El portal asociado a este artículo

TERF

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

TERF (pronunciación en inglés: /tɜrf/; también escrito terf) es un acrónimo del término en inglés trans-exclusionary radical feminist, que por su traducción literal al español significa feminista radical trans-excluyente.[n. 1][1][2]​ El término originalmente se usó para describir un sector del feminismo radical que tiene actitudes de transfobia, como negar la identidad de género de las mujeres trans, con el fin de excluirlas de los espacios reservados para mujeres.[3][4][5]​ El significado se ha expandido desde entonces para referirse más ampliamente a las personas con puntos de vista trans-excluyentes que pueden no tener ninguna implicación con el feminismo radical.[6][7]​ Las personas a quienes se dirige la palabra TERF a menudo la caracterizan como un discurso de odio y un insulto;[8][9][10][11][12][13]​ por lo que prefieren el término críticas de género.[5]​ Los sectores opositores a las feministas trans-excluyentes tildan a la corriente de tránsfoba y sostienen que TERF es un término descriptivo y no un insulto.[14][15]​ En el discurso académico, no hay consenso sobre si TERF constituye o no un insulto.[16][17]

Historia

Según algunas feministas radicales, las personas transgénero que nacieron con el sexo masculino no pueden ser consideradas mujeres.[7]

Se atribuye a la bloguera feminista Viv Smythe el primer uso del acrónimo en 2008, para referirse a algunas feministas radicales[3][11]​ que defienden posiciones que otras feministas consideran tránsfobas,[18]​ como oposiciones a la legislación sobre derechos de las personas transgénero y el rechazo de las mujeres transgénero en espacios reservados para mujeres,[7]​ posturas dominantes en organizaciones feministas de países como Canadá y Estados Unidos, que abogan por la inclusión de las mujeres transgénero como parte del movimiento feminista.[19]​ En su sitio web de derechos transgénero, The TransAdvocate, Cristan Williams definió el término como una referencia a «una marca de feminismo radical» arraigada en el esencialismo sexual y su biologismo resultante que promueve una campaña activa contra la existencia, la igualdad y/o la inclusión de personas transgénero.[20]​ Se ha atribuido a Smythe haber acuñado el término «TERF», debido a una entrada de blog que escribió como reacción a las políticas del Michigan Womyn's Music Festival por negar la entrada a mujeres trans. Smythe aclaró que rechazaba la alineación de todas las feministas radicales con «activistas radfem transexclusivas (TERF)».[3]​ En una entrevista de 2014 con The TransAdvocate, Smythe dijo:

Estaba destinado a ser una descripción deliberada y técnicamente neutral de un grupo de activistas. Queríamos una forma de distinguir las TERF de otras RadFems (feminismo radical) con las que interactuamos que eran trans *positivas/neutrales*, porque teníamos varios años de historia de involucrarnos productivamente/sustancialmente con RadFems no TERF.[3]

Smythe inicialmente utilizó el acrónimo para referirse a un tipo particular de feminista a quien describió como «no dispuesta a reconocer a las mujeres trans como hermanas». También ha dicho que el término adquirió connotaciones adicionales, que han sido utilizadas en forma despectiva por grupos incluyentes.[3]

Escribiendo en The New York Times en 2019, la teórica feminista Sophie Lewis señaló que el término TERF se había convertido en «un término catch-all para todas las feministas anti-transgénero, independientemente de si son radicales». Edie Miller, escribiendo en The Outline, dijo que el término se aplicaba a «la mayoría de las personas que defienden políticas transexclusivas que siguen una lógica TERF particular», independientemente de su participación en el feminismo radical.[7]​ En Argentina se ha señalado el perfil conservador de la corriente TERF.[21]​ En Salon.com, Lena Wilson comentó que había visto que el término "TERF" se utilizaba para referirse a «cualquier cosa que los millennials queer consideran que no está bien, como los anuncios de tampones, la palabra mujer... el símbolo de Venus, y tener flequillo».[22][23]

