Testigos de Jehová

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Testigos de Jehova»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Testigos de Jehová
Watchtower Bible & Tract Society (world headquarters).jpg
Sede mundial de los Testigos de Jehová en Brooklyn, Nueva York, hasta 2013
Generalidades
Clasificación denominación cristiana restauracionista, milenarista, antitrinitarista y antiecuménica
Ubicación Internacional
Orígenes
Origen Estudiantes de la Biblia (siglo XIX-26 de julio de 1931)
Fundadores Charles Taze Russell
Administración
Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania
Sede Brooklyn, Nueva York
Cifras
Miembros 8.2 millones[w 1]
Sitio web
www.jw.org
[editar datos en Wikidata]

Los testigos de Jehová son una denominación cristiana milenarista, antitrinitarista y antiecuménica, con creencias heterodoxas distintas a las vertientes principales de la cristiandad.[1] [2] Se consideran a sí mismos una restitución del cristianismo primitivo, creencia que se basa en su propio entendimiento de la Biblia, preferentemente de su Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras, y que tiene como propósito santificar el nombre de Jehová.

Su entidad jurídica, la Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania, fue fundada en 1881 por Charles Taze Russell, quien la presidió hasta 1916. Desde 1919 hasta la actualidad es dirigida por un Cuerpo Gobernante[cita requerida] desde su sede principal en Nueva York.[w 2] Este cuerpo gobernante se encarga de establecer la doctrina oficial de la congregación mundial.

Según sus propios datos, en 2014 sus publicaciones se distribuyeron en 239 países y territorios; contaban con 8.2 millones de publicadores activos y la asistencia anual a la «Conmemoración de la cena de Jesús» fue de 19.95 millones de personas.[w 1]

Historia

Russell y los Estudiantes de la Biblia

Charles Taze Russell fundó la Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania a partir del movimiento Estudiantes de la Biblia. Ejerció como presidente entre 1852 y 1916.

Los testigos de Jehová surgieron a partir de un grupo de cristianos restauracionistas, milenaristas y antitrinitarios pertenecientes al movimiento Estudiantes de la Biblia, el cual había sido organizado por el estadounidense Charles Taze Russell en los años 1870 en la localidad de Allegheny, Pensilvania.[w 3] En julio de 1879 este movimiento publicó el primer número de la revista Zion's Watch Tower and Herald of Christ's Presence,[cita requerida] la que se continuó desarrollando y actualmente se ha constituido como la publicación más conocida de los testigos de Jehová, bajo el nombre en castellano de La Atalaya.[cita requerida]

En 1881, Russell y un grupo de amigos del movimiento fundaron como entidad legal la Zion's Watch Tower Tract Society.[cita requerida] Russell fue nombrado presidente en 1884,[cita requerida] y la sociedad cambió más tarde su nombre por el de Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania, la que corresponde a la principal y más antigua entidad jurídica utilizada por los testigos de Jehová.[cita requerida] Desde entonces la sociedad comenzó a publicar y distribuir diversas publicaciones en distintos idiomas, relacionadas con sus creencias y su dios Jehová.

En 1909 la sede se trasladó hasta su ubicación actual, en Brooklyn, Nueva York. En 1914 se creó la primera entidad legal fuera de Estados Unidos, la sucursal International Bible Students Association en Gran Bretaña.[cita requerida] Russell falleció dos años después. Para entonces, los estudiantes de la Biblia ya rechazaban doctrinas tales como la Santísima Trinidad, la inmortalidad del alma y el fuego del infierno, pero todavía celebraban la Navidad y aceptaban el símbolo de la cruz. Estas creencias, entre otras, se fueron rechazando progresivamente más adelante.[cita requerida]

Los Testigos de Jehová

Tras el fallecimiento de Russell, la presidencia de la Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania fue asumida en 1917 por Joseph Franklin Rutherford.[w 4] Durante su presidencia la organización aumentó considerablemente. Frente a las críticas de diversas denominaciones cristianas por sus principios doctrinarios, establecieron un cuerpo legal, mediante el que se obtuvieron fallos positivos en los tribunales de varios países que les dieron libertad de culto.[cita requerida] También durante la presidencia de Rutherford se definió el nombre de «Testigos de Jehová»,[cita requerida] basados en el pasaje del canon bíblico Isaías 43:10, 11.[3] El nombre se adoptó el 26 de julio de 1931,[w 5] durante la asamblea de Columbus, Ohio, celebrada entre el 24 y el 30 de julio.[w 6]

Entre 1942 y 1977, la presidencia de la Sociedad fue ejercida por Nathan Homer Knorr, quien ayudó a desarrollar los aspectos estructurales de la organización, fortaleció el Cuerpo Gobernante y creó diversas escuelas con el fin de estandarizar las tareas de evangelización, tales como la Escuela del Ministerio Teocrático (formación en oratoria) o la Escuela Bíblica de Galaad (formación misionera).[cita requerida]

Entre 1977 y 1992 ejerció como presidente Frederick William Franz, quien era miembro del Cuerpo Gobernante y había sido vicepresidente desde 1945. [cita requerida] Casi al término de su presidencia, en 1991, se levantaron las proscripciones de los testigos de Jehová en Europa Oriental y África.[cita requerida] Tras su muerte, Milton Henschel, antiguo asesor de Nathan Homer Knorr,[cita requerida] asumió la presidencia hasta el año 2000,[cita requerida] siendo reemplazado por Don Alden Adams, quien ejerce dicho cargo hasta hoy, sin ser miembro del Cuerpo Gobernante.[cita requerida]

Creencias y prácticas

Testigos de Jehová predicando de casa en casa el evangelio en Lisboa, una práctica usual de sus miembros.
El nombre de Jehová utilizado según el tetragramaton antes y después del exilio babilónico.

