Syncerus caffer

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Symbol question.svg
 
Búfalo cafre
Rango temporal: 0,7 Ma - 0 Ma
African buffalo (Syncerus caffer caffer) male with cattle egret.jpg
Estado de conservación
Casi amenazado (NT)
Casi amenazado (UICN 3.1)[1]
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Artiodactyla
Familia: Bovidae
Subfamilia: Bovinae
Género: Syncerus
Hodgson, 1847
Especie: S. caffer
Sparrman, 1779
Distribución
Subespecies
Véase el texto

El búfalo cafre (Syncerus caffer) es una especie de mamífero artiodáctilo de la familia Bovidae[2]​ que habita en los bosques y sabanas del África subsahariana, especialmente al este del continente. A veces también se lo llama búfalo africano o búfalo de El Cabo, ya que fue en esa región de Sudáfrica donde se descubrieron los primeros ejemplares.

Características[editar]

Pareja de búfalos cafre en el Serengeti.

En altura es algo menor que el lejanamente emparentado búfalo indio (Bubalus bubalis o B. arnee), aunque sigue siendo más grande, pues el búfalo cafre tiene una altura en la cruz de entre 1 y 1,7 metros, y de 2,1 a 3,4 m de longitud.[3]​ Generalmente tiene un peso de 500 kilos, en casos excepcionales alcanzan los 1000 kilos.[4][5]​ Los cuernos son gruesos y muy desarrollados, curvándose hacia arriba y hacia dentro en los extremos; la distancia máxima entre estos alcanza en los machos un metro. El pelaje es marrón oscuro o negro y de escasa longitud, solo largo en el extremo de la cola y los bordes de las orejas.

Al igual que la mayor parte de los bovinos, esta especie también presenta dimorfismo sexual, siendo las hembras de color más claro, y tamaño y cuernos más pequeños. Maduran antes los machos, hacia los cinco años, mientras que las hembras lo hacen con ocho. Los búfalos africanos son animales gregarios, que se agrupan en manadas de tamaño variable: desde cuatro o cinco individuos en las zonas boscosas de África central, a miles en las sabanas del este del continente. Los machos ocupan los márgenes del grupo, mientras que las hembras y las crías (normalmente una por parto tras una gestación de 300 a 330 días)[6]​ se concentran en el interior, donde corren menos peligro. Una característica peculiar suya es que no solo cierran filas para que los depredadores no les ataquen, sino que las rompen para atacarles, defendiéndose los unos a los otros, aunque a veces cedan ante la prudencia. Las manadas cuentan con un grupo de viejos machos que guían al grupo y lo alertan de los depredadores. Debido a su tamaño y trabajo en equipo tienen pocos depredadores. Los principales depredadores del búfalo son los leones, los cocodrilos y las hienas, quienes cazan a los miembros más débiles, enfermos, jóvenes o viejos de la manada.[7]​ En caso de ataque de un depredador a la manada, los búfalos machos físicamente capacitados responden atacando a su vez, para luego volver a reagruparse y finalmente huir. Puede alcanzar velocidades de hasta 57 km/h.[3]

Búfalo cafre en el Serengeti.
Parte posterior de un ejemplar en Botsuana.

Subespecies[editar]

Se reconocen cinco subespecies de búfalo cafre:[2]

Reproducción[editar]

El período de gestación del búfalo varía entre 330 y 346 días. Una sola cría suele nacer en cualquier época del año, pero especialmente durante el verano. El peso al nacer del ternero es de 36 kg. Se desteta en cualquier momento entre los cinco y los 15 meses, y el período también depende de si nace el próximo ternero. Se mueven cerca de la vaca por un período de dos años. Las vacas suelen parir cada dos años, o dos veces en tres años.

Los toros maduran a los 8 años y las vacas paren por primera vez a los 5 años. La vida útil del búfalo es de unos 15 años.

Comportamiento[editar]

Los búfalos viven en manadas (una gran manada puede constar de miles de individuos) y las manadas más pequeñas pueden separarse de la manada principal, solo para volver a unirse más tarde. Algunas manadas se componen únicamente de toros solteros, y también se encuentran bastantes toros solitarios. En un rebaño mixto, los toros maduros tienen una jerarquía de dominancia que da acceso a los toros más dominantes a las vacas que están en celo. Las vacas tienen su propio 'orden jerárquico'. Los animales dominantes suelen encontrarse al frente y en el centro de la manada: hay mejor pastoreo y mejor protección contra los depredadores. Un animal muestra su dominio levantando la cabeza, con el hocico extendido hacia adelante y colocándose de lado del oponente o enemigo. Los cuernos también se agitan.

Las manadas de búfalos tienen áreas de distribución claramente definidas. En su mayoría pastan por la noche (alrededor de 8 horas al día) y van a beber agua temprano en la mañana y al anochecer por la tarde. Les gusta revolcarse en los lodazales: esto alivia el estrés por calor y también tiene una importante función social. Buscan la sombra durante las horas más calurosas del día.

El búfalo es un animal muy poderoso que merece el respeto incluso de los leones. Aparte de los humanos, tienen muy pocos enemigos naturales. Son capaces de defenderse de la mayoría de los depredadores, e incluso son capaces de matar a un león. Los leones, en general, solo se alimentan de búfalos viejos, enfermos o inmaduros. El otro depredador que a veces caza búfalos es la hiena manchada. El leopardo es una amenaza para los terneros recién nacidos. Como parte de los llamados "Big Five", el búfalo es conocido como un oponente formidable e impredecible. Pueden correr hasta 56 km por hora. Un búfalo herido es extremadamente peligroso y varios cazadores han muerto en ataques de búfalos. Los viejos expertos en el campo afirman que un búfalo herido vuelve sobre sus huellas y alcanza al cazador.

Hábitat[editar]

Los búfalos se encuentran en terrenos abiertos y matorrales, cerca de lodazales; es decir, suficiente agua, pasto (que debe tener entre 5 y 80 cm de largo) y cobijo. Prefieren sabanas boscosas abiertas y usarán pastizales si también hay refugio. No ocurren naturalmente en áreas que reciben menos de 250 mm de lluvia por año.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. IUCN SSC Antelope Specialist Group (2008). «Syncerus caffer». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2010.3 (en inglés). ISSN 2307-8235. Consultado el 15 de octubre de 2010. 
  2. a b Wilson, Don E.; Reeder, DeeAnn M., eds. (2005). Mammal Species of the World (en inglés) (3ª edición). Baltimore: Johns Hopkins University Press, 2 vols. (2142 pp.). ISBN 978-0-8018-8221-0. 
  3. a b Ronald M. Nowak (1999). Walker's mammals of the world (en inglés). Volumen 1 (6ª edición). Baltimore, EE. UU.: The Johns Hopkins University Press. p. 1936. ISBN 9780801857898. 
  4. «Copia archivada». Archivado desde el original el 30 de marzo de 2012. Consultado el 15 de agosto de 2016. 
  5. «Africa's Big Five: Cape buffalo». ittrainingcontent.iu.edu. Consultado el 21 de octubre de 2021. 
  6. Hanák, Vladimír y Mazák, Vratislav (1991). Enciclopedia de los Animales, Mamíferos de todo el Mundo. Madrid: Susaeta. p. 333. ISBN 84-305-1967-X. 
  7. «Búfalo africano - EcuRed». www.ecured.cu. Consultado el 15 de febrero de 2021.