Polémica

Oposición al término

Las feministas referidas como TERF se oponen al término y se han denominado «críticas de género».[24]​ Según la filósofa Alicia Miyares, el término se usa para designar como «transfóbicas a quienes desde el feminismo se oponen al esencialismo de la categoría género y al borrado de la categoría sexo».[25]

«Transfobia» también es una palabra cargada de odio, y si además se acompaña del acrónimo TERF («feminismo radical transexcluyente»), el odio se materializa en acciones. Terf es algo más que un insulto; por las redes el odio se «recrea» en acciones, que sean fantasmáticas o se materialicen reflejan distintos grados delictivos. Es violencia extrema incitando a la acción: «Yo pego a las terfs», «rómpeles la cabeza contra el asfalto», «calla la puta boca», «cómeme la polla terf de mierda», «blancas terfs racistas de mierda», «pegar a una terf no es maltrato, es autodefensa», «a las terfs un tiro en la nuca y punto», y podría seguir porque el repertorio de violencia pasa por todas las modalidades imaginables..[25]

La columnista británica Sarah Ditum escribió en 2017 que «el listón para ser llamada 'TERF' es notablemente bajo», citando las críticas de Pink News a la presentadora de Woman's Hour, Jenni Murray, y la entrada del blog de un escritor de Medium sobre la novelista nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie.[26]​ En un artículo de 2015, la académica feminista estadounidense Bonnie J. Morris argumentó que TERF era inicialmente un término analítico legítimo, pero rápidamente se convirtió en una palabra difamatoria asociada con insultos sexistas. Describió la palabra como «emblemática de las tensiones no resueltas entre las facciones L y T de nuestra comunidad LGBT» y pidió a los académicos y periodistas que dejaran de usarla.[n. 2][27][28]

Algunas autodenominadas feministas críticas de género afirman que no pueden describirse con precisión como «transexclusivas» porque incluyen a los hombres trans.[29][30]​ A menudo, estas feministas consideran a los hombres trans como mujeres.[31]​ Las feministas estadounidenses Danelle Wylder y Corrie Westing escribieron para el medio Socialist Worker que esta posición es «divisiva y contradictoria» y que representa «una ideología transmisógina».[32][33]

La periodista británica Catherine Bennett ha descrito la palabra como «una herramienta de intimidación» que «ya ha logrado reprimir el discurso, y tal vez incluso la investigación». Bennett llegó a comparar el acoso enfrentado por las TERF al cometido por la comunidad incel.[34][35]​ La bloguera feminista Claire Heuchan argumenta que la palabra se usa a menudo junto con «retórica violenta». Frases como «¡Mata a una TERF!» o «¡Golpea una TERF!» los trolls también publican en línea y ha habido otras representaciones de violencia dirigidas a las TERF.[36]​ Heuchan agrega que este lenguaje se usa para «deshumanizar a las mujeres», a menudo lesbianas.[36]

El Grupo Parlamentario de Todos los Partidos del Reino Unido (APPG, por sus siglas en inglés) de 2018 sobre Crímenes de Odio declaró que recibieron varias presentaciones que indicaban un alto grado de tensión entre activistas trans y grupos feministas opuestos a la legislación de derechos transgénero, con informes en ambos lados que detallan incidentes de lenguaje extremo o abusivo.[37]​ El informe señaló que algunas mujeres habían presentado informes que argumentaban que «las mujeres que se oponen a la inclusión de las mujeres trans como mujeres están siendo atacadas en línea y, en la calle, con el término 'feminista radical transexclusiva' o (TERF) usado como un término de abuso».[37]

En el feminismo argentino se ha hecho una diferenciación terminológica entre "feminismo radical" histórico y la corriente "radfem", que constituye el núcleo duro del feminismo transexcluyente, a partir de un bloque de ideas esencialistas y biologicistas, pero que también tiende a excluir o adoptar una postura paternalista, respecto de las mujeres indígenas, inmigrantes o pertenecientes a los barrios populares.[21]

Debate de «TERF» como insulto

Protestas contra las TERF en la Marcha del Orgullo LGBT de Belgrado (Serbia) en 2019.

