Taifa de Córdoba

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Taifa de Córdoba

Califato de Córdoba - 1000.svg

1031-1070

Reino de Sevilla s. XI.svg

Al-andalus Cordoba.png

Ubicación de {{{nombre_común}}}
Taifa de Córdoba hacia el año 1037
Capital Córdoba
37°53′N 4°46′O / 37.883, -4.767
Idioma principal Árabe andalusímozárabe¹
Religión Islam
Gobierno República
Sheikh de Qurtuba
 • 1031-1043 Abú'l Hazm Yahwar
 • 1043-1063 Muhammad b. Yahwar al-Rasid
 • 1063-1070 Abd al-Malik b.Muhammad al-Mansur
Historia
 • Fitna de al-Ándalus

1031

 •  1031
 • Disolución 1070
Moneda Dinar y Dirham


La Taifa de Córdoba es el nombre de la taifa que surgió en 1031 en torno a la ciudad de Córdoba a raíz de la desintegración que el Califato de Córdoba venía sufriendo desde 1008, llamada la Fitna de al-Ándalus. Considerado como el primer estado republicano en la historia islámica,[1]​ desapareció en 1070 tras ser conquistada por la Taifa de Sevilla a manos de al-Mu'tamid. Pertenece cronológicamente a los primeros reinos de taifas.

Historia[editar]

Tras la caída del Califato Omeya, al-Ándalus comenzó a fracturarse en pequeños emiratos independientes, los llamados reinos de taifas. Córdoba, como centro del poder y sede del Califato fue la última cora en declarase independiente.[2]​ Tras la abdicación del último califa y su huida de Córdoba, la ciudad se quedó sin liderato. Un consejo de notables de la ciudad decidió dar el poder al jeque más prominente, Abú'l Hazm Yahwar bin Muhammad. Este desarrolló pronto un sistema de gobierno pseudo-republicano, con un consejo de estado de ministros y jueces, con el cual consultaba antes de tomar cualquier decisión política, pudiendo ser considerado el primer sistema republicano en la historia islámica. Así, bajo Abú'l Hazm, Córdoba fue gobernada por una élite colectiva en lugar de un solo emir, como era común en otras taifas. De hecho, más que verse a sí mismo como el señor de su pueblo, Abú'l Hazm se veía como el protector de Córdoba, que cuidaba de la ciudad y sus habitantes.[3]

Abú'l Hazm gobernó la ciudad desde 1031 hasta su muerte en 1049, cuando fue sucedido por su hijo Abú'l Walid Muhammad, quien continuó el gobierno benevolente de su padre durante otros 21 años. A medida que se fue haciendo mayor, Abú'l Walid comenzó a ceder el poder de la República de Córdoba a sus dos hijos: Abd al-Rahman de Córdoba y Abd al-Malik de Córdoba. Los dos hermanos pronto se enfrentaron, hasta que Abd al-Malik consiguió arrebatar todo el poder a Abd al-Rahman. El enfrentamiento fraternal desestabilizó la república y Abd al-Malik recurrió al emir de Sevilla, Abbad II al-Mu'tadid. La cooperación entre Córdoba y Sevilla alarmó a al-Mamún, emir de la Taifa de Toledo, quien mandó un ejército para sitiar Córdoba y capturar a Abd al-Malik. La ocupación toledana de Córdoba duró hasta que Muhammad ibn Abbad al-Mu'tamid sucedió a su padre como emir de Sevilla en 1069. Al-Mu'tamid derrotó al ejército toledano en 1070, pero en lugar de liberar Córdoba la capturó y la anexionó a la Taifa de Sevilla. Abd al-Malik fue hecho prisionero y posteriormente exiliado a la Isla Saltés, lo que marcó el fin de la República cordobesa.[4]

Gobernantes[editar]

Los gobernantes de la taifa cordobesa pertenecieron a la dinastía Banu Yahwar.[3][5]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. http://www.andalupedia.es/p_termino_detalle.php?id_ter=20362
  2. Viguera Molíns, María Jesús. Los reinos de taifas y las invasiones magrebíes, Mapfre, Madrid 1992 nueva edición 2007. RBA Coleccionables. ISBN 84-473-4815-6 páginas 131-134
  3. a b Viguera Molíns, María Jesús. Los reinos de taifas y las invasiones magrebíes, Mapfre, Madrid 1992 nueva edición 2007. RBA Coleccionables. ISBN 84-473-4815-6 página 132
  4. Gonzalo Martínez Diez, El Cid histórico, Barcelona, Planeta, 1999, pág. 236. ISBN 84-08-03161-9.
  5. Gonzalo Martínez Diez, El Cid histórico, Barcelona, Planeta, 1999, pág. 236. ISBN 84-08-03161-9.

Bibliografía[editar]