Tejo de Fortingall

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El Tejo de Fortingall, considerado el ser vivo más viejo de Europa.

El Tejo de Fortingall (en inglés, Fortingall Yew) es un viejo tejo (Taxus baccata) que se encuentra en un patio en el pueblo de Fortingall, en la región de Perthshire, en Escocia. Durante mucho tiempo se estimó que su edad debía estar entre los 2.000 y los 5.000 años; investigaciones recientes tienden a situarlo en el límite inferior, es decir, en torno a los 2.000 años de edad.[cita requerida] Esto seguiría convirtiéndolo, no obstante, en el árbol más viejo del que se tiene noticia en Reino Unido.[1]

El tejo no tiene un aspecto espectacular: no es muy alto, y su tronco, antes gigantesco (tenía 16 metros de circunferencia en 1769), se encuentra ahora separado en distintos tallos, dando la impresión de ser varios árboles más pequeños. Esto se debe a que durante el siglo XIX se estableció la costumbre de llevarse pequeñas astillas de su tronco como souvenir, aunque también influye el natural declive del propio árbol, de forma que el centro del tronco está ahora a ras de suelo. A pesar de su edad y de los ataques sufridos, el tejo está aparentemente en buen estado y podría tener por delante varios siglos más de vida. Actualmente se encuentra protegido por un vallado no muy alto, que no permite acercarse pero sí observarlo.

Referencias[editar]

  1. "Wanted: Fat, old, gnarled trees" (28 de junio de 2007) Telegraph.co.uk. Accedido el 29 de septiembre de 2007. "El Tejo de Fortingall... considerado como el árbol más viejo del Reino Unido y probablemente de Europa."

Bibliografía[editar]

  • Harte, J. (1996). "How old is that old yew?", At the Edge 4: 1-9. Accesible online. (en inglés)
  • Kinmonth, F. (2006)."Ageing the yew - no core, no curve?", International Dendrology Society Yearbook 2005: 41-46. (en inglés)

Enlaces externos[editar]




Coordenadas: 56°35′55″N 4°03′25″O / 56.5986111111, -4.05694444444