeza tonsurada o afeitada. Entre los francos, se tonsuraba a los príncipes incapaces de suceder en el trono y lo mismo entre los godos. De esta manera se vio obligado a abdicar el rey Wamba.[1]

El cardenal católico romano John Henry Newman, del siglo XIX, escribió lo siguiente en su Essay on the Development of Christian Doctrine (Ensayo sobre el desarrollo de la doctrina cristiana): El uso de [...] la tonsura [..] todos son de origen pagano, y santificados por su adopción en la Iglesia.[cita requerida]

Tipos de tonsura[editar]

Se distinguían los siguientes tipos de tonsura:

  • Tonsura céltica o escocesa. La que se extendía de una oreja a otra y sólo en la parte delantera de la cabeza. Era propia de las Islas Británicas (además de los escoceses, los britones y los irlandeses, y la llevaba, por ejemplo San Columba). Aunque no hay pruebas de que provenga de los druidas, sus detractores (el "partido romano") lo afirmaban, denominándola tonsura magorum ("tonsura de los magos"), con lo que se la asociaba con Simón el Mago personaje evangélico que en las biblias escoto-gaélicas era tomado por druida. La tonsura Simonis Magi se oponía así a la tonsura Sancti Petri o de San Pedro, la romana.[2]
  • Tonsura griega. La que se extendía por toda la cabeza.
  • Tonsura romana. Tonsura parcial y circular. Se generalizó por toda la cristiandad latina con las demás características de la liturgia romana. Las dimensiones fueron variando, y que un clérigo las redujera mucho llegaba a ser motivo de escándalo. Para evitarlo, entre las reformas eclesiásticas de Castilla a finales del siglo XV se fijó que sus dimensiones no fueran menores a las de una moneda de real.
Una fila de clérigos espera para ser sometidos a tonsura, en la ilustración de un manuscrito bizantino.

En el seno de la Iglesia católica, la tonsura romana predominaba sobre las dos otras formas y permaneció vigente hasta 1972, fecha en la cual Pablo VI en su Carta apostólica en forma de motu proprio, Ministeria quædam, establece que "En adelante no se confiere ya la Primera Tonsura".[3]

El tonsurado no esta aprobado por Dios. En la biblia lo describe perfectamente en el Libro del Levitico Capitulo 19 Versiculo 27 (dice asi: No haréis tonsura en vuestras cabezas, ni dañareis la punta de vuestra barba.) Y en el versiculo siguiente el versiculo 28. Habla de que Dios no aprueba los tatuajes y tampoco aprueba los rasguños y lastimaduras que uno mismo se quiera hacer autodañandose como lo vemos en muchas personas que se lastiman. Levitico Capitulo 19 Versiculo 28 (Dice asi: Y no haréis rasguños en vuestro cuerpo por un muerto, ni imprimiréis en vosotros señal alguna.Yo Jehová.)

Enlaces externos[editar]

Notas[editar]

  1. Diccionario enciclopédico popular ilustrado Salvat (1906-1914)
  2. Mencionado en un pasaje atribuido erróneamente a Gildas. Haddan y Stubbs, I, 113
  3. Carta apostólica Ministeria quaedam

Referencias[editar]

  • El contenido de este artículo incorpora material del Diccionario Enciclopédico Gaspar y Roig de 1870, el cual se encuentra en el dominio público.