Thamnophilidae

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Symbol question.svg
 
Thamnophilidae
Barred Antshrike - Panama H8O3027 (16615813747).jpg
Thamnophilus doliatus, macho.
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Passeriformes
Suborden: Tyranni
Infraorden: Tyrannides
Parvorden: Furnariida
Superfamilia: Thamnophiloidea[1]
Familia: Thamnophilidae
Swainson, 1824[2]
Distribución
Distribución de la familia
Distribución de la familia
Géneros
[editar datos en Wikidata]

Los tamnofílidos (Thamnophilidae) son una familia de aves paseriformes perteneciente al parvorden Furnariida que agrupa a aproximadamente 234 especies, en alrededor de 61 géneros, de distribución geográfica neotropical, que habitan en los bosques y selvas tropicales y subtropicales de América Central y América del Sur, principalmente de baja altitud. Son conocidas por los nombres comunes de hormigueros, hormigueritos, bataráes, bataritos, tiluchíes y ojodefuegos,[3]​ entre otros.

Los tamnofílidos son, en general, aves pequeñas con alas redondeadas y piernas fuertes. Los colores predominantes del plumaje son el gris, negro, blanco y castaño. Exhiben dimorfismo sexual en el patrón de colorido del plumaje. Algunas especies comunican alertas al exponer parches blancos normalmente ocultos, en el dorso o en los hombros. La mayoría tiene picos fuertes, que en muchas especies termina en forma de gancho.

La mayoría de las especies habita en selvas, aunque unas pocas son encontradas en otros hábitats. La mayor parte de su dieta consiste de insectos y otros artrópodos, aunque ocasionalmente se alimentan también de pequeños vertebrados. La mayoría forrajea en el sotobosque y en el estrato medio de la selva, aunque unas pocas prefieren el dosel, y otras pocas el suelo. Muchas se juntan a bandadas mixtas de alimentación, y algunas de ellas son especies líderes de estas bandadas. Unas dos decenas de especies son seguidoras especializadas de columnas de hormigas guerreras para alimentarse de los pequeños invertebrados espantados por estas columnas, y muchas otras se alimentan de este modo de forma oportunista.

Los tamnofílidos son monógamos, forman pareja para toda la vida, y defienden su territorio. Generalmente depositan dos huevos en un nido que puede estar suspendido de una rama o soportado por una rama, o en el suelo. Ambos sexos dividen las tareas de la incubación y de cuidar y alimentar a las crías. Una vez que empluman, cada padre cuida exclusivamente de un polluelo.

Alrededor de 31 especies están amenazadas de extinción como resultado de las actividades humanas. Los tamnofílidos no son objeto de caza o de comercio de mascotas. La principal amenaza proviene de la destrucción de su ambiente, que causa fragmentación y degradación y una creciente predación de sus nidos en los fragmentos de hábitat.

Índice

Características morfológicas[editar]

Myrmotherula brachyura, el menor tamnofílido.
Batara cinerea, el mayor tamnofílido.

Los miembros esta familia son un grupo grande y diversificado de pájaros de talla pequeña a mediana, midiendo entre 7,5 a 34 cm. Los menores de la familia son los hormigueritos pigmeo (Myrmotherula brachyura) y de Griscom (Myrmotherula ignota), que miden entre 7,5 y 8 cm y pesan entre 6 y 8 g[4]​ y el mayor es el batará gigante (Batara cinerea), que mide entre 27 y 34 cm y pesa entre 100 y 155 g.[5]​ El patrón de plumaje es generalmente bastante distintivo, lo que facilita su identificación al ser bien visualizados. Diferentemente de las especies de las familias Grallariidae y Formicariidae, las aves de la presente familia de forma general exhiben un notable dimorfismo sexual.[6]​ El patrón de plumaje es modesto y generalmente desvaído; los colores predominantes son el blanco y el negro o gris en los machos y la asociación de estos colores con el castaño o el ocre, principalmente en el plumaje de las hembras y de los machos jóvenes.[7]​ Muchas especies tienen un parche de plumas blancas (a veces de otro color) en el dorso (conocido como parche interescapular), en los hombros o debajo de las alas. Normalmente, este parche está oculto por las plumas oscuras del dorso, pero cuando el ave se excita o se alarma, estas plumas pueden ser erizadas para exhibir el parche blanco.[8]​ Generalmente tienen las alas cortas y patas fuertes. Suelen tener la cola corta. El pico, proporcionalmente largo, es ganchudo en algunas especies. Con el objetivo de explorar determinados biotópos del sotobosque, rico en perchas verticales y pobre en perchas horizontales, muchas especies desarrollaron dedos con estructura sindáctila, o sea, el segundo y tercer dedos son unidos en la base, haciendo al conjunto más reforzado, lo que auxilia a estas especies a capturar presas desde dichas perchas verticales.[7]

Comportamiento[editar]

La mayoría de las especies prefiere el denso sotobosque de selvas y bosques tropicales y subtropicales y tienden a ser inquietos y de movimientos rápidos, lo que en muchos casos dificulta su observación.[6]​ Ocupan prácticamente todos los nichos que una selva puede ofrecer a un pájaro insectívoro, desde el sotobosque hasta las copas, habiendo especies simpátricas perteneciendo a un mismo género, pero cada una forrajeando en un estrato diferente de la vegetación, como ocurre con los Myrmotherula o con los Dysithamnus. Este fenómeno solo es posible debido a la amplia biodiversidad de las selvas neotropicales, tanto es que apenas recientemente los ornitólogos esbozaron los primeros trazos de patrones de comportamiento tan complejos cuanto interesantes en pájaros neotropicales.[7]

Alimentación[editar]

