Tarifazo de Argentina de 2016

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Tarifazo de Argentina de 2016
Abono mensual - Línea General Roca - Abril y Mayo 2016 - Tarifazo.jpg
Abono del servicio ferroviario donde se exhibe un incremento tarifario del 100% de un mes al otro.
Suceso Protestas, cacerolazos, ciberactivismo.
Lugar Bandera de Argentina Argentina
País Argentina
[editar datos en Wikidata]

Se denomina coloquialmente Tarifazo de Argentina de 2016 al conjunto de medidas tomadas por la presidencia de Mauricio Macri para aumentar las tarifas de los servicios públicos, del sector energético y del transporte público. Estos servicios habían sido fuertemente subsidiados por el Estado argentino durante el Kirchnerismo. En el concepto se incluyen las repercusiones económicas, sociales y políticas que esto conllevó.

Antecedentes[editar]

En marzo de 2016, el ministro de transportes, Guillermo Dietrich, anunció el aumento de las tarifas del agua y del sistema de transporte público en la ciudad de Buenos Aires, esta medida produjo un alza del 100 por ciento de los precios de los boletos de colectivos, Subte y ferrocarriles metropolitanos que conectan a la ciudad con el resto de la Provincia de Buenos Aires.[1]

Como parte de la política energética implementada por el gobierno de Mauricio Macri, en julio de 2016 y previo a los festejos por el Bicentenario de la Independencia de Argentina, fueron anunciadas medidas dirigidas a recortar el presupuesto destinado al subsidio estatal de los servicios públicos energéticos: agua potable y saneamiento, energía eléctrica e hidrocarburos (gas combustible y petróleo). La decisión fue justificada con el fin de evitar que el país entre en una crisis energética generalizada en todos los recursos.

El presidente Macri salió en defensa de la medida en una actividad pública de Bahía Blanca, argumentando que contribuirá a la independencia energética del país, reduciendo las importaciones de gas natural, gas licuado del petróleo y electricidad, además pidió a los argentinos «ser austeros» con el consumo de los diversos tipos de energía.[2]

Manifestaciones en contra[editar]

Desde diversas organizaciones vecinales y políticas argentinas llamaron a una primera protesta en contra de la medida gubernamental para el 14 de julio de 2016 en distintos puntos de la Provincia de Buenos Aires. Los manifestantes que realizaron un cacerolazo, se concentraron en el Obelisco de Buenos Aires y sus alrededores, exigiendo, entre otros petitorios, la restauración de los precios tarifarios y la renuncia del primer ministro de energía argentino, Juan José Aranguren.[3]​ El 14 de julio se produjo una protesta por los aumentos en la tarifa del gas,[4]​ que en ocasiones había superado el 1000%, y en algunos casos llegaban al 2000%,[5]​ a los que una resolución del gobierno de Macri limitaba a un máximo interanual del 400% (cinco veces más). Contribuyeron al malestar de la población las distintas expresiones vertidas por miembros del gabinete de ministros y el propio presidente de la Nación,[6]​ haciéndose hincapié en las críticas a la gestión del ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, del que se pidió la renuncia a su cargo.[7]

La convocatoria se hizo a través de las redes sociales y Whatsapp.[8]

La protesta se generalizó por varias zonas de la Capital y del Gran Buenos Aires,[9]​ y se replicó en muchas ciudades del interior del país, como Córdoba, Rosario, Mendoza, La Plata,[4]San Miguel de Tucumán[10]​ y Neuquén.[11]

Protesta contra el tarifazo en Mar del Plata

Hubo cacerolazos en alrededor de 50 esquinas porteñas, pese a la lluvia. Flores, Congreso, Palermo, Núñez, Floresta, Caballito, San Telmo, Chacarita, Villa Urquiza, Colegiales, Balvanera, Recoleta, Almagro, Villa Crespo, Boedo, Belgrano, Saavedra, Mataderos, Parque Patricios, Villa Luro, Parque Avellaneda, Parque Chas y Lugano fueron algunos de las principales puntos de manifestación en la ciudad de Buenos Aires.[12]