Los testigos de Jehová basan sus creencias en la Biblia, libro que consideran como fuente exclusiva de referencia en asuntos doctrinales. Creen en Jehová como el único Dios, el cual no es omnipresente,[w 7] y se identifican como seguidores de un único líder, Jesucristo, a quien consideran hijo de Dios pero no Dios en sí mismo, y a quien además identifican con el arcángel Miguel.[w 8] Si bien aceptan a María como madre de Jesús y de sus hermanos, no la veneran ni adoran, ni la consideran madre de Dios.[w 9] Creen en la Gran Apostasía[w 10] y en el libre albedrío por sobre la predestinación.[w 11] A diferencia de otras denominaciones cristianas, rechazan todas las doctrinas del Concilio de Nicea I y posteriores,[w 12] entre ellas la Santísima Trinidad,[w 13] el fuego del infierno y la inmortalidad inherente del alma. Realizan el bautismo por inmersión en agua, en el nombre del «Padre» (Jehová), del «hijo» (Jesucristo) y del «Espíritu Santo» (fuerza activa de Jehová), pero rechazan el bautismo de niños.[w 14] [w 15] No celebran la Navidad, la Pascua, los cumpleaños ni otras fiestas y costumbres que consideran incompatibles con el cristianismo por sus orígenes paganos.[4] Tampoco consideran obligatorio el descanso semanal, pues argumentan que el feriado sabático de la ley mosaica estaba destinado exclusivamente a Israel.[cita requerida] Son contrarios al ecumenismo[w 16] y a las demás religiones y denominaciones cristianas las identifican con el apelativo de «Babilonia la Grande».[w 17] [w 18] En sus liturgias evitan el uso de imágenes y símbolos, no le ofrecen adoración a la cruz cristiana[w 19] (creen que Cristo en realidad murió en un madero de tormento)[w 20] ni creen en los dones milagrosos, los cuales consideran que terminaron tras la muerte de los doce apóstoles.[w 21]

Los testigos de Jehová creen que la parusía ya se produjo en 1914, de modo que desde entonces Cristo está presente de manera espiritual en la Tierra.[w 22] Al mismo tiempo, creen que el armagedón está cerca, que el establecimiento del reino de Dios en la Tierra es la única manera de salvarse, y que sólo 144 mil humanos, «los ungidos», irán al Cielo.[cita requerida] Consideran que la sociedad secular actual está moralmente corrupta e influida por Satanás, por lo que sus miembros deben limitar su interacción social con las personas ajenas a su fe.[5] Se suelen referir a su cuerpo de creencias como «la verdad» y consideran que ellos están «en la verdad».[6] Los testigos de Jehová, al igual que la mayoría de cristianos, consideran pecado e inmorales la masturbación, la fornicación, la homosexualidad, el aborto inducido y el espiritismo. Por faltas de conducta, los testigos de Jehová pueden ser sometidos a diversas acciones disciplinarias, que pueden variar desde la «censura» hasta la expulsión.[7]

Son conocidos por su predicación de casa en casa,[w 23] donde distribuyen gratuitamente sus publicaciones, como La Atalaya y ¡Despertad!. También son conocidos por su oposición al servicio militar,[8] su rechazo a los símbolos patrios y los nacionalismos.[w 24] En general se declaran política y militarmente neutrales;[w 25] si bien rechazan la violencia y el uso de armas, lo que en ocasiones provocó la persecución y matanza de sus miembros.[w 26] [w 27]

Los testigos de Jehová creen en la creación divina y rechazan el naturalismo y la evolución biológica.[w 28] Para ellos, la muerte y la vejez son una herencia del pecado original de Adán.[w 29]

Piensan que Jesús no siguió la tradición judía de la no pronunciación del tetragramaton, sino que por el contrario, mandó santificarlo y darlo a conocer como el nombre de su padre (Mateo 6:9; Juan 12:28; 17:3,6,26).[w 30]

Reuniones

Reunión en una congregación de un «salón del reino».
Asamblea Nacional de los Testigos de Jehová de Paraguay, en el Estadio del Bicentenario Nacional de Ypacaraí.

Los testigos de Jehová se reúnen semanalmente con sus respectivas congregaciones en los denominados salones del Reino. También se reúnen en asambleas anuales y en su celebración anual de la Conmemoración de la muerte de Jesús o Cena del Señor. Esta última es la única ceremonia que celebran.[cita requerida] La realizan una vez al año en la fecha que corresponde al 14 de Nisán[w 31] según el calendario lunar bíblico (marzo/abril), en la que recuerdan la muerte de Jesucristo y la analizan desde un punto de vista religioso.

Los testigos de Jehová no creen en la transubstanciación, por lo que en estas ceremonias el pan y el vino tinto son sólo elementos que representan simbólicamente el cuerpo y la sangre de Cristo.[w 31] De acuerdo con sus propios datos, en 2014 a esta conmemoración asistieron 19 950 019 personas.[w 1]

En sus reuniones se interpretan canciones compuestas íntegramente por testigos de Jehová.[9] Entre sus cancioneros se encuentran Cantando y acompañándose con música en su corazón (1969),[10] Canten alabanzas a Jehová (1986)[11] y Cantemos a Jehová (2009), todos ellos traducidos por la Watch Tower Society a numerosos idiomas.