En general se alimentan de insectos, que capturan en el suelo o cerca de él. Algunas especies se han especializado en seguir a las columnas de hormigas legionarias (Eciton o Labidus) para cazar los pequeños invertebrados que huyen de las hormigas. A pesar de su nombre popular: «hormigueros», raramente un tamnofílido seguidor de hormigas devora uno de estos himenópteros.[6]​ Las complejas interacciones que envuelven a los pájaros seguidores de regueros de hormigas, fueron objeto de estudio por los científicos durante décadas, como los Formicariidae, Dendrocolaptidae, Furnariidae y Thraupidae entre otros, y hasta de pájaros africanos seguidores de hormigas.[7][9]

Reproducción[editar]

Los tamnofílidos son monógamos, forman pareja para toda la vida, y defienden su territorio. Generalmente depositan dos huevos en un nido que puede estar suspendido de una rama o soportado por una rama, o en un montículo en el suelo. Ambos sexos dividen las tareas de la incubación y de cuidar y alimentar a las crías. Una vez que empluman, cada padre cuida exclusivamente de un polluelo.[10]

Vocalización[editar]

Los cantos de los tamnofílidos son generalmente sonoros y fácilmente reconocibles y frecuentemente llaman la atención.[6]​ Generalmente se componen de notas simples, repetidas y descomplicadas. Esta familia es uno de los subóscinos del suborden Tyranni) que tiene la siringe más simple que otras aves canoras.[10]

Distribución y hábitat[editar]

El sotobosque de la selva amazónica en Loreto, Perú, uno de los ambientes preferidos de los tamnofílidos.

Las especies de esta familia se distribuyen desde el este de México, por América Central y del Sur hasta el norte de Argentina, muy pocas especies hasta Uruguay y el centro este de Argentina; por el oeste, a partir del norte de Perú, están ausentes a occidente de los Andes.[11]​ Encuentran su mayor diversidad en las selvas húmedas de baja altitud de la cuenca amazónica y de la Mata Atlántica, donde prefieren el denso sotobosque. Unos pocas especies se distribuyen en regiones andinas o en hábitats más abiertos como caatingas y sabanas.[6]

Estado de conservación[editar]

El hormiguerito de Sincorá, especie amenazada de extinción.
El hormiguero esbelto, especie amenazada de extinción.

De acuerdo con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), la situación de conservación en el mes de octubre de 2017, de las 234 especies abajo listadas, es la siguiente:[12]

Sistemática[editar]

Por mucho tiempo, esta familia estuvo incluida en Formicariidae, como la subfamilia Thamnophilinae, pero fue separada siguiendo a diversos autores, entre los cuales Sibley & Ahlquist (1990), debido al reconocimiento de diferencias en la estructura del esternón y de la siringe y a los estudios de hibridación de ADN-ADN de la Taxonomía de Sibley-Ahlquist.[13][14]

Datos genéticos más recientes, como Irestedt et al (2002), Chesser (2004) y Moyle et al (2009) corroboraron estos resultados.[15][16][17]

Dentro de la familia Thamnophilidae, se ha demostrado, como estudiado por Irestedt et al (2004), Brumfield et al (2007), Moyle et al (2009) e Isler et al (2013), que la secuencia actual de géneros no refleja las relaciones filogenéticas.[18][19][17][20]

Ohlson et al (2013) propusieron dividir la familia en tres subfamilias: Euchrepomidinae, Myrmornithinae y Thamnophilinae, esta última dividida en cinco tribus. El Comité de Clasificación de Sudamérica (SACC) aguarda urgentemente una propuesta para modificar la actual secuencia filogenética de los géneros, para reflejar los datos recientes.[21]

La familia Thamnophilidae contiene diversos géneros que comprenden un gran número de especies, así como un número considerable de géneros pequeños o monotípicos. Los estudios más recientes también concluyeron que algunas especies, principalmente en Myrmotherula y Myrmeciza, deberían ser asignadas a géneros diferentes. El resultado fue que Myrmotherula fue dividido en cuatro géneros[22][23][24]​ y Myrmeciza en 12 géneros.[20]

Cladograma propuesto para el parvorden Furnariida[editar]

De acuerdo a la clasificación propuesta por Ohlson et al (2013), así se ubica la presente familia:[1]

Parvorden Furnariida 
Superfamilia Thamnophiloidea 

Melanopareiidae



Conopophagidae


 Thamnophilidae 

Euchrepomidinae: Euchrepomis



Myrmornithinae: Myrmornis, Pygiptila, Thamnistes


 Thamnophilinae 

Microrhopiini: Myrmorchilus, Myrmophylax, Ammonastes, Microrhopias, Neoctantes, Epinecrophylla, Clytoctantes (prov.)



Formicivorini: Formicivora, Myrmochanes, Terenura, Myrmotherula



Thamnophilini: Dichrozona, Rhopias, Isleria, Thamnomanes, Megastictus, Dysithamnus, Herpsilochmus, Cymbilaimus, Taraba, Hypoedaleus, Batara, Mackenziaena, Frederickena, Sakesphorus, Thamnophilus, Biatas (prov.), Xenornis (prov.)



Pyriglenini: Sclateria, Myrmelastes, Hypocnemoides, Hylophylax, Poliocrania, Sipia, Ampelornis, Myrmoborus, Pyriglena, Gymnocichla, Percnostola, Akletos, Hafferia, Myrmoderus, Sciaphylax



Pithyini: Cercomacra, Cercomacroides, Drymophila, Hypocnemis, Willisornis, Pithys, Phaenostictus, Phlegopsis, Gymnopithys, Rhegmatorhina



Aprositornis



Rhopornis



Myrmeciza






Superfamilia Furnarioidea 

Grallariidae



Rhinocryptidae



Formicariidae



Scleruridae



Dendrocolaptidae



Xenopidae



Furnariidae





Lista sistemática de géneros y especies[editar]

