The Sword in the Stone

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

The Sword in the Stone (La espada en la piedra en Hispanoamérica; Merlín el encantador en España) es una película estadounidense de animación de 1963 dirigida por Wolfgang Reitherman y producida por Walt Disney Productions. Es el decimoctavo largometraje animado en la serie de Disney, y la última animación estrenada en vida de Walt Disney.

La película se basa libremente en el libro homónimo de T. H. White y cuenta las aventuras del rey Arturo, antes de ser coronado rey, y su relación con el mago Merlín.

Argumento[editar]

La película comienza en el reino de Inglaterra con la muerte del rey, lo que llevó a sufrir el terror de vivir en una era oscura. De pronto, una luz de esperanza comenzó a brillar y desde un lugar de la ciudad de Londres apareció una espada clavada en una piedra. Esta tenía en la empuñadura un mensaje el cual auguraba una importante profecía: "Quien logre sacar esta espada de la piedra será proclamado por derecho Rey de Inglaterra". Desde el instante en que apareció la espada, muchos valientes caballeros y empoderados nobles intentaron sacarla de aquella piedra en donde se encontraba clavada, pero ninguno de ellos tuvieron éxito en sacarla, por lo que la legendaria espada poco a poco comenzó a caer en el olvido.

Algunos años más tarde, se presenta un muchacho huérfano de 12 años de edad llamado Arturo, quien en ese entonces sólo era conocido como "Grillo" y trabaja muy duro para ser un honorable escudero. Acompañando a su hermano adoptivo Kay, mayor que él, en un viaje de cacería, accidentalmente hace que pierda su flecha en el bosque. Grillo va a recuperar la flecha y cae en una casa extraña. Ahí conoce a Merlín, quien se denomina a sí mismo "el hechicero más poderoso de ese siglo", y a su búho Arquímedes, el cual tiene la capacidad de hablar y es sumamente inteligente. Merlín entonces le comenta a Grillo que él puede ver que tiene un gran futuro por delante del cual lo hará un hombre muy importante en la historia de la humanidad, y le anuncia que será su tutor a partir de ese momento. Decide irse a vivir a casa de Grillo; un castillo a cargo de Sir Héctor, uno de los caballeros del recién difunto rey. Sir Héctor no cree en la magia, y se niega permitir a Merlín vivir ahí para dar clases a Grillo. Entonces Merlín crea una "tormenta de nieve asistente", que persuade a Sir Héctor para que el mago se quede, aunque le da como habitación una torre vieja y decrépita con un sinnúmero de fugas; probablemente en un intento de que se fuera por decisión propia. Sir Pellinore, amigo y compañero caballero de Sir Héctor, llega con noticias sobre el torneo anual, una justa que se celebrará el día de Año Nuevo en Londres, solo que esta vez el ganador será coronado con el título de Rey de Inglaterra. Al escuchar estás noticias, Sir Héctor propone que Kay puede competir por el título, a pesar de la obvia ineptitud de este en las justas y la lucha con espada, así que lo nombran caballero.

Como primera lección, Merlín convierte a Grillo y a sí mismo en pez, pero casi son comidos por un lucio, finalmente siendo salvados por Arquímedes. Por llegar tarde a sus deberes, Grillo es enviado a la cocina como castigo. Merlín decide ayudarle y encanta todo en la cocina para que se limpie solo. Entonces, se lo lleva para enseñarle sobre la gravedad. Para esto se convierten en ardillas. Sin embargo, durante la lección se encuentran con dos ardillas hembras que se enamoran de ellos. Entonces Merlín pasa a enseñarle sobre las relaciones hombre-mujer/macho-hembra. Mientras, en el castillo, Sir Héctor se da cuenta de lo sucedido en la cocina y acusa a Merlín de brujería. Grillo trata de defender a Merlín pero por esa insubordinación sufrió un duro castigo, perdiendo el puesto de escudero de Kay. A pesar de eso, Merlín presiente que esto sería una gran oportunidad para transformar al muchacho en un hombre importante digno de su estirpe.

Para su tercera lección, Merlín trata de explicarle como vuelan las aves, pero Arquímedes se burla de él, por lo que Merlín le confiere la responsabilidad a éste para que lo enseñe. Transforma a Grillo en un gorrión y vuela junto con Arquímedes. Sin embargo, son atacados por un halcón. Debido a esto, Grillo cae por la chimenea de la casa de Madam Mim, una malvada bruja que utiliza el engaño y la magia negra en contraposición a la habilidad científica y la magia blanca de Merlín. Grillo le comenta que Merlín es el hechicero más poderoso, por lo que Madam Mim se transforma en gato y le comienza a perseguir, y cuando está a punto de atraparlo llega Merlín, quien es retado por Madam Mim a un duelo de magia para salvar a Grillo y demostrarle que la magia blanca es la mejor. Arquímedes explica que un duelo de magia es cuando dos magos se convierten en diferentes cosas y se intentan destruir el uno al otro.

