Tercio de Montserrat

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Tercio de Nuestra Señora de Montserrat fue una unidad militar compuesta por requetés carlistas que participó en la Guerra civil española. Constituyó una de las unidades carlistas más famosas de la contienda, y destacó por su participación en el Frente de Aragón y en la Batalla del Ebro.[1]

Historial de operaciones[editar]

En el momento de producirse el Golpe de Estado de julio de 1936 la consigna interna de los carlistas era la de encontrarse en Pamplona. La intención era formar un cuerpo militar propio de acuerdo a la tradición carlista, aunque a medida que avanzó la contienda las distintas unidades carlistas fueron integradas en el Ejército franquista. En el caso de los carlistas catalanes "exiliados" en la zona sublevada, el 3 de diciembre de 1936 estos formaron un tercio de requetés, el Tercio de Nuestra Señora de Montserrat,[2] bajo la dirección de José María Cunill.[3] No obstante, hasta comienzos de 1937 la unidad no estuvo plenamente organizada.[4] El tercio estuvo compuesto por jóvenes procedentes de familias acomodadas, muy religiosas y de tradición carlista.[5]

La nueva unidad fue enviada como guarnición al tranquilo y secundario Frente de Aragón, en el sector de Codo. Su bautismo de fuego tuvo lugar durante la Ofensiva de Zaragoza, en agosto de 1937, cuando el Ejército republicano trate de conquistar la capital aragonesa. Para ese momento los carlistas catalanes se encuentran distribuidos en las poblaciones de Codo, Belchite y Quinto, junto a los tercios carlistas aragoneses.[6] Durante las batallas que se desarrollaron los requetés sufieron un elevado número de muertos, perdiendo 146 hombres de los 182 que disponía la unidad y quedando prácticamente aniquilada.[4] Por este mismo motivo sería condecorada colectivamente con la Cruz Laureada de San Fernando.

Durante los siguientes meses la unidad fue reconstruida,[4] siendo reorganizada con los efectivos de un batallón, y en junio de 1938 el Tercio es enviado a Extremadura, donde opera en la comarca de La Serena. Cuando el 25 de julio comienza la batalla del Ebro, el tercio es enviado a la nueva zona de combate.

Batalla del Ebro

Integrado en la 74.ª División franquista, el 28 de julio el Tercio llegó a Villalba de los Arcos, entrando inmediatamente en combate. Durante las siguientes 70 horas la unidad mantuvo combates de forma constante.[7] Durante las operaciones fallecieron un capitán, cuatro alféreces, seis sargentos y cincuenta hombres, mientras que otros ciento sesenta y tres efectivos resultaron gravemente heridos.[7]

Cota 481 en la actualidad.

El 19 de agosto el Tercio protagoniza el asalto a la llamada "posición Targa" o cota 481, situada en el cruce de las carreteras que enlazaban Villalba de los Arcos, Corbera de Ebro, la Fatarella y Gandesa, y que se encontraba defendida por la 60.ª División y una brigada de la 3.ª División, la 31.ª BM. Durante la mañana del día 19 los defensores republicanos fueron sometidos a un intenso fuego artillero y aéreo, aunque los republicanos no se vieron afectados; al mediodía los efectivos del Tercio, desde sus posiciones en Cuatro Caminos, se encaminaron al asalto de la posición Targa. Sin embargo, el Tercio no recibió el apoyo esperado por parte de los batallones Ceuta y Bailén, por lo que los requetés se vieron sometidos al intenso fuego de las ametralladoras republicanas. Bajo las ametralladoras republicanas, el Tercio tuvo 58 muertos y 170 heridos, quedando prácticamente deshecho. La posición Targa sería finalmente capturada al anochecer de aquel día, después de que los republicanos abandonaran la posición debido a la fuerte presión enemiga.[8]

Reconstituido, a comienzos de noviembre el Tercio participa en las últimas etapas de la Batalla del Ebro

Final de la contienda
Mausoleo del tercio junto al monasterio de Montserrat.

Hacia el 5 de enero de 1939 la unidad se encuentra estacionada en localidad turolense de Peñarroya de Tastavins. Por esas fechas los republicanos lanzan una ofensiva en el sector de Peñarroya, por lo que el Tercio es enviado al frente de Córdoba para tapar la brecha abierta por el ataque republicano.[9]

Tras el final de la contienda, el Tercio participará en el Desfile de la Victoria de Madrid junto a otras unidades del Ejército franquista, y el 12 de julio de 1939 el Tercio fue acuartelado en San Feliú de Llobregat. Finalmente, el 26 de octubre el Tercio sería oficialmente disuelto y sus miembros licenciados después de una subida a la montaña de Montserrat, donde entregaron la bandera del Tercio al Monasterio.

Referencias[editar]

  1. Stanley G. Payne (1996). Identidad y nacionalismo en la España contemporánea: el carlismo, 1833-1975, Actas Editorial, pág. 133
  2. José Carlos Clemente (2011). Breve historia de las guerras carlistas, Ediciones Nowtilus, pág. 180
  3. Martin Blinkhorn (1975). Carlism and Crisis in Spain, 1931-1939, Cambridge University Press, pág. 256
  4. a b c Gabriel Cardona, Juan Carlos Losada (2004). Aunque me tires el puente: Memoria oral de la batalla del Ebro, Aguilar, pág. 159
  5. Ángel Alcalde (2014). Los excombatientes franquistas (1936-1965), Universidad de Zaragoza, pág. 186
  6. Jordi Canal i Morell (2006). Banderas blancas, boinas rojas: una historia política del carlismo, 1876-1939, Marcial Pons, pág. 330
  7. a b Gabriel Cardona, Juan Carlos Losada (2004). Aunque me tires el puente: Memoria oral de la batalla del Ebro, Aguilar, pág. 161
  8. Josep Sánchez Cervelló, Pere Clua Micola (2005). La Batalla de l'Ebre: Un riu de sang, Gandesa, pág. 51
  9. Michael Seidman (2011). The Victorious Counterrevolution: The Nationalist Effort in the Spanish Civil War, The University of Wisconsin Press, pág. 77