Según las clasificaciones del Congreso Ornitológico Internacional (IOC, Versión 7.3, 2017)[25]​ y Clements Checklist v.2016,[11]​ la familia agrupa a los siguientes géneros y especies, con las diferencias taxonómicas entre dichas clasificaciones comentadas en Notas taxonómicas, así como también de las clasificaciones Aves del Mundo (HBW) y Birdlife International (BLI). Los taxones para los cuales no hay completo acuerdo sobre su categoría de especie plena o de subespecie, exhiben el nombre de la nominal entre paréntesis. Los nombres en español son los adoptados por la Sociedad Española de Ornitología (SEO),[3]​ excepto aquellos entre paréntesis, que son los atribuidos por Aves del Mundo.[10]

Género Euchrepomis[editar]

[nota 1][26][19][17]

Género Cymbilaimus[editar]

Género Hypoedaleus[editar]

Hypoedaleus guttatus

Género Batara[editar]

Género Mackenziaena[editar]

Mackenziaena leachii

Género Frederickena[editar]

Género Taraba[editar]

Género Sakesphorus[editar]

Género Biatas[editar]

Género Thamnophilus[editar]

Thamnophilus caerulescens
Thamnophilus torquatus
Thamnophilus multistriatus

Género Rhopias[editar]

Rhopias gularis

Género Megastictus[editar]

Género Neoctantes[editar]

Género Clytoctantes[editar]

Género Thamnistes[editar]

Género Dysithamnus[editar]

Dysithamnus stictothorax

Género Thamnomanes[editar]

Thamnomanes schistogynus

Género Xenornis[editar]

Género Isleria[editar]

[nota 10][23]

Género Pygiptila[editar]

Pygiptila stellaris

Género Epinecrophylla[editar]

Epinecrophylla ornata

[nota 11]​.[22]

Género Myrmotherula[editar]

Myrmotherula multostriata
Myrmotherula unicolor
Myrmotherula assimilis

[nota 16][38]

Género Dichrozona[editar]

Género Myrmorchilus[editar]

Mymorchilus strigilatus

Género Herpsilochmus[editar]

Herpsilochmus longirostris

Género Microrhopias[editar]

Género Formicivora[editar]

Formicivora rufa

Género Stymphalornis[editar]

[nota 24][42][43]

Género Drymophila[editar]

Drymophila rubricollis

Género Hypocnemis[editar]

Hypocnemis peruviana

[nota 26][46]

Género Terenura[editar]

Terenura maculata

Género Cercomacroides[editar]

[nota 27]​.[47][25]

Género Cercomacra[editar]

Cercomacra ferdinandi

Género Pyriglena[editar]

Pyriglena leucoptera

Género Rhopornis[editar]

Género Myrmoborus[editar]

Myrmoborus myotherinus

Género Hypocnemoides[editar]

Hypocnemoides maculicauda

Género Myrmochanes[editar]

Género Gymnocichla[editar]

Género Sclateria[editar]

Género Percnostola[editar]

Percnostola lophotes

Género Myrmelastes[editar]

Myrmelastes hyperythrus

[nota 30][20]

Género Myrmeciza[editar]

Myrmeciza longipes

[nota 31][17][20]

Género Poliocrania[editar]

Género Ampelornis[editar]

Género Sipia[editar]

Sipia laemosticta

Género Sciaphylax[editar]

Sciaphylax hemimelaena

Género Myrmoderus[editar]

Myrmoderus squamosus

Género Akletos[editar]

Género Hafferia[editar]

Hafferia immaculata

Género Aprositornis[editar]

Género Myrmophylax[editar]

Género Ammonastes[editar]

Género Myrmornis[editar]

Género Pithys[editar]

Pithys albifrons

Género Gymnopithys[editar]

Gymnopithys leucaspis

Género Rhegmatorhina[editar]

Rhegmatorhina melanosticta

Género Hylophylax[editar]

Género Willisornis[editar]

Willisornis vidua

[nota 36][19][53]

Género Phlegopsis[editar]

Phaenostictus mcleannani

Género Phaenostictus[editar]

Notas taxonómicas[editar]