Las personas a quienes se dirige la palabra «TERF» a menudo la caracterizan como un insulto o un discurso de odio.[38]​ En una solicitud de ensayos de julio de 2018 sobre «identidades transgénero» publicado en la revista británica The Economist, se llamó a los escritores que «evitaran todos los insultos, incluido TERF», afirmando que la palabra se ha usado para el silenciado de opiniones y en ocasiones el incitamiento a la violencia.[39]

La activista por los derechos de las personas transgénero[40]​ y profesora de filosofía del lenguaje Rachel McKinnon ha mantenido que la palabra no es un insulto. Argumenta que el simple hecho de ser «un término utilizado para denigrar a las mujeres» no hace que una palabra sea un insulto, sino «una visión absurda y sin sentido de la naturaleza de los insultos».[41]​ McKinnon argumenta que «TERF» puede utilizarse de manera puramente descriptiva, mientras que los insultos y todos los términos despectivos son necesariamente despectivos en todos los contextos.[42]​ En agosto de 2018, siete filósofos británicos escribieron en el sitio web Daily Nous que dos artículos de McKinnon y Jason Stanley publicados en la revista Philosophy and Phenomenological Research contribuyeron a normalizar el término.[43]​ Describieron el término como «en el peor de los casos un insulto y en el mejor una derogación»,[44]​ y argumentaron que la palabra se había utilizado para desprestigiar a quienes «no están de acuerdo con la narrativa dominante sobre temas trans»:[44]

«TERF» se utiliza ampliamente en las plataformas online como una forma de denigrar y descartar a las mujeres (y algunos hombres) que están en desacuerdo con la narrativa dominante en los temas trans.

En respuesta, Ernest Sosa, editor en jefe de la revista, declaró que los académicos consultados por la revista informaron que el término «podría evolucionar para convertirse en un insulto», pero que su uso como término peyorativo en algunos contextos seguían siendo «compatibles con su significado descriptivo».[29]​ En un borrador de 2018, los lingüistas Christopher Davis y Elin McCready argumentan que tres propiedades son requeridas para que un término sea un insulto: debe ser despectivo hacia un grupo en particular, debe usarse para subordinarlos dentro de alguna estructura de relaciones de poder, y el grupo derogado debe ser definido por una propiedad intrínseca.[45]​ Davis y McCready escriben que el término «TERF» satisface la primera condición, falla la tercera condición, y que la segunda condición es polémica, ya que depende de cómo se ve cada grupo en relación con el otro grupo.[45]

Al igual que califican al TERF como un insulto, algunas personas identificadas como "críticas con el género" también afirman que el término cis es un insulto.[46]

La escritora y académica lingüista de la Universidad de Oxford, Deborah Cameron, escribió:

TERF se está utilizando ahora en un tipo de discurso que tiene claras similitudes con el discurso de odio dirigido a otros grupos, hace amenazas de violencia, incluye otros términos de calumnia y utiliza metáforas de contaminación.[44][47]

La activista transfeminista e investigadora Julia Serano ha argumentado que debido a que la palabra fue creada originalmente por feministas radicales como un término neutral, no puede ser un insulto, y «si el término ha acumulado connotaciones negativas, es simplemente porque la mayoría de las feministas contemporáneas ven la transexclusión como inválida, y la retórica TERF como innecesariamente despectiva».[24]

La autora Andrea Long Chu describe que la afirmación TERF es un insulto como «un agravio que sería menospreciado si no fuera también cierto, en el sentido de que todas las palabras para fanáticos tienen la intención de ser difamatorias».[48]

