Taoísmo en Cuba

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Taoismo(Cuba)»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Sociedad Taoísta de Cuba – Orden Espiritual del Tao
古巴道教會道靈派号
Templo Templo de la Pura Transparencia (Qīng Jìng Gōng) 
Doctrina Taoísmo
Fundador 黄信古
Huáng Xìn Kǔ
(Darian Isla Pino) 
Espiritualidad tao
Deidad panteón taoísta de divinidades e inmortales
Rituales ceremonias taoístas tradicionales
Idioma litúrgico chino
Sitio web http://taoismo.cubava.cu/

El taoísmo en Cuba se establece en 2007 como «Sociedad Taoísta de Cuba – Orden Espiritual del Tao» en la ciudad de Sancti Spíritus (Cuba). Instalada como una entidad religiosa autónoma, recibe el apoyo internacional desde China y España. La sociedad hizo construir el Templo de la Pura Transparencia-Cuba (Kupa-Qing Jing Kong).

Orígenes[editar]

En el año 2000, el ciudadano cubano Darian Isla Pino se inició una pequeña escuela dedicada al estudio del taoísmo chino, que fue la precursora de esa religión en Cuba. Con el tiempo, aumentó el número de seguidores. En 2007 Isla Pino fue iniciado por el sacerdote taoísta Tian Cheng Yang como «sacerdote de la 25.ª generación de la escuela Long Men Quan Zhen. Ese año, la escuela pasó a ser la Sociedad Taoísta de Cuba, la Orden Taoísta de Cuba, y la primera sociedad taoísta Long Men en toda Sudamérica.

Filiales[editar]

Tiempo después de la creación de la Sociedad Taoísta de Cuba, algunos seguidores de la escuela de Sancti Spíritus abrieron una filial en La Habana (capital del país), a la que nombraron «Filial Taoísta de Cuba – Orden Espiritual del Tao: Templo de la Transparencia Misteriosa (Xuan Qing Kong)».

Organización[editar]

La congregación está gestionada por el Palacio de la Tradición, el cual está constituido por dos representadores: el consejo del patriarca y la dirección ejecutiva.

El consejo del patriarca está instituido por las siguientes personas:

  • Maestro regente
  • Maestro auxiliar
  • Maestro del precepto
  • Maestro de los clásicos
  • Maestro de la liturgia
  • Maestro de las academias

Este grupo de personas está dedicado al desarrollo religioso e institucional y al funcionamiento interno de la entidad.

La dirección ejecutiva está instituida con los siguientes cargos:

  • presidente
  • secretario
  • tesorero
  • ministro social

Estas personas se encargan del funcionamiento burocrático, representando a la entidad ante los frecuentadores y las instituciones estatales.

La emisión de las enseñanzas en la sociedad se realiza a través de las cinco academias, y son conocidas como:

  • Academia de la Medicina.
  • Academia de la Alquimia.
  • Academia de los Oráculos.
  • Academia de las Artes Marciales.
  • Academia de las Artes.

Existe también el ministerio sacerdotal, donde se preparan todos los monjes de la orden para su desarrollo en materia de taología y liturgia.

Jerarquía taoísta en Cuba[editar]

La jerarquía de la Sociedad Taoísta de Cuba es sencilla. Otras escuelas taoístas poseen una estructura jerárquica diferente.

La Sociedad Taoísta de Cuba posee tres títulos básicos y dos secundarios que constituyen la jerarquía taoísta de su congregación.

Títulos básicos[editar]

  • Tao fa shi: maestro de magia taoísta. Es el título de mayor nivel dentro de la orden. Quien lo posea se encuentra capacitado para ordenar otros sacerdotes, e incluso, otros tao fa shi.
  • Tao shi: sacerdote taoísta. Es el título ordinario de la orden. Es entregado a los discípulos que hayan estudiado y demostrado sus conocimientos para operar como sacerdotes. El tao shi está capacitado para ordenar a sus tao sheng (estudiantes).
  • Tao sheng: estudiante taoísta. Título iniciático que comprende tanto a los monjes taoístas (tao seng) como a las monjas taoístas (tao gu). Estas personas se dedican al estudio y a la práctica de las enseñanzas taoístas bajo la tutela de un maestro, con el objetivo de conocer todo el taoísmo dentro de la orden.