Se produjeron también manifestaciones en Villa Insuperable, Ciudadela, La Matanza, Tandil, Mar del Plata, Moreno, Berazategui, Almirante Brown, Quilmes, Ituzaingo, La Plata,[12]​Lomas de Zamora, Avellaneda, Lanús, Morón y Vicente López.[13]​ El 14 de julio se produjo una protesta por los aumentos en la tarifa del gas,[4]​ que en ocasiones había superado el 1000%, y en algunos casos llegaban al 2000%,[5]​ Contribuyeron al malestar de la población las distintas expresiones vertidas por miembros del gabinete de ministros y el propio presidente de la Nación,[6]​ haciéndose hincapié en las críticas a la gestión del ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, del que se pidió la renuncia a su cargo.[7]

Se repitió el método de movilización, se usaron además «veredazo», «bocinazo», «ruidazo», y otros.[14]​ La protesta se generalizó por varias zonas de la Capital y del Gran Buenos Aires,[9]​ y se replicó en muchas ciudades del interior del país, como Córdoba, Rosario, Mendoza, La Plata,[4]San Miguel de Tucumán[10]​ y Neuquén.[11]​ Si bien los sectores de izquierda fueron los más notorios en su portación de carteles identificatorios, muchos de los manifestantes aclaraban que habían votado a favor de Macri.

Los cacerolazos fueron convocados por Asociaciones de Consumidores y de Defensa de los Derechos de los Usuarios y por distintos referentes. Patricia Vaca Narvaja,[15]Gabriela Cerruti,[16]​ o Ana Corradi.[17]

Hubo cacerolazos en alrededor de 50 esquinas porteñas, pese a la lluvia. Flores, Congreso, Palermo, Núñez, Floresta, Caballito, San Telmo, Chacarita, Villa Urquiza, Colegiales, Balvanera, Recoleta, Almagro, Villa Crespo, Boedo, Belgrano, Saavedra, Mataderos, Parque Patricios, Villa Luro, Parque Avellaneda, Parque Chas y Lugano fueron algunos de las principales puntos de manifestación en la ciudad de Buenos Aires.[12]

Se produjeron también manifestaciones en Villa Insuperable, Ciudadela, La Matanza, Tandil, Mar del Plata, Moreno, Berazategui, Almirante Brown, Quilmes, Ituzaingo, La Plata,[12]​Lomas de Zamora, Avellaneda, Lanús, Morón y Vicente López.[13]​El 14 de julio se produjo una protesta por los aumentos en la tarifa del gas,[4]​ que en ocasiones había superado el 1000%, y en algunos casos llegaban al 2000%,[5]​ a los que una resolución del gobierno de Macri limitaba a un máximo interanual del 400% (cinco veces más). Contribuyeron al malestar de la población las distintas expresiones vertidas por miembros del gabinete de ministros y el propio presidente de la Nación,[6]​ haciéndose hincapié en las críticas a la gestión del ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, del que se pidió la renuncia a su cargo.[7]

Esta vez se trató de un reclamo puntual: el rechazo al aumento de las tarifas debido a la quita de los subsidios estatales. La convocatoria se hizo a través de las redes sociales y Whatsapp.[8]

Se repitió el método de movilización, al que los medios opositores dieron nombres alternativos para despegarlo de las protestas anteriores - ya que el kirchnerismo siempre criticó los "cacerolazos" como provenientes de las clases medias altas y altas - y se usaron términos como «veredazo», «bocinazo», «ruidazo», y otros.[14]​ La protesta se generalizó por varias zonas de la Capital y del Gran Buenos Aires,[9]​ y se replicó en muchas ciudades del interior del país.

En agosto de ese año miles de ciudadanos protestaron en calles y plazas de todo el país en rechazo a los fuertes aumentos en las tarifas de servicios públicos, en lo que constituyó el segundo "ruidazo" con la consigna: "Chau Aranguren". En Microcentro, el punto principal del "ruidazo" se llevó a cabo en el Obelisco, las protestas también se replicaron en los barrios porteños de Recoleta, Caballito, Palermo, Belgrano, Flores, Floresta, Parque Avellaneda, Mataderos, Villa Lugano, Villa Crespo, Abasto, Almagro, San Telmo, Boedo, Congreso, Paternal y Chacarita.[18]

En el Gran Buenos Aires se realizaron concentraciones en La Plata, Morón, Almirante Brown, Esteban Echeverría, Ituzaingo, Haedo, Luján, Caseros, Olivos, Ramos Mejía, Quilmes, Wilde, Lanús y Pilar. En el interior bonaerense también se registraron manifestaciones en las localidades de Roque Pérez, Tandil, Tres Arroyos y Junín.[18]

También en el interior del país, entre ellas en las provincias de en Santa Fe, Córdoba, Salta, Mendoza, Río Negro, Chaco, Chubut, Corrientes, Misiones, Tucumán y Entre Ríos también se concretaron protestas con cortes de calle y en otros casos en las plazas centrales.[18]

Marcha Federal[editar]

Entre el 31 de agosto y el 2 de septiembre se llevó a cabo la Marcha Federal, una multitudinaria movilización convocada por diversas organizaciones sociales en todo el país.[19]​ Se realizó como protesta contra las políticas del gobierno de Macri, entre ellas el tarifazo.

