The Land Before Time

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

The Land Before Time (En busca del valle encantado en España y La tierra antes del tiempo en Hispanoamérica) es una película estadounidense de animación estrenada en Estados Unidos el 18 de noviembre de 1988, dirigida por Don Bluth, producida por Universal Studios, Amblin Entertainment y Lucasfilm, contando con Steven Spielberg, George Lucas, Kathleen Kennedy y Frank Marshall como productores ejecutivos. Es remarcable la banda sonora compuesta por James Horner (quien ya había trabajado previamente con Bluth en la musicalización de An American Tail), así como la interpretación del tema "If We Hold On Together", tema final de la película, por Diana Ross.

El éxito de la película generó toda una serie homónima de películas de animación, de la cual ésta es la única película que no es un musical.

Sinopsis[editar]

Se ambienta mucho tiempo atrás, millones de años antes de la existencia de los humanos, en nuestra misma Tierra, en el tiempo de los dinosaurios (en un posible período ficticio, debido a que distintas especies de distintos periodos coexisten en el mismo tiempo y entorno). Se presentó una enorme escasez de hojas, y manadas enteras de herbívoros se veían forzadas a realizar un agotador viaje hasta el legendario Gran Valle, un enorme y hermoso paraíso lleno de mucha vida que ha resistido esta escasez, en donde hay un montón de comida (distintos tipos de plantas) y agua; además de ser un refugio seguro de los depredadores. Sin embargo, existe una ley establecida entre todos los dinosaurios existentes: cada dinosaurio sólo trata con uno u otros de su misma especie (los cuales, en la película, son descritos por sus respectivas características físicas), nunca con uno de una especie diferente.

La trama gira en torno a Piecito (o Pie Pequeño), un pequeño Apatosaurus (conocido en la película como cuello-largo): el cual es la única (y última) cría de su manada, conformada únicamente por su madre, abuela y abuelo. Durante el trayecto del viaje y en sus primeros momentos de vida, la madre de Piecito comienza a enseñarle distintas lecciones a su hijo: como el valor que poseen las hojas estrellas, o la importancia de nunca perder la fe y la esperanza por muy complicadas que lleguen a ser las cosas.

Un día, Piecito decide alejarse de su familia para explorar los alrededores y seguir a un saltarín (Triadobatrachus). Mientras se divertía, Piecito se encuentra con Cera, una orgullosa y arrogante tres-cuernos (Triceratops) con la que tuvo un conflicto en su primer encuentro debido a que ella odia a los cuello-largos. De pronto, los dos pequeños dinosaurios son perseguidos por Diente-Agudo (o Diente-Filoso, un Tyrannosaurus rex), quien intenta a comérselos. La madre de Piecito, alertada por los gritos de éste último, aparece para intervenir desencadenando un fiero combate contra el depredador, quien la muerde fuertemente el cuello y la espalda. Piecito, su madre y Cera logran escapar, pero casi antes de terminar la pelea, un fuerte terremoto («la gran sacudida») divide la Tierra. Diente-Agudo cae al abismo mientras que algunos dinosaurios mueren también por la caída del abismo y otros por el impacto del terremoto, además de que manadas enteras quedan separadas por ambos lados, incluso Piecito se separó de sus abuelos y Cera de sus padres. Piecito encuentra a su madre moribunda (probablemente por las heridas causadas por mordidas de Diente-Agudo o por el impacto causado por el terremoto), quien en sus últimos momentos de vida le da indicaciones de como llegar Al Gran Valle, siguiendo el circulo brillante (el sol), más allá de la roca que tiene la forma de un cuello-largo. También ella le pide que sin importar lo que pase, por nada de este mundo, él nunca debía rendirse y que ella siempre lo va acompañar.

