Suspensión de bicicleta

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El Giant Innova de 2005 cuenta con suspensión delantera y trasera y además con una tija de sillín con suspensión y tija del manubrio ajustable.

Una suspensión de la bicicleta es el sistema o sistemas utilizados para amortiguar el piloto y toda o parte de la bicicleta con el fin de protegerlos de la rugosidad del terreno sobre el que viajan. Suspensiones de bicicletas se utilizan principalmente en bicicletas de montaña, pero también son comunes en las bicicletas híbridas, e incluso se pueden encontrar en algunas bicicletas de carretera.

Los mecanismos amortiguadores tal vez añadan peso, pero incrementan la comodidad, el rendimiento y la capacidad de control sobre un sendero abrupto o de una carretera llena de baches.[1]

La suspensión de la bicicleta puede ser implementado en una variedad de formas:

Objetivos[editar]

Un ser humano tiene un potencia limitada. Un sprinter profesional en llano puede generar alrededor de 1 CV de potencia como máximo y de forma continua alrededor de la mitad. La suspensión no debe lastrar al ciclista ni desperdiciar su energía.

En estas suspensiones se buscan otros objetivos además de los clásicos de comodidad y agarre.

  • Mejorar la comodidad y el agarre como en otros vehículos.
  • La ligereza es aún más importante, porque el ciclista tiene una potencia muy inferior a la de cualquier motor.
  • Evitar interferencias con el pedaleo y la frenada.

Interferencia con el pedaleo[editar]

Suspension experimental tipo «DW-link» en una Ironhorse Sunday.
Clásico sillín de cuero con muelles de suspensión y tija con suspensión. El sillin proviene de aquellos tiempos en que la conducción era por caminos accidentados.

Al pedalear el ciclista tiende a producir movimientos en la suspensión que hacen perder energía. La cadena puede tirar de la suspensión (squat), elevándola o hundiéndola; al pedalear el ciclista reducir peso sobre el sillin (bobing) y la propia aceleración al desplazar la distribución del peso hacia atrás.

Los amortiguadores están diseñados para disipar la energía del muelle (u otro elemento elástico) y no se extienda descontroladamente afectando al control y comodidad de la suspensión. La energía del ciclista se disipa en el amortiguador.

Bloqueo de la suspensión[editar]

Uno de los sistemas más sencillos para evitar la interferencia con el pedaleo es bloquear la suspensión temporalmente, por ejempo durante una subida y desbloquearla durante la bajada. Algunos sistemas permiten hacerlo cómodamente desde el manillar de forma remota con una palanca. Otros se accionan desde la horquilla o desde el amortiguador trasero. Habitualmente son bastante accesibles y se pueden accionar sin bajarse de la bici.

Una de las desventajas es que el sistema sufre mucho estando bloqueado aunque los baches se produzcan a poca velocidad. Por este motivo se les ha incorporado un sistema (blow-off) que permite que la suspensión ceda sin dañarse cuando la fuerza superá un umbral.

Otra desventaja es que se pueden perder las ventajas de suspensión, aparte de la comodidad, las suspensión trasera mejora la tracción y disminuye el atrancamiento (resistencia a la rodadura) con los baches.

Otros medios[editar]

Otros medios para reducir la interferencia con el pedaleo, son un diseño especial de la suspensión o utilizar amortiguadores inteligente.

Un sistema intermedio con cierto bloqueo seria mediante un blow-off o una suspensión sin SAG (hundimiento en reposo)[2]

Con un diseño adecuado de suspensión puede mitigar los balanceos mediante la cadena para contrarrestarla o el de la propia rueda empujando la bici hacia delante por el agarre contra el suelo. Cuando se utiliza la cadena el efecto puede cambiar según el desarrollo de piñón y plato que se use. Usando la propia rueda no pasa, simplemente a bajas velocidades (cuando mas hace falta) el efecto es mayor que en altas.

Tecnologías[editar]

Existen muchas tecnología actualmente. Se han desarrollado amortiguadores con plataforma estable que evitan comprimirse con el pedaleo. Diseños de suspensión que mitigan o anulan las interferencias con el pedales o la frenada. Muchas veces combinando con un amortiguador de plataforma. Cuadros flexibles y horquillas monobrazo para reducir peso, etc.

Algunos sistemas:

Como elemento elástico se pueden utilizar muelles o gas comprimido. El muelle produce una fuerza lineal al comprimirse. Cada x cm de recorrido aumenta la resistencia los mismo X Newtons. Sin embargo, en los de gas se suelen endureces aún más según aumenta el recorrido. Este efecto, se llama progresividad del amortiguador. De todas formas este parámetro se puede modificar con la geometría de la suspensión y hacer la suspensión en conjunto, más progresiva o lineal. La progresividad es importante, porque dificulta que la suspensión llegue a su tope, por otra parte hace que la suspensión sea más blanda al absorber pequeños baches.

Referencias[editar]

  1. Richard Grant / Richard Ballantine, El Gran Libro de la Bicicleta – Texto: Español – Editor: Dorling Kindersley Limited, London / El Pais, Aguilar, Madrid, (1992). Pp 42–43. – ISBN 84 03 59182 9
  2. «Amigosdelciclismo.com - Material y bicicletas - Giant XTC Napa '01».

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]