Terrorismo por actos personales

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El terrorismo por actos personales, también conocido como actos cometidos por los llamados lobos solitarios, sucede cuando alguien comete actos que pueden ser violentos o no en apoyo de un grupo, movimiento o ideología; pero lo hace solo, fuera de cualquier estructura de comando.

Orígenes del término[editar]

De acuerdo a la Liga Antidifamación el término "lobo solitario" fue popularizado por los supremacistas blancos Alex Curtis y Tom Metzger a finales de los años 1990:

Segun Metzger: Curtis alentó a los compañeros racistas a actuar solos para cometer crimenes violentos, así no podrían incriminar a otros. Hizo un llamado para la eliminación de todos los que no son blancos "por todos medios necesarios"; y promovió asesinatos, la venta de drogas y el uso de armas biológicas, como estratégias útiles. Popularizó las llamadas "5 palabras" - "No tengo nada que decir" - (incitaba a sus correligionarios a utilizarlas en cualquier interrogatorio policiaco, como un medio muy efectivo para obstruir cualquier proceso judicial).[1]

Segun Curtis: Uno de los aspectos mas influyentes del activismo de derecha de Metzger has sido su promoción de los modelos usados por otros movimientos extremistas como son el "lobo solitario" o la "resistencia sin líder", los cuales favorecen la actividad clandestina individual o de células pequeñas, como lo opuesto a las organizaciones con membresías visibles.[2]

Uso vigente[editar]

El término "lobo solitario" fue adoptado por agencias de Estados Unidos ( Seguridad Nacional, Justicia, Departamento de Estado) y por los medios de comunicación al referirse a individuos que siguen esa estrategia. Una operación conjunta entre el FBI y la Policía de San Diego para investigar las actividades de Curtis fue llamada Operación Lobo Solitario, "en gran parte debido al incentivo que hacía Curtis a otros supremacistas blancos para seguir lo que Curtis llamaba activismo del 'lobo solitario'"[3] El término "terrorismo del lobo solitario" es utilizado de modo generalizado para cualquier acto llevado a cabo fuera de una estructura de comando, sin importar su ideología.

Normalmente, el terrorista "lobo solitario" comparte una identificación ideológica o filosófica con algún grupo extremista, pero (el o ella) no se comunica con el grupo con el cual se identifica. Mientras que las acciones del "lobo solitario" son motivadas para promover el objetivo del grupo, las tácticas y métodos son totalmente concebidos y dirigidos por el "lobo solitario" sin una dirección o comando externo. En muchos casos, (como en las tácticas que imaginó Curtis), el "lobo solitario" nunca tiene ningún contacto personal con un grupo más grande. Gracias a esto, el terrorismo de lobo solitario plantea un problema muy particular para los oficiales antiterroristas, ya que dificulta considerablemente la recolección de datos de inteligencia, en directa comparación con el terrorismo convencional.

En Estados Unidos, los "lobos solitarios" pudieran representar una amenaza aún mayor que los grupos organizados. De acuerdo al Christian Science Monitor, "Con la excepción de los ataques a las Torres Gemelas ... los más grandes ataques terroristas en Estados Unidos han sido perpetrados por individuos transtornados que eran simpatizantes de una causa mayor - desde el bombardero de Oklahoma Timothy McVeigh hasta el francotirador del área de la ciudad de Washington John Allen Muhammad."[4]

Ejemplos[editar]

Theodore Kaczynski.

Lobos Solitarios en Estados Unidos[editar]

Lobos Solitarios en Europa[editar]

  • entre 1993 y 1997, Franz Fuchs, un xenofobo austríaco, se embarcó en una campaña en contra de extranjeros y de organizaciones que él creía eran amistosas con los extranjeros. Mató a cuatro personas e hirió a 15 mas, usando tres aparatos explosivos improvisados y cinco oleadas de 25 cartas bombas en total.
  • En abril de 1999, el neonazi David Copeland se hizo conocido como el "Bombardero de Clavos de Londres" después de una campaña de 12 días de bombardeos, cuyo objetivo eran las comunidades negras, asiáticas y homosexuales de Londres, matando a tres personas y lesionando a 129 más.
  • En julio de 2011 el ultranacionalista noruego Anders Breivik hizo estallar una bomba frente a la sede del gobierno nacional en Oslo. Luego, se trasladó a la isla de Utøya, donde se reunía la juventud del gobernante Partido Laborista Noruego, matando a 69 personas con disparos de pistola y escopeta. (Véase Atentados de Noruega de 2011).

Lobos Solitarios en Medio Oriente[editar]

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]