Piecito queda devastado y confundido tras perder al ser más querido de su vida, y ahora se hallaba sólo en medio de un peligroso mundo prehistórico sin la protección ni compañía de nadie. Mientras vagaba se encuentra con un viejo dinosaurio desconocido llamado Hocicos (posiblemente un Scolosaurus), quien lo consuela explicándole que nadie tuvo la culpa de esta tragedia ya que el ciclo de la vida solamente hace lo que debe hacer, y nadie tiene poder para cambiarlo. Hocicos, antes de continuar por su propio rumbo, también le dice que él y su madre jamás se van a separar (sobretodo si él recuerda las lecciones ella le enseñó), además de que debe afrontar a nuevos desafíos como el hambre. Piecito todavía se hallaba en medio de la depresión mientras seguía en su recorrido, hasta que encuentra una hoja estrella similar a una que su madre le había dado y escucha la voz de ella, pidiéndole que siga el camino que le indicó hasta El Gran Valle y no se rinda. Piecito eventualmente recapacita, y entiende que, aunque estaba sólo en medio de un lugar peligroso y no sabía como llegar hasta El Gran Valle, lo importante era mantener su rumbo hacia allá y encontrar a sus abuelos. Piecito se reencuentra con Cera, quien decidió atravesar el interior del abismo para hallar una forma de encontrar el camino hacia el otro lado para buscar a su familia, y no estaba dispuesta a aceptar la ayuda de un dinosaurio que no fuese un tres-cuernos. Sin embargo Picieto conoce a una inocente y tierna bocazas (Saurolophus) llamada Ducky (Patito) y a un volador (reptil volador Pterosaurio) que irónicamente no sabe volar llamado Petrie (pronúnciese «Petri»). Ellos también se habían separado de sus respectivas familias a causa del terremoto, y se hallaban tristes y desesperados. Al ver que ninguno se mostraba hostil con él ni entre ellos pese a sus respectivas diferencias físicas, Piecito los invita a que lo acompañen hasta El Gran Valle, alegando que tal vez ellos tendrían suerte de encontrarse allá con sus respectivas familias también y Patito y Petrie aceptan encantados. En tanto Cera, quien todavía se hallaba en el interior del abismo, encuentra el cuerpo de Diente-Agudo y comienza a jugar con el, hasta que descubre que solamente se hallaba inconsciente y lograr escapar antes de ser atrapada por el depredador. Mientras huía, Cera se encuentra con Piecito y los otros, a quienes les advierten de la amenaza del Tyrannosaurus, aunque de una manera exagerada alegando que ella valientemente "enfrentó" al monstruo. Mientras Petrie y Patito le creían todo lo que ella relataba, Piecito estaba convencido que Diente-Agudo no pudo haber sobrevivido a la caída. En una de sus actuaciones, Cera lanza accidentalmente a Patito hasta un nido abandonado. Allí descubre un huevo del que sale un cola-de-púas (Stegosaurus) mudo muy comelón y dormilón al que llama Spike (Púas) y lo invita a unirse al grupo.

Y así, se formó una extraña manada conformada por cinco pequeños dinosaurios de cinco diferentes especies, quienes decidieron hacer un lado sus respectivas diferencias e ignorar las normas establecidas por sus respectivos protectores para unirse con el fin de cumplir el mismo objetivo: reencontrarse con sus familias en El Gran Valle; enfrentando un complicado viaje lleno de los más temibles depredadores e innumerables desafíos, descubriendo nuevas lecciones de vida y la importancia de trabajar todos juntos en equipo.

Siguieron un pequeño arroyo (sabiendo que donde había agua tenía que haber comida) y encontraron un montón de árboles, a lo cual Cera alega con voz alta que ella logró encontrar El Gran Valle. Pero los gritos de Cera desencadenaron un terremoto, el cual resultaba ser una manada de otros cuellos-largos (Diplodocus) que bajaron y se comieron las hojas que habían en esos árboles, revelando que no era El Gran Valle. Aun así, el grupo decidió bajar a buscar si habría algo de sobras y por suerte encontraron un árbol mediano con hojas restantes; por lo que el grupo se unión para bajar las hojas del árbol (menos Cera, quien todavía mantenía su orgullo independiente). Aun así, esa misma noche, los satisfechos dinosaurios, incluida Cera, durmieron todos juntos al lado de Piecito en la huella gigante para protegerse del frío.

Al día siguiente, Cera, al percatarse de la presencia de Diente-Agudo, trató de alertar a los otros. Nadie hizo caso pero cuando el carnívoro estuvo a punto de atacarlos, el grupo (quien dejó atrás la hoja estrella de la madre de Piecito) consiguió escapar con vida, atravesando un pequeño agujero en medio de un muro de rocas. Cera inmediatamente no sólo le restriega en la cara Piecito que ella tenía la razón acerca de que Diente-Agudo seguía con vida, sino que también apunta que sus acciones fueron las que pusieron al grupo en peligro. En ese mismo momento, descubren la roca en forma de cuello-largo, indicando que se están acercando cada vez más al Gran Valle. Sin embargo, al subir por la montaña rocosa y llegar la cima, descubren que solamente hay tierra árida al otro lado. Cera se muestra mucho más terca que nunca y decide marcharse al que según es el camino más fácil, y cuando Piecito le explica que ese no era el camino correcto Cera comienza a mofarse de él y de su madre, lo que desencadena una violenta pelea entre el cuello-largo y la tres-cuernos. Al final, Piecito, harto de la actitud de Cera, permite que ella se vaya hacia la dirección equivocada. Pero Piecito se marcha todavía más enfadado al ver que el resto del grupo decidió abandonarlo para seguir a Cera. Aunque Cera permitió que el resto del grupo la acompañara, a ella solamente le importaba llegar lo más rápido posible al Gran Valle y reunirse con los suyos. Tanto así, que Cera no se atrevió a dar vuelta atrás cuando puso al resto del grupo en peligro. Patito y Púas se quedaron atrapados en un río de lava y Petrie en un pozo de brea. Piecito escuchó los gritos de sus amigos y llega justo a tiempo para rescatarlos. En tanto, Cera es atacada por unos pachycephalosaurus hasta que aparece un extraño monstruo lleno de brea que ahuyenta a los hostiles herbívoros. Cera grita de horror por ayuda cuando el monstruo la atrapa por la cola, hasta que el monstruo revela ser en realidad el resto del grupo. Mientras el resto del grupo se reía tras oír sus gritas, Cera se hallaba en el fondo avergonzada por sus actitudes y de tener que reconocer que ella estaba equivocada por el camino que tomó y asustada por estar en peligro sin contar la ayuda de sus amigos, por lo que decide abandonar al grupo con una gran tristeza en su corazón.

