Tetragonisca angustula

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Symbol question.svg
 
Abeja angelita
Tetragonisca angustula.jpeg
Entrada de una colonia oculta de abejas angelita en Brasil.
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Arthropoda
Clase: Insecta
Orden: Hymenoptera
Suborden: Apocrita
Superfamilia: Apoidea
Familia: Apidae
Subfamilia: Apinae
Tribu: Meliponini
Género: Tetragonisca
Especie: T. angustula
Illiger, 1806
Sinonimia

Trigona angustula

La abeja angelita (Tetragonisca angustula), también conocida como yateí o yatey, doncella, mariola, gimero y mariaseca, es un insecto de la familia Apidae, que se encuentra desde México hasta el sur de Brasil, el noreste de Argentina y en buena parte del territorio de Paraguay. Estas abejas pertenecen a la tribu Meliponini: "abejas sin aguijón", que habitan áreas tropicales y subtropicales y son nativas del continente americano. Tetragonisca angustula forma colmenas y produce una miel de alta calidad que es utilizada por los lugareños con fines alimenticios y medicinales.

Descripción[editar]

Abelha-jatai.jpg

Las obreras miden de 4 a 5 mm de longitud; tienen cabeza y tórax negro brillante, cuerpo delgado, abdomen amarillo; las tibias de las patas posteriores poseen una canasta para el polen. Las reinas desarrollan mucho el abdomen debido a la activación de los ovarios. Los machos no tienen canasta y presentan líneas o manchas amarillas en el rostro.[1]

Nombres comunes[editar]

En Honduras se les conoce con el nombre de gimero o abeja angel y la miel se utiliza para tratar problemas de la vista.

Ciclo[editar]

El huevo dura hasta 6 días, la larva 10, la pupa 20, de manera que desde la postura del huevo hasta la emergencia de la abeja, pasan 36 días.[1]

Colmena[editar]

Tetragonisca angustula en Cordillera, Paraguay

Se multiplica por enjambres. Nidifica en cavidades de troncos de árboles o guaduas o en muros. La entrada del nido es un tubo, construido con cera blanda, su pared es delgada y tiene pequeños agujeros. Cada colonia tiene de 2.000 a 5.000 abejas.[2]

Uso[editar]

Su miel es muy apreciada para la alimentación y se le atribuyen propiedades medicinales. Se ha comprobado que su miel contiene sustancias antibióticas, pero su uso se debe hacer con vigilancia médica. Es llamada "ángel" porque no pica y por su deliciosa miel.[1]

Desde 2019, el Código Alimentario Argentino incluyó (junto a la ya reconocida Apis mellifera) a la fiebrigi Schwarz, conocida comúnmente en Argentina como "yateí, rubita o mestizo", como productora de miel para el consumo humano. A diferencia de la miel de Apis, conocida y consumida mayormente por la población, la miel de yateí tiene mayor porcentaje de humedad y son fermentadas naturalmente por microorganismos por lo que son más ácidas, esto le confiere propiedades organolépticas particulares.[3]​ Además, tiene la ventaja de que al ser nativa de la región ayuda a la conservación del medio ambiente. La miel de estas abejas es usada como medicina y como alimento tanto por indígenas como por descendientes de inmigrantes.[4]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]