Judicialización[editar]

Una sala de la Cámara Federal de La Plata, dictó una sentencia que anuló el incremento de las tarifas de gas, adicionalmente obliga a las empresas a «retrotraer» los valores cobrados anteriormente al anuncio presidencial, así como también a devolver directamente a los usuarios todo el dinero que se haya cobrado eventualmente de más.[20]​ Asimismo, un juez de la localidad de Lomas de Zamora, dispuso una medida cautelar ante un recurso presentado por un usuario local del servicio de agua potable, siendo la primera medida judicial en el país de esta naturaleza en contra del tarifazo.[21]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Jueguen, Francisco; Fernández Blanco, Pablo (31 de marzo de 2016). «Suben desde abril las tarifas de agua y los boletos de colectivos y trenes». La Nación. Consultado el 15 de julio de 2016. 
  2. «Macri defendió el tarifazo:"Va llevar muchos años recuperar las macanas del kirchnerismo"». La Nación. 13 de julio de 2016. Consultado el 15 de julio de 2016. 
  3. «Protestas contra el aumento de tarifas en distintos puntos de la Ciudad». Clarín. 14 de julio de 2016. Consultado el 15 de julio de 2016. 
  4. a b c d e «Protestas en distintos puntos del país contra los tarifazos». Diario Clarín. 14 de julio de 2016. 
  5. a b c «Con la motosierra adentro del quirófano». Diario Página/12. 15 de julio de 2016. 
  6. a b c Tarifazos: “Macri quiere justificar lo injustificable”
  7. a b c Macri mantendrá una reunión con Aranguren luego del cacerolazo
  8. a b Giorgi, Guido (15 de julio de 2016). «Cacerolas inorgánicas». Revista Anfibia. Consultado el 20 de julio de 2016. 
  9. a b c «En los cien barrios porteños». Diario Página/12. 15 de julio de 2016. 
  10. a b «Crónica del #Ruidazo en Tucumán». La Izquierda Diario. 15 de julio de 2016. 
  11. a b «Neuquén se sumó a la marcha contra el tarifazo». LMNeuquén. 15 de julio de 2015. 
  12. a b c d «El cacerolazo contra el tarifazo se hizo sentir en todo el país». Diario Ambito Financiero. 14 de julio de 2016. Consultado el 22 de julio de 2016. 
  13. a b «Protestas contra el aumento de tarifas en distintos puntos de la Ciudad». Diario La Nación. 14 de julio de 2016. Consultado el 22 de julio de 2016. 
  14. a b «Un ruidazo contra las tarifas en todo el país». Diario Página/12. 15 de julio de 2016. 
  15. «Tarifazo: fue funcionaria K y es una de las organizadoras del cacerolazo». Clarín. 14 de julio de 2016. Consultado el 15 de julio de 2016. 
  16. «Cerruti pasó de rechazar cacerolazos a convocarlos». Noticias Urbanas. 13 de julio de 2016. Consultado el 15 de julio de 2016. 
  17. «La acérrima kirchnerista, Ana Corradi, convoca a los santiagueños al cacerolazo contra Macri». Ultima Hora. 12 de julio de 2016. Consultado el 15 de julio de 2016. 
  18. a b c «En otro "ruidazo", miles de personas protestaron contra la suba de tarifas». Ambito financiero. 4 de agostode 2016. Consultado el 15 de diciembre de 2016. 
  19. http://www.eldestapeweb.com/una-multitud-marcha-plaza-mayo-protestar-el-ajuste-macri-n20484
  20. «El juez Luis Arias sostuvo que el auento en las facturas del gas "viola derechos y es irracional"». La Capital (Rosario). 15 de julio de 2016. Consultado el 15 de julio de 2016. 
  21. «Juez de Lomas de Zamora suspendió el tarifazo de agua en beneficio de un usuario». Andigital.com.ar. 13 de julio de 2016. Consultado el 15 de julio de 2016. 

Enlaces externos[editar]