The Boring Company

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
The Boring Company
The Boring Company
The Boring Company Logo.svg
Tipo Privada
Industria Ingeniería geotécnica
Fundación 17 de diciembre de 2016
Fundador(es) Elon Musk
Sede Los Ángeles, California (Estados Unidos de América)
Personas clave Elon Musk
Steve Davis (Project Leader)
Productos Infraestructura
Sitio web boringcompany.com
[editar datos en Wikidata]
Elon Musk, fundador de la compañía, en 2015.

The Boring Company (La Compañía Tuneladora en inglés) es una compañía de excavación e infraestructuras fundada por Elon Musk a finales de 2016, después de mencionar primero la idea en su cuenta de Twitter.[1][2]​ Musk afirma que la dificultad con el tráfico de Los Ángeles y las limitaciones de una red de transporte en 2D fueron la inspiración para el proyecto.[3]

En febrero de 2017, la compañía comenzó cavando una zanja de prueba de 9 metros de ancho, 15 metros de largo y 4.5 metros de profundidad en las oficinas de SpaceX en Los Ángeles, debido a que la construcción en ese lugar no requiere de permisos.[1][4]

Según el propio Musk, el objetivo de la compañía es mejorar la velocidad de excavación lo suficiente para establecer una red subterránea de túneles que sea económicamente factible.[5][4]

"Si pensamos en túneles a 10, 20 o 30 capas de profundidad (o más), es obvio que construir en 3D hacia abajo abarcará las necesidades de transporte de cualquier ciudad independientemente del tamaño de la misma."

Elon Musk[6]

A finales de abril de 2017, la compañía empezó a utilizar una excavadora para iniciar la construcción de un túnel utilizable en SpaceX, tal como había anunciado Musk en marzo del mismo año.[7]

Sin embargo, el proyecto ha sido recibido con escepticismo, debido a que la construcción de túneles a menudo aumenta su costo un 32% y tarda un 22% más de lo esperado inicialmente por causa de multitud de problemas imprevistos durante la excavación.[1]

Elon Musk publicó un mensaje en Twitter afirmando que, si se vendían 50 000 gorras con el logotipo de la compañía, crearía un lanzallamas y lo pondría a la venta. Tras conseguirlo en Diciembre de 2017, puso a la venta 20 000 lanzallamas. Asimismo, aclaró que es posible su comercialización, ya que la llama que genera el producto no supera el límite para considerarse un lanzallamas. Por otra parte, puso a la venta un extintor adicional. Al cabo de unos días, se vendieron todas las unidades disponibles de ambos productos.[8][9][10]

Algunas aduanas aseguraban que no permitirían el envío del lanzallamas, y Elon Musk bromeó sobre cambiarle el nombre por "no es un lanzallamas" y "dispositivo de mejora de temperatura".

Cuestiones básicas sobre el proyecto[editar]

En la sección FAQ de la web oficial del proyecto, se detallan los principales conceptos que deben conocerse para comprender los recursos, métodos y técnicas que se están llevando a cabo para hacer realidad los objetivos del mismo.[11]

Ventajas de los túneles frente a otros métodos de descongestión de tráfico[editar]

  • Prácticamente, no existe un límite en cuanto a adición de niveles de túneles. Por tanto, se pueden añadir tantos como el crecimiento del tráfico lo requiera.
  • El clima externo no es un condicionante para este sistema de transporte.
  • Tanto la construcción como el funcionamiento de la infraestructura es silencioso e imperceptible desde la superficie.
  • Este sistema no produce divisiones ni barreras internas en las ciudades, a diferencia de los carriles de la superficie.

¿Por qué no se ha realizado antes un proyecto de túneles subterráneos de estas características?[editar]

Debido al alto coste de excavación de túneles. Algunos proyectos han llegado a costar alrededor de 1 000 millones de dólares. Para que la construcción de una red de túneles sea factible, el coste de excavación ha de reducirse en un factor de más de 10.

Métodos para reducir el coste de perforación de túneles[editar]

En primer lugar, es necesaria la reducción del diámetro del túnel. Siendo el estándar actual de unos 8.5 metros de diámetro para los túneles de un carril, añadir una plataforma eléctrica para transportar a los vehículos reduciría el diámetro a menos de 4.2 metros. Esto reduciría el coste alrededor de 3-4 veces.

