Streptopelia decaocto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Symbol question.svg
 
Tórtola turca
Eurasian Collared-Dove RWD2.jpg
Estado de conservación
Preocupación menor (LC)
Preocupación menor (UICN 3.1)[1]
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Columbiformes
Familia: Columbidae
Género: Streptopelia
Especie: S. decaocto
(Frivaldszky, 1838)
Distribución
Distribución mundial de la tórtola turca.
Distribución mundial de la tórtola turca.
     Distribución natural.     Introducida.
[editar datos en Wikidata]

La tórtola turca (Streptopelia decaocto)[2] es una especie de ave columbiforme de la familia Columbidae propia de Eurasia. Originalmente se extendía por el sur de Asia pero ha colonizado rápidamente toda Europa y el norte de África de forma natural, y también Norteamérica y Japón donde fue introducida.

Descripción[editar]

Su plumaje es liso, no escamado como el de otras tórtolas.
Detalle de la cabeza.

La tórtola turca es una tórtola de tamaño medio, de una longitud total similar a la de la paloma bravía aunque su cola es más larga y es mucho más esbelta. Es un poco mayor que la tórtola europea con una longitud media de pico a cola de 32 cm,[3] una envergadura alar de entre 47 y 55 cm, y un peso de 125 a 240 g. Su plumaje en general es de color beige grisáceo, con cierto matiz rosado en la cabeza y el pecho. Su espalda y las coberteras superiores de las alas son de tono marrón claro uniforme y las de la parte inferior son gris azuladas, y sus primarias son pardas más oscuras. Presenta una característica lista negra ribeteada de blanco que rodea los laterales y parte posterior de su cuello cuello a modo de collar. Las plumas de su cola son de color anteado grisáceo por encima y gris oscuro con la punta blanca por debajo. Las plumas laterales de la cola también tienen su terminación blanquecina por encima. Sus pasas son cortas y de color rojizo y su pico es negruzco. El iris de sus ojos es rojo oscuro aunque de lejos parecen negros porque sus pupilas son muy grandes, y presenta un fino anillo periocular blanco. Ambos sexos tienen una apariencia virtualmente indistinguible, aunque los juveniles o no tienen collar, o lo tienen poco desarrollado, y el iris de sus ojos es castaño.[4] [5] [6] Además de la variedad natural en cautividad se crían tórtolas blancas.

La tórtola turca se diferencia principalmente de la tórtola europea, por su plumaje liso, que carece del patrón de color escamado característico de esta última.

Taxonomía[editar]

Juvenil antes de la formación del collar, en Gran Canaria.

La tórtola turca fue descrita científicamente por el naturalista húngaro Imre Frivaldszky en 1838,[7] como Columba decaocto,[8] Posteriormente fue trasladada al género Streptopelia creado por Charles Lucien Bonaparte en 1855. Está cercanamente emparentada con la tórtola bicollar del sudeste asiático y la tórtola rosigrís del África subsahariana, con las que forma una superespecie.[9]

Se reconocen dos subespecies de tórtola turca:[10] [7]

  • Streptopelia decaocto decaocto - se extiende de Europa a Corea y el oeste de China;
  • Streptopelia decaocto xanthocycla - alrededor del sudeste asiático, Birmania y este de China. Tiene el anillo ocular amarillo en lugar de blanco.[9]

El nombre de su género, Streptopelia, es de etimología griega, consiste en la combinación de las palabras στρεπτός (streptos) que significa «cadena» y πέλεια (pelia) «paloma», en referencia a la lista negra de su cuello. En cambio, su nombre específico es la suma de términos latinos deca- «diez» y octo «ocho», en alusión a un mito griego sobre una joven criada que pidió a los dioses ser liberada porque su duro trabajo solo era remunerado con 18 monedas al año, y se le concedió su deseo convirtiéndola en tórtola, que en su arrullo recordaría el número para siempre.[11]

Distribución y expansión[editar]

Mapa temporal de la expansión de la tórtola turca por Europa.

La tórtola turca no es migratoria, pero es muy dispersiva. En el siglo XX la tórtola turca ha protagonizado una de las mayores colonizaciones realizadas por las aves de todo el mundo. Su área de distribución original a finales del siglo XIX era las regiones templadas y subtropicales de Asia, desde Turquía hasta el sur de China, incluido todo el subcontinente indio y Ceilán. En 1838 se registró por primera vez en Bulgaria, pero no empezaría a extenderse por toda Europa hasta el comienzo del siglo XX, apareciendo en otras partes de los Balcanes entre 1900–1920, y extendiéndose rápidamente hacia el noroeste, alcanzando Alemania en 1945, Gran Bretaña alrededor de 1953 (registrándose su reproducción allí por primera vez 1956), Irlanda en 1959, y las islas Feroe a comienzos de los años 1970. Tras esta rápida dispersión en dirección noroeste fue ampliando su expansión en todas direcciones, al norte llegó hasta el círculo ártico en Noruega, hasta los montes Urales en Rusia, y también colonizó el Mediterráneo. Llegó a España en el año 1960, ocupando inicialmente Asturias.[12] desde donde colonizó el resto de la península ibérica. También colonizó las regiones costeras del norte de África, desde Marruecos hasta Egipto, a finales del siglo XX, llegando a alcanzar las islas Canarias. Además en Asia se extendió hasta el noreste de China, y también colonizó algunas partes de Japón (probablemente introducida).[4] [13] [5] [9] Ha conseguido alcanzar Islandia como divagante (41 registros hasta 2006), aunque no se conseguido establecerse allí.[14]

