Todd-AO

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Todd-AO es un formato cinematográfico que utilizaba un negativo de 70 mm y 5 perforaciones de arrastre por fotograma, y que tenía una relación de aspecto de 2.21.1. Fue creado a mediados de los años 50 en Estados Unidos por Michael Todd con la colaboración de la empresa American Optical.[1]

Características[editar]

Este sistema se basaba en el uso del negativo de 70 mm, con cinco perforaciones de arrastre por fotograma y una cadencia de 30 imágenes por segundo. Los resultados fueron satisfactorios ya que la definición de la imagen era casi tan alta como la que se obtenía con el Cinerama, por tanto superior a la que ofrecían el CinemaScope y VistaVision.[2]

La relación de aspecto era de 2.21.1, pero lo más importante es que todo esto se había conseguido sin utilizar unas lentes anamórficas que implicasen la compresión de las imágenes en el negativo.

Para proyectar una película en este formato se requería una pantalla cóncava con una curvatura de 128 grados.

Sonido[editar]

El sistema de sonide de Todd-AO dio muy buenos resultados. Las copias de las películas se realizaban sobre películas de 70 mm, pero los fotogramas ocupaban 65 mm de celuloide, así que los 5 mm sobrantes se usaban para la inclusión del sonido.[1]​ La banda sonora estaba formada por seis pistas, cinco de las cuales actuaban desde detrás de la pantalla, y la restante alimentaba una batería de altavoces que recorrían el auditorio.

Una de las grandes ventajas del Todd-AO era la posibilidad de ofrecer diálogos con el sistema de sonido direccional, es decir, si el actor se encontraba en el lado derecho del encuadre, se les escucharía a través del canal de audio situado a la derecha de la pantalla, y así con todos los sonidos.

Incompatibilidades[editar]

El Todd-AO era un gran sistema pero también tenía sus inconvenientes. Operaba a 30 fotogramas por segundo, así que no era compatible con las reducciones de 35 mm que hacían los cines que no contaban con un equipo de proyección para 70 mm. Por esta razón, la primera producción en Todd-AO, Oklahoma de Fred Zinneman, estrenada en 1955, se rodó también en formato Cinemascope, con el fin de que pudiese ser proyectada en el mayor número de salas. Se descubrió que el Todd-AO era compatible con los proyectores de Cinemascope en reducciones de 35 mm, siempre que se redujese la velocidad de rodaje y proyección a 24 imágenes por segundo. Así que la segunda cinta filmada a Todd-AO, La vuelta al mundo en 80 días de Michael Anderson, estrenada en 1956, también tuvo dos versiones, ambas en el mismo sistema, pero con diferentes velocidades de proyección.[3]

Pero los problemas del Todd-AO no acabaron aquí. Los dueños de las salas de exhibición siempre se habían mostrado contrarios a instalar pantallas curvadas en sus salas, ya que nada más se podían utilizar con el Cinemascope y el Todd-AO, y no resultaban adecuadas para la proyección de todos los otros formatos más convencionales.

Michael Todd y la American Optical decidieron cambiar las especificaciones del formato para adecuarlo a las pantallas rectangulares planas que se habían utilizado hasta el momento. Así que la tercera película que realizaron, Al sur del Pacífico de Joshua Logan, estrenada en 1958, se rodó en una única versión a 24 fotogramas por segundo, y a partir de ese momento, ese fue el estándar para todas las producciones realizadas con Todd-AO.[1]

Éxito y versiones[editar]

A pesar de los grandes problemas y cambios que sufrió, el Todd-AO fue todo un éxito, ya que su calidad de imagen y sonido eran muy superior a la del resto de formatos panorámicos existentes. El mayor apoyo que tuvo este nuevo formato llegó de la mano de 20th Century-Fox, que decidió utilizarlo en todas su superproducciones como Cleopatra de Joseph L. Mankievicz en 1963, reservando el Cinemascope para las películas más comunes. La última película rodada en Todd-AO fue Aeropuerto de George Seaton, en 1970.

Sin embargo, Richard Vetter, un ingeniero de American Optical, desarrolló dos varias del sistema. La primera de ellas, denominada Dimensión 150, era igual que el Todd-AO, pero equipada con unas lentes especiales que permitían captar un mayor ángulo de visión. Se utilizó nada más que en dos películas: La Biblia de John Huston, en 1966; y Patton de Franklin J. Schaffner en 1970.[4]​ La segunda variante, llamada Todd-AO 35, era similar al Cinemascope y fue lanzada, en 1971, con la película Macbeth de Roman Polanski. Esta última versión se utilizó durante quince años, dando fantásticos resultados en películas muy populares como: La fuga de Logan de Michael Anderson en 1976; y Conan el Bárbaro de John Milius en 1982.

Listado de películas[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c fjsi42309,426875. «FORMATOS DEL CINE: HISTORIA Y EVOLUCIÓN - Antonio Quintana Carrandi - Limites.Pensado». www.ciencia-ficcion.com. Consultado el 29 de enero de 2017. 
  2. «Digital Library | Society of Motion Picture & Television Engineers». www.smpte.org (en inglés). Consultado el 29 de enero de 2017. 
  3. kurtti, Jeff (1996). The great movie musical trivia book (en inglés). New York: Applause. ISBN 9781557832221. 
  4. «Atlanta Theatre in Atlanta, GA - Cinema Treasures». cinematreasures.org. Consultado el 30 de enero de 2017.