Transfusión de sangre

Los testigos de Jehová tienen prohibido hacerse transfusiones de sangre, incluso aunque de ello dependa sus vidas,[12] [13] lo que ha conducido a numerosas muertes evitables, incluyendo de niños.[14] Desde 1961, la aceptación de transfusiones de sangre por parte de un miembro sin posterior arrepentimiento es causa de expulsión.[15] [w 32] Sólo aceptan tratamientos alternativos.[w 33]

La aceptación o donación de órganos, por su parte, es un asunto de decisión personal, mientras no incluya transfusiones de sangre.[w 34]

Los testigos de Jehová poseen dos servicios relacionados con este tema:

  • Servicio de Información sobre Hospitales (SIH): creado en enero de 1988 en Brooklyn y posteriormente implementado en otros países. Se dedica a investigar y dar a conocer técnicas médicas sin uso de sangre. También procura mostrar a los médicos la postura de los testigos de Jehová referente a la sangre y llevar un registro de aquellos que estén dispuestos a atenderlos de acuerdo a sus condiciones.[w 35]
  • Comité de Enlace con los Hospitales (CEH): principalmente dirigido a la visita de pacientes testigos de Jehová internados, y al diálogo con los facultativos. Sus miembros son entrenados por el SIH.[w 36]

Organización

Salón del Reino de los testigos de Jehová en Cancún.
Salón del Reino de los Testigos de Jehová en Toronto.

Cuerpo Gobernante

La congregación cristiana de los Testigos de Jehová es coordinada y dirigida a nivel mundial por un Cuerpo Gobernante, que además ejerce como la principal entidad legal de la corporación Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania, cuya sede central se encuentra en Brooklyn, Nueva York. Todos los miembros del Cuerpo Gobernante se consideran ungidos,[w 37] y están por sobre el presidente de la asociación legal. Sus distintas sucursales son dirigidas a su vez por «comités de sucursal», los que están a cargo de un país o un grupo de países. Las sucursales se dividen a su vez en circuitos, compuestos por alrededor de veinte congregaciones que reciben regularmente visitas de los «superintendentes de circuito», para ayudarlas a organizar y ejecutar las predicaciones en sus territorios. Las congregaciones se reúnen en templos denominados «salones del Reino». Cada congregación tiene un «cuerpo de ancianos», a quienes se encomiendan diversas tareas de supervisión y pastoreo.[cita requerida]

Su órgano legal en español es la Watch Tower Bible and Tract Society Incorporated (en castellano, «Atalaya, Biblias y Tratados Sociedad Anónima») que participa como casa editora y distribuidora.[cita requerida]

Durante la presidencia de Nathan Homer Knorr (1942-1977), la junta directiva de la Sociedad pasó a formar parte del Cuerpo Gobernante, entidades que hasta entonces se consideraban equivalentes. El Cuerpo Gobernante se amplió a once miembros, mientras que la junta directiva se limitó a siete miembros. Desde esa fecha, el cargo de la presidencia en el Cuerpo Gobernante, a diferencia del de la presidencia de la Sociedad, es de rotación anual, por orden alfabético de los apellidos. El número de miembros del Cuerpo Gobernante se volvió a aumentar en 1974.[w 38] [w 39]

Hacia 2013, el Cuerpo Gobernante estaba compuesto por David H. Splane, Anthony Morris III, D. Mark Sanderson, Geoffrey W. Jackson, M. Stephen Lett, Samuel F. Herd y Gerrit Lösch y Guy H. Pierce.[w 37] El actual presidente de la Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania, Don Alden Adams, no pertenece a los ungidos y por lo tanto tampoco forma parte del Cuerpo Gobernante.[cita requerida]

Comité judicial

Cuando un testigo de Jehová comete lo que, de acuerdo con las creencias y normativas de la comunidad, es un pecado, éste es juzgado por un «comité judicial», el cual está conformado por tres o más «ancianos». El comité se reúne con el acusado para establecer la gravedad del pecado realizado. Si el «pecador» muestra arrepentimiento, se le aplica una «censura», es decir, una serie de sugerencias basadas en la Biblia que para ellos tienen como finalidad la reconciliación del acusado con Jehová. En caso de seguir estas sugerencias, la censura se hace pública a los demás miembros de la congregación, y se considera a la persona «censurada».[w 40] Si, por el contrario, durante la etapa de censura el acusado no muestra arrepentimiento, entonces la persona es expulsada de la congregación y aislada de ésta.[w 41] Una persona también puede desasociarse voluntariamente, en cuyo caso pasa a ser considerada como una persona expulsada de conocimiento público dentro de la congregación.[w 42] En tales casos la persona pierde contacto con sus parientes testigos que no viven bajo el mismo techo, y los miembros de la congregación no vuelven a saludarlo ni a tener contacto social con él.[cita requerida]

Financiamiento

El financiamiento de los testigos de Jehová depende fundamentalmente de la Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania, una firma millonaria[16] [17] principalmente dedicada al negocio editorial, en el cual trabajan numerosos testigos de Jehová de manera voluntaria, sin recibir remuneraciones.[18] De acuerdo con el estudioso Wilbur Lingle, alrededor del 70% de sus ingresos provienen de sus millones de publicaciones que distribuyen anualmente a precios ligeramente superiores a los costos de impresión.[19]

Otros ingresos los obtienen a través de donaciones voluntarias. Rechazan el pago de diezmos u otras medidas de pagos en cuotas obligatorias o de membresía. Los testigos de Jehová no cobran por sus servicios como predicadores.[cita requerida]

Publicaciones

Portada de un número de La Atalaya en 1907.