  1. Los trabajos de Brumfield et al. (2007) y Moyle et al. (2009) ya indicaban que el género Terenura estaba hermanado con todo el resto de la familia Thamnophilidae, o sea, era basal a la familia. Los estudios de filogenia molecular de Bravo et al. (2012) comprobaron que Terenura era polifilético y que las cuatro especies andino-amazónicas no estaban ni cercanamente emparentadas con la especie tipo del género, Terenura maculata. Más allá, demostraron que estas cuatro especies no estaban particularmente relacionadas con ningún otro tamnofílido y que representaban un clado hermanado con todos los otros miembros de la familia. Como no había ningún otro nombre de género disponible para este linaje previamente no detectado dentro de la familia, los autores describieron el género Euchrepomis para albergar las cuatro especies y la subfamilia Euchrepomidinae exclusiva para el género.
  2. La subespecie Sakesphorus canadensis pulchellus es reconocida como especie plena por algunos autores, como HBW y BLI, sobre la base de diferencias morfológicas y de vocalización.
  3. La subespecie Thamnophilus doliatus capistratus fue reconocida como especie plena por el Comité Brasileño de Registros Ornitológicos (CBRO), siguiendo a Assis et al (2007), lo que no fue reconocido por otras clasificaciones.
  4. El grupo andino de subespecies Thamnophilus ruficapillus subfasciatus es considerado como especie plena por algunos autores, como HBW y BLI, con base en diferencias morfológicas.
  5. Las especies Thamnophilus bernardi, T. melanonotus y T. melanothorax ya fueron situadas en el género Sakesphorus, pero fueron transferidas a Thamnophilus de acuerdo con los estudios de filogenia molecular de Brumfield & Edwards 2007, que confirmaron que Sakesphorus era polifilético.
  6. La subespecie Thamnophilus bernardi shumbae, del noreste de Perú, es considerada como especie plena por algunos autores, como HBW y BLI, con base en diferencias morfológicas y de vocalización.
  7. Rhopias gularis fue separada de Myrmotherula en un género propio resucitado de acuerdo con los datos genéticos y morfológicos presentados por Belmonte-Lopes et al. (2012), que encontraron que no está cercanamente emparentada con ninguna especie del entonces complejo Myrmotherula.
  8. El grupo de subespecies andinas Thamnistes anabatinus aequatorialis es considerado como especie plena por algunos autores, como HBW y BLI, con base en diferencias morfológicas y de vocalización.
  9. La especie Dysithamnus leucostictus era tratada como conespecífica con el geográficamente distante D. plumbeus, pero Isler et al. (2008) suministraron evidencias, principalmente vocales, para la separación de las mismas.
  10. Los resultados de análisis de filogenia molecular densamente ejemplificados de la familia Thamnophilidae, realizados por Bravo et al (2012), confirmaron que las entonces especies Myrmotherula guttata y M. hauxwelli eran solamemente parientes distantes de otras especies de Myrmotherula. Para su separación fue descrito el género Isleria.
  11. Diversos autores sugirieron que el género Myrmotherula no era monofilético, uno de los grupos que fueron identificados como diferente del Myrmotherula verdadero fue el «grupo haematonota», cuyos miembros comparten similaridades de plumaje, de hábitos de alimentación y de vocalización. Finalmente, análisis filogenéticos de la familia conducidos por Isler et al. (2006), incluyendo 6 especies del grupo haematonota y más 12 de Myrmotherula, encontraron que los dos grupos no estaban hermanados. Para aquel grupo fue descrito el género Epinecrophylla
  12. Las especies Epinecrophylla pyrrhonota y E. amazonica fueron separadas de E. haematonota siguiendo a Whitney et al. (2013) con base en análisis de filogenia molecular, morfología y vocalización.
  13. La subespecie Epinecrophylla amazonica dentei fue descrita como especie plena y así reconocida por el Comité Brasileño de Registros Ornitológicos (CBRO), siguiendo a Whitney et al (2013), lo que no fue reconocido por otras clasificaciones.
  14. Las especies Epinecrophylla pyrrhonota y E. fjeldsaai son consideradas como subespecies de Epinecrophylla haematonota por autores más recientes, como HBW y BLI, con base en la similaridad de vocalización y poca diferencia de plumaje. Los análisis genéticos, sin embargo, muestran que pyrrhonota sería realmente diferente, pero no así fjeldsaai.
  15. La subespecie Epinecrophylla ornata hoffmannsi, del sureste de la Amazonia brasileña, es considerada como especie separada por algunos autores, como HBW y BLI, con base en varias diferencias morfológicas tanto del macho como de la hembra y a ligeras diferencias de vocalización.
  16. A pesar de las recientes separaciones de especies, según los estudios de Bravo et al. (2014), el género Myrmotherula permanece polifilético. Se pueden distinguir dos clados bien diferentes: primero, el grupo de los «hormigueritos estriados», segundo, el grupo de los «hormigueritos grises/pizarrosos» y finalmente, resta Myrmotherula assimilis, con relaciones inciertas y que no estaría emparentada con ningún otro dentro del género.
  17. La subespecie Myrmotherula axillaris luctuosa es reconocida como especie separada por el IOC, HBW y BLI y como subespecie por Clements.
  18. El taxón Myrmotherula oreni fue recientemente descrito por Miranda et al. (2013), y reconocida por el CBRO como especie plena, mientras las otras clasificaciones la tratan como la subespecie M. iheringi oreni
  19. La subespecie Myrmotherula iheringi heteroptera es considerada como especie plena por el CBRO, siguiendo a Miranda et al. (2013), mientras las otras clasificaciones continúan a tratarla como subespecie.
  20. La especie Myrmotherula fluminensis es conocida apenas por la especie tipo y se sospecha que sea un híbrido entre M. axillaris y M. unicolor, por lo tanto una especie inválida.
  21. El grupo de subespecies Herpsilochmus rufimarginatus scapularis es considerado como especie plena por algunos autores, como HBW y BLI, con base en diferencias morfológicas y de vocalización.
  22. El grupo de subespecies Formicivora grisea intermedia, del norte de Sudamérica, es considerado como especie plena por el IOC, HBW y BLI con base en diferencias morfológicas y de vocalización.
  23. La especie Formicivora littoralis es considerada como la subespecie F. serrana littoralis por el IOC, HBW y BLI, debido a la falta de caracteres diagnósticos y de diferencias significativas de vocalización.
