Tamaño del pene humano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Los penes humanos tienen como medidas principales la longitud y la circunferencia en estado flácido y erecto. Hay una variabilidad natural de los penes humanos entre diferentes personas, y también factores que conducen a variaciones menores en un hombre en particular, como el nivel de excitación, la hora del día, la temperatura ambiente y la frecuencia de la actividad sexual. En comparación con otros primates, el pene humano es más grueso, tanto en términos absolutos como en relación con el resto del cuerpo.

Estudios[editar]

Distribución de tamaños de pene por longitud. El 45% de los penes erectos miden entre 12 y 14 cm de largo.[1]
Distribución de tamaños de pene por circunferencia. El 81% de los penes erectos (verdes) tienen entre 10 y 13 cm de circunferencia.[1]

Las mediciones varían, y los estudios que se basan en la automedición reportan un promedio significativamente más alto que aquellos con mediciones de un profesional de la salud. A partir de 2015, una revisión sistemática de 15,521 hombres y la mejor investigación hasta la fecha sobre el tema, ya que los sujetos fueron medidos por profesionales de la salud, en lugar de automedidos, concluyó que la longitud promedio de un pene humano erecto es de 13,12 cm de largo, mientras que la circunferencia media de un pene humano erecto es de 11,66 cm. [1]

Relación entre la longitud del pene flácido y erecto[editar]

La longitud del pene flácido no es buen predictor de la longitud del pene erecto.[2]

En un estudio de 80 hombres publicado en el Journal of Urology de septiembre de 1996, se concluyó que el tamaño del pene flácido no predice con precisión la longitud eréctil".[3]

Un estudio de 2018 diferencia dos tipos de penes en función del cambio que experimentan de estado flácido a erecto. Distingue entre growers y showers[4]​. El equivalente en castellano sería pene de sangre y pene de carne[5]​. Los growers o penes de sangre crecen más de 4 cm con respecto a su estado flácido, y los showers o penes de carne crecen menos de 4 cm.[6]

Tamaño y altura[editar]

Una revisión de la literatura de 2015 encontró dos estudios que encontraron que la altura y la longitud estirada o flácida tenían una correlación moderada, siete estudios que encontraron una correlación débil para la longitud flácida, estirada o erecta, y dos estudios que no encontraron correlación entre la longitud flácida y la altura[1]​.

Variación[editar]

El tamaño del pene flácido en un individuo es bastante variable y depende del flujo sanguíneo. El pene y el escroto pueden contraerse involuntariamente como reacción a la exposición al frío (clima o agua), un estado de ansiedad o nerviosismo y la participación en deportes. El mecanismo en todos los casos implica una reducción temporal de la circulación sanguínea. [7]​ Se hace referencia con el término argot "encogimiento", shrinkage en inglés, debido a la acción del músculo cremaster, por el sistema nervioso simpático.[8]

El encogimiento se produce porque el cuerpo envía mas sangre a los órganos vitales para preservar energía y calor, en lugar de a las extremidades, dedos, y pene, el cual puede encogerse a la mitad del tamaño flácido.[9]

Envejecimiento, fumar, incremento de peso, cirugía de próstata, o la enfermedad de La Peyronie pueden provocar una disminución del tamaño flácido a largo plazo.[10]

Percepciones a lo largo de la historia[editar]

Concepciones antiguas[editar]

Fresco del Príapo de Pompeya. Se puede ver cómo los antiguos romanos admiraban el gran tamaño del dios y el honor que le concedían al miembro humano.[11]

La concepción popular del tamaño del pene son el conjunto de ideas preconcebidas acerca del tamaño, longitud y grosor del pene humano que han ido desarrollándose durante la historia. La concepción popular puede estar relacionada con hechos biológicos no constatados, como la relación entre la raza (haplogrupo) y la estatura; o ciertas deficiencias secretorias como el hipogonadismo y el micropene.[12]

