Subdelegación del Gobierno (España)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Subdelegación del Gobierno en Vizcaya con sede en Bilbao

Las Subdelegaciones del Gobierno, en la Administración Pública de España, son órganos correspondientes a la organización periférica del Estado que ejercen la representación del Gobierno de España en cada una de las provincias del país.[n. 1]

Características[editar]

Subdelegación del Gobierno en Santa Cruz de Tenerife

Fueron creadas en 1997 por la Ley de Organización de la Administración General del Estado[1]​ y reguladas en un Real Decreto del mismo año[2]​ sucediendo a los Gobiernos Civiles, dirigidos por los gobernadores civiles, creados en 1833.

Existe un subdelegado del Gobierno en cada provincia, bajo la inmediata dependencia del delegado del Gobierno en la respectiva comunidad autónoma y nombrado por él mediante el procedimiento de libre designación entre funcionarios de carrera del Estado, de las Comunidades Autónomas o de las entidades locales, a los que se exija, para su ingreso, el título de Doctor, Licenciado, Ingeniero, Arquitecto o equivalente.

En las comunidades autónomas uniprovinciales y en las ciudades autónomas, como norma general, el Delegado del Gobierno asumirá las competencias que la Ley atribuye a los Subdelegados del Gobierno en las provincias. Esta situación se da en las comunidades de Asturias, Islas Baleares, Cantabria, Ceuta, Melilla, Murcia, Navarra y La Rioja. En Madrid, por contra, debido a que es una comunidad autónoma uniprovincial donde se encuentra la capital del Reino, hay tanto Delegado como Subdelegado del Gobierno.

Mediante Real Decreto es posible crear Subdelegaciones del Gobierno en las Comunidades Autónomas uniprovinciales, teniéndose en cuenta para ello circunstancias tales como la población del territorio, el volumen de gestión o sus singularidades geográficas, sociales o económicas. Actualmente solo la Comunidad de Madrid cuenta con Subdelegación del Gobierno, elevando el número total de estas entidades a 44.

Subdelegación del Gobierno en Barcelona

Las Subdelegaciones del Gobierno se constituyen en órganos de la respectiva Delegación del Gobierno. Su estructura se establece por Real Decreto del Consejo de Ministros en el que se determinan los órganos y áreas funcionales que se constituyen.

En las provincias en las que radique la Delegación del Gobierno, el subdelegado actuará con funciones de Subdirector General de la Delegación y podrá asumir aquellas otras que, expresamente, le ceda el delegado en materia de protección civil y seguridad ciudadana.

Puesto que son funcionarios, los subdelegados pasarán en su puesto de origen a la situación administrativa de servicios especiales. La suplencia del subdelegado en caso de vacante, ausencia o enfermedad la ejercerá el secretario de la Subdelegación o, en su defecto, quien designe el Delegado del Gobierno.

Según el artículo 29.2 de la Ley que prevé su creación,[1]​ son funciones propias de los subdelegados dirigir los servicios integrados de la Administración General del Estado, de acuerdo con las instrucciones del Delegado de Gobierno, así como impulsar, supervisar e inspeccionar los servicios no integrados, es decir, aquellos que por su singularidad o volumen de gestión en lugar de formar parte de la Delegación de Gobierno, mantienen la dependencia directa de los órganos centrales. El ejemplo más común lo constituyen las delegaciones provinciales del Ministerio de Hacienda. También deben desempeñar funciones de comunicación, colaboración y cooperación con las corporaciones locales, y órganos provinciales de la Comunidad Autónoma, informar de la incidencia en el territorio provincial de los programas de financiación estatal y ejercer las competencias sancionadoras que tengan atribuidas.

En los casos de sanción administrativa por infracciones previstas en la Ley de Seguridad Ciudadana, podemos resumir que corresponde la iniciativa del proceso a los Subdelegados como titulares de las Subdelegación. Sin embargo tan solo impondrán las sanciones por infracciones leves ya que se reserva normativamente a los Delegados la facultad sancionadora pro comisión de infracciones graves o muy graves (aun cuando se inicien por la Subdelegación de la provincia lugar de los hechos).

En las provincias donde no radica la Delegación de Gobierno, al Subdelegado, bajo la dirección y supervisión de su superior, le corresponde:

  • Desempeñar las funciones de comunicación, colaboración y cooperación con la respectiva Comunidad Autónoma y con las Entidades Locales y, en particular, informar sobre la incidencia en el territorio de los programas de financiación estatal. En concreto les corresponde:

.- Mantener las necesarias relaciones de cooperación y coordinación de la Administración General del Estado y sus Organismos públicos con la de la Comunidad Autónoma y con las correspondientes Entidades locales en el ámbito de la provincia. .-Comunicar y recibir cuanta información precisen el Gobierno y el órgano de Gobierno de la Comunidad Autónoma. Realizará también estas funciones con las Entidades locales en su ámbito territorial, a través de sus respectivos Presidentes.

Subdelegación del Gobierno en Madrid
  • Proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades, garantizando la seguridad ciudadana, todo ello dentro de las competencias estatales en la materia. A estos efectos, dirigirá las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la provincia.
  • Dirigir y coordinar la protección civil en el ámbito de la provincia.
  • Dirigir, en su caso, los servicios integrados de la Administración General del Estado, de acuerdo con las instrucciones del Delegado del Gobierno y de los Ministerios correspondientes; e impulsar, supervisar e inspeccionar los servicios no integrados.
  • Coordinar la utilización de los medios materiales y, en particular, de los edificios administrativos en el ámbito territorial de su competencia.
  • Ejercer la potestad sancionadora y cualquier otra que les confiera las normas o que les sea desconcentrada o delegada

Subdelegados del Gobierno por provincias[editar]

Los subdelegados del Gobierno son:

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. En las comunidades autónomas uniprovinciales y en las ciudades autónomas sus funciones son ejercidas por las Delegaciones del Gobierno a excepción de Madrid, que cuenta con Delegación y Subdelegación del Gobierno.

Referencias[editar]

  1. a b «Ley 6/1997, de 14 de abril, de Organización y Funcionamiento de la Administración General del Estado». Boletín Oficial del Estado número 90,. 15 de abril de 1997. pp. 11755-11773. Consultado el 24 de octubre de 2011. 
  2. «Real Decreto 617/1997, de 25 de abril, de Subdelegados del Gobierno y Directores insulares de la Administración General del Estado». Boletín Oficial del Estado número 106,. 3 de mayo de 1997. pp. 14039-14041. Consultado el 24 de octubre de 2011. 
  3. Secretaría de Estado de Administraciones Públicas. «Directorio de la Subdelegación del Gobierno en Huesca». Archivado desde el original el 31 de marzo de 2012. Consultado el 10 de febrero de 2012. 
  4. Secretaría de Estado de Administraciones Públicas. «Directorio de la Subdelegación del Gobierno en Madrid». Archivado desde el original el 9 de noviembre de 2013. Consultado el 9 de noviembre de 2013. 
  5. Secretaría de Estado de Administraciones Públicas. «Directorio de la Subdelegación del Gobierno en Teruel». Archivado desde el original el 10 de febrero de 2012. Consultado el 10 de febrero de 2012. 
  6. Secretaría de Estado de Administraciones Públicas. «Directorio de la Subdelegación del Gobierno en Zaragoza». Archivado desde el original el 11 de febrero de 2012. Consultado el 10 de febrero de 2012. 

Enlaces externos[editar]