Desde sus inicios, tanto la sede central como las sucursales de los testigos de Jehová han realizado una intensa actividad editorial evangelizadora, que incluye la publicación de numerosos textos al año, incluidas biblias, libros, folletos, tratados religiosos, vídeos y música, entre otros.[cita requerida]

La Atalaya, su revista más conocida, se comenzó a publicar en 1879, dos años antes de la fundación de la Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania.[cita requerida] Mediante su nueva entidad legal, los testigos de Jehová comenzaron a publicar su propia Biblia y otros tratados a partir de 1896, dejando de predicar con la Biblia del rey Jacobo, que habían utilizado hasta entonces.[cita requerida] En un comienzo utilizaron imprentas externas, y adquirieron en Estados Unidos los derechos de distintas versiones de la Biblia ya existentes:[cita requerida]

  • 1896: 12.ª edición revisada del Nuevo Testamento, con traducción del británico Joseph B. Rotherham
  • 1902: The Emphatic Diaglott, con traducción del británico Benjamin Wilson de la versión griega de J. J. Griesbach.
  • 1903: Holman Linear Bible, versiones autorizada y revisada de la traducción desde el hebreo y el griego.
  • 1907: Edición de los Estudiantes de la Biblia, versión de la Biblia del rey Jacobo con notas marginales y un apéndice preparado por ellos mismos.

En diciembre de 1926, The Emphatic Diaglott se convierte en la primera versión bíblica impresa directamente en las prensas de la Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania, ubicada en Brooklyn, Nueva York. Desde entonces comenzaron a imprimir diversas versiones de la Biblia independientes:[cita requerida]

  • 1942: Versión autorizada, con nuevos títulos añadidos en cada página y un apéndice que incluye una lista de nombres propios con su significado.
  • 1944: American Standard Version de 1901, comprada y editada ese año por la «Sociedad Watch Tower».
  • 1950: Nuevo Testamento de la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras, versión privada basada en textos de Westcott y Hort.
  • 1960: Antiguo Testamento de la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras, versión privada.
  • 1961: Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras, versión privada.
  • 1972: The Bible in Living English, con traducción de Steven T. Byington.
Actualmente, los testigos de Jehová editan y distribuyen millones de ejemplares de sus versiones de la Biblia, en numerosos idiomas.

El hecho que los testigos dispongan de su propia versión de la Biblia ha sido cuestionado, principalmente por diferencias con las traducciones tradicionales, o por basarse en un texto crítico. Los detractores y exmiembros de esta denominación cristiana, así como diversas agrupaciones religiosas, sostienen que el contenido de la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras ha sido alterado para apoyar las creencias particulares de los testigos;[20] [21] [22] [23] a lo que los testigos de Jehová responden que su traducción es precisa, exacta y literalmente ajustada a los manuscritos originales. Los testigos de Jehová sostienen que en los pasajes criticados solo usan un estilo de traducción similar al de otras versiones reconocidas, constituyéndose en traducciones poco convencionales pero legítimas.[cita requerida]

En la actualidad, las revistas La Atalaya y ¡Despertad! son quincenales; la edición del día 1 de cada mes es pública, mientras que la del día 15 es para los miembros de la congregación. En 2015, La Atalaya publicará un promedio de 52.9 millones de ejemplares mensuales en más de doscientos idiomas,[cita requerida] mientras que ¡Despertad! publicará en promedio 51.8 millones de ejemplares mensuales en 101 idiomas.[cita requerida] Ambas revistas se publican en papel, y desde 2012 también en formato electrónico.

Demografía y estadísticas

Aumento de los testigos de Jehová entre 1931 y 2010

Los testigos de Jehová están presentes en un gran número de países, aunque no forman una proporción amplia de la población en ninguno de ellos. A diferencia de otras confesiones religiosas que contabilizan sus miembros por la asistencia anual a sus servicios o por sus miembros bautizados, los testigos de Jehová cuentan como tales únicamente cuando son publicadores o predicadores activos.

El número de interesados o simpatizantes de su labor se muestra por la asistencia a su reunión anual, la Conmemoración de la muerte de Jesucristo. De acuerdo con sus propios datos, en 2014 asistieron 19 950 019 personas.[w 1] De acuerdo con sus datos, las cifras actuales son las siguientes:[w 43]

  • Países y territorios donde se encuentran activos: 239.
  • Congregaciones: 115 416.
  • Testigos de Jehová activos en su predicación: 8.2 millones.
  • Asistencia a su Conmemoración de la muerte de Jesús: 19.95 millones.
  • Asistencia a sus reuniones o asambleas: 19 millones.
  • Idiomas en los que se editan biblias y otras publicaciones: 700.
  • Cantidad de biblias publicadas en 125 idiomas: 210 millones.
  • Total de publicaciones bíblicas editadas en los últimos diez años: 20 mil millones.