  24. El género Stymphalornis probablemente debería ser transferido a Formicivora ya que puede estar más próximamente relacionada con F. rufa y F. grisea que éstas dos con los otros miembros del género. HBW y BLI consideran a las dos especies del género (S. acutirostris y la recientemente descrita S. paludicola) como especies separadas y perteneciendo al género Formicivora.
  25. La distribución geográfica de Drymophila caudata se extendía desde las montañas de Paria en Venezuela hacia el sur a lo largo de la cordillera de los Andes hasta el norte de Bolivia, conformando un patrón de distribución geográfico y altitudinal único en los Thamnophilidae. La variación en el plumaje entre la mayoría de las poblaciones no es obvia y a pesar de que ocho subespecies han sido descritas, la mitad han sido invalidadas. Los estudios de Isler et al. (2012), utilizando genética molecular, diferencias de vocalización y ecología de las diferentes poblaciones revelaron un nivel considerable de diversificación, suficiente para el reconocimiento de cuatro especies, tres de ellas, D. caudata, D. klagesi y D. hellmayri restringidas a las montañas del norte y una, D. striaticeps, ampliamente distribuida a lo largo de los Andes desde el noroeste de Colombia hasta Bolivia.
  26. Tradicionalmente se ha considerado al género Hypocnemis como formado por dos únicas especies: H. cantator y H. hypoxantha, pero recientes descubrimientos, a partir de los estudios de Isler et al. (2007), con base principalmente en las diferencias de vocalización, pero también de plumaje, han elevado las cinco anteriormente subspecies de cantator: flavescens, peruviana, subflava, ochrogyna y striata, a la categoría de especies plenas.
  27. Un amplio estudio filogenético molecular de la familia Thamnophilidae realizado pot Tello et al. (2014), indicó que el ampliamente difundido género neotropical Cercomacra era polifilético, compuesto de dos clados no directamente hermanados entre si: el «clado nigricans» y el «clado tyrannina». Como no había un nombre disponible para designar al «clado tyrannina», fue propuesto el nuevo nombre Cercomacroides. El IOC, versión 7.3 todavía no ha implementado esta modificación.
  28. La especie Cercomacroides fuscicauda, que era tratado como subespecie, fue recientemente separado de C. nigrescens con base en las diferencias de vocalización del macho y de plumaje de la hembra, evidenciadas por Mayer et al. (2014).
  29. Estudios taxonómicos recientes indicaron claramente que la especie Percnostola lophotes estaría más cercana al género Myrmoborus, confirmado también por características morfológicas y comportamentales. HBW y BLI la consideran como Myrmoborus lophotes.
  30. Las especies de Myrmelastes, con excepción de M. hyperythrus, estaban antes agrupadas en el género Schistocichla. En relación a la entonces Myrmeciza hyperythra, Isler et al. 2013 demostraron que se encontraba agrupada dentro del grupo de especies que entonces formaban el género Schistocichla. Para resolver esta cuestión taxonómica, propusieron agrupar M. hypeythra y Schistocichla en el género resucitado Myrmelastes.
  31. La historia del género Myrmeciza se caracteriza por décadas de controversias e incertezas. Autores más recientes expresaron dudas consistentes en relación a la monofilia del grupo, pero no había ninguna revisión disponible que realmente lo comprobase. El estudio de Isler et al. 2013 presentó resultados de filogenia molecular de un denso conjunto de taxones de la familia Thamnophilidae (218 de 224 especies). Estos datos suministraron un fuerte soporte a la tesis de que Myrmeciza no era monofilético y que sus miembros están distribuidos en tres de las cinco tribus de la subfamilia Thamnophilinae propuestas por Moyle et al. 2009.También se compararon las características morfológicas, comportamentales y ecológicas de las especies de Myrmeciza con sus parientes próximos dentro de cada tribu, con el objetivo de determinar los límites genéricos. Como resultado de estos análisis, los autores propusieron que las especies entonces situadas en Myrmeciza fueran reasignadas al propio género y a otros once, cinco de los cuales fueron resucitados: Akletos, Myrmelastes, Myrmoderus, Myrmophylax y Sipia, y seis de los cuales fueron descritos por primera vez: Ammonastes, Ampelornis, Aprositornis, Hafferia, Poliocrania, y Sciaphylax. El IOC todavía no ha adoptado estos profundos cambios taxonómicos.
  32. La subespecie Poliocrania exsul maculifer es considerada como especie plena por HBW y BLI, con base en diferencias morfológicas y a pesar de reconocer que las vocalizaciones son idénticas.
  33. La subespecie Myrmornis torquata stictoptera, de América Central y extremo noroeste de Colombia, es considerada como especie plena por HBW y BLI, con base en diferencias de morfología, mayormente de plumaje, y de vocalización.
  34. La especie transandina Gymnopithys bicolor era tratada anteriormente como la subespecie G. leucaspis bicolor, pero los estudios genéticos indicaron que se trataba de una especie separada.
  35. Las especies Gymnopithys salvini y G. lunulatus se diferencian de las otras del género por el dimorfismo sexual del plumaje, la ausencia del anillo periorbital de piel desnuda, el plumaje predominantemente gris y no pardo de los machos y las colas bien marcadas de las hembras; los estudios de Isler et al (2014) proponen la separación de estas dos especies en un nuevo género Oneillornis, lo que ya fue reconocido por HBW y BLI.
  36. La especie Willisornis poecilinotus (incluyendo W. vidua como subespecie) ya estuvo incluida en el género Hylophylax, pero los estudios de Brumfield et al (2007) demostraron que su inclusión dejaría al género polifilético, y propusieron separarla en un género resucitado Dichropogon. Sin embargo, Agne & Pacheco (2007), hicieron notar que Dichropogon estaba pre-ocupado por un género de moscas asílidas, y propusieron un nuevo género Willisornis.
  37. Los estudios de Isler & Whitney (2011) presentaron evidencias, principalmente de vocalización, de que la entonces subespecie Willisornis poecilinotus vidua merecía ser separada como especie plena (incluyendo al taxón nigrigula).
  38. La subespecie Willisornis vidua nigrigula es considerada como especie separada por algunas clasificaciones, como HBW y BLI, con base en las diferencias morfológicas presentadas por Isler & Whitney (2011).
  39. La especie Phlegopsis borbae ya estuvo separada en un género monotípico Skutchia con base en las diferencias de plumaje, pero los estudios genéticos han establecido que siga siendo considerada dentro del género Phlegopsis.