Tórtola turca en Hermosillo, Sonora, México.
En el barrio de La Victoria en Málaga.

La tórtola turca fue introducida en Bahamas a mediados de la década de 1970,[15] desde donde alcanzó Florida alrededor de 1982. Así se convirtió en una especie invasora,[16] que se extendió rápidamente por la mayor parte de Norteamérica. Aunque su principal bastión norteamericano todavía son las costas del Golfo de México, se extiende desde Puerto Escondido y Tehuantepec en Oaxaca y California, hasta Alaska, Alberta, el borde de los Grandes Lagos y Nueva Escocia. Su relativamente temprana presencia en la zona de Cancún indica que pudo llegar a través del mar. Algunas de las dispersiones más distantes pueden haberse debido a nuevos escapes locales de tórtolas en cautividad.[9] Se desconoce su impacto sobre las especies nativas, aunque parece ocupar el nicho ecológico de la zenaida huilota y la paloma bravía (esta última también invasora en Norteamérica). En Arkansas (EEUU) la tórtola turca se registró por primera vez en 1989, y desde entonces se ha extendido ocupando 42 de sus 75 condados. Su dispersión desde el extremo sureste del estado en 1997 al extremo noroeste se produjo en 5 años, cubriendo una distancia de 500 km, lo que supone una tasa de 100 km por año.[17] Esta tasa es más del doble de los 45 km por año registrados en su expansión por Europa.[18]

Comportamiento[editar]

Se encuentra con facilidad a los espacios urbanos.
Huevo de tórtola turca.

La tórtola turca no es un ave recelosa y se ha adaptado a los espacios urbanos. Es una especie gregaria y forma bandadas considerables en invierno cuando hay alimento disponible. Por lo general sus bandadas son de entre 10 a 15 individuos, pero se han llegado a registrar bandadas de 10.000 tórtolas.[5] Su dieta natural se compone básicamente las semillas, brotes e insectos. Puede verse tórtolas alimentándose en los parques y los jardines de las casas, incluso visitan los comederos de aves. Las mayores concentraciones generalmente se encuentran alrededor de las granjas donde se deja grano caído o se alimenta con él al ganado.

Adulto alimentando a su pichón en un nido situado en un macetero.

Las tórtolas turcas suelen criar en el entorno urbano donde haya árboles y encuentren alimento. El cortejo del macho consiste en una exhibición de vuelo, como en muchas otros colúmbidos, en la que realiza un ascenso rápido casi vertical seguida por un descenso planeando en círculos, manteniendo las alas bajo su cuerpo en forma de "V" invertida.

La tórtola turca anida casi siempre en árboles, a veces en edificios. El nido es una plataforma tosca de ramitas, en algunas ocasiones tapizadas con material vegetal más suave. Casi todos sus nidos se encuentran a menos de un kilómetro de los edificios habitados por humanos. La hembra pone dos huevos en días seguidos. La hembra incuba los huevos durante la noche y el macho durante el día. La incubación dura entre 14 y 18 días, y los pichones tardan de 15 a 19 días en emplumar y dejan el nido 21 días tras la eclosión. La reproducción puede producirse durante todo el año mientras haya alimento disponible, aunque es raro que se produzca en invierno donde estos son fríos, y la mayoría de puestas se realiza de marzo a octubre. Es normal que críen tres o cuatro nidadas cada año, y se ha llegado a registrar hasta seis en un año.[5] A las 5-6 semanas los jóvenes son completamente independientes.

Cría en cautividad[editar]

La tórtola turca en cautividad necesitan pajareras no son aptas para jaulas pequeñas. Puede instalarse a esta tórtola en pajareras tanto en interior como en exterior. Y aunque puede permanecer todo el año en una pajarera exterior, es conveniente refugiarla en invierno en una pajarera interior en climas inclementes. Si la pajarera es grande y tiene arbustos y plantas abundantes se sentirá más a gusto. Hay que proporcionarle siempre que se pueda agua para que se bañe, tanto en invierno como en verano.