Críticas

Las creencias y prácticas de los testigos de Jehová suelen ser criticadas por corrientes principales del cristianismo[cita requerida], miembros de la comunidad médica,[cita requerida] exmiembros[cita requerida] y otros tipos de organizaciones.[cita requerida]

Críticas sociales

Joseph Franklin Rutherford posando frente a su mansión Beth Sarim, construida para otro fin: la recibir a los patriarcas de la, supuestamente, inminente Segunda Venida.

Algunas acusaciones, desde el punto de vista social, son las siguientes:

  • Comportamiento sectario.[cita requerida]
  • Liderazgo autocrático y coercitivo, que controla excesivamente la vida de sus miembros. Por ejemplo, a los miembros se les insta a evitar desarrollar amistades con personas ajenas a sus creencias,[5] por lo cual, si llegan a ser expulsados, arriesgan un aislamiento social.[cita requerida]
  • Uniformidad de pensamiento, en el sentido que sólo consideran válidas aquellas creencias fundamentadas por publicaciones y enseñanzas aceptadas por los testigos de Jehová.[24] A los miembros con puntos de vista diferentes se les puede acusar internamente de apostasía, lo que para algunos disidentes como Raymond Victor Franz, muchas veces genera en los miembros un temor a criticar a la organización.[25] [w 44] [w 45] La Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania prohíbe a los testigos de Jehová leer críticas a la organización,[w 46] [w 47] así como material publicado por otras religiones.[w 48] [w 49]
  • Desalentar la educación superior en sus miembros jóvenes, para que tengan más tiempo para predicar.[w 50] [w 51]

Por otra parte, su objeción de conciencia al servicio militar y rechazo de los saludos a los símbolos patrios les ha generado conflictos con algunos gobiernos. En consecuencia, algunos testigos de Jehová han sido perseguidos y sus actividades han sido prohibidas o restringidas en algunos países. Para el crítico religioso Botting Gary, los desafíos legales que han planteado ha influido en la legislación relacionada con los derechos civiles y políticos en algunos países.[8]

Otro foco permanente de críticas es la construcción de la mansión Beth Sarim, construida supuestamente para el «inminente retorno de los patriarcas», la cual finalmente nunca tuvo el uso que se planteó en las publicaciones de la Sociedad Wachtower, sino que se empleó como residencia particular de Joseph Franklin Rutherford,[cita requerida] el mismo que masificó la idea de la Segunda Venida a través de su libro de 1920, Millones que ahora viven no morirán jamás, editado por la Sociedad Watchtower.

Críticas religiosas

Portada de Millones que ahora viven no morirán jamás (1920), en el cual Joseph Franklin Rutherford profetizó erróneamente sobre el fin de los tiempos.

Algunas denominaciones cristianas critican el hecho que los testigos de Jehová manejen su propia versión de la Biblia, Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras, pues presenta diferencias de traducción y omite algunos textos de las versiones más conocidas.[26] [27]

Otra crítica tiene que ver con sus profecías fallidas, las cuales han sido citadas explícita o implícitamente en sus publicaciones, en particular las relacionadas con los años 1914, 1918 1925[28] y 1975. En dichas ocasiones en que las profecías no se han cumplido, se han alterado doctrinas, o bien se ha justificado la falla mediante el término «revelaciones progresivas», que se interpretan como una conducción gradual de Dios a la comprensión más clara de la voluntad de sus seguidores.[w 52]

Hasta 1914[29] los testigos de Jehová esperaban la Segunda Venida. Como ésta no se produjo, declararon que el término «parusía» en realidad significa «presencia» y no «llegada», que el Reino de Dios era espiritual y que el mundo estaba viviendo sus últimos días.[w 53] Posteriormente, a través de publicaciones como Millones que ahora viven no morirán jamás y números de revistas, los años para el cumplimiento de esta profecía se fueron extendiendo cada vez en el tiempo, sin cumplirse en ninguno de los casos.[w 54]

Abuso sexual infantil

Distintos miembros de la confesión religiosa de los testigos de Jehová han sido vinculados con casos de abuso sexual infantil. El comportamiento histórico de muchos de los líderes y ancianos de las congregaciones fue el «secreto», una especie de «código del silencio», que influyó en las víctimas para que no fueran a informar a las autoridades ni a la policía, y que prohibió además la discusión de estos asuntos dentro de la iglesia.[30] Esta política le significó a la congregación una serie de demandas y pago de millonarias indemnizaciones.[31] [32]

En respuesta, la organización ha desarrollado políticas de protección de menores para gestionar casos de abuso infantil cometidos por miembros de sus congregaciones. Detalles de estas políticas han sido emitidos en sus publicaciones y comunicados de prensa emitidos por su Oficina de Información Pública.[w 55] Se encuentra información relacionada en las cartas que la Sociedad Watchtower manda a los miembros senior y que fueron filtradas a Internet.[w 56]

Persecución religiosa

Los testigos de Jehová han sido víctimas de diversas persecuciones religiosas. Durante la primera mitad del siglo XX, fueron encarcelados en Estados Unidos y Canadá, especialmente la provincia de Quebec.[cita requerida]

Los nazis identificaban a los Bibelforscher con un triángulo púrpura.
Uniforme de los testigos de Jehová prisioneros durante la Alemania nazi.