La filósofa feminista Talia Mae Bettcher argumentó que, independientemente de que el término se clasifique con precisión como un insulto, «al menos se ha convertido en algo ofensivo para las personas designadas por el término», lo que sugiere que sería mejor evitarlo «en caso de que uno quiera mantener una conversación a través de una profunda diferencia».[49]

La profesora de filosofía del lenguaje Jennifer Saul no está de acuerdo con la clasificación de «TERF» como un insulto, escribiendo «Su argumento se basa en el hecho de que algunas de las personas que utilizan el término TERF lo combinan con una retórica enojada, e incluso a veces violenta y abusiva. Pero muchos términos se combinan regularmente con una retórica enojada, o incluso violenta o abusiva...eso no los convierte en insultos». Sin embargo, argumentó que el término es «inexacto y engañoso», prefiriendo el término «activistas antitrans» en su lugar.[50]

Con respecto al uso del término, la filósofa feminista Judith Butler cuestionó que «TERF» fuera un insulto en una entrevista con New Statesman, afirmandoː "Me pregunto cómo se llamarían las feministas autodeclaradas que desean excluir a las mujeres trans de los espacios de mujeres. Si favorecen la exclusión, ¿por qué no llamarlas excluyentes? Si se comprenden como pertenecientes a esa rama de feminismo radical que se opone a la reasignación de género, ¿por qué no llamarlas feministas radicales?”[51]

Véase también

Notas

  1. En lengua castellana no existe una traducción oficial del término trans-exclusionary radical feminist, por lo que puede variar según las fuentes.
  2. Morris, Bonnie J. (julio-agosto de 2015). "El secuestro de la historia de lesbianas". The Gay & Lesbian Review Worldwide. Vol. 22 no. 4. págs. 13-15. TERF es un nuevo insulto importante, emblemático de las tensiones no resueltas entre las facciones L y T de nuestra comunidad LGBT... Comenzó como un medio legítimo para aislar y criticar el trabajo de unas pocas autoras feministas controvertidas, un sable, Janice Raymond y Sheila Jeffreys... TERF es un nuevo insulto único para lesbianas no transgénero por parte de otros activistas LGBT, y osos. Esas mujeres relegadas al grupo TERF de feminismo malo ahora están siendo algunas veces críticas sexistas como cargos de falta de atractivo incluidos, inestabilidad mental y envidia del pene... Mi tarea para cada editora, periodista, académica feminista e historiadora LGBT responsable es dejar de reciclar el acrónimo TERF; es difamatorio.