Las percepciones del tamaño del pene varían de cultura en cultura. En la Antigua Grecia un pene pequeño y no circuncidado fue visto como culturalmente «deseable» en un hombre, mientras que uno más grande o circunciso era visto como cómico o grotesco. En cambio, en la Antigua Roma se tuvo un punto de vista distinto, de hecho, tener un pene grande y ancho era preferido.[11]​ De acuerdo a Kenneth Dover, investigador de campo y escritor de Greek Homosexuality, menciona que el arte griego tenía un extremo interés en los genitales, mas nunca se encontraron obsesionados con su tamaño. La columna semanal del Q&A, «The Straight Dope», deduce que, basado en el arte griego erótico y en el estudio ya mencionado de Dover, en la Antigua Grecia un pene pequeño y sin circuncisión era visto mucho mejor debido a que los grotescos y grandes eran encontrados en «dioses agrarios de la fertilidad, seres mitológicos impulsivos como los sátiros, hombres feos y viejos, y en los bárbaros».[13]​La razón es que para los antiguos griegos, un pene grande señalaba a las figuras vulgares, salvajes o bárbaras, mientras la belleza, la virtud y la contención se simbolizaba en los incongruentemente pequeños genitales que exhibían las figuras de dioses, héroes, atletas.[14]​ Por ello, Roma halló un punto focal en Príapo, rústico dios menor griego de la fertilidad hijo de la diosa Afrodita y el dios Dioniso, al que por lo común se le representaba como un hombrecillo de descomunal pene que sonreía lascivamente. Durante los rituales de este dios se desfilaba en procesión llevando falos de madera de diversos tamaños y se lanzaban higos a la multitud. El pene más grande se transportaba en un carro tirado por los jóvenes falóforos.

En la literatura árabe es descrito un capítulo denominado «Alí con su Miembro Largo» dentro del libro Las mil y una noches. Como ingeniosa sátira de esta fantasía, en el siglo IX, el escritor afro-árabe Al-Yahiz citó: «Si la longitud del pene era un signo de honor, entonces la mula perteneció a los Quraysh»; tribu a la que Mahoma y sus descendientes pertenecieron y por lo cual es considerada la más importante dentro de la cultura musulmana.[15]​ Incluso los manuales sexuales hindúes, Ananga Ranga y Kama Sutra, clasificaban a los hombres por medio de tres categorías: «liebre»; cuyo pene erecto medía seis dedos, «toro»; nueve dedos y «caballo», doce dedos.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d Veale, David; Miles, Sarah; Bramley, Sally; Muir, Gordon; Hodsoll, John (2015). «Am I normal? A systematic review and construction of nomograms for flaccid and erect penis length and circumference in up to 15 521 men». BJU International 115 (6): 978-986. PMID 25487360. doi:10.1111/bju.13010. 
  2. «Penis Size FAQ & Bibliography». Kinsey Institute. 
  3. Wessells, Hunter; Lue, Tom F; McAninch, Jack W (1996). «Penile Length in the Flaccid and Erect States: Guidelines for Penile Augmentation». The Journal of Urology 156 (3): 995-7. PMID 8709382. doi:10.1016/S0022-5347(01)65682-9. 
  4. «What Does It Mean to Be a ‘Grower’ or a ‘Shower’?». 12 de septiembre de 2019. 
  5. Lopez, Alfred (4 de julio de 2020). «Cuando el tamaño importa: penes de sangre o carne». 
  6. Faysal et al. (2018). «Grower or shower? Predictors of change in penile length from the flaccid to erect state». International Journal of Impotence Research. 
  7. Siegel, Dr. Andrew (12 de noviembre de 218). «Is this normal? 10 common penile “flaws” you may have» (en inglés). New Jersey Urology, LLC. 
  8. Downs, Martin (19 de marzo de 2008). «5 Things You Didn't Know About Your Penis». CBS news. WebMD. 
  9. Smith, C.Brian (2017). «A short explanation of shrinkage» (en inglés). d. 
  10. Biggers, M.D., MPH, Alana (15.01.20). «What is penis shrinkage and why does it happen?». 
  11. a b «Phallus in Wonderland». CBC Radio. Archivado desde el original el 16 de octubre de 2007. Consultado el 13 de noviembre de 2007. 
  12. NLM. «Hipogonadismo». 
  13. Adams, Cecil (9 de diciembre de 2006). «Why does so much ancient Greek art feature males with small genitalia?». The Straight Dope. Consultado el 5 de agosto de 2006. 
  14. «Por qué las estatuas griegas tienen el pene pequeño?». 1 de julio de 2016. 
  15. Ulrich Marzolph (2004). The Arabian Nights: An Encyclopedia. Santa Barbara, Calif: ABC-CLIO. pp. 97–8. ISBN 1-57607-204-5. 

Enlaces externos[editar]