Suspensión (química)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En química, una suspensión o un sólido en suspensión es una mezcla heterogénea formada por un sólido en polvo o por pequeñas partículas no solubles (fase dispersa) que se dispersan en un medio líquido (fase dispersante o dispersora). Cuando uno de los componentes es líquido y los otros son sólidos suspendidos en la mezcla, son conocidas como suspensiones mecánicas. Las partículas que forman parte de una suspensión pueden ser microscópicas, y de distintos tamaños, dependiendo del tipo de sustancia.[1] De igual manera este tipo de suspensiones puede promover distintas formas de energías, para la elaboración de mezclas homogéneas y coloides distintos entre sí.[2]

Composición de una suspensión[editar]

Las suspensiones se definen como dispersiones heterogéneas sólido-líquido constituidas por dos fases:[3]

  • Fase sólida: Fase interna, discontinua, o dispersa: está formada por partículas sólidas insolubles finamente divididas suspendidas en el vehículo o medio dispersante.
  • Fase líquida: Fase externa, continua o dispersante: consiste en un líquido, acuoso o un semisólido, que tiene cierta consistencia y que puede ser acuoso o graso.
  • Tensioactivos: agentes dispersantes: los tensoactivos son sustancias que impiden que las partículas se agreguen, ya que a mayor tamaño, las partículas tienen mayor tendencia a sedimentar. Una suspensión estable suele tener en su fórmula algún agente tensioactivo.
  • Estabilizantes: cualquier sustancia que se incluye en la formulación de la suspensión que impida que ésta pierda su estabilidad. Aquí se incluyen espesantes, anticongelantes, conservantes...

Son sistemas que, con el tiempo, decantan las partículas sólidas dispersas en el medio dispersante. Para evitar este proceso, las suspensiones químicas metaestables suelen tener una viscosidad alta para evitar que estas partículas sedimenten.

Estabilidad de las suspensiones[editar]

Las suspensiones no son estables. La estabilidad física de las suspensiones podría definirse como una condición en la cual las partículas no se agregan y permanecen distribuidas de forma homogénea en la suspensión a lo largo de un tiempo determinado, sin sedimentar ni separarse fases.[3]

Para disminuir la velocidad de sedimentación hay que:

  • Disminuir el tamaño de las partículas.
  • Aumentar la viscosidad de medio.
  • Evitar cambios bruscos de temperatura durante el almacenaje, transporte...
  • Evitar cristalizaciones mediante la inclusión de anticongelantes en la formulación.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Partículas en suspensión». Consultado el 20 de agosto de 2014. 
  2. Herrera, M. «Suspenciones». Consultado el 20 de agosto de 2014. 
  3. a b Solid-Liquid Two Phase Flow. Elsevier. p. 534. ISBN 978-0-444-52237-5.