Referencias

  1. Pardo, Dimas ( 5 de agosto de 2019). TERF: la corriente feminista radical que irrita al propio feminismo. El Mundo Consultado el 14 de noviembre de 2019.
  2. Muñoz, Leah (25 de diciembre de 2018). ¿Qué es el feminismo TERF, el feminismo transfóbico?. La Izquierda Diario. Consultado el 14 de noviembre de 2019.
  3. a b c d e Smythe, Viv (28 de noviembre de 2018). I'm credited with having coined the word 'Terf'. Here's how it happened. The Guardian. Consultado el 14 de noviembre de 2019.
  4. Scotto, Victoria (22 de febrero de 2019). «El Feminismo Radical Trans-Excluyente no es feminismo ni es radical». Espartaco Revista. Consultado el 25 de junio de 2021. 
  5. a b Vázquez, Tina (20 de mayo de 2016). «It’s Time to End the Long History of Feminism Failing Trans Women». Bitch Media (en inglés). Consultado el 4 de septiembre de 2021. 
  6. Lewis, Sophie (7 de febrero de 2019). «Opinion | How British Feminism Became Anti-Trans». The New York Times (en inglés estadounidense). ISSN 0362-4331. Consultado el 15 de octubre de 2021. 
  7. a b c d Miller, Edie (5 de noviembre de 2018). Why is British media so transphobic?. The Outline. Consultado el 14 de noviembre de 2019.
  8. «Why were lesbians protesting at Pride? Because the LGBT coalition leaves women behind». www.newstatesman.com (en inglés). Consultado el 26 de septiembre de 2020. 
  9. «'TERF' no es solo un insulto, es un discurso de odio | Tribuna Feminista». 21 de enero de 2020. Consultado el 26 de septiembre de 2020. 
  10. «Historic Speaker’s Corner becomes site of anti-feminist silencing and violence». Feminist Current (en inglés estadounidense). 15 de septiembre de 2017. Consultado el 26 de septiembre de 2020. 
  11. a b What Is a Woman?. Publicado el 28 de 2014. Consultado el 15 de noviembre de 2019.
  12. 20minutos (27 de junio de 2020). «Qué significa TERF y por qué es un insulto». www.20minutos.es - Últimas Noticias. Consultado el 26 de septiembre de 2020. 
  13. Lovera, Patricia Sulbarán (26 de junio de 2020). «¿Qué significa ser "TERF" y por qué se considera un insulto contra feministas radicales?». BBC News Mundo. Consultado el 26 de septiembre de 2020. 
  14. Bennett, Catherine (19 de noviembre de 2017). Bullies everywhere delight in coming up with new insults. The Guardian. Consultado el 14 de noviembre de 2019.
  15. «Claire Heuchan». Glasgow international (en inglés). Consultado el 4 de septiembre de 2021. 
  16. On an Alleged Case of Propaganda: Reply to Rachel McKinnon. Consultado el 14 de noviembre de 2019.
  17. McKinnon, Rachel (2018-03). «The Epistemology of Propaganda». Philosophy and Phenomenological Research (en inglés) 96 (2): 483-489. doi:10.1111/phpr.12429. Consultado el 25 de septiembre de 2021. 
  18. Dastagir, Alia E. (16 de marzo de 2017). «A feminist glossary because we didn't all major in gender studies». USA TODAY (en inglés estadounidense). Consultado el 4 de septiembre de 2021. 
  19. Williams, Cristan (1 de mayo de 2016). «Radical Inclusion: Recounting the Trans Inclusive History of Radical Feminism». TSQ: Transgender Studies Quarterly 3 (1-2): 254-258. ISSN 2328-9252. doi:10.1215/23289252-3334463. Consultado el 4 de septiembre de 2021. 
  20. Williams, Cristan (24 de septiembre de 2013). «You might be a TERF if…». TransAdvocate (en inglés). Consultado el 4 de septiembre de 2021. 
  21. a b «El 35° Encuentro Feminista: ¿Oprimir o compartir?». Página 12. 30 de octubre de 2020. 
  22. Amanda Arnold, "A Cultural History of ‘TERF Bangs,’ Beauty’s Most Puzzling Term", The Cut, 7 August 2018
  23. Wilson, Lena (16 de agosto de 2018). «Do I Have to Give Up Lesbian History to Participate in Queer Culture?». Slate Magazine (en inglés). Consultado el 4 de septiembre de 2021. 
  24. a b Serano, Julia. Julia’s trans, gender, sexuality, & activism glossary!. Consultado el 14 de noviembre de 2019.
  25. a b Miyares, Alicia (2021). Distopías patriarcales: análisis feminista del "generismo queer". Ediciones Cátedra : Universitat de València. ISBN 978-84-376-4201-7. OCLC 1250518142. Consultado el 8 de agosto de 2021. 