Madam Mim pone las siguientes reglas: "1. Ni vegetales ni minerales, solo animales; 2. Ningún animal que no exista, como dragones pintos y otros; 3. Se prohíbe desaparecer". A lo cual Merlín agrega la última regla: "4. No hacer trampas." Comienza el duelo, y Madam Mim acaba haciendo trampa y desapareciendo. Los dos comienzan a transformarse en varios animales para atacarse el uno al otro. Madam Mim termina transformándose en un dragón morado, diciendo que no rompió las reglas comentando como escusa que no se mencionó nada de no convertirse en dragones de ese color. Ella termina atrapando a Merlín, pero él desaparece a su vista al convertirse en un microbio (Malagriptacopterosis). Gracias a esta última transformación de Merlín, Madam Mim comienza a tener manchas y sufre de fiebre, escalofríos y estornudos violentos. Abatida y enfadada por la derrota, Madam Mim termina enferma en su cama, pero Merlín le dice que no debe preocuparse porque recuperará su salud mientras tome mucho sol. Merlín, Arquímedes y Grillo regresan al castillo mientras Madam Mim grita que odia el sol, y habiendo aprendido Grillo la lección de que actuar con sabiduría es mayor poder que la propia magia.

Por la noche, en el castillo de Sir Héctor, se celebra una fiesta por la víspera del torneo en honor a Kay, quien está muy ansioso por convertirse en el Rey de Inglaterra; pero el nuevo escudero de Kay, Hobbs, se enferma, así que Sir Héctor restituye a Grillo su cargo como escudero, permitiéndole asistir al viaje rumbo a Londres. Grillo está tan emocionado y entusiasmado, a tal grado que se dispone a dar la noticia a Merlín; pero el mago al escucharlo, se siente muy decepcionado del muchacho y le reprocha el hecho de que todavía prefiera eso, en lugar de dedicarse a estudiar y enfocarse en su futuro. Con tristeza y frustración, Grillo explica que nunca podrá convertirse en ningún hombre importante debido a su condición de huérfano (condición que lo hace técnicamente un simple y corriente plebeyo) y entre lágrimas afirma que ser un escudero es la mejor posición que puede alcanzar. Incluso Arquímedes se conmueve al escuchar la cruda realidad en la que vive Grillo, lo que da a entender que el búho esta de acuerdo con lo sucedido. Pero esto sólo enfurece a Merlín, que sin saberlo lanza una inevitable blasfemia, la cual ha sido considerada como un hechizo muy mal habido, y a raíz de eso, se transporta a las Bermudas del siglo XX, dejando a Arquímedes y a Grillo totalmente confusos y abandonados a su suerte.

Sir Héctor, Kay, Sir Pellinore, Grillo y Arquímedes viajan a Londres para el torneo. Momentos antes del duelo de Kay, Grillo se da cuenta de que ha olvidado la espada de Kay en la posada, por lo que regresa corriendo. Sin embargo, la posada se encuentra cerrada, ya que todo ciudad se encuentra presente en el torneo. Para fortuna de ambos, Arquímedes observa que hay una espada clavada en una piedra en el aptio frente a la iglesia, que en realidad es la misma espada del que estaba al inicio de la historia y se la señala al muchacho para que la tome y se la lleve rápido al torneo. Cuando Grillo se acerca, para sorpresa de este, consigue sacar la espada de la piedra sin ningún tipo de problemas y decide correr rápido hacia el torneo, sin que este notara la profecía que esta escrita en la empuñadura de la misma.

Cuando vuelve con la espada y se la entrega a Kay, este le reclama que esa no es su espada, pero en eso Sir Héctor y el Barón Bart la revisan detenidamente y reconocen que se trata de la espada legendaria en la piedra, haciendo que el torneo se detenga por completo. Al principio nadie puede creer que sea la espada de la piedra por lo que le piden a Grillo que los lleve al lugar donde la había encontrado. Al llegar al lugar donde estaba se dan cuenta de que sí se trataba de la espada en la piedra y Sir Héctor clava de regreso en la roca y le piden a Grillo que la saque nuevamente para demostrar que dice la verdad, pero cuando justo va a intentarlo, rápidamente Kay lo aparta de su camino bajo el pretexto de que como Grillo ya la saco previamente, ahora cualquiera la puede sacar y esta dispuesto a apropiarse del título de Rey de Inglaterra por la fuerza. Pero justo cuando Kay intenta sacarla, rápidamente se da cuenta de que no puede sacarla, a lo que Sir Héctor decide darle una pequeña ayuda a Kay y luego poco a poco se van juntando más personas para sacarla, pero ninguno de los hombres presentes tiene éxito en sacarla de la piedra. Finalmente, el juez del torneo le dice a todos que se aparten y dejen que Grillo la saque, ya que estos quieren presenciar nuevamente ese suceso y le dan el turno a este, quien finalmente saca la espada por segunda vez con suma facilidad frente a todos los presentes, especialmente en frente de Sir Héctor y Kay, quienes están muy sorprendidos con lo que ha sucedido. Al comprobarse que la profecía es realmente cierta, Kay no tiene más remedio que admitir su derrota y tragarse su orgullo de pensar que su ambición de ser rey ha fracasado. Sir Héctor finalmente le pide perdón a Grillo por haberlo maltratado tanto durante todos esos años, restituyéndole al muchacho el nombre de Arturo y todos lo proclaman absoluto y legítimo Rey de Inglaterra, alabando y arrodillándose ante él.