Mientras atravesaban un pequeño pero profundo lago, el grupo ubica a larga distancia y ocultos a Diente-Agudo, quien se hallaba escalando un pequeño monte. Piecito, harto de tener que estar todavía huyendo de él en cada encuentro que tienen, apunta que ha llegado la hora de que ellos se libren de su enemigo de una vez por todas; por lo que desarrolla un plan para a traerlo hasta el agua profunda, sabiendo que el no podría nadar con sus brazitos cortos. El plan inicia con Patito, quien serviría de carnada y logra atraer a Diento Agudo hasta el lago, a lo que Petrie da la señal para que Piecito y Púas comenzaran a empujar con todas sus fuerzas una enorme roca para que cayera encima del carnívoro hambriento. Mientras Petrie luchaba contra Diente-Agudo para salvar a Patito, éste finalmente lograría aprender a volar con ayuda involuntaria por parte del mismo T-Rex. Cuando el plan parecía que iba a fallar luego de que Diente-Agudo lograra alcanzarlos hasta la cima, una redimida Cera llega en ese momento para ayudar y todos empujan con todas sus fuerzas la roca, mandando a Diente-Agudo a su tan temido final; no sin que antes éste último lograra atrapar Petrie y se lo llevara consigo. Todo el grupo se deprime, en especial Patito, pensando que Petrie había muerto también, pero Petrie emerge de la superficie y llega hasta la cima para alcanzar a los otros, revelando que había sobrevivido y estaba bien.

Piecito se separa del resto del grupo y se encuentra con el espíritu de su madre, a quien le explica que hizo todo lo mejor pudo para obedecer a sus palabras pero que el camino se estaba poniendo más difícil, aceptando la derrota de que nunca encontraría El Gran Valle. El espíritu de la madre de Piecito comienza a marcharse, y éste la sigue, atravesando una cueva. Al salir por el otro lado de la cueva y hallarse en un entorno oscuro, el espíritu de la madre de Piecito ilumina todo el entorno, revelándole que se trataba realmente del Gran Valle. Piecito, asombrado por su descubrimiento, llama a sus amigos y todos (incluyendo a Cera) le dieron el crédito por haber logrado encontrar El Gran Valle; pero Piecito afirma que fueron todos ellos juntos quienes lo lograron. Al llegar y experimentar las maravillas y encantos que les habían relatado acerca del Gran Valle, todos ellos también lograron reunirse con sus respectivas familias: Patito volvió añ lado de sus padres y hermanas, quienes decidieron adoptar a Púas a pesar de no ser de su misma especie; Petrie puso muy orgullosa a su madre y hermanos al revelarles que finalmente aprendió a volar; Cera tuvo un feliz reencuentro con su padre en medio de una manada de tres-cuernos; y finalmente Piecito logró encontrar a su abuelo y abuela, quienes ahora lo criarían bajo su cuidado.

La escena final muestra al grupo reuniéndose en un monte para jugar en donde se abrazan. Esto dejaría en claro que aunque su viaje había concluido, su amistad sería eterna dando por olvidada la norma de no-aceptación entre especies eternamente. La historia de estos cinco dinosaurios y la moraleja que había transmitido pasaría en los recuerdos de las siguientes generaciones.