  26. What is a Terf? How an internet buzzword became a mainstream slur. Publicado el 29 de septiembre de 2017. Consultado el 14 de noviembre de 2019.
  27. The Hijacking of Lesbian History Singer. Consultado el 14 de noviembre de 2019.
  28. T HAS NEVER BEEN. Consultado el 14 de noviembre de 2019.
  29. a b ‘TERF’ War. Publicado el 29 de agosto de 2018. Consultado el 14 de noviembre de 2019.
  30. Anti-trans activism – not what it seems. Publicado el 15 de diciembre de 2016. Consultado el 14 de noviembre de 2019.
  31. Erickson-Schroth, Laura (12 de mayo de 2014). Trans Bodies, Trans Selves: A Resource for the Transgender Community (en inglés). Oxford University Press. ISBN 978-0-19-932537-5. Consultado el 29 de noviembre de 2021. 
  32. Wylder, Danelle; Westing, Corrie (21 de agosto de 2018). «TERFs have no place on the left». Socialist Worker (en inglés). Consultado el 4 de septiembre de 2021. 
  33. Erickson-Schroth, Laura (12 de mayo de 2014). Trans Bodies, Trans Selves: A Resource for the Transgender Community (en inglés). Oxford University Press. ISBN 978-0-19-932537-5. Consultado el 4 de septiembre de 2021. 
  34. Violent misogyny is unfortunately not confined to the internet’s ‘incels’. Publicado el 29 de abril de 2018. Consultado el 14 de noviembre de 2019.
  35. Bennett, Catherine (29 de abril de 2018). «Violent misogyny is unfortunately not confined to the internet’s ‘incels’». the Guardian (en inglés). Consultado el 4 de septiembre de 2021. 
  36. a b If feminist Linda Bellos is seen as a risk, progressive politics has lost its way. Publicado el 6 de octubre de 2017. Consultado el 14 de noviembre de 2019.
  37. a b APPG on Hate Crime Report Hate Crime and Community Cohesion. Consultado el 14 de noviembre de 2019.
  38. 'Pro-lesbian' or 'trans-exclusionary'? Old animosities boil into public view. Publicado el 14 de enero de 2019. Consultado el 15 de noviembre de 2019.
  39. Transgender identities: a series of invited essays. Publicado el 29 de junio de 2018. Consultado el 15 de noviembre de 2019.
  40. Transgender women in sport: Are they really a 'threat' to female sport?. Publicado el 18 de diciembre de 2018. Consultado el 15 de noviembre de 2019.
  41. The Epistemology of Propaganda. Consultado el 15 de noviembre de 2019.
  42. Trans 101 #4: 'TERF' is Not a Slur. Publicado el 24 de mayo de 2017. Consultado el 15 de noviembre de 2019.
  43. Replies. Consultado el 15 de noviembre de 2019.
  44. a b c Derogatory Language in Philosophy Journal Risks Increased Hostility and Diminished Discussion (guest post) (Update: Response from Editors). Publicado el 27 de agosto de 2018. Consultado el 15 de noviembre de 2019.
  45. a b The Instability of Slurs. Consultado el 15 de noviembre de 2019,
  46. Pearce, Ruth; Erikainen, Sonja; Vincent, Ben (1 de julio de 2020). «TERF wars: An introduction». The Sociological Review (en inglés) 68 (4): 677-698. ISSN 0038-0261. doi:10.1177/0038026120934713. Consultado el 29 de noviembre de 2021. 
  47. Debbie Cameron (6 de noviembre de 2016). «What makes a word a slur?». Language: a feminist guide (en inglés). Consultado el 15 de noviembre de 2020. 
  48. Long Chu, Andrea (29 de noviembre de 2017). «On Liking Women». n+1 (en inglés estadounidense). Consultado el 4 de septiembre de 2021. 
  49. Bettcher, Talia Mae (2017). «Trans Feminism: Recent Philosophical Developments». Philosophy Compass (en inglés) 12 (11): e12438. ISSN 1747-9991. doi:10.1111/phc3.12438. Consultado el 4 de septiembre de 2021. 
  50. Saul, Jennifer. «Why the words we use matter when describing anti-trans activists». The Conversation (en inglés). Consultado el 29 de noviembre de 2021. 
  51. «Judith Butler on the culture wars, JK Rowling and living in “anti-intellectual times”». New Statesman (en inglés estadounidense). 22 de septiembre de 2020. Consultado el 25 de septiembre de 2021. 

Enlaces externos