Teatro Infanta Beatriz

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Teatro Beatriz»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Proyecto de la fachada a la calle de Hermosilla para el edificio en el que se encontraba el Teatro Infanta Beatriz, según dibujo del arquitecto Eduardo Sánchez Eznarriaga, firmado en 1923, una año antes de su muerte.

El Teatro Infanta Beatriz (también teatro Beatriz y Teatriz)[1]​ fue un pequeño coliseo situado en la calle de Hermosilla esquina a Claudio Coello, en el barrio de Salamanca de la capital de España. Levantado entre 1923 y 1925, según proyecto de Eduardo Sánchez Eznarriaga y Eduardo Lozano Lardet,[2]​ se inauguró el 16 de octubre de 1925.[3]​ El 8 de marzo de 1933, Federico García Lorca estrenó en él Bodas de Sangre. En 1989, consentida por sus propietarios, la familia Arango, el viejo teatro sufrió una transformación a cargo de Philippe Starck, ampliada en 2011 por el interiorista francés Bruno Borrione.[4][1]​ En las navidades de 2014, agotado el recurso de la restauración, se convirtió su espacio en una tienda de vestir de una cadena sueca.

Historia[editar]

El viejo Infanta Beatriz[editar]

Proyectado en 1920, siguiendo el ejemplo del Teatro Fontalba y el modelo de bombonera francesa de los teatros a la italiana, el nuevo coliseo dedicado a una infanta real se integró en el diseño de un edificio de viviendas de lujo. Su estructura respeta el esquema del teatro clásico del siglo XIX, con algunas soluciones creativas bien resueltas por Sánchez Eznarriaga, como antes había tenido que hacer en el Teatro Calderón.[5]​ Destaca la amplitud en altura del torreón de tramoya, a pesar de la discreta superficie dedicada a escenario.

Fallecido Sánchez Eznarriaga poco después de proyectar el edificio, casi toda la obra corrió a cargo de su discípulo Lozano Lardet, con la ayuda de José Luis Durán de Cottes,[6]​ que respetarían con fidelidad el gusto ecléctico y alto burgués de su maestro. La prensa de la época destacó la ampulosa ornamentación interior, con fuentes de mármol en el vestíbulo, plafones de estilo español y "molduras de extrema modernidad". La fachada, sin embargo, se redujo a una sencilla marquesina sobre la entrada al teatro en el chaflán de la esquina que forman las calles Hermosilla y Claudio Coello.[5]​ Construido en hormigón armado y cubierto con vigas de ese material, el forjado resultante parecía prever una sala al aire libre sobre la sala cubierta, a modo de terraza para representaciones, aunque no se llegó a construir. El coliseo no obstante tenía un aforo para ochocientos espectadores. El presupuesto final fue de 1.800.000 pesetas de la época.

Concebido y diseñado como sala de espectáculos mixta (teatro y cine), el Beatriz disponía en la planta primera de cabina de proyección, elevada para evitar que el haz de proyección pudiera ser interrumpido por los espectadores de las últimas filas del entresuelo.

Acudió al estreno parte de la familia real, para la representación de la obra El amigo Teddy o El amor de moda,[7]​ por la compañía de Ernesto Vilches e Irene López Heredia que se instalaron en la sala durante sus primeros años de existencia.

El 14 de enero de 1927, el Teatro inició su historia como cine con el estreno de la película “El soldado desconocido”,en un pase que acompañaba la orquesta de jazz “Alhambra”.[6]​ Sostiene el crítico y cronista teatral Martínez Olmedilla, que la nueva sala, casi perdida en un barrio aristocrático, se resintió de su aislamiento y tras el ímpetu inicial cayó en un cierto abandono (aunque no lo especifica y atendiendo a la relación de estrenos, debe referirse al periodo de posguerra española, a la competencia del séptimo arte y la subsiguiente crisis del teatro nacional).[7]

El Beatriz[editar]

Con la segunda República Española, el teatro comenzó a conocerse simplemente como "el Beatriz", y su uso se amplió a las conferencias y mítines políticos.