En segundo lugar, se ha de incrementar la velocidad de la máquina de perforación de túneles (en adelante TBM por su denominación en inglés como Tunnel Boring Machine). Según la compañía, los métodos para aumentar la velocidad de la TBM son los siguientes:

  • Aumentar la potencia de la TBM introduciendo mejoras en los sistemas de refrigerado, se puede triplicar la potencia de la máquina.
  • Las actuales máquinas tuneladoras que operan en suelos suaves emplean la mitad del tiempo en perforar túneles y la otra mitad en construir las estructuras de soporte de los mismos, siendo este un proceso ineficiente. Esta tecnología puede ser modificada para llevar a cabo un tunelado constante.
  • Las tuneladoras de diámetros pequeños son automáticas, mientras que las máquinas grandes requieren de múltiples operarios. Por tanto, automatizando estas últimas, tanto la seguridad como la eficiencia se verán mejoradas.
  • Actualmente, las obras de construcción de túneles incluyen locomotoras diésel. Estas pueden ser reemplazadas por vehículos eléctricos.
  • En Estados Unidos, la inversión en I+D sobre la construcción de túneles (y en muchas otras formas de construcción) es prácticamente nula.Así pues, la industria de la construcción es una de los pocos sectores de la economía estadounidense que no ha mejorado us productividad en los últimos 50 años.

En caso de terremoto[editar]

Los túneles correctamente diseñados son uno de los lugares más seguros durante un terremoto. Desde la perspectiva de la seguridad estructural, el túnel se mueve uniformemente con el suelo, a diferencia de las estructuras de la superficie. Asimismo, gran parte de los daños causados por los terremotos son originados por la caída de escombros, evento que no sucede dentro de los túneles. Algunos ejemplos que confirman lo anterior:

Curiosidades que rodean al proyecto[editar]

  • A principios del año 2018, el estudiante español de 25 años Rodrigo Molina, de la Región de Murcia, fue uno de los 10 seleccionados para conducir una tuneladora de la compañía en Los Ángeles, en verano del mismo año. La selección fue realizada entre las 50 000 personas que adqurieron una gorra de la compañía.[12]

Referencias[editar]

  1. a b c Chafkin, Max (16 de febrero de 2017). «Elon Musk Is Really Boring». Bloomberg. Consultado el 16 de febrero de 2017. 
  2. Gajanan, Mahita (18 de diciembre de 2016). «Elon Musk’s Next Venture to Tackle Traffic Is Totally ‘Boring’». Fortune. Consultado el 17 de febrero de 2017. 
  3. Peyser, Eve (30 de enero de 2017). «Elon Musk on Digging Big-Ass Tunnel: 'We Have No Idea What We’re Doing'». Gizmodo. Consultado el 17 de febrero de 2017. 
  4. a b Heathman, Amelia. «Elon Musk's boring machine has already built a 'test trench' in LA». WIRED UK (en inglés británico). Consultado el 19 de febrero de 2017. 
  5. Thompson, Avery (16 de febrero de 2017). «Elon Musk Is Really Making a Boring Company». Popular Mechanics (en inglés). Consultado el 27 de abril de 2017. 
  6. «Elon Musk's Tunnel Under LA Is Already in Progress». Wired magazine. Consultado el 21 de marzo de 2017. 
  7. Galeon,Dom (March 24, 2017) Elon Musk: We Start Digging the Tunnel Under L.A. Next Month
  8. «El nuevo gran éxito comercial de Elon Musk: un lanzallamas». ELMUNDO. Consultado el 9 de febrero de 2018. 
  9. Cano, Rosa Jiménez (31 de enero de 2018). «Un lanzallamas, el último invento de Elon Musk». El País. ISSN 1134-6582. Consultado el 9 de febrero de 2018. 
  10. «Elon Musk ha fabricado estos lanzallamas y ya ha recaudado dos millones de dólares». La Vanguardia. Consultado el 9 de febrero de 2018. 
  11. «FAQ-The Boring Company». The Boring Company (en inglés). Consultado el 21 de febrero de 2018. 
  12. Sergio Conesa (19 de enero de 2018). «Un murciano gana un sorteo de Elon Musk para conducir una tuneladora en Los Ángeles». La Verdad. Murcia. Consultado el 21 de febrero de 2018.