Las tórtolas se amansan con facilidad.

La tórtola turca en cautividad suele alimentarse de trigo, mijo, avena, alpiste y arroz integral. También acepta cañamón de buen grado.

Frecuentan los comederos de parques y jardines.

Es un ave muy sociable, que se puede instalar con otros pájaros exóticos pequeños. Puede llegar a ser muy confiada y se puede llegar a posar en la mano por sí sola, únicamente por curiosear. A veces pueden surgir peleas entre machos si la pajarera es pequeña, aunque pocas veces llegan a consecuencias graves. Si los dos machos entran en celo las peleas pueden ser bastante frecuentes y los machos pueden acabar algo desplumados, aunque aparte del plumaje un poco estropeado no hay mayores problemas.

La tórtola turca cría durante todo el año, aunque preferentemente lo hacen en primavera como la mayoría de las aves. Es bastante fácil criar a estas aves si se les proporciona el nido adecuado. Éste será una cesta de medidas 15 x 20 centímetros. A veces se juntan dos o tres hembras en el mismo nido para poner sus huevos. Esto puede ocasionar que los huevos acaben en el suelo, porque cuando se mueven los golpean con las patas intentando ponerse en una buena posición para incubar.

Aunque rellenan muy pobremente el nido luego aceptan gustosamente que con la mano les pongamos palitos a su alcance cuando están dentro del nido. Con paciencia se puede conseguir que rellenen el nido bien, pues a medida que se le van entregando palitos en el pico, la hembra los va poniendo en su sitio, hasta completar el círculo de ramitas característico de los nidos de tórtolas. Es divertido observar construir sus nidos y gratificante ver cómo confían en ti de semejante manera las aves.

Referencias[editar]

  1. BirdLife International (2012). «Streptopelia decaocto». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2014.3 (en inglés). Consultado el 17 de abril de 2015. 
  2. Bernis, F; De Juana, E; Del Hoyo, J; Fernández-Cruz, M; Ferrer, X; Sáez-Royuela, R; Sargatal, J (1998). «Nombres en castellano de las aves del mundo recomendados por la Sociedad Española de Ornitología (Cuarta parte: Pterocliformes, Columbiformes, Psittaciformes y Cuculiformes)». Ardeola. Handbook of the Birds of the World (Madrid: SEO/BirdLife) 45 (1): 87–96. ISSN 0570-7358.  Consultado el 18 de abril de 2015.
  3. Campbell, Donald (2000). «Collared Dove». The Encyclopedia of British Birds. Bath: Parragon. p. 95. ISBN 0752541595. 
  4. a b Snow, D. W.; Perrins, C. M. (1998). The Birds of the Western Palearctic (Concise Edition edición). Oxford: Oxford University Press. ISBN 0-19-854099-X. 
  5. a b c d Cramp, S., ed. (1985). The Birds of the Western Palearctic 4: 340-353. ISBN 978-0-19-857507-8
  6. Javier Blasco-Zumeta, Laboratorio Virtual Ibercaja Ficha de identificación de la especie
  7. a b Zoonomen. «Taxonomía de Columbiformes.» (en inglés). Consultado el 13 de abril de 2015. 
  8. Ficha resumen del taxón de la especie en AnimalBase.
  9. a b c d Hoyo, J. del, et al., eds. (1997). Handbook of the Birds of the World, vol. 4. Barcelona: Lynx Edicions. p. 137. ISBN 84-87334-22-9. 
  10. Frank Gill y David Donsker. Pigeons. IOC World Bird List versión 5.1.
  11. James A. Jobling. Helm Dictionary of Scientific Bird Names. Bloomsbury Publishing p. 131 y 367 ISBN 1408125013
  12. Francisco Bernis et al. «Sobre la expansión y ecología de la Tórtola Turca...». )
  13. Hagemeijer, W. J. M., & Blair, M. J., eds. (1997). The EBCC Atlas of European Breeding Birds. Poyser, Londres ISBN 0-85661-091-7.
  14. Birding Iceland: Eurasian Collared Dove
  15. Eurasian Collared-Dove in Birds of North America. Cornell Lab of Ornithology.
  16. Beckett, S. M., Komar, N., & Doherty, P. F. (2007). Population Estimates for Eurasian Collared-dove in Northeastern Colorado. The Wilson Journal of Ornithology 119 (3): 471-475. Abstract.
  17. Fielder, J. M., R. Kannan, D. A. James, and J. C. Cunningham. 2012. Status, dispersal, and breeding biology of the exotic Eurasian Collared-dove (Streptopelia decaocto) in Arkansas. J. Arkansas Academy of Science 66: 55-61
  18. Hengeveld, R. 1988. Mechanisms of biological invasions. J. of Biogeography 15:819-828.

Enlaces externos[editar]