Struwwelpeter

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Der Struwwelpeter (Pedro Melenas)
de 'Heinrich Hoffmann'
Spielzeugmuseum Baden 0082.jpg
Género Literatura infantil
Tema(s) Cuento con moraleja
Edición original en alemán
Título original Struwwelpeter Ver y modificar los datos en Wikidata
Ilustrador Heinrich Hoffmann Ver y modificar los datos en Wikidata
País Alemania, Ciudad Libre de Fráncfort y Confederación Germánica Ver y modificar los datos en Wikidata
Fecha de publicación 1845 Ver y modificar los datos en Wikidata
Edición traducida al español
Título Der Struwwelpeter (Pedro Melenas)
Traducido por Bandera de España Victor Canicio
Ilustrador Heinrich Hoffmann
Editorial Rütten & Loening Verlag, Fráncfort del Meno.
País Alemania
Fecha de publicación 1845
Páginas 24
Serie
Der Struwwelpeter (Pedro Melenas)
König Nussknacker und der arme Reinhold

Struwwelpeter (traducido como Pedro Melenas, Pedro El Desgreñado o El Despeluzado) es un libro para niños obra del médico alemán nativo de Fráncfort del Meno Heinrich Hoffmann (1809-1894).

Es uno de los libros de cuentos alemanes más exitosos, junto a los cuentos de hadas de los Hermanos Grimm, y ha sido traducido a múltiples idiomas. Consta de 10 historias ilustradas y narradas en verso, en las que en cada una de ellas es protagonista un niño con algún vicio o "mal comportamiento" distinto, quien al final, recibe un castigo. El título de la primera historia da título a todo el libro. Der Struwwelpeter es uno de los primeros libros para niños que combina narraciones visuales y verbales en un formato de libro, y se considera un precursor de los cómics.[1]

Origen[editar]

En una carta publicada en el periódico Die Gartenlaube en noviembre de 1892, el autor explica:

«¡Habent sua fata libelli! ¡Los libros tienen su Destino! Y esto vale para el Struwwelpeter. En la Navidad de 1844, buscaba un regalo para mi hijo pequeño, de tres años y medio. Quería un libro ilustrado, que correspondiese a la edad de aquel pequeño ciudadano del mundo, pero todo lo que veía no me decía nada; libros con dibujos de piratas, de animales, de sillas y de mesas. Historias largas y bobas que tras múltiples exhortos, concluían con la moraleja explícita: Los niños deben ser siempre buenos o Los niños deben ser limpios o decentes, o justos, etc.(...)
Finalmente, tomé un cuaderno en blanco y le dije a mi esposa: 'Le voy a hacer al niño el libro ilustrado que necesita'. El niño aprende viendo, le entra todo por los ojos, comprende lo que ve. No hay que hacerle advertencias morales.
Cuando le dicen:
Lávate; Cuidado con el fuego; Deja eso; ¡Obedece!, para el niño son conceptos sin sentido. Pero el dibujo de un desarrapado, sucio, de un vestido en llamas, la imagen de la desgracia le instruye más que todo lo que se pueda decir con las mejores intenciones. Por eso es cierto el refrán que dice: El gato escaldado huye».
[2]

Un amigo suyo, el editor Zacharias Löwenthal (alias Carl-Friedrich Loening), le convenció al año siguiente de publicar su libro de cuentos con moralejas. El título original, Lustige Geschichten und drollige Bilder für Kinder von 3–6 Jahren (Historias muy divertidas y estampas aún más graciosas para niños de 3 a 6 años) cambió, a partir de su tercera edición, a Der Struwwelpeter (Pedro Melenas), como uno de sus personajes, quien ocuparía la portada. Sobre el número de ejemplares de la primera edición, hay controversia; en la carta citada anteriormente, Hoffmann indica que fueron 1500, pero según su editor, fueron 3000.[3]​ La diferencia puede deberse a que la primera mitad se publicó a Hoffmann bajo los pseudónimos Reimerich Kinderlieb o Peter Struwwel, entre otros.[4]

Cuentos[editar]

  • 'Struwwelpeter' (Pedro Melenas) describe a un chico que no cuida su higiene personal, por lo que es muy impopular:
¡Aquí está, nenes y nenas,
vean bien a Pedro Melenas!
Por no cortarse las uñas
le crecieron diez pezuñas,
y hace más de un año entero
que no ha visto al peluquero.
¡Qué horroroso! -¡Uy, qué miedo!
¡Encontrármelo, no quiero!