Referencias[editar]

  1. a b Ohlson, J. I., Irestedt, M., Ericson, P.G.P. & Fjeldså, J. (2013). «Phylogeny and classification of the New World suboscines (Aves, Passeriformes).». Zootaxa (3613): 1-35. ISSN 1175-5326. doi:10.11646/zootaxa.3613.1.1. 
  2. Swainson, W., 1824. Thamnophilinae, descripción original p.296 en: «An Inquiry into the Natural Affinites of the Lanidae, or Shrikes; preceded by some Observations on the present state of Ornithology in this Country.» Zoological Journal Vol.1: 289-307. From March, 1824, to January, 1825. London. Disponible en Biodiversitas Heritage Library.
  3. a b Bernis, F; De Juana, E; Del Hoyo, J; Fernández-Cruz, M; Ferrer, X; Sáez-Royuela, R; Sargatal, J (2003). «Nombres en castellano de las aves del mundo recomendados por la Sociedad Española de Ornitología (Octava parte: Orden Passeriformes, Familias Eurylaimidae a Rhinocryptidae)». Ardeola. Handbook of the Birds of the World (Madrid: SEO/BirdLife) 50 (1): 103-110. ISSN 0570-7358. Consultado el 10 de octubre de 2017. P. 106-108. 
  4. Pygmy Antwren (Myrmotherula brachyura) en Handbook of the Birds of the World - Alive (en inglés). Consultada el 6 de diciembre de 2017.
  5. Giant Antshrike (Batara cinerea) en Handbook of the Birds of the World - Alive (en inglés). Consultada el 6 de diciembre de 2017.
  6. a b c d e Ridgely, Robert and Guy Tudor. 2009, Thamnophilidae, p. 327-372, láminas 19-33, en Field guide to the songbirds of South America: the passerines – 1a. edición – (Mildred Wyatt-World series in ornithology). University of Texas Press, Austin. ISBN 978-0-292-71748-0
  7. a b c d Sigrist, Tomas. 2009. Guia de Campo Avis Brasilis – Avifauna brasileira: Descripción de las especies – São Paulo: Avis Brasilis. Thamnophilidae, p.147. En portugués e inglés. ISBN 978-85-60120-08-6
  8. Munn, C. A. & Terborgh, J. W.1979. «Multi-Species Territoriality in Neotropical Foraging Flocks.» Condor 81(4):338–347 doi 10.2307/1366956
  9. Willis, E. & Oniki, Y. 1978. «Birds and Army Ants». Review of Ecology and Systematics 9:243–263 doi 10.1146/annurev.es.09.110178.001331
  10. a b c Zimmer, K. & Isler, M.L. 2017. «Typical Antbirds (Thamnophilidae)». In: del Hoyo, J., Elliott, A., Sargatal, J., Christie, D.A. & de Juana, E. (eds.). Handbook of the Birds of the World Alive. Lynx Edicions, Barcelona. Consultado el 8 de diciembre de 2017.
  11. a b Clements, J. F., T. S. Schulenberg, M. J. Iliff, D. Roberson, T. A. Fredericks, B. L. Sullivan & C. L. Wood (2017). «The eBird/Clements checklist of birds of the world: v2017». Disponible para descarga. The Cornell Lab of Ornithology (Planilla Excel) (en inglés). 
  12. Lista Roja de especies amenazadas de la IUCN Version 2017.2. Consultada el 21 de octubre de 2017.
  13. Sibley, C. G. & Ahlquist, J. E. 1990. «Phylogeny and classification of birds». Yale University Press, New Haven, Conn. ISBN 0-300-04085-7.
  14. Rice, Nathan H. (2005). «Further Evidence for Paraphyly of the Formicariidae (Passeriformes)». The Condor (en inglés) (107(4)): 910-915. ISSN 0010-5422. doi:10.1650/7696.1. 
  15. Irestedt, M.; J. Fjeldså; U. S. Johansson & P.G.P. Ericson (2002). «Systematic relationships and biogeography of the tracheophone suboscines (Aves: Passeriformes).». Molecular Phylogenetics and Evolution (en inglés) (23 (3)): 499-512. 
  16. Chesser, R.T. (2004). «Molecular systematics of New World suboscine birds.». Molecular Phylogenetics and Evolution (32): 11-24. ISSN 1055-7903. doi:10.1016/j.ympev.2003.11.015. 
  17. a b c d e Moyle, R.G., Chesser, R.T., Brumfield, R.T., Tello, J.G., Marchese, D.J. & Cracraft, J. (2009). «Phylogeny and phylogenetic classification of the antbirds, ovenbirds, woodcreepers, and allies (Aves: Passeriformes: infraorder Furnariides)» (Artículo completo en PDF). Cladistics (en inglés) (25): 1-20. 
  18. Irestedt, M., Fjeldså, J., Nylander, J.A.A. & Ericson, P.G.P. 2004. «Phylogenetic relationships of typical antbirds (Thamnophilidae) and test of incongruence based on Bayes factors.» BMC Evolutionay Biology 4:23. doi 10.1186/1471-2148-4-23 Supplementary information.
  19. a b c d e Brumfield, R. T., Tello, J.G., Cheviron, Z.A., Carling, M.D., Crochet, N. & Rosenberg, K.N. (2007). «Phylogenetic conservatism and antiquity of tropical specialization: army-ant-following in the typical antbirds (Thamnophilidae).» (Resumen). Molecular Phylogenetics and Evolution (en inglés) (45): 1-13. doi:10.1016/j.ympev.2007.07.019. 
  20. a b c d e Isler, M.L., Bravo, G.A. & Brumfield, R.T. (2013). «Taxonomic revision of Myrmeciza (Aves: Passeriformes: Thamnophilidae) into 12 genera based on phylogenetic, morphological, behavioral, and ecological data.» (Artículo completo en PDF). Zootaxa (en inglés) (3717 (4)): 469-497. doi:10.11646/zootaxa.3717.4.3. 