Durante la Segunda Guerra Mundial, fueron el segundo colectivo religioso más perseguido por la Alemania nazi, después de los judíos. Se calcula que durante el holocausto murieron en total 1490 testigos de Jehová, entre ellos 253 sentenciados a muerte.[33] La primera cifra difiere a la del Círculo europeo de antiguos deportados e internados testigos de Jehová, grupo de testigos de Jehová que contabiliza unos 2500 muertos, además de aproximadamente diez mil encarcelados y deportados, y en un 97% el porcentaje de testigos de Jehová alemanes perseguidos de una u otra forma por el nazismo.[w 57] En los campos de concentración, los denominados Bibelforscher llevaban un triángulo púrpura cosida en la ropa como identificación.[34] El 5 de octubre de 2006, el Museo del Holocausto de Washington D. C. ofreció un día dedicado a los Testigos de Jehová víctimas del nazismo.[35]

En el periodo de la Unión Soviética, también hubo una intensa persecución. Algunos testigos de Jehová fueron encarcelados por más de cuarenta años y otros deportados a Siberia, donde algunos murieron víctimas del maltrato en condiciones climatológicas extremas.[cita requerida]

Durante los años 1980 y 1990, los testigos están proscritos o restringidos en varios países de América Latina, África, Asia y Europa Oriental.[cita requerida] Actualmente, en países como Grecia, Georgia, Armenia, Uzbekistán y otros, los testigos de Jehová han recibido palizas y malos tratos.[cita requerida]

Referencias

  1. Beckford, 1975, pp. 118-119, 151, 200-201.
  2. Stark, Rodney; Iannaccone, Laurence (1997). «Anuario de las religiones contemporáneas; La razón del porqué los testigos de Jehová crecen tan rápidamente: Una teoría aplicada». Journal of Contemporary Religion (en inglés) 2 (12): 133–157. doi:10.1080/13537909708580796. 
  3. Isaías 43:10-12
  4. Raymond, Franz (2007). In Search of Christian Freedom. Commentary Press. pp. 274–275. ISBN 0-914675-16-8. 
  5. a b Penton, M.J. (1997). Apocalypse Delayed: The Story of Jehovah's Witnesses (en inglés). University of Toronto Press. pp. 280–283. ISBN 0-8020-7973-3. «Most Witnesses tend to think of society outside their own community as decadent and corrupt (...) This in turn means to Jehovah's Witnesses that they must keep themselves apart from Satan's "doomed system of things." Thus most tend to socialize largely, although not totally, within the Witness community.» 
  6. Singelenberg, Richard (1989). «It Separated the Wheat From the Chaff: The 1975 Prophecy and its Impact Among Dutch Jehovah's Witnesses». Sociological Analysis (en inglés) 50 (Primavera 1989): 23–40. doi:10.2307/3710916. «'The Truth' is Witnesses' jargon, meaning the Society's belief system». 
  7. Chryssides, George D. (1999). Exploring New Religions. Londres: Continuum. p. 5. ISBN 0-8264-5959-5. «The Jehovah's Witnesses are well known for their practice of 'disfellowshipping' wayward members.» 
  8. a b Gary, Botting (1993). Fundamental Freedoms and Jehovah's Witnesses. Calgary: University of Calgary Press. pp. 1–13. 
  9. Plaza-Navas, Miquel Àngel (2013). Música y Testigos Cristianos de Jehová. Aproximación histórica a sus himnarios y prácticas musicales. Universitat de Barcelona, España. 
  10. «Cantando y acompañándose con música en su corazón». WorldCat. Consultado el 21 de febrero de 2015. 
  11. «Canten alabanzas a Jehová». WorldCat. Consultado el 21 de febrero de 2015. 
  12. Manual de medicina de urgencia, página 33.
  13. El Constitucional ampara a testigos de Jehová cuyo hijo murió por no recibir sangre . Noticia en el periódico español El Mundo del 20 de julio de 2002.
  14. Cults, New Religious Movements, and Your Family: A Guide to Ten Non-Christian Groups Out to Convert Your Loved Ones p. 226
  15. Muramoto, O. (6 de enero de 2001). «Bioethical aspects of the recent changes in the policy of refusal of blood by Jehovah's Witnesses». BMJ 322 (7277): 37–39. doi:10.1136/bmj.322.7277.37. PMC 1119307. PMID 11141155. 
  16. «Greenberg Traurig Receives 'Top-Tier' Real Estate Ranking in 2014 Legal 500 United States Guide» (en inglés). Greenberg Tauring LLP. 16 de julio de 2014. Consultado el 16 de febrero de 2015. 
  17. McEnery, Thornton (25 de octubre de 2011). «The Watchtower is Getting Tired of Being Shown the Door in Brooklyn Heights» (en inglés). Observer. Consultado el 16 de febrero de 2015. 
  18. Reed, David A. (1989). Behind the Watchtower Curtain: The Secret Society of Jehova's Witnesses (en inglés). Crowne Publications. p. 100. ISBN 9780925703088. OCLC 21510553. 
  19. Linger, Wilbur (2009). «Placing Literature: A Money-Making Operation». What the Watchtower Doesn't Want You to Know: A Glimpse Behind the Walls of the Kingdom Halls (en inglés). CLC Publications. ISBN 9780875089928. OCLC 319158991. 
  20. La Biblia falsa de los Testigos de Jehová, en sectas.org (Centro de Investigaciones del Instituto Cristiano de México).
  21. Glosario Jesús Nuestra Salud, en Catholic.net.
  22. La Traducción del Nuevo Mundo, y sus errores, en el portal católico MISION 2000.
  23. Hechos sobre los testigos de Jehová, en el portal del Institute for Religious Research.
  24. Beckford, 1975, p. 103.
  25. Penton, M. J. (1997), Apocalypse Delayed (2nd edición), University of Toronto Press, pp. 107–108, 122, 298. 
  26. «La Biblia falsa de los testigos de Jehová». Sectas.org. Consultado el 21 de febrero de 2015. 
  27. MIAPIC, Ministerio de Aplogética e Investigación Cristiana. «Malas traducciones en la Biblia de los Testigos de Jehová, la Traducción del Nuevo Mundo (TNM)». Consultado el 21 de febrero de 2015. 
  28. The Way to Paradise booklet, Watch Tower Society, 1924, as cited by Raymond Franz, Crisis of Conscience, pages 230-232.
  29. Charles Taze Russell: The time is at hand (1891) citado por James PENTON: Apocalypse delayed, pág. 44.
  30. «Carta a la Prensa 2» (en inglés). Silentlambs.org. 31 de diciembre de 2000. Consultado el 21 de febrero de 2015. 
  31. «Jehovah's Witnesses to pay $13.5 million in California sex abuse ruling» (en inglés). Reuters Edition U.S. 1 de noviembre de 2014. Consultado el 21 de febrero de 2015. 
  32. «Orange: Demandan iglesia de Testigos de Jehová por abuso sexual». LaOpinion.com. 28 de agosto de 2014. Consultado el 21 de febrero de 2015. 
  33. Constenla, Tereixa (28 de abril de 2010). «Vendedores de biblias contra Hitler». El País. Consultado el 15 de febrero de 2015. 
  34. «Triángulos púrpura». Fundación Arnold Liebster. Consultado el 15 de febrero de 2015. 
  35. «We Honor and Remember Jehovah's Witness Victims of the Nazi Era» (en inglés). United States Holocaust Memorial Museum. 5 de octubre de 2006.  (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).