  • En 'Die Geschichte vom bösen Friederich' (La Historia de Federico el Cruel), un chico violento aterroriza a las personas y, especialmente, a los animales. Un buen día un perro lo muerde y el niño se enferma, por lo que después tiene que estar recluido, tomando los remedios horribles que le da el médico, mientras que el perro se come su sabrosa cena.
¡Federico, Federico
era un demonio de chico!
A los bichos, por las malas,
les arrancaba las alas.
Mataba pájaros, gatos,
destrozaba sillas, platos;
y su maldad era tanta
que azotó a su nana, Marta.

En la fuente, con afán,
saciaba su sed un can.
Federico, el muy malvado,
lo sorprende descuidado
y, sin pensárselo mucho,
azota al infeliz chucho.
El perro gime y, arisco,
responde con un mordisco.
Federico, el imprudente;
grita y llora amargamente,
hasta que el perro se asusta
y se larga con la fusta.

Federico queda en cama
gime, llora y se desgarra.
Viene el doctor y lo examina:
"pociones amargas", su medicina.
El can, en cambio, se harta
de salchichas y de tarta.
Y antes de seguir camino,
se merienda un buen tocino,
y vigila bien la fusta,
porque el palo no le gusta.


  • En 'Die gar traurige Geschichte mit dem Feuerzeug' (La Trágica historia de Paulina y los Cerillos), una chica juega con fuego y se quema hasta morir.
Los papás de Paulinita
la dejan sola en casita
La niña corre, jugando
con su muñeca y cantando,
hasta que -¡Oh, maravillas!-
ve una caja de cerillas.
"¡Qué juguete! ¡Qué bonita!",
-dice, al verla, Paulinita:
"Voy a probar a encender,
como mamá suele hacer"

Pero Mina y Minz, las gatas,
alzan a la par sus patas
y chillan:
"¡Ay, miau, miau, no, no, Paulina!
¡Terminarás quemadita!"
Paulinita desatiende
el buen consejo, y enciende,
como se ve en la figura,
la cerilla -¡ay, qué locura!-
mientras salta de contento,
sin descansar un momento.

Pero Mina y Minz, las gatas,
levantan, locas, las patas:
"¡Tu mamá te lo ha prohibido!",
le dicen, con sus maullidos:
"¡Ay, miau, miau, no, no, Paulina!
¡Terminarás quemadita!"

Las llamas -¡ay!- han prendido
en la manga, en el vestido,
la falda, la cabellera;
¡Se quema la niña entera!
-¡Ay!- Mina y Minz, las gatitas,
¡cómo chillan, criaturitas!
"¡Auxilio!, ¡Ayuda, por favor!
¡Arde la niña, oh, pavor!"
"¡Miau, miau, traigan agua!
¡Qué espanto! ¡Miagua, miagua!"

La niña -¡qué gran tristeza!-
ardió de pies a cabeza.
Quedaron sólo cenizas,
y rojas, dos zapatillas.
Y Mina y Minz, las gatitas
lloran, lloran ¡pobrecitas!
"¡Qué tragedia, miau, miau miau!
¿Cuándo vendrán, papáu, mamáu?"

Y derraman, tristemente,
de lágrimas un torrente.


  • En 'Die Geschichte vom Daumenlutscher' (La Historia del Pequeño Chupa-dedo), una madre advierte a su hijo sobre no chuparse el dedo. Sin embargo, el mocoso insiste y se aparece un sastre que le corta los pulgares con unas tijeras.
"¡Conrado!", dice mamá:
"Salgo un rato, estate acá
sé bueno, juicioso y pío
hasta que vuelva, hijo mío
y no te chupes el dedo
porque entonces -¡ay, qué miedo!-
vendrá a buscarte, pillastre
con las tijeras el sastre
y te cortará -tris, tras!-
los pulgares, ya verás".