  21. Part 6. Suboscine Passeriformes, A (Sapayoidae to Formicariidae) Ver Nota 1 en Thamnophilidae. en A Classification of the Bird Species of South America - South American Classification Committee - American Ornithologists' Union. En inglés. Consultado el 8 de diciembre de 2017.
  22. a b Isler, M. I., D. R. Lacerda, P. R. Isler, S. J. Hackett, K. V. Rosenberg, and R. T. Brumfield. 2006. «Epinecrophylla, a new genus of antwrens (Aves: Passeriformes: Thamnophilidae).»Proceedings of the Biological Society of Washington 119:522-527.
  23. a b Bravo, G. A., R. T. Chesser, & R. T. Brumfield. 2012. «Isleria, a new genus of antwren (Aves: Passeriformes: Thamnophilidae)». Zootaxa 3195: 61-67.
  24. a b Belmonte-Lopes, R., Bravo, G.A., Bornschein, M.R., Maurício, G.N., Pie, M.R. & Brumfield, R.T. 2012. «Genetic and morphological data support placement of Myrmotherula gularis (Spix) in the monotypic genus Rhopias Cabanis and Heine (Aves: Passeriformes: Thamnophilidae)». Zootaxa 3451: 1–16.
  25. a b Gill, F & Donsker, D. (Eds.) (2017). «Antbirds». IOC – World Birds names (en inglés).  Consultado el 11 de diciembre de 2017. Versión 7.3.
  26. Bravo, G.A., Remsen, Jr., J.V., Whitney, B.M. & Brumfield, R.T. 2012. «DNA sequence data reveal a previously unsuspected subfamily-level divergence within Thamnophilidae (Aves: Passeriformes)». Molecular phylogenetics and evolution, 65 287-293. doi 10.1016/j.ympev.2012.06.016
  27. del Hoyo, J., Collar, N. & Kirwan, G.M. (2017). Streak-fronted Antshrike (Sakesphorus pulchellus). En: del Hoyo, J., Elliott, A., Sargatal, J., Christie, D.A. & de Juana, E. (eds.). Handbook of the Birds of the World Alive (en inglés). Lynx Edicions, Barcelona.
  28. a b c d de Q. Piacentini, Vitor, et al. (2015). «Lista comentada de las aves de Brasil por el Comité Brasileño de Registros Ornitológicos.». Revista Brasileira de Ornitologia (en portugués e inglés) (23(2)): 91-298. ISSN 2178-7875.  Consultado el 12 de diciembre de 2017. P.168
  29. Assis, C.P., Raposo, M.A., Stopiglia, R. & Parrini, R. 2007. «Validation of Thamnophilus capistratus Lesson, 1840 (Passeriformes: Thamnophilidae)». The Auk 124: 665–676.
  30. del Hoyo, J., Collar, N. & Kirwan, G.M. (2017). Northern Rufous-capped Antshrike (Thamnophilus subfasciatus). In: del Hoyo, J., Elliott, A., Sargatal, J., Christie, D.A. & de Juana, E. (eds.). Handbook of the Birds of the World Alive. Lynx Edicions, Barcelona.
  31. Brumfield, R.T. & Edwards, S.V. 2007. Evolution into and out of the Andes: A Bayesian analysis of historical diversification in Thamnophilus antshrikes. Evolution 61: 346–361. doi 10.1111/j.1558-5646.2007.00039.x
  32. del Hoyo, J., Collar, N. & Kirwan, G.M. (2017). Maranon Antshrike (Thamnophilus shumbae). In: del Hoyo, J., Elliott, A., Sargatal, J., Christie, D.A. & de Juana, E. (eds.). Handbook of the Birds of the World Alive. Lynx Edicions, Barcelona.
  33. del Hoyo, J., Collar, N. & Kirwan, G.M. (2017). Eastern Russet Antshrike (Thamnistes aequatorialis). En: del Hoyo, J., Elliott, A., Sargatal, J., Christie, D.A. & de Juana, E. (eds.) Handbook of the Birds of the World Alive. Lynx Edicions, Barcelona. En inglés. Consultada el 12 de mayo de 2017).
  34. Isler, M.L., Isler, P.R. & Whitney, B.M. 2008. «Species limits in antbirds (Aves: Passeriformes: Thamnophilidae): an evaluation of Plumbeous Antvireo (Dysithamnus plumbeus) based on vocalizations». Zootaxa 1726: 60–68.
  35. a b Whitney, B. M., M. L. Isler, G. A. Bravo, N. Aristizábal, F. Schunck, L. F. Silveira, and V. de Q. Piacentini. 2013. «A new species of Epinecrophylla antwren from the Aripuanã-Machado interfluvium in central Amazonian Brazil with revision of the "stipple-throated antwren" complex.» In del Hoyo, J., Elliot, A., Sargatal, J., & Christie, A. (Eds), Handbook of the Birds of the World. Special Volume: New Species and Global Index. Lynx Edicions, Barcelona, Spain, pp. 263–267.
  36. Zimmer, K., Isler, M.L. & Kirwan, G.M. (2017). Western Stipple-throated Antwren (Epinecrophylla haematonota). In: del Hoyo, J., Elliott, A., Sargatal, J., Christie, D.A. & de Juana, E. (eds.). Handbook of the Birds of the World Alive. Lynx Edicions, Barcelona. Consultada el 1 de junio de 2017.
  37. del Hoyo, J., Collar, N. & Kirwan, G.M. (2017). Eastern Ornate Antwren (Epinecrophylla hoffmannsi). In: del Hoyo, J., Elliott, A., Sargatal, J., Christie, D.A. & de Juana, E. (eds.). Handbook of the Birds of the World Alive. Lynx Edicions, Barcelona. Consultado el 6 de junio de 2017.
  38. Bravo, G.A., Remsen, Jr ., J.V. & Brumfield, R.T.. 2014. «Adaptive processes drive ecomorphological convergent evolution in antwrens (Thamnophilidae).» Evolution 68: 2757–2774. doi 10.1111/evo.12506