Referencias de la Sociedad Watchtower

  1. a b c d Watchtower Bible and Tract Society of New York, Inc., ed. (2014). Anuario de los testigos de Jehová 2015. Brooklyn, Nueva York. p. 176. 
  2. «Lección 21». Consultado el 20 de enero de 2015. 
  3. Rogerson, Alan (1969). Millions Now Living Will Never Die: A Study of Jehovah's Witnesses. Londres: Constable & Co. Ltd. p. 6. ISBN 978-0094559400. Consultado el 30 de enero de 2015. 
  4. Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania, 1993, p. 65
  5. «Caminemos en la senda de la iluminación progresiva». La Atalaya. 2006. Consultado el 1 de febrero de 2015. 
  6. «Biografía: He llevado una vida sencilla para servir a Jehová». La Atalaya. 2000. Consultado el 1 de febrero de 2015. 
  7. «El punto de vista bíblico: la naturaleza de Dios». ¡Despertad!. 2013. Consultado el 1 de febrero de 2015. 
  8. «¿Es Jesús el arcángel Miguel?». La Atalaya. 2010. Consultado el 1 de febrero de 2015. 
  9. «María (madre de Jesús)». Razonamiento a partir de las Escrituras. Consultado el 1 de febrero de 2015. 
  10. «Últimos días». Perspicacia para comprender las escrituras. 2013. Consultado el 3 de febrero de 2015. 
  11. «¿Es usted dueño de su destino?». La Atalaya. 2005. Consultado el 3 de febrero de 2015. 
  12. «Constantino el Grande, ¿defensor del cristianismo?». La Atalaya (Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania): 28. 15 de marzo de 1998. 
  13. «Mito 4: Dios es una Trinidad». La Atalaya. 2009. Consultado el 12 de febrero de 2015. 
  14. «Los cristianos adoran con espíritu y con verdad». La Atalaya. 2002. Consultado el 12 de febrero de 2015. 
  15. «Bautismo». Volumen 1. Perspicacia para comprender las escrituras. pp. 290–295. Consultado el 3 de febrero de 2015. 
  16. Revista "La Atalaya", 01 de junio de 2010, pág. 27, artículo "El punto de vista bíblico: ¿Qué opinan los testigos de Jehová de los movimientos interconfesionales?". Editado por los testigos de Jehová
  17. Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania (ed.). «¿Qué es “Babilonia la Grande”?». ¿Qué enseña realmente la Biblia?. «No cabe duda: Babilonia la Grande representa el imperio mundial de la religión falsa, el cual incluye a todas las religiones opuestas a Jehová Dios.» 
  18. Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania (ed.). «Póngase de parte de la adoración verdadera». ¿Qué enseña realmente la Biblia?. «[...] Algo parecido sucede con la religión falsa. La Biblia enseña que está contaminada con enseñanzas y prácticas inmundas, o sucias (2 Corintios 6:17). Por eso es vital salirse de “Babilonia la Grande”, el imperio mundial de la religión falsa (Revelación [Apocalipsis] 18:2, 4).» 
  19. Libro "¿Qué enseña realmente la Biblia?", Apéndice "¿Deberían los cristianos utilizar la cruz?", pág. 204-206. Editado por los testigos de Jehová
  20. ¿Qué enseña realmente la Biblia?. pp. 204-206. Editado por los testigos de Jehová.
  21. "Milagro", en "Perspicacia para comprender las Escrituras", Volumen II, pp. 391. Watch Tower Bible & Tract Society of Pennsylvania
  22. http://www.jw.org/es/publicaciones/libros/Ense%C3%B1a/1914-a%C3%B1o-importante-en-las-profec%C3%ADas-b%C3%ADblicas/
  23. O véase en línea
  24. Libro "Manténganse en el amor de Dios" Pag. 212, Tema: Apéndice "El saludo a la bandera, las votaciones y el servicio civil". Publicado por la Sociedad WatchTower Bible and Tract Society of Pennsylvania 2008.
  25. Libro "Adoremos a Dios", Págs. 159-166 Tema: "Ellos no son parte del mundo"
  26. Memoria de un Testimonio - Acerca del Círculo Europeo
  27. Libertad Religiosa en Ararat, La Atalaya del 1 de abril de 2003
  28. La vida ¿cómo se presentó aquí, por evolución o por creación?. Editado por los testigos de Jehová"