Sale la señora y ¡zas!
¡Chupa que te chuparás…!

Se abre la puerta y de un salto,
entra en la casa, al asalto,
el terrible sastre aquél
que venía en busca de él.
Con la afilada tijera
le corta los dedos -¡fuera!-
y deja al pobre Conrado,
llorando desconsolado.

Cuando mamá vuelve al hogar,
Se lo encuentra -¡puro llorar!-
¡Sin pulgares se quedó,
el sastre se los cortó!


  • En 'Die Geschichte von den schwarzen Buben' (La Historia de los Niños Negros) San Nicolás les da un escarmiento a tres niños que se burlan de otro por el color de su piel oscura. Para darles una lección, los sumerge en tinta, dejándolos más negros que la sombra del chico del que se burlaban.
  • 'Die Geschichte von dem wilden Jäger' (La Historia del Cazador Desalmado) Es la única que no se enfoca en los niños. En esta fábula, una liebre cuya familia ha sido masacrada por el cazador, le roba su escopeta y le da una lección.
  • 'Die Geschichte vom Suppen-Kaspar' (La Historia de Gaspar, el Melindroso) empieza con Gaspar, un chico fuerte y saludable, pero que se rehúsa a comer los nutritivos platos que no son de su agrado. Como consecuencia, se va adelgazando hasta morir.
  • En 'Die Geschichte vom Zappel-Philipp' (La historia de Felipe, el Berrinchudo), un chico hace rabietas a toda hora, causándole grandes disgustos a sus padres.
  • En 'Die Geschichte von Hans Guck-in-die-Luft' (La Historia de Juan Babieca) un chico aprende (a la mala) que debe siempre fijarse por donde camina, especialmente al cruzar por un puente.
  • 'Die Geschichte vom fliegenden Robert' (La historia de Roberto, el Volador) nos cuenta el infortunio de un chico que ignora las advertencias, y sale a jugar durante una tormenta.

Otras versiones, adaptaciones y parodias[editar]

Caricatura de sátira política parodiando al Struwwelpeter; Londres, 1899.
Libro de parodias del Struwwelpeter, Múnich, circa 1900.
Sopera con ilustraciones del Struwwelpeter.

Desde su primera publicación, Struwwelpeter ha sido traducido, adaptado y parodiado múltiples veces. El conocido personaje se ha utilizado incluso para la sátira política y se ha adaptado una y otra vez a los tiempos. El éxito sin precedentes se debió no sólo a la nueva forma de presentación, sino también a la imagen atípica que Hoffmann utilizó en su historia para la época.[5]

