Sulfuro de plomo (II)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Sulfuro de plomo (II)
GalenaFromKansas.jpg
Un trozo de galena, un mineral cuya composición química es sulfuro de plomo (II).
Nombre (IUPAC) sistemático
Sulfuro de plomo (II)
General
Otros nombres Sulfuro plumboso, galena
Fórmula molecular PbS
Identificadores
Número CAS 1314-87-0[1]
Propiedades físicas
Estado de agregación sólido
Apariencia color negro o plateado si está cristalizado (galena).
Densidad 7700 kg/m3; 7,7 g/cm3
Masa molar 239,28 g/mol
Punto de fusión 1386,1 K (1113 °C)
Punto de ebullición 1554,3 K (1281 °C)
Estructura cristalina cúbico tipo NaCl
Propiedades químicas
Solubilidad en agua insoluble en agua
Producto de solubilidad 1,3 x 10-28
Termoquímica
ΔfH0gas 131,80 kJ/mol
ΔfH0líquido -84,06 kJ/mol
ΔfH0sólido -98,32 kJ/mol
S0gas, 1 bar 251,41 J·mol-1·K
Peligrosidad
Frases R R 20/22 gas Perjudicial si es inhalado o ingerido.
R 33 Peligro de efectos acumulativos.
R 61 En caso de embarazo, puede causar daño al feto.
R 62 Posible riesgo de disminuir la fertilidad.
R 50/53 Muy tóxico para organismos acuáticos, puede causar efectos adversos a largo plazo sobre el medio ambiente acuático.
Frases S S 45 En caso de accidente o sensación de malestar, acuda al médico inmediatamente y muéstrele la etiqueta si es posible.
S 53 Evite la exposición al producto. Lea las instrucciones especiales antes de su uso.
S 60 Esta sustancia y su envase puede considerarse como residuo peligroso.
S 61 Evite la difusión al medio ambiente. Cumpla las instrucciones especiales de las hojas de seguridad.
Riesgos
Ingestión Causa irritación gastrointestinal con náusea, vómitos y diarrea.
Inhalación Causa irritación del tracto respiratorio.
Piel Irritación de la piel.
Ojos Irritación y molestias visuales.
Más información Muchos compuestos de plomo pueden causar efectos tóxicos sobre los órganos de formación de la sangre, riñones y sistema nervioso central. La exposición crónica al plomo produce saturnismo, enfermedad caracterizada por línea de plomo en las encías, dolor de cabeza, debilidad muscular y alteraciones mentales.
Compuestos relacionados
Otros aniones cloruro de plomo (II)
óxido de plomo (II)
seleniuro de plomo (II)
telururo de plomo (II)
Otros cationes sulfuro de estaño (II)
sulfuro de hierro (II)
sulfuro de cobre (II)
sulfuro de potasio
Otros compuestos de Pb y S sulfuro de plomo (IV)
sulfato de plomo (IV)
sulfito de plomo (II)
sulfato de plomo (II)
Valores en el SI y en condiciones estándar
(25 °C y 1 atm), salvo que se indique lo contrario.

El sulfuro de plomo (II) o sulfuro plumboso es una sustancia oscura, insoluble en agua y ácidos débiles que se forma fácilmente a partir de otras sales de plomo y sulfuros. Se aprovecha esta reacción en química analítica para separar el plomo junto con otros sulfuros poco solubles de los demás cationes en la marcha analítica.

Obtención[editar]

Se extrae del mineral galena que posee la misma composición química. Sirve como fuente de obtención de plomo y de otros compuestos de este metal.

En el laboratorio puede obtenerse a partir de una disolución de plomo (II) tratada con ácido sulfhídrico o una disolución de un sulfuro soluble como el de sodio.

Densidad óptica: nD20 = 3,921

Aplicaciones[editar]

En la naturaleza el sulfuro de plomo aparece en forma de galena. Es el mineral más importante del plomo aunque debido a impurezas de plata que puede contener, a veces se explota principalmente para la obtención de este otro metal. Calentado al aire, el sulfuro se oxida a dióxido de azufre, mientras que el plomo se convierte en óxido de plomo (II) (PbO).

2 PbS + 3 O2 → 2 PbO + 2 SO2

Éste puede ser reducido con carbono para obtener el metal.

2 PbO + C → 2 Pb + CO2

También es posible calentar el óxido de plomo (II) formado junto con la cantidad precisa de sulfuro de plomo (II), en cuyo caso éste sustituye al carbono como reductor:

2 PbO + PbS → 3 Pb + SO2

El dióxido de azufre formado como subproducto puede utilizarse en la fabricación del ácido sulfúrico (H2SO4).

En la antigüedad y la edad media este proceso era una de las principales causas de contaminación medioambiental.

El sulfuro de plomo tiene propiedades de semiconductor. Algunos de las primeros radioreceptores aprovecharon cristales de la galena natural como diodo.[2] Hoy en día el sulfuro de plomo aún se utiliza en algunos detectores de radiación infrarroja. Cuando se usa para infrarrojo, estos elementos de detección se clasifican como detectores de fotones. A diferencia de los detectores térmicos, la otra gran clase, los detectores de infrarrojo responden directamente a la radiación incidente. Los detectores térmicos responden solamente ante el cambio de temperatura del material causado por la energía de los fotones. Debido a esta diferencia, la radiación se puede medir de dos formas: detectando la débil corriente eléctrica o midiendo el cambio en la resistencia eléctrica del material que nos permite saber la temperatura. Este segundo método es el más usado.[3]

El sulfuro de plomo también forma parte en la formulación de algunos esmaltes cerámicos. En el horno se convierte en óxido de plomo (II) que forma parte de la capa vítrea que recubre la pieza cerámica. Ya que, en presencia de ácidos y algunos otros compuestos, éstos pueden extraer el plomo. Estas formulaciones se sustituyen actualmente por otras menos tóxicas.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]