Terremotos interplaca

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Un terremoto interplaca es un terremoto que se produce en el límite entre dos placas tectónicas. Los terremotos de este tipo corresponden a más del 90 por ciento del total de la energía sísmica liberada en todo el mundo.[1]​ Si una placa intenta alejarse de otra, será retenida por esta, acumulando tensión que será liberada en forma de terremoto y haciendo que la placa se libere de la otra. El proceso de deslizamiento crea un terremoto con deformaciones del suelo y las ondas sísmicas resultantes viajan a través de la Tierra a lo largo de la superficie terrestre. El movimiento de las placas puede ser lateral, a lo largo de una falla transformante límite o vertical o por subducción.

Algunas zonas del mundo que son particularmente propensos a este tipo de eventos son la costa oeste de América del Norte (especialmente California y Alaska), la región nororiental del Mediterráneo (Grecia, Italia y Turquía en particular), Irán, Nueva Zelanda, Indonesia, India, Japón y algunas partes de China.

Referencias[editar]

  1. Bolt, Bruce (agosto de 2005), Earthquakes: 2006 Centennial Update – The 1906 Big One (Fifth edición), W. H. Freeman and Company, p. 150, ISBN 978-0716775485