  • Alrededor del año 1890, se publicó en Alemania Struwelliese (Elisa la Desgreñada) por el Dr. Julius Lüthje con ilustraciones de Franz Maddalena. Se le considera como la contraparte femenina de Pedro Melenas para las niñas, ya que presentaba "defectos típicamente femeninos", como la curiosidad y el chisme.[9]
  • En 1941, el Daily Sketch de Londres publicó una serie de caricaturas políticas con el título de Struwwelhitler (Hitler el Desgreñado), firmadas por el "Dr. Schrecklichkeit" (El Dr. Terrorífico), pseudónimo usado por la pareja de hermanos ingleses Robert y Phillip Spence, donde personalidades como Hitler, Goering y Mussolini parodiaban a los personajes originales.[10]
  • En 1955, se estrenó en Alemania Occidental la película infantil Der Struwwelpeter, dirigida por Fritz Genschow, con un elenco que incluía niños y adultos. En la película, las historias del libro están acompañadas por un narrador (el propio director). En su mayor parte, la película se ciñe al original de Hoffmann. Todas las rimas se mencionan de forma hablada y cantada y las historias se presentan de forma escénica. La mayoría de las veces, incluso los motivos de los dibujos se recrean.[11]
  • 'Anti-Struwwelpeter', una parodia del libro, fue publicada en 1970 por el caricaturista alemán de origen polaco F.K. Waechter, en el que sucedían las mismas crueldades, pero ahora no a los niños, sino a sus padres, mientras los chicos contemplaban impasibles los castigos infligidos a sus progenitores intolerantes y empeñados en corregir sus defectos.[12]
  • Una versión con ilustraciones más agresivas, orientadas al público adulto con amplio criterio, pero manteniendo los textos de Hoffmann, fue publicada en 1999 bajo el título Struwwelpeter: Fearful Stories and Vile Pictures to Instruct Good Little Folks (Struwwelpeter: Historias temibles e imágenes viles para instruir a los pequeños); incluye la advertencia: ¡Este libro infantil no es para niños!.[13]
  • Diversas adaptaciones musicales en estilo de cantatas han sido escritas, como las de Kurt Hessenberg (1949), titulada Struwwelpeter-Kantate para un coro de niños a tres voces, dos flautas de pico, piano, percusión ad libitum y orquesta de cuerda;[15]​ la de Cesar Bresgen (1953), una cantata escénica titulada Der Struwwelpeter para coro infantil a dos voces, flautas dulces, instrumentos de percusión y piano;[16]​ y la de Siegfried Köhle (1968), una composición que abarca ocho canciones basadas en los textos de Hoffmann bajo el título original Der Struwwelpeter op. 31.[17]​ Otras adaptaciones para orquesta han sido escritas por Alexandros Mouza (Grecia, 2004)[18]​ y Martin Bärenz (Alemania, 2006).[19]
  • Der Burgerpaul (La Hamburgesa Paul) apareció por primera vez en el año 2007 con el texto e ilustraciones del artista y diseñador español-alemán Miguel Ángel Silva-Höllger. En el año 2013, se lanza la cuarta edición, revisada y actualizada. Trata de diez jóvenes con nombres actuales (Leon, Tim, Laura, Emily) y de los problemas más corrientes de estos adolescentes (adicciones a la comida chatarra, drogas y sexo, comportamientos violentos, etc.). La forma de retratar a los jóvenes y sus problemas es drástica y exagerada, al estilo del libro original.[21]
Entrada al parque
Roberto, el volador Juan Babieca
Paulina y los gatitos Pedro Melenas
Parque temático del Struwwelpeter en Tabarz.


  • En 2009, con motivo del 200º aniversario del nacimiento de Heinrich Hoffmann, el caricaturista David Füleki ha dado un nuevo enfoque a los personajes de Hoffmann, convirtiéndolos en una pandilla de niños inadaptados que luchan contra un entorno estirado y dictatorial. Sus aventuras se narran en la saga Struwwelpeter: die Rückkehr (Struwwelpeter: El regreso), que ha sido publicada por la editorial Tokyopop.[22]
  • Los textos rimados de Wilfried von Bredow y las ilustraciones de Anke Kuhl en el libro ilustrado Lola rast und andere schreckliche Geschichten (Lola corre y otras historias terribles) del año 2009, se basan formalmente en el original de Hoffmann, pero abordan las "inmoralidades contemporáneas" de los niños (descuido en el tráfico, consumo excesivo de televisión, caos en la habitación infantil). Como en el texto original, los siete cuentos ilustrados terminan de forma "horrible", drástica y extraña.[23]
  • En 2013, aparece una nueva encarnación del personaje, en el libro Der Cyber-Peter - und andere Geschichten aus der modernen Welt nicht nur für Kinder (Pedro en el ciberespacio - y otras historias del mundo moderno no sólo para niños) de Klaus Günterberg. Aquí, se advierte a los jóvenes sobre los peligros a los que se exponen potencialmente en el internet, la toxicidad del abuso de las redes sociales, así como la adicción a los teléfonos móviles y dispositivos electrónicos.[24]

Influencia en la cultura popular[editar]

Estampilla postal emitida en 1994.
Estampilla postal emitida en 1994.
Estampilla postal emitida en 2009, con motivo del 200º aniversario del natalicio del autor.
Relieve del Struwwelpeter en una escuela en Innsbruck.
Museo del Struwwelpeter en Frankfurt.