Títulos secundarios[editar]

  • Hui fu: auxiliar de lo prohibido. La persona que posee este título, es una especie de ayudante clerical, que está compuesto por hombres (hui zhang) y mujeres (hui nu). Ellos están presentes en todas las actividades de la sociedad. Tienen el derecho de interrumpir dentro de las ceremonias taoístas, acercándose al altar para encender velas e incienso que se acabaron o apagaron, acomodar las túnicas de los sacerdotes que quedaron pellizcadas en los movimientos, recoger instrumentos que se caen accidentalmente, abrir textos, limpiar el altar, velar por la higiene del local, recibir a los frecuentadores, ayudarles en sus dudas y acercamientos con los sacerdotes, guiar a los frecuentadores debidamente brindando información y ofreciendo folletos y demás utilerías. Es lo primero que se estudia antes de ser un discípulo taoísta.
  • Tao you: amigo taoísta. Este es el frecuentador, quien solo va al templo para hacer uso de sus servicios, participando de cada evento ofrecido por la orden.

El credo taoísta de Cuba[editar]

  • El tao es anterior a todas las cosas del universo, hasta de Dios.
  • El tao es un misterio eterno innominado, fuente de toda existencia.
  • Las divinidades son los brazos del tao, son las fuerzas por donde él opera en todo el universo.
  • El universo es eterno y no tiene principio ni fin.
  • Quien logre alcanzar el tao podrá ser eterno.
  • Todos somos iguales y por ende tenemos las mismas posibilidades.
  • No hay manera de llegar al tao que no sea por medio de la meditación alquímica.
  • El tao es imparcial, por lo tanto no se le venera o se le implora.
  • El objetivo real del taoísmo es la inmortalidad.
  • Para ser inmortal hay que alcanzar la iluminación, la virtud y la libertad.
  • Para el cultivo taoísta y la correcta trasmisión de la doctrina hace falta un verdadero maestro.
  • Al tao se llega por medio de la tranquilidad, la centralización y la armonía.
  • La hipocresía, la mentira y el miedo nos aleja de la espiritualidad.
  • Toda grandeza no es propia sino que nos deviene del propio tao.
  • Quien se aferra a las cosas jamás conservará al tao verdadero.
  • El hombre y la mujer no son iguales: en el cultivo taoísta la mujer es superior al hombre.
  • Las tres evitaciones fundamentales son: “nunca robarle la libertad, el tiempo y las ideas a nadie”.
  • Los tres deberes son: transformación personal; donación al prójimo y devoción al superior.
  • La esencia del tao es wu wei (‘hacer sin hacer’).

Lo que debe poseer un taoísta de Cuba[editar]

Los tres pilares:

  • fe
  • voluntad
  • sacrificio

Para los maestros de la orden, solo por medio de la fe, el discípulo puede poseer una firme voluntad, y esta solo se demuestra por medio de cierto sacrificio. Esta es una de las primeras pruebas que un aspirante debe pasar.

Las tres convicciones:

  • Fe en el tao
  • Fe en los libros sagrados
  • Fe en el maestro

Los discípulos tienen que poseer una fe en el tao. La sabiduría del tao solo se encuentra en las palabras y enseñanzas de los sabios las cuales están expuestas en los sagrados libros, transmitida por el maestro.

Los tres tesoros de Lao Tse

  • simplicidad.
  • amor.
  • humildad.

Solo algo simple puede ser universal, el amor es algo que da poder y razón a nuestra fe, y la humildad nos deja caminar y abarcar todo cuanto deseemos.

Las cinco virtudes:

  • bondad
  • justicia
  • sinceridad
  • transparencia
  • sabiduría

La flexibilidad lleva a la bondad, la cual se manifiesta en la benevolencia y en el amor.

La imparcialidad lleva a la justicia, la cual se manifiesta en la cortesía y el respeto.

La economía lleva a la sinceridad, la cual se manifiesta en la fiabilidad y la objetividad.

La pulidez lleva a la transparencia la cual se manifiesta en la fidelidad y la generosidad.

La sutileza lleva a la sabiduría la cual se manifiesta en la humildad y la perseverancia.