Al final se puede observar cómo el nuevo rey Arturo se encuentra sentado en el trono real, comentando que esta muy aburrido de estar en la sala del trono y que él no quiere ser ningún tipo de rey y trata de escapar por la puerta de enfrente, pero al abrirla, todos le dan alabanzas diciendo: "¡Larga vida al rey Arturo!". Rápidamente, cierra la puerta e intenta salir por la puerta trasera, pero al abrirla nuevamente lo alaban diciendo: "¡Que viva el rey!". Así que Arturo comienza lamentarse y añorar la compañía de Merlín, el cual aparece con gafas de sol, camisa, bermudas, gorra y zapatillas. Arturo le pregunta que dónde ha estado y este le comenta que en las islas Bermudas y en el siglo XX.

Entonces Arquímedes le cuenta lo que sucedió a Merlín y este le dice que ese era el gran futuro que le había augurado: ser el rey Arturo junto a sus Caballeros de la Mesa Redonda. Entonces, Merlín le cuenta a su protegido que va a ser un personaje de leyenda, dando a entender que la Leyenda del rey Arturo está por comenzar.

Doblaje[editar]

El doblaje en español (1963) estuvo a cargo del mexicano Edmundo Santos. Este doblaje es usado y distribuido en todos los países de habla hispana.[cita requerida]

Producción[editar]

En 1939, Walt Disney obtuvo los derechos del film y los primeros storyboards se hicieron en 1949.[1]​ Pero no fue hasta 1960, tras finalizar 101 dálmatas cuando retomaron el proyecto.[2]​ Quizás debido al éxito de Camelot, en Broadway.[3]​ El otro proyecto de Disney era Chanticleer, una película sobre un pollo[4]​ que provocó discusiones dentro del equipo y fue descartada.[5]

El artista encargado de la película, Bill Peet, escribió en su autobiografía que él prefería escribir un guion en lugar de una serie de storyboards, ya que así lo requería la leyenda artúrica.[6]​ Walt recibió el primer borrador y le dijo que debía tener más contenido. En el segundo borrador, Peet engordó el guion con los aspectos más dramáticos de la historia.[6]

Para la voz de Merlín, Wolfgang Reitherman quería a alguien que sonase excéntrico pero no chalado. Karl Swenson fue contratado inicialmente para la voz del búho Arquímedes, pero finalmente se hizo con el papel de Merlín. A Rickie Sorensen, que iba a doblar al niño Arturo, le cambió la voz durante la producción,[7]​ lo que forzó al director a fichar a sus propios hijos para sustituirle.[8]

Banda Sonora[editar]

Título en Inglés Título en Español
"Higitus Figitus" "Forma de Empacar"
"That's What Makes the World Go Round" "Lo que al mundo da sabor"
"A Most Befuddling Thing" "Una Situación de Confusión"

Premios[editar]

Premios Óscar[editar]

Año Categoría Persona Resultado
1963 Oscar a la Mejor banda sonora - adaptada George Bruns Nominado

Referencias[editar]

  1. «The Sword in the Stone is Released». Disney D23. Disney.com. Archivado desde el original el 15 de febrero de 2016. Consultado el 30 de marzo de 2015. 
  2. Hill, Jim (31 de diciembre de 1999). «The "Chanticleer" Saga -- Part 2». Jim Hill Media. Consultado el 30 de marzo de 2015. 
  3. Beck, Jerry (28 de octubre de 2005). The Animated Movie Guide. Chicago Review Press. p. 262. ISBN 978-1556525919. Consultado el 30 de marzo de 2015. 
  4. Canemaker, John (21 de octubre de 1999). Paper Dreams: The Art And Artists Of Disney Storyboards. Disney Editions. p. 184. ISBN 978-0786863075. 
  5. Bill Peet (10 de mayo de 2012). «Seldom Re-Peeted: The Bill Peet Interview». Hogan's Valley. Entrevista con John Province (Bull Moose Publishing). Archivado desde el original el 3 de febrero de 2015. Consultado el 30 de marzo de 2015. 
  6. a b Peet, Bill (1989). Bill Peet: An Autobiography. Houghton Mifflin Harcourt. pp. 168–71. ISBN 978-0395689820. 
  7. Thomas, Bob (28 de diciembre de 1963). «Changing Voices a Problem». Evening Independent. Consultado el 5 de junio de 2016. 
  8. Hischak, Thomas (21 de septiembre de 2011). Disney Voice Actors: A Biographical Dictionary. McFarland & Company. p. 176. ISBN 978-0786462711. Consultado el 5 de junio de 2016. 

Enlaces externos[editar]