Struwwelpeter fue más popular desde mediados del siglo XIX hasta mediados del siglo XX. Hoy en día, fuera de los países de habla alemana, la obra no es muy conocida. En Alemania, sin embargo, las historias y los dibujos son icónicos y reconocibles al instante. Se han utilizado en la publicidad y en las campañas políticas, y Struwwelpeter es el nombre de un gran número de empresas alemanas. Esto no quiere decir que Struwwelpeter haya sido olvidado en el resto del mundo. Ha tenido un impacto duradero en la literatura infantil, especialmente en autores como Edward Gorey, Roald Dahl y Maurice Sendak.[25]​ y en diversas temáticas que involucran fábulas, cuentos con moraleja, castigos o espantos.[26]

Otras apariciones del libro o sus personajes incluyen:

La escritora británica Agatha Christie hace referencia a Pedro Melenas en su novela Curtain: Poirot's Last Case (Telón, Collins Crime Club, 1975); el narrador de la historia, Arthur Hastings, describe así a otro personaje, Stephen Norton: "Tenía la costumbre de pasarse las manos por su pelo corto y gris, dejando sus puntas erizadas, como el Struwwelpeter".[27]

  • Van der Valk (Serie de TV, 1991)

En la cuarta edición de de la serie británica de detectives Van der Valk (basada en las novelas de Nicolas Freeling), titulada Doctor Hoffman’s Children (Los hijos del doctor Hoffman), el detective, interpretado por Barry Foster, resuelve una serie de asesinatos tras encontrar el libro en el dormitorio de su casa, cuando su mujer le cuenta La historia del Pequeño Chupadedo a su nieta. Todos los asesinatos se realizaron al estilo de los acontecimientos del libro.[28]

En la película de guerra basada en una historia real, Rescue Dawn (Rescate al amanecer), el aviador de la Armada de los Estados Unidos de origen alemán Dieter Dengler (interpretado por Christian Bale) tiene pintados a Roberto el Volador y su paraguas en el lateral de su avión.[29]

La serie estadounidense The Office hace referencia al libro en la segunda temporada, en el episodio 18: Take Your Daughter to Work Day (Día de llevar a tu hija al trabajo). Dwight Schrute (Rainn Wilson) lee a los niños La historia de El Pequeño Chupadedo, pero es interrumpido por un horrorizado Michael Scott (Steve Carell).[30]

Dentro de la octava temporada de la serie de animación estadounidense Padre de familia, en el noveno episodio: Business Guy, se parodió la Historia de El pequeño Chupadedo, en forma de un interludio típico de la serie, cuando Peter le dice a su esposa Lois que su actitud es "más deprimente que un cuento alemán para dormir".[31]

Una copia del libro con Pedro Melenas en la portada aparece en la película Woman in Gold (La dama de oro), cuando la protagonista, Maria Altmann (interpretada por Helen Mirren) recuerda su juventud en Viena durante la anexión de Austria a Alemania, en el período conocido como Anschluss.[32]

En el tercer episodio de la décima temporada de Doctor Who, Thin Ice (Hielo delgado), el Doctor (Peter Capaldi) lee parte de la historia de El pequeño Chupadedo a un grupo de infantes del Londres de 1814.[33]

  • Neo Magazine Royale (Programa de TV, 2018)

El episodio 34 de la temporada 7 del programa alemán Neo Magazine Royale presentó un segmento llamado Dr. Böhmermanns Struwwelpeter (El Struwwelpeter del Dr. Böhmermann, en referencia al conductor del talk show). Con un formato de falso documental y un tono de comedia absurda, el director de una guardería infantil presenta el libro del Dr. Hoffmann a un grupo de padres de familia de diferentes estratos sociales, los cuales tienen diversas reacciones a las historias, las cuales se recrean, imaginadas en la época actual.[34]

  • Jeeves and the Leap of Faith (Novela, 2020)

En la novela de Ben Schott, Jeeves and the Leap of Faith (Jeeves y el salto de fe), basada en las historias de Jeeves & Wooster de P.G. Wodehouse, Bertie Wooster se sorprende al descubrir que a su ayudante de cámara, Jeeves, le leyeron Der Struwwelpeter de niño, en lugar de Winnie-the-Pooh.[35]

Controversias[editar]

Heinrich Hoffmann.
Ilustración creada para celebrar la centésima edición del libro (1876).