El 7 de noviembre de 1931,[8]​ la prensa recogió la noticia del escándalo ocurrido en el teatro la noche anterior, cuando un grupo de agresivos ultramontanos irrumpieron en la sala golpeando a los espectadores que se interpusieron en su "misión vandálica", provocada por la presentación de la obra oportunista, anticlerical -y biográfica- de Ramón Pérez de Ayala A.M.D.G. (iniciales de «Ad Majoren dei Gloriam»), subtitulada La vida de un colegio de Jesuitas. A pesar de este conflicto entre teatro y política con cerca de cuatro horas de bofetones, destrozos en la sala e inmediaciones y algunos detenidos, la obra pudo representarse esa noche para los supervivientes que quedaron en la sala.

Cerrado por obras, volvió a abrirse en 1942 como cine, con algunas temporadas teatrales alternas hasta principios de la década de 1960.[6]​ De la lista de actores y estrellas que pisaron sus tablas pueden citarse, casi al azar: Catalina Bárcena, Aurora Bautista, Irene Caba Alba, Gemma Cuervo, Florinda Chico, Fernando Fernán Gómez, Arturo Fernández, Fernando Guillén, Emilio Gutiérrez, Carlos Larrañaga, Toni Leblánc, Valeriano León, Loreto y Chicote, Raquel Meller, Lola Membrives, Juanjo Menéndez, Gracita Morales, Luis Prendes, Aurora Redondo, Chavela Vargas y Ernesto Vilches.

El Teatriz[editar]

En 1990, tras más de setenta años como teatro, el arquitecto y diseñador francés Philipe Starck lo transformó el Beatriz en el Restaurante Teatriz.[9]​ Starck, además de aprovechar la ocasión para celebrar allí su 41 cumpleaños consiguió toda la atención de la posmodernidad de la época, con la presencia de famosas como Ana García Obregón y Agatha Ruiz de la Prada, además de la colaboración casi simbólica de un Javier Mariscal y del iluminador favorito de Prince, Arnold Chan. Starck rizó el rizo ampuloso del viejo Beatriz dotando el nuevo restaurante con mesas rococó con grifos, un diseño de Chirico en el suelo del comedor, madera en las paredes, casetas para los retretes, y reforzando la presencia de las columnas, las cuerdas de las bambalinas, la barra de mármol y los dorados del bar.[1]​ En 2011, una nueva remodelación aprovechando espacios antes ocultos a los comensales pone el marcha espacios como “Kíreí Teatriz”, barra de cocina japonés en el escenario, “Tapas Teatriz” en el espacio que dio cabida al vestíbulo principal y la coctelería “Pink Lounge” en la primera planta. Tres años después, a mediados de 2014, desaparecería el Teatriz, buque insignia del grupo Vips.[6]

Tras una nueva reforma, el antes restaurante se abrió al público como boutique de la multinacional textil sueca Hennes & Mauritz (H&M), conservando aún algunos detalles del antiguo teatro-cine incluido un antiguo cartelón.[6]

Algunos estrenos[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c El País, 2011.
  2. Fernández Muñoz, 1989, p. 366.
  3. «Informaciones y noticias: Espectáculos y deportes». Diario ABC. (Madrid). 16 de octubre de 1925. Consultado el 10 de octubre de 2015. 
  4. (25 de septiembre de 2011). «El antiguo Teatro Beatriz se renueva por dentro». Vanitatis (El Confidencial). Consultado el 10 de octubre de 2015. 
  5. a b Fernández Muñoz, 1989, pp. 366-369.
  6. a b c d e Sánchez Fernández, 2015.
  7. a b Olmedilla, 1947, p. 307.
  8. Menchero, Juan. «La politización de un estreno». resad.es. Consultado el 12 de octubre de 2015. 
  9. ABC, 1989.
  10. L. de Heredia, María Pérez. «Traducción, cesnsura y representación...». Departamento de Educación, Universidades e Investigación/Hezkuntza, Unibertsitate eta Ikerketa Saila del Gobierno Vasco. Consultado el 10 de octubre de 2015. 

Bibliografía[editar]