Tiféret

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Plantilla:Sefirot

Tiferet ("Belleza", Hebreo: תפארת) es la sexta sefirá en el árbol de la vida de la cábala. en la kabbalistic.

Tiféret[editar]

Tiféret es la fuerza que integra la sefira Jesed "Compasión" y Gevurá "Severidad". Esas dos fuerzas son, respectivamente, expansivas y restrictivas una sin la otra no pueden manifestar el flujo de energía divina. Tiferet es única entre las Sephirot ya que conecta con todas menos con Malkuth y Daath. Tiferet está en medio del árbol. Cinco Sefirot la rodean: Jesed, Gevurá, Netsaj, Hod, Yesod. En Cábala cristiana, Tipheret es asociada con Jesucristo. El arcángel de esta esfera es Rafael.

Referencias[editar]

Judías[editar]

Profundidad en la belleza[editar]

Tiferet: Hermosa Síntesis, De las diez sefirot, tiferet, que literalmente significa “belleza” o “gloria”, es la central, dado que media entre jésed (“bondad”) y gevurá (“fortaleza”).

Literalmente, “en el medio” implica un compromiso, “un poquito de acá” y “un poquito de allá”. Pero la palabra “medio” tiene una connotación mucho más profunda cuando es utilizada como una descripción de tiferet. Connota una naturaleza completamente distinta a cualquiera de las otras dos sefirot, utiliza a ambas, pero en cantidades que implican un modo de actividad completamente diferente.

Por ejemplo, todo país debe sobrevivir entre otras naciones. Esta es la tarea del primer ministro, presidente o rey. Para este fin, él tiene un departamento de estado que trabaja en construir relaciones amistosas. Después hay un departamento de defensa cuyo trabajo es prepararse para la guerra contra naciones belicosas.

Si analizamos cada uno de estos departamentos por separado, descubrimos que sus ideologías y perspectivas globales son totalmente incompatibles. El departamento de estado está trabajando bajo la premisa de que las naciones son amantes de la paz, que la guerra es sólo el resultado de malos entendidos, que el intercambio cultural y económico son los garantes de la paz, y que el compromiso y la concesión son precursores de la estabilidad.

El departamento de defensa, por otro lado, trabaja bajo la premisa de que bajo determinadas condiciones, incluso los aliados más cercanos pueden convertirse en enemigos, y que la guerra es un instinto humano. La fuerza y el poder son los únicos factores realistas que determinan la posición global, la intolerancia y la severidad traen estabilidad y paz. El objetivo es luchar por el poder.

Así cada departamento, para ser eficiente, no sólo actúa de una forma determinada, sino que también tiene una cosmovisión interna que incluye sus objetivos y filosofías.

La autoridad más alta, ya sea el presidente, primer ministro o rey, posee una cosmovisión que ve a cada uno de estos departamentos, no sólo como un fin en sí mismo, sino como una herramienta para un objetivo “más elevado”, que incluye ambas ideologías como partes de un todo.

   A veces la fortaleza es el acercamiento correcto y a veces la amistad es el acercamiento correcto.

De esta manera, la visión del presidente es que ni la fortaleza en sí misma ni la amistad en sí misma son el objetivo final del país. Por el contrario, el objetivo final es la supervivencia y el desarrollo, y estas herramientas están disponibles para este propósito. El presidente utiliza cada una de estas herramientas eligiendo la más apropiada para cada caso específico como una manera de asegurar el objetivo final.

A veces el acercamiento correcto es la fortaleza y a veces la amistad. Pero de cualquier manera, ya sea utilizando el departamento de estado en la diplomacia o el departamento de defensa en la guerra, no se identifica con sus ideologías, sino con su ideología propia, más amplia y profunda.

Una Síntesis

Lo mismo es cierto con jésed, gevurá y tiferet:

Jésed tiene una “ideología” innata de bondad. Quiere dar por el sólo hecho de dar. Este es el objetivo final, y mientras más uno da, más allá de quien lo merezca, mejores y más grandiosas son las cosas.

Gevurá por otro lado, ve el dar como algo malo. Solamente las cosas que son obtenidas a través de esfuerzo son “buenas”. De esta manera, tiene una profunda ideología de “compensación” y de “nada es gratis”. El objetivo final de la creación es que cada criatura se gane la vida.

Tiferet crea una síntesis a partir de estos dos acercamientos. Incluye a ambos porque tiene un objetivo más amplio en mente, y por lo tanto utiliza a los dos. Su objetivo es “el desarrollo del ser humano a su máximo potencial”.

   El objetivo de tiferet es “el desarrollo del ser humano a su máximo potencial”.

Muchas veces uno necesita ganarse las cosas, mientras que a veces uno necesita una inyección de generosidad gratuita e inmerecida. Ninguna de las filosofías; “nada es gratis” ni “dar incondicionalmente”, es válida. Al contrario, cada una de ellas puede ser utilizada para alcanzar un ideal más amplio y elevado.

De hecho, una persona sana se relaciona con su hijo de esta manera. Su objetivo es que el niño se desarrolle lo mejor posible. Usualmente esto significa que el niño utilice sus propias capacidades. Pero cuando aquellos medios fallan, el padre inyecta amor inmerecido, o dinero inmerecido, etcétera, para mantener el proceso en marcha.

Tiferet no es por lo tanto un “compromiso”. Un compromiso no contempla una visión predominante de integración. Al contrario, cuando dos fuerzas están implacablemente trabadas en combate, una de ellas reduce gradualmente la presión para evitar la destrucción mutua. Tiferet en cambio, es una visión más profunda y unificadora, que le otorga a cada una su lugar correcto, para que no queden trabadas en combate.

Por eso tiferet significa “belleza”, porque la belleza siempre es alcanzada al integrar elementos. Blanco y negro son opuestos, su integración correcta crea la belleza. La belleza no convierte todo en gris, al contrario, la belleza integra a ambos, blanco y negro, creando profundidad.

Fuerza opositora a tiféret[editar]

en demonologia el Belfegor es la entidad que se opone a la acción de tiféret, se originó en Asiria como Baal-peor, el dios moabita con el cual los hebreos se apegaron al Shittim (Números 25:3), aunque su pecado era principalmente la pereza, era asociado al libertinaje y lujuria (orgías). Se le alababa en forma de fuego y se le describía en escrituras cabalísticas como El disputador, enemigo del sexto sephiroth: belleza (sephiroth de sendero en hebreo). Su trabajo consistía en esparcir discordia y guiar a los hombres hacia el mal a través de promesas de bienes terrenales.

en lo que es Qlifot es decir la sombra negativa del arbol de la vida en la Qlifot Golajab se manifiesta como un desequilibrio en la serveridad o fortaleza, Su nombre significa "los que queman con fuego", Gevurá es la sefirá de la restricción y la severidad, apartando lo innecesario en el cosmos, destruyendo lo malvado. Cuando Gevurá está fuera de balance se vuelve más destructiva, quema lo que no debería ser quemado. También si el equilibrio de tiféret es trastocado se manifiesta la acción del Qlifot Tagirion. Jesed y Gevurá a menudo trabajan en contra, y se debe permitir que el péndulo oscile entre las dos. Si el péndulo es forzado a quedarse quieto en la mitad, durante un exceso de Tiféret, entonces se sentirán dolores y tensiones indebidos, ya que las fuerzas no dan espacio para respirar. Por lo tanto Tiféret (la belleza) se convierte en Tagirion (la violencia).

No judías[editar]

Enlaces externos[editar]