Heinrich Hoffmann era psicólogo y, como tal, estaba convencido de que "no sirve de nada limitarse a simplemente, decirle a los niños que sean buenos". Por lo tanto, ilustró las consecuencias de desobedecer las reglas de una manera muy drástica. Por ello, con el paso del tiempo, sus relatos fueron mal vistos como "pedagogía negra", y algunos académicos expresaron su preocupación por los "potenciales" daños psicológicos a largo plazo (como el reforzamiento de ansiedades o agresiones pre-existentes) a los jóvenes lectores.[36]​ Sin embargo, hoy en día esta valoración se ha relajado. Mientras tanto, Struwwelpeter se ve más bien desde la perspectiva de su época, en la que se consideraba definitivamente progresista.

Al respecto, Linda Schmitz, la curadora de una exposición sobre la influencia cultural de este libro, en una entrevista con el portal de Deutsche Welle, declaraba: "Todo es caricaturesco, pero por supuesto también se trataba de provocar un cambio de comportamiento. Así que para dejarlo claro a los niños: Esto es lo que puede ocurrir si se juega con fuego. Hoffmann no quería asustar a los niños sin sentido, sino sólo advertirles sin rodeos de los peligros de la vida cotidiana. Los personajes se siguen utilizando hoy en día para caricaturizar y representar a la sociedad".[37]

Referencias a las condiciones de salud[editar]

El autor, Heinrich Hoffmann, trabajó como médico general y posteriormente como psiquiatra. En tiempos más recientes, el Struwwelpeter ha sido referenciado por la psicología clínica y la psiquiatría de los niños y adolescentes. En este contexto, se ha interpretado que algunas de las historias describen hábitos de los chicos que pueden ser, en formas extremas, signos de algunos trastornos mentales.

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) se denomina coloquialmente como el síndrome de Zappel-Philip (síndrome de Felipe Berrinches)[38]​ y se ha reportado que ésta probablemente sea la primera mención escrita del TDAH por un profesional de la medicina.[39]​ Por otro lado, Hanns-Guck-in-die-Luft (Juan Babieca) se lee a veces como un contratipo soñador, a veces también descrito como "träumerle" (ensoñación excesiva), y por lo tanto representa un trastorno de atención sin hiperactividad, pero con una atención claramente reducida. En cambio, Bösen Friederich (Federico el Cruel) puede considerarse un ejemplo de desorden del comportamiento social; por su parte, la chica de Paulina y los Cerillos manifiesta signos de piromanía y Gaspar el Melindroso se puede considerar un ejemplo de trastorno de alimentación selectiva, o en un caso extremo, anorexia nerviosa.[40][41]

Inclusive, el llamado síndrome del cabello impeinable (que en este caso tiene un origen genético) también se suele llamar síndrome de Struwwelpeter, por el famoso personaje Pedro Melenas.[42]

Bibliografía[editar]

  • Hoffmann, Heinrich. Pedro Melenas: Historias muy divertidas y estampas aún más graciosas. (Tútulo Original: Der Struwwelpeter) Traductor: Víctor Canicio Chimeno. Editorial: José J. de Olañeta. Palma de Mallorca, España. 1987. ISBN 978-84-7651-403-0; EAN 9788476514030. 64 pp.
  • Smith-Chalou, Barbara. Struwwelpeter: Humor or Horror? - 160 years later. Lexington Books. Lanham, MD. USA. 2007. ISBN 0-7391-1664-9; 9780739116647. 99 pp.