La cinco virtudes se resumen en una sola: la rectitud, la cual nos hace ser personas verdaderas.

Las virtudes no beben ser forzadas, las virtudes deben nacer dentro de sí, deben cultivarse con paciencia y dedicación sin ninguna intención especificada. Un estudiante taoísta solo podrá acceder al tao con una virtud trascendental, universal y verdadera, sin parentescos.

El camino de las ocho estaciones taoístas:

  • Busca al tao y mantén tu fe
  • Cultiva la virtud y únete a la naturaleza
  • Cuida tu cuerpo y purifica tu espíritu
  • Busca la paz, la armonía y el equilibrio
  • Honra a tu maestro y respeta a tu familia
  • Muestra el amor verdadero y universal
  • Respeta y venera a las divinidades
  • Da a los demás lo que quieres para ti

Cada escuela taoísta tiene distintas sugerencias, para los discípulos en la Orden taoísta de Cuba, son las Ocho Estaciones taoístas, las cuales se le entregan al estudiante para su desarrollo personal, las cuales debe cumplir dedicadamente. Para los Maestros, estas guardan la correcta sabiduría ante la vida y la sociedad en general, si el discípulo sabe interpretarlas correctamente.

Peculiaridades del taoísmo en Cuba[editar]

El taoísmo que se estudia en la Sociedad Taoísta de Cuba no es un taoísmo meramente chino, es el taoísmo chino traducido a un lenguaje occidental. Aun así, no se desvía del fundamentalismo tradicional, y su desarrollo es basado en el patrón del taoísmo chino.

La Sociedad posee dos actividades fundamentales: la primera es el día de reunión con los maestros para escuchar sus discursos, a lo que le llaman concilio taoísta; segundo, es el día de ritual taoísta:

Concilio taoísta: en él se realiza una meditación taoísta guiada por un sacerdote, luego se debaten temas filosóficos aplicativos a la vida actual de las personas presentes.

Ritual taoísta: en él, los seguidores van a la ceremonia a presentar sus respetos a sus superiores y a recibir las bendiciones de las deidades. Allí los sacerdotes limpian el aura de cada persona, quemando sellos a su alrededor, y rociándoles agua purificada. Es un día de oración, meditación, recitación, cantos, gestos y devoción, con el objetivo de suavizar destino de las personas.

El resto del tiempo los frecuentadores participan de cursos mixtos, tales como meditación, alquimia, sexualidad, arte, medicina, etc.

El taoísmo en Cuba ha tomado una forma más occidentalizada, tanto en sus sermones como en sus prácticas litúrgicas, haciéndolo más accesible a la nacionalidad cubana.

Bibliografía[editar]

  • Tao Te Jing. Traducciones de Carmelo Elorduy, John C. H. Wu, Thomas Cleary e Iñaki Preciado.
  • Lie Tse. El libro de la perfecta vacuidad, traducción de Iñaki Preciado Idoeta. Barcelona: Kairós, 2006.
  • Tian Cheng Yang (2003): Conocer el taoísmo. Barcelona: Kairós, 2003.
  • Blofeld, John (1981): Taoísmo: la búsqueda de la inmortalidad. Barcelona: Martínez Roca, 1981.
  • Reid, Daniel: El tao de la salud, el sexo y la longevidad. Barcelona: Urano, 1989.
  • Zettnersan, Chian: Los secretos de la sexualidad taoísta. México: Editorial Nueva Era, sin año.
  • Watts, Alan; y Huang, Al Chung-Liang: El camino del tao. Barcelona: Kairós, sin año.
  • Del Canon taoísta tao Zang:
    • Lao Zi tao Te Zhen Jing
  • Zhuang Zi, traducción de Iñaki Preciado Idoeta. Barcelona: Kairós, 1996.
    • Lie Zi
    • Wen Zi
    • Sun Zi
    • Hua Hu Jing
    • Hui Ming Jing
    • Huai Nan Zi
    • Pao Pu Zi
    • Hoang Ti Nei Jing
    • Zhou Yi Jing
    • Discusión sobre las dudas de la restauración de la inmortalidad
    • El patio amarillo
    • Lung Hu Jing
    • Secretos de la cámara de jade
    • Yin Fu Jing
    • Tai Shang Lao Jun Qing Jing Jing