Telémaco (santo)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
San
Telémaco
Telemachus.JPG
Información personal
Nombre de nacimiento Τηλέμαχος (Telémajos)
Nacimiento s. IV
Anatolia, Imperio Romano
Fallecimiento 391 o 404
Antigua Roma Ver y modificar los datos en Wikidata
Causa de muerte Lapidación Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Cristianismo
Información profesional
Ocupación Monje Ver y modificar los datos en Wikidata
Información religiosa
Canonización Pre-congregación
Festividad 1 de enero[1]
Venerado en Iglesia Católica

Telémaco o Almaquio (Anatolia, s. IV-Roma, 392 o 404) fue un monje cristiano proveniente de Asia Menor[2]​, quien vivió en la Roma cristiana. Según la tradición cristiana, Telémaco luchó por la abolición de los combates entre gladiadores, siendo asesinado en el proceso, de acuerdo con varias versiones de la leyenda.[3][4]

Es consideradon mártir cristiano y como tal venerado como santo por diversas confesiones cristianas y su fiesta litúrgica se celebra el 1 de enero.[5]

Hagiografía[editar]

Su nombre era Τηλέμαχος (Telémajos), aunque en la Iglesia católica se lo conoce más como Αλμάχιος (Almajios) o Almaquio. Según Teodoreto -obispo de Ciro (en Siria)- Telémaco provenía de Asia Menor (actual Turquía).

Martirio[editar]

Durante una lucha de gladiadores en un circo romano (leyendas posteriores ubicaron la escena en el Coliseo), Telémaco saltó a la arena y trató de separar los combatientes. Los espectadores lo apedrearon hasta matarlo, pero el emperador Honorio lo declaró mártir y poco después (semanas o meses) abolió los combates[6]​, medida que ya antes se había intentado sin éxito.

La muerte de Telémaco probablemente ocurrió el 1 de enero de 404[7]​, por lo que se considera que ese día fue el último combate legalizado de los gladiadores romanos. Como la prohibición de los gladiadores no consta en el Código Teodosiano de 438, hay algunas dudas sobre la veracidad plena de la historia. Por otra parte existe un edicto de Constantino I con esa abolición. Además no consta que en el siglo V se hiciera ningún combate entre gladiadores, y en cambio sí hubo luchas de fieras salvajes, que permanecieron como espectáculo circense hasta el final del Imperio.

Una variante de la leyenda afirma que Telémaco saltó al anfiteatro y arengó a los asistentes: «Hoy es el octavo día del nacimiento del Hijo de Dios, cesad de la superstición de los ídolos y de los sacrificios sucios». Entonces Alipio, el prefecto de la ciudad, ordenó a los gladiadores que lo mataran.[8]​ Según otra versión, Telémaco (llamado Almaco) fue decapitado por orden del prefecto Alipio.[9]​ Y según otra fue cortado en pedazos vivo.[10]

Historicidad[editar]

Actualmente se considera que la leyenda de Almaquio (nombre dudoso, en todo caso) puede tener su origen en un acontecimiento real, ya comentado por san Agustín unos diez años después de su posible ocurrencia: la presencia de un cristiano en un anfiteatro romano por motivos piadosos. El Martyrologium Hieronymianum, por su parte, narra la ejecución ad gladium (a manos de gladiadores) de algún cristiano por orden del prefecto urbano Alipio, motivada por haber llevado a cabo actividades antipaganas, probablemente de carácter violento o sedicioso.

A partir de estos hechos comenzó a elaborarse un mito para tratar de respaldar la lucha de los cristianos contra el paganismo. Primero presente la historia en el Martyrologium Hieronymianum (considerada una fuente poco fiable y plagada de errores) y, posteriormente, retomada y deformada por el obispo Teodoreto en su Historia ecclesiastica (donde habría cambiado el nombre del protagonista a Telémaco —literalmente "el final del combate"— para embellecer el relato, y también la forma de la muerte —posiblemente desconocía la pena de damnatio ad gladium—), se continuó su reelaboración durante los siglos siguientes.

Se plasmó como fecha del evento el 1 de enero quizá por motivos apologéticos, dado que coincidía con las grandes celebraciones de carácter carnavalesco y orgiástico del paganismo, severamente condenadas por los obispos cristianos. Se considera improbable la ocurrencia de los hechos ese día, entre otras razones porque los combates de gladiadores o munera se celebraban durante el mes de diciembre (del 2 al 24 de dicho mes). Aunque el Martyrologium Hieronymianum no lo menciona, la alusión al prefecto Alipio da como año plausible de la muerte el 392.

Sin embargo Teodoreto, en su afán por tratar de explicar el fin de los combates de gladiadores (en su época ya no se celebraban), da el 404 como fecha y atribuye a Honorio su prohibición para encomiar la figura de dicho emperador. Dicha posibilidad ha sido refutada, en el siglo XX, por historiadores eclesiásticos como Johann Peter Kirsch o Hippolyte Delehaye, entre otros. Según el historiador Juan Antonio Jiménez Sánchez —de la Universidad de Barcelona— con el relato de Almaquio/Telémaco «nos hallamos ante un intento de construir la historia a partir de una leyenda hagiográfica, de un relato que no es capaz de resistir la más mínima crítica de carácter histórico».[3]

Referencias[editar]

  1. [>http://es.catholic.net/op/articulos/35332/telmaco-santo.html «Telémaco, santo»]. 
  2. «San Telemaco». www.vidasejemplares.org. Consultado el 16 de enero de 2022. 
  3. a b Jiménez Sánchez, Juan Antonio (2018). «El martirio de Almaquio y la prohibición de los espectáculos de gladiadores». Polis: revista de ideas y formas políticas de la Antigüedad (20): 89-165. ISSN 1130-0728. 
  4. «Almaquio (o Telémaco), Santo». Catholic.net. Consultado el 16 de enero de 2022. 
  5. «Santoral 1 de enero | Santa María: Madre de Dios, San Telémaco, San Fulgencio». Consultado el 16 de enero de 2022. 
  6. «SAN ALMAQUIO O TELEMACO, MARTIR (c». www.fatheralexander.org. Consultado el 16 de enero de 2022. 
  7. «Gladiadores romanos | Los que van a morir te saludan». Perfil. 1 de enero de 2022. Consultado el 16 de enero de 2022. 
  8. «Día 1: la circunsición del Señor (Martirologio)», capítulo del libro Año christiano de España (1791), escrito por Joaquín Lorenzo Villanueva, publicado en el sitio web Google Libros. La cita se encuentra desde el renglón 5.
  9. Sayol y Echevarría, José: La leyenda de oro para cada día del año. Todos los santos que venera la Iglesia. Madrid: Librería Española, 1853.
  10. «Saint Telemachus», ficha en inglés en el sitio web Saints SQPN. Publicado el 3 de febrero de 2014. Consultado el 20 de octubre de 2014.

Bibliografía[editar]

  • Theodoret of Cyrus, The Ecclesiastical History, book V, chapter XXVI: Of Honorius the Emperor and Telemachus the monk.
  • Holweck, Frederick George: A Biographical Dictionary of the Saints (St Louis: B. Herder Book Co., 1924) p. 51
  • Sgarbossa, Mario (2000): I santi e i beati della chiesa d'Occidente e d'Oriente'. Milán (Italia): Edizioni Paoline, 2.ª edición, 2000. ISBN 88-315-1585-3, pág. 10.

Enlaces externos[editar]