Referencias[editar]

  1. ‘Hoffmann, Dr., Heinrich’, Lambiek Comiclopedia.
  2. Lluch, Gemma (2004). Grupo Editorial Norma Bogotá, Colombia., ed. Cómo analizamos relatos infantiles y juveniles. (Serie Catalejo). p. 384. ISBN 958-04-8192-X. 
  3. Struwwelpeter-Museum (ed.). «Wer war Heinrich Hoffmann?» (en alemán). Archivado desde el original el 9 de febrero de 2009. Consultado el 19 de febrero de 2009. 
  4. Encyclopædia Britannica (ed.). «Encyclopædia Britannica: "Heinrich Hoffmann"» (en inglés). Consultado el 20 de diciembre de 2008. 
  5. Deutsche Welle (ed.). «Zwischen Faszination und Kinderschreck: "Der Struwwelpeter"» (en alemán). Consultado el 22 de septiembre de 2019. 
  6. Virginia Commonwealth University, Department of Foreign Languages (ed.). «Struwwelpeter -translated by Mark Twain» (en inglés). Consultado el 10 de octubre de 2008. 
  7. Cotton, Penni (2000). Trentham Books. United Kingdom., ed. Picture Books Sans Frontières. p. 145. ISBN 1-85856-183-3. 
  8. Hamburger Abendblatt (ed.). «Der Struwwelpeter will nicht sterben» (en alemán). Consultado el 11 de mayo de 2009. 
  9. Universitätsbibliothek Braunschweig (ed.). «Angaben zum Dokument: Struwelliese.» (en alemán). Consultado el 11 de mayo de 2009. 
  10. Dr.Schrecklichkeit (2006). Autorenhaus Verlag Frankfurt., ed. Struwwelhitler – A Nazi Story Book by Dr. Schrecklichkeit. Der Anti-Nazi-Klassiker von 1941. Eingeleitet von Joachim Fest. Editado como un libro de bolsillo (en colaboración con el Museo Struwwelpeter de Fráncfort del Meno), con un prólogo de Joachim Fest. ISBN 978-3-86671-014-6. 
  11. IMDB (ed.). «IMDB - Der Struwwelpeter (1955)» (en inglés). Consultado el 19 de noviembre de 2009. 
  12. Biblioteca Virtual "Miguel de Cervantes" (ed.). «Las nuevas corrientes de la literatura infantil. Por: Juan Cervera Borrás». Consultado el 11 de mayo de 2009. 
  13. Hoffmann, H.; Zipes, J.D. (1999). Feral House, Port Townsend, WA. USA., ed. Struwwelpeter: Fearful Stories and Vile Pictures to Instruct Good Little Folks. Traducciones de Mark Twain; Ilustraciones de Sarita Vendetta. p. 111. ISBN 0-922915-52-0; 9780922915521. 
  14. Curtain Up (ed.). «Shockheaded Peter Makes a Comeback, by Elyse Sommer» (en inglés). Consultado el 19 de febrero de 2009. 
  15. musik-sammler.de (ed.). «Kurt Hessenberg - Der Struwwelpeter Kantate» (en alemán). Consultado el 31 de enero de 2015. 
  16. stretta-music.com (ed.). «Cesar Bresgen - Der Struwwelpeter - Szenische Kantate» (en alemán). Consultado el 4 de febrero de 2014. 
  17. Deutschen Nationalbibliothek (ed.). «Köhler, Siegfried (Komponist)» (en alemán). Consultado el 5 de mayo de 2014. 
  18. Official website of Alexandros Mouzas (ed.). «Struwwelpeter: A musical tale» (en inglés). Consultado el 19 de febrero de 2009. 
  19. martin-baerenz.de (ed.). «Familienkonzerte: Struwwelpeter» (en alemán). Consultado el 19 de febrero de 2009. 
  20. rammstein-portugal.com (ed.). «Pullin' up the Bootstraps: Brian Davis Speaks with Rammstein Leader Richard Kruspe (2006-03-21)» (en inglés). Consultado el 24 de marzo de 2008. 
  21. Official website of Der Burgerpaul (ed.). «Der Burgerpaul» (en alemán). Archivado desde el original el 28 de septiembre de 2013. Consultado el 25 de septiembre de 2013. 
  22. Westfälischer Anzeiger (ed.). «Ausstellung zum „Struwwelpeter“ in Oberhausen» (en alemán). Consultado el 20 de septiembre de 2019. 