  29. "Muerte", en "Perspicacia para comprender las Escrituras", Volumen II, pp. 428. Watch Tower Bible & Tract Society of Pennsylvania
  30. El nombre Divino que durará para siempre. Editado por los testigos de Jehová.
  31. a b «¿Cómo se conmemora la Cena del Señor?». La Atalaya. 2004. Consultado el 1 de febrero de 2015. 
  32. Jehovah's Witnesses—Proclaimers of God's Kingdom, Watch Tower Bible & Tract Society, 1993, page 183.
  33. Libro "Los testigos de Jehová, proclamadores del Reino de Dios",capítulo 13, página 185. Editado por los testigos de Jehová
  34. Tratamientos médicos, sitio oficial de los testigos de Jehová (inglés)
  35. Anuario de los Testigos de Jehová 1991, p. 35.
  36. ¡Despertad! (22 de marzo de 1995). p. 19. Editada por los testigos de Jehová.
  37. a b «Nuevo miembro del Cuerpo Gobernante». La Atalaya. 2013. Consultado el 1 de febrero de 2015. 
  38. Revista "La Atalaya", 15 de mayo de 1990, artículo "Cooperación con el cuerpo gobernante hoy"
  39. Revista "La Atalaya", 15 de enero de 2001, artículo "En qué difiere el Cuerpo Gobernante de una corporación legal"
  40. «Aceptemos siempre la disciplina de Jehová». La Atalaya. 2006. Consultado el 1 de febrero de 2015. 
  41. Libro "Manténganse en el amor de Dios" Pág. 207, Tema: Apéndice "Como tratar a un expulsado". Publicado por la Sociedad WatchTower Bible and Tract Society of Pennsylvania 2008.
  42. Centro de documentación permanente sobre la expulsión en los testigos de Jehová
  43. «Cifras mundiales». Consultado el 11 de enero de 2013. 
  44. "Walk With Confidence in Jehovah’s Leadership", The Watchtower, June 1, 1985, pág. 20, "To turn away from Jehovah and his organization, to spurn the direction of “the faithful and discreet slave”, and to rely simply on personal Bible reading and interpretation is to become like a solitary tree in a parched land."
  45. Question box, Our Kingdom Ministry, September 2007.
  46. "Do not be quickly shaken from your reason", Watchtower, March 15, 1986
  47. "At which table are you feeding?" Watchtower, July 1, 1994
  48. Watchtower, May 1, 1984, pág. 31, as cited by R. Franz, "In Search of Christian Freedom", chapter 12
  49. "Firmly uphold godly teaching”, Watchtower, May 1, 2000, pág. 9.
  50. La Atalaya: 491. 15 de agosto de 1969. «(...) escuelas tienen consejos estudiantiles que lo animan a uno a seguir tras educación superior después de la secundaria, a seguir una carrera con un futuro en este sistema de cosas. No dejes que influyan en ti. No permitas que te 'laven el cerebro' con la propaganda del Diablo de adelantar (...) ¡A este mundo le queda muy poco tiempo! (...) Fija como tu meta el servicio de precursor, el ministerio de tiempo cabal, con la posibilidad de ir a Betel o al servicio misional.» 
  51. ¡Despertad!: 15. 22 de agosto de 1969. «(...) quizás hasta seis u ocho años más para que obtengas tu título de una carrera especializada. Pero ¿dónde estará este sistema de cosas para ese tiempo? ¡Estará bien avanzado hacia su fin, si es que no habrá desaparecido en realidad!» 
  52. Jehovah's Witnesses - Proclaimers of God's Kingdom, Watch Tower Society, 1993, pág. 708.
  53. Kingdom Ministry, Watch Tower Society, May 1974, pág. 3.
  54. La Atalaya, 1 de mayo de 1992.
  55. «Prensa», comunicados oficiales de prensa en el sitio web Jehovah Witnesses Media.
    Sección de preguntas y respuestas en español en el sitio web Jehovah Witnesses Media.
  56. «Cómo actuar en caso de pederastia», carta a los ancianos (en español) publicada el 10 de noviembre de 1995 por los Testigos Cristianos de Jehová (Madrid).
    Otras cartas a los ancianos pueden verse aquí.
  57. «Por qué estudiar el Holocausto». Circulo europeo de antiguos deportados e internados Testigos de Jehová. Consultado el 15 de febrero de 2015. 

Bibliografía

Enlaces externos