Tarjeta de visita

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Tarjeta de visita de Goethe

Las tarjetas de visita o tarjetas de presentación son unas piezas en las que se recogen los principales datos de una persona y que se entrega en la primera entrevista o como forma de identificación junto a un regalo, pésame o felicitación. Las informaciones más habituales de una tarjeta son:

  • Nombre y apellidos de la persona, en el centro
  • Su cargo o título bajo el anterior y en menor formato
  • Dirección, teléfono, correo electrónico en la parte inferior
  • Logotipo y nombre de la compañía en la parte superior si es una tarjeta profesional

Historia[editar]

Las tarjetas de visita aparecieron primero en China en el siglo XV, y en Europa en el siglo XVII. Los lacayos de aristócratas y de la realeza entregaban estas primeras tarjetas de visita europeas a los criados de sus anfitriones anticipando solemnemente la llegada de sus dueños.

Las tarjetas de visita se convirtieron en una herramienta imprescindible de etiqueta, con reglas sofisticadas gobernando su uso. La convención esencial era que una persona no esperaba ver a otra persona en su propia casa (a menos que estuviera invitado o fuera presentado) sin dejar primero su tarjeta de visita en su hogar. Tras dejar la tarjeta, no esperaban ser admitidos al principio, sino que puede ser que recibieran una tarjeta en su propio hogar a modo de respuesta. Esto serviría como señal de que una visita y una reunión personales en el país no serían incómodas. Por otra parte, si no se recibía tarjeta de vuelta en breve plazo o si se recibía una tarjeta en un sobre significaba que una visita personal era desalentada. Como adopción de la etiqueta francesa e inglesa, las tarjetas que visitaban llegaron a ser comunes entre la aristocracia de América y de Europa. El procedimiento entero dependía de la existencia de criados para abrir la puerta y recibir las tarjetas, por lo que fue confinada a las clases sociales altas que empleaban criados.

Algunos refinados ornamentos grabados se incluían en las tarjetas de visita así como fantásticos escudos. Sin embargo, la tarjeta de visita de formato estándar en el siglo XIX en el Reino Unido era una tarjeta llana sin nada más que el nombre del portador en ella. El nombre de un club de caballeros podía agregarse a veces, pero no se incluía la dirección.

La tarjeta de visita ya no es la característica universal de la clase media superior y de la vida de la clase alta que fue una vez en Europa y Norteamérica. Ahora, es mucho más común entre todas las capas sociales, en la cual los detalles del contacto, incluyendo la dirección y el número de teléfono, son esenciales. Esto ha conducido a la inclusión de tales detalles incluso en las tarjetas de visita domésticas, una práctica recogida por los libros modernos de la etiqueta.

Materiales[editar]

Tradicionalmente, las tarjetas se imprimían en cartulina. En el siglo XXI se han añadido nuevos materiales, como el PVC.

Carte de visite[editar]

Carte de visite de Rattazzi, realizada por Disderi

Una variante especial de las tarjetas de visita se desarrolló durante el siglo XIX: las llamadas "Carte de visite" o CDV, inventadas por Adolphe Disderi en 1854. Consistían en una pequeña fotografía, inicialmente de 9x12 cm, realizada a partir de una o varias tomas que retrataban al portador de la tarjeta. En el momento de su introducción fueron muy exitosas especialmente entre los sectores menos pudientes de la burguesía en ascenso, en tanto que los retratos fotográficos aún eran restrictivos para este grupo, por su alto costo. Las tarjetas de visita de Disderi eran mucho más económicas que un retrato fotográfico de esa misma época, y el estudio entregaba 8 copias. Estaban realizadas usando colodión húmedo para la toma, y se copiaban con el procedimiento a la albúmina. Las tarjetas de visita de personajes famosos también se hicieron muy populares.

Referencias[editar]

  • Freund, Gisele (1976). La fotografía como documento social. Barcelona: GGili.