  23. buechergilde.de (ed.). «Lola rast und andere schreckliche Geschichten» (en alemán). Consultado el 30 de abril de 2009. 
  24. buecherrezensionen.org (ed.). «Der Cyber-Peter von Klaus Günterberg» (en alemán). Consultado el 12 de febrero de 2014. 
  25. Jack Sherefkin, New York Public Library (ed.). «The Influence of Struwwelpeter» (en inglés). Consultado el 15 de mayo de 2013. 
  26. TV Tropes (ed.). «TV Tropes - Literature / Struwwelpeter» (en inglés). Consultado el 19 de octubre de 2020. 
  27. Bunson, Matthew (2000). The complete Christie: an Agatha Christie encyclopedia (en inglés). Pocket Books. ISBN 0743407857. OCLC 44446954. Consultado el 7 de septiembre de 2010. 
  28. Memorable TV (ed.). «Van der Valk: Doctor Hoffman’s Children (ITV 16 Jan 1991)». Consultado el 28 de junio de 2017. 
  29. IMDB (ed.). «Rescue Dawn - 2006 - Trailer». Consultado el 4 de febrero de 2017. 
  30. IMDB (ed.). «The Office (TV Series - USA) - Take Your Daughter to Work Day (2006) Connections». Consultado el 11 de noviembre de 2011. 
  31. IMDB (ed.). «Family Guy (TV Series) - Business Guy (2009) Connections». Consultado el 11 de noviembre de 2011. 
  32. IMDB (ed.). «Woman in Gold (2015)». Consultado el 12 de marzo de 2018. 
  33. Hogan, Michael (29 April 2017). «Doctor Who: Thin Ice, series 10 episode 3 review – a touch of nostalgia keeps old-fashioned caper rollicking along». The Daily Telegraph. Consultado el 1 de mayo de 2017. 
  34. ZDF-Presse (ed.). «"Dr. Böhmermanns Struwwelpeter" im ZDF: Kinderbuchklassiker – neu aufgelegt». Consultado el 13 de agosto de 2018. 
  35. The Times (ed.). «Jeeves and the Leap of Faith by Ben Schott, review — a ‘new’ Wodehouse». Consultado el 24 de octubre de 2020. 
  36. Freeman, Thomas (1977). «Heinrich Hoffmann’s Struwwelpeter: An Inquiry into the Effects of Violence in Children’s Literature». The Journal of Popular Culture 10 (4): 808-820. ISSN 1540-5931. doi:10.1111/j.0022-3840.1977.1004_808.x. Consultado el 4 de agosto de 2011. 
  37. Deutsche Welle (ed.). «Zwischen Faszination und Kinderschreck: "Der Struwwelpeter"» (en alemán). Consultado el 22 de septiembre de 2019. 
  38. Bader, Michel; Tannock, Rosemary (2018). «The Zappel-Philipp a historical example of ADHD Clinics». ADHD Attention Deficit and Hyperactivity Disorders 10: 119-127. ISSN 1866-6647. doi:10.1007/s12402-017-0239-4. Consultado el 13 de septiembre de 2018. 
  39. Thome, Johannes; Jacobs, Kerrin A. (2004). «Attention deficit hyperactivity disorder (ADHD) in a 19th century children’s book». European Psychiatry 19 (5): 303-306. ISSN 1866-6647. doi:10.1016/j.eurpsy.2004.05.004. Consultado el 16 de abril de 2020. 
  40. Nani Kail - aerztezeitung.at (ed.). «Störungen des Sozialverhaltens im Kindes- und Jugendalter» (en alemán). Consultado el 15 de diciembre de 2009. 
  41. Maximilian Plenert (ed.). «Eine kleine Geschichte der ADHS – Vom Struwwelpeter bis „Brave New World“» (en alemán). Consultado el 29 de mayo de 2016. 
  42. Universität Bonn (ed.). «Uncombable hair gene discovered» (en inglés). doi:10.1016/j.ajhg.2016.10.004. Consultado el 17 de noviembre de 2016. 

Enlaces externos[editar]

  • Carranza, M. 2007. Tres clásicos entre la obediencia y la desobediencia. Imaginaria. No. 210. versión electrónica.