Tautología (retórica)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En retórica, una tautología (del griego ταυτολογία, decir lo mismo) es una afirmación obvia, vacía o redundante. Es repetición de un pensamiento expresado de distintas maneras. Algunas veces se la puede considerar repetición inútil y viciosa.

Por ejemplo, como «explicaban» los seudomaestros a Monsieur Jourdain en El burgués gentilhombre, de Molière: «El calor es producido por una sustancia llamada calóricum».

En filosofía y otras áreas de las ciencias humanas, se dice que un argumento es tautológico cuando se explica por sí mismo, a veces redundante o falaciosamente. Por ejemplo, decir que "el mar es azul porque refleja el color del cielo y el cielo es azul a causa del mar" es una afirmación tautológica. Un ejemplo de dicho popular tautológico es "todo lo que está de más, sobra". Del mismo modo, un sistema es caracterizado como tautológico cuando no presenta salidas a su propia lógica interna.

En la retórica, la redundancia suele entenderse como falta de estilo, aunque a veces se utiliza intencionadamente con propósito enfático. Por ejemplo, «lo vi con mis propios ojos». En este sentido, también se la puede considerar pleonasmo.

Cuando mediante la tautología retórica se pretende enunciar una explicación y esa explicación es evidentemente redundante, sin aportar más conocimiento, se denomina perogrullada: «El ser es lo que es». Como la rima, en ocasiones la función del pleonasmo es instructiva, para reforzar la memoria de un tema.

Véase también[editar]