Supervisor de obra

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El Supervisor de obra es una figura profesional, elegida por el propietario de la obra, para que lo represente en el seguimiento y control de la obra encargada a un constructor o empresa constructora.

Las tareas de supervisor de obra son múltiples, y para desempeñarlas, en función de la complejidad de la obra, puede requerirse que la supervisión de la obra sea realizada por todo un equipo multidisciplinar. En estos casos se denomina Supervisor de la obra al Jefe de equipo.

Una de las responsabilidades es dar a conocer al propietario de la obra sus avances y mantenerlo informado de algunos detalles de la obra.

Las principales tareas del Supervisor de obras son:

  • Verificar y validar el proyecto de la obra, aportando si fuera el caso, las modificaciones que considere oportunas, en acuerdo con el propietario de la obra y el(los) profesional(es) que efectuaron el Diseño.
  • Verificar el cronograma de ejecución de la obra presentado por la empresa constructora.
  • Controlar que la empresa constructora ejecute los trabajos en estricto cumplimiento de los diseños y especificaciones técnicas. En caso de existir discrepancias entre los diseños, especificaciones técnicas y reglamentación vigente, como primer paso deberá informar inmediatamente de la situación al propietario de la obra, para posteriormente coordinar con el(los) diseñador(es), entidades reguladoras de las normas,y otros respecto a las modificaciones en el diseño a realizar.
  • Aprobar progresivamente el inicio los trabajos a ser desarrollados, controlando en todo momento la calidad de las mismas, y una vez concluidos, certificar, la calidad y las cantidades ejecutadas autorizando el pago de las mismas.
  • Verificar el cumplimiento de la normativa vigente en el tema de seguridad para los trabajadores de las obras.
  • Verificar el cumplimiento de la normativa laboral vigente.
  • Verificar el cumplimiento de la normativa ambiental.

Particularidades por país[editar]

España[editar]

El jefe de obra, en el marco de la Ley de Ordenación de la Edificación de España, es el representante técnico del constructor en la obra. Por su titulación o experiencia deberá tener la capacitación adecuada de acuerdo con las características y la complejidad de la obra. No debe confundirse con el Supervisor de la obra quien representa al propietario de la misma.

Perú

Perú

El jefe de obras, en entidades públicas o privadas, en el marco de las leyes de construcción en el Perú, se establece que no necesariamente se debe contar con título profesional, pero si es recomendable que cuente con estudios relacionados con la ingeniería civil, para lo cual las entidades relativamente pequeñas, deberán considerar en su Manual de Organización y Funciones (MOF) que el aspirante a Jefe de Obras cuente de preferencia con estudios técnicos o universitarios, pudiendo encargarse el puesto a cualquier funcionario que tenga conocimientos sobre dicho cargo.

Otros países de habla hispana[editar]

  • El representante del constructor en la obra es conocido como "ingeniero residente".
  • En el Perú se le conoce como "supervisor en jefe".[cita requerida]

Véase también[editar]