Reparto y doblaje[editar]

Personaje Voz en inglés
Bandera de Estados Unidos
Voz en español (Los Ángeles)
Bandera de Estados Unidos
Voz en español (México)
Bandera de México
Piecito Gabriel Damon Rigoberto Jiménez Matías Quintana
Cera Candace Hutson Wendy Elizabeth Torres Zoe Mora
Patito Judith Barsi (†) Laura Bustamante Jocelyn Robles
Petrie Will Ryan Javier Pontón Gerardo Reyero
Madre de Piecito Helen Shaver Guadalupe Romero (†) Reyna Alpides (†)
Señor Trescuernos, padre de Cera Burke Byrnes Rubén Trujillo
Abuelo de Piecito Bill Erwin N/D Gerardo Vasquez
Diente Agudo Frank Welker N/D
Púas Pat Hingle Willy Bran Ricardo Silva Elizondo
Narrador Alejandro Abdalah Nancy MacKenzie
Estudio de Doblaje Desconocido Intersound Candiani Dubbing Studios

Especies de dinosaurios que aparecen durante la película[editar]

Cabe señalar que la película tiene una inexactitud relacionada al periodo geológico de la Tierra en el que se desarrolla la trama, ya que los dinosaurios saurópodos gigantes y el Tyrannosaurus Rex no coexistieron durante el mismo, siendo los primeros pertenecientes al periodo Jurásico y el segundo al Cretácico.

Estrenos y títulos en otros idiomas[editar]

País Título Fecha de Estreno
Bandera de Estados Unidos Estados Unidos The Land Before Time 18 de noviembre de 1988
Bandera de Japón Japón リトルフット 18 de marzo de 1989
Bandera de Francia Francia Le Petit Dinosaure et la Vallée des merveilles 21 de junio de 1989
Bandera de Alemania Alemania Occidental En einem Land vor unserer Zeit 22 de noviembre de 1989
Bandera de Brasil Brasil Em Busca do Vale Encantado 22 de junio de 1989
Bandera de Reino Unido Reino Unido The Land Before Time 28 de julio de 1989
Bandera de Irlanda Irlanda The Land Before Time 28 de julio de 1989
Bandera de Portugal Portugal Em Busca do Vale Encantado 28 de julio de 1989
Bandera de Australia Australia The Land Before Time 21 de septiembre de 1989
Bandera de Dinamarca Dinamarca Landet para længe siden 13 de octubre de 1989
Bandera del Perú Perú Pie Pequeño en Busca del Valle Encantado diciembre de 1989
Bandera de Finlandia Finlandia Maa aikojen alussa 8 de diciembre de 1989
Bandera de Suecia Suecia Landet för längesedan 15 de diciembre de 1989
Bandera de Italia Italia Alla ricerca della valle incantata 24 de diciembre de 1989

Recepción y Críticas[editar]

The Land Before Time recaudó cerca de $ 7.5 millones durante su lanzamiento en Estados Unidos (un poco más que la anterior película de Don Bluth, An American Tail ), situándose en el primer lugar durante su semana de estreno. Con una recaudación de $ 48 millones en la taquilla de los EE. UU y más de $ 84 millones en todo el mundo, fue un éxito de taquilla. Esta película se estrenó en la misma fecha que la película de Disney Oliver & Company , a la cual superó considerablemente en recaudación internacional, más no a nivel nacional (Estados Unidos).

Según el sitio Rotten Tomatoes, la película goza de una aprobación de 70%, basada en 30 críticas,[1]​ mientras que Metacritic le da una calificación de 66, basada en 15 críticas, siendo en su mayoría favorables.[2]​ Por otro lado, IMDb le da una puntuación de 7.4/10, de un total de 69,368 críticas.[3]

Algunas reseñas comparan el estilo de la película al de las películas de Walt Disney de los años 40-50 (recordando que Don Bluth alguna vez fue un animador de dicha compañía).[4]​ Sobre esto mismo, la Motion Picture Guide 1989 Annual menciona el parentesco con la película de Walt Disney Bambi, como una versión prehistórica de la misma.[5]

Referencias[editar]

  1. «The Land Before Time - Movie Reviews». Rotten Tomatoes. Consultado el 29 de octubre de 2015. 
  2. Metacritic, "The Land Before Tie (1988)". Accessed July 19, 2017.
  3. IMDb, "[1]". Accessed June 20, 2018.
  4. Rea, Steven (18 de noviembre de 1988). «A Prehistoric Tale Of Adventure And Survival Of The Cutest». The Philadelphia Inquirer. 
  5. The Motion Picture Guide: 1989 Annual. Jenny Mueller (Editor), Jeffrey H. Wallenfeldt (Senior Editor), Jennifer Howe, Michaela Tuohy (Associate Editors), William Leahy (Editorial Director). Evanston, Illinois: Cinebooks, Inc. 1989. pp. 185-186. ISBN 0-933997-20-5. 

Enlaces externos[editar]