  39. a b Miranda, L.d.S., Aleixo, A. Whitney, B. M., Silveira, L.F., Guilherme, E., Santos, M.P.D. & Schneider, M.P.C. 2013. «Molecular systematics and taxonomic revision of the Ihering's Antwren complex (Myrmotherula iheringi: Thamnophilidae), with description of a new species from southwestern Amazonia.» In del Hoyo, J., Elliot, A., Sargatal, J., & Christie, A. (Eds), Handbook of the Birds of the World. Special Volume: New Species and Global Index. Lynx Edicions, Barcelona, Spain, pp. 268–271.
  40. del Hoyo, J., Collar, N. & Kirwan, G.M. 2017. Northern Rufous-winged Antwren (Herpsilochmus scapularis). In: del Hoyo, J., Elliott, A., Sargatal, J., Christie, D.A. & de Juana, E. (eds.). Handbook of the Birds of the World Alive. Lynx Edicions, Barcelona. Consultado el 12 de diciembre de 2017.
  41. del Hoyo, J., Collar, N. & Kirwan, G.M. 2017. Northern White-fringed Antwren (Formicivora intermedia). In: del Hoyo, J., Elliott, A., Sargatal, J., Christie, D.A. & de Juana, E. (eds.). Handbook of the Birds of the World Alive. Lynx Edicions, Barcelona. consultado el 12 de diciembre de 2017.
  42. Zimmer, K., Isler, M.L. & de Juana, E. 2017. Parana Antwren (Formicivora acutirostris). In: del Hoyo, J., Elliott, A., Sargatal, J., Christie, D.A. & de Juana, E. (eds.). Handbook of the Birds of the World Alive. Lynx Edicions, Barcelona. Consultada el 12 de julio de 2017.
  43. Kirwan, G.M. 2017. Marsh Antwren (Formicivora paludicola). In: del Hoyo, J., Elliott, A., Sargatal, J., Christie, D.A. & de Juana, E. (eds.). Handbook of the Birds of the World Alive. Lynx Edicions, Barcelona. Consultada el 12 de julio de 2017.
  44. Buzzetti, D. R. C., R. Belmonte-Lopes, B. L. Reinert, L. F. Silveira, y M. R. Bornschein. 2013. «A new species of Formicivora Swainson, 1824 (Thamnophilidae) from the state of São Paulo, Brazil». Revista Brasileira de Ornitologia, 21: 269–291.
  45. Isler, M. L., Cuervo, A.M., Bravo, G.A. & Brumfield, R.T. 2012. «An integrative approach to species-level systematics reveals the depth of diversification in an Andean thamnophilid, the Long-tailed Antbird». «Una Estrategia Integral para la Sistemática a Nivel de Especie Revela la Magnitud de Diversificación en un Thamnophílido Andino, Drymophila caudata». Condor 114: 571–583. Artículo integral en inglés, con resumen en español (PDF) doi 10.1525/cond.2012.120012
  46. Isler, M., Isler, P. & Whitney, B.M. 2007. «Species limits in Antbirds (Thamnophilidae): The Warbling Antbird (Hypocnemis cantator) complex.» Resumen. Auk 124(1): 11-28.
  47. Tello, J.G., Raposo, M.A., Bates, J.M., Bravo, G.A., Cadena, C.D. & Maldonado-Coelho, M. (2014). «Reassessment of the systematics of the widespread genus Cercomacra (Aves: Thamnophilidae)». Zoological journal of the Linnean Society (170 (3)): 546-565. 
  48. Mayer, S., Coopmans, P., Krabbe, N. & Isler, M.L. (2014). «Vocal evidence for species rank to Cercomacra nigrescens fuscicauda J. T. Zimmer». Bulletin British Ornithologists Club 134: 145-154.
  49. Zimmer, K. & Isler, M.L. 2017. White-lined Antbird (Myrmoborus lophotes). In: del Hoyo, J., Elliott, A., Sargatal, J., Christie, D.A. & de Juana, E. (eds.). Handbook of the Birds of the World Alive. Lynx Edicions, Barcelona. Consultado el 13 de diciembre de 2017.
  50. del Hoyo, J., Collar, N. & Kirwan, G.M. 2017. Short-tailed Antbird (Poliocrania maculifer). En: del Hoyo, J., Elliott, A., Sargatal, J., Christie, D.A. & de Juana, E. (eds.). Handbook of the Birds of the World Alive. Lynx Edicions, Barcelona. Consultado el 13 de diciembre de 2017.
  51. del Hoyo, J., Collar, N. & Kirwan, G.M. 2017. Northern Wing-banded Antbird (Myrmornis stictoptera). En: del Hoyo, J., Elliott, A., Sargatal, J., Christie, D.A. & de Juana, E. (eds.). Handbook of the Birds of the World Alive. Lynx Edicions, Barcelona. Consultado el 13 de diciembre de 2017.
  52. Isler, M.L., Bravo, G.A. & Brumfield, R.T. 2014. «Systematics of the obligate ant-following clade of antbirds (Aves:Passeriformes: Thamnophilidae)». The Wilson Journal of Ornithology 126(4):635-648. doi 10.1676/13-199.1
  53. Agne, C.E.Q. & Pacheco, J.F. 2007. «A homonymy in Thamnophilidae: a new name for Dichropogon Chubb». Revista Brasileira de Ornitologia 15(3): 484-485.
  54. a b Isler, M. L. & Whitney, B.M. 2011. «Species limits in antbirds (Thamnophilidae): the Scale-backed Antbird (Willisornis poecilinotus) complex». Resumen The Wilson Journal of Ornithology 123(1): 1-14
  55. del Hoyo, J., Collar, N. & Kirwan, G.M. 2017. Tapajos Scale-backed Antbird (Willisornis nigrigula). En:del Hoyo, J., Elliott, A., Sargatal, J., Christie, D.A. & de Juana, E. (eds.). Handbook of the Birds of the World Alive. Lynx Edicions, Barcelona. Consultado el 13 de diciembre de 2017.
  56. Aleixo, A., Burlamaqui, T.C.T., Schneider, M.P.C. & Goncalves, E.C. (2009). «Molecular systematics and plumage evolution in the monotypic obligate army-ant-following genus Skutchia (Thamnophilidae)». Resumen Condor 111: 382-387. doi 10.1525/cond.2009.080097

Enlaces externos[editar]