Star Wars: Episode VI - Return of the Jedi

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda


Star Wars: Episode VI - Return of the Jedi (conocida en español como Star Wars: Episodio VI - El Retorno del Jedi, La guerra de las galaxias: Episodio VI - El retorno del jedi, Star Wars: Episodio VI - El Regreso del Jedi o La guerra de las galaxias: Episodio VI - El regreso del jedi) es una película de space opera Drama estrenada el 25 de mayo de 1983 y dirigida por Richard Marquand. Fue la tercera película estrenada de la saga de Star Wars y la sexta en términos cronológicos internos de la saga. De la trilogía original fue la película más criticada, ya que mucha gente la consideraba la más infantil por la inclusión de los ewoks. Aun así fue aclamada por la mayoría de la gente, que la consideraron una gran (aparente) conclusión para la saga.

Pero, poco después de la adquisición de Lucasfilm a manos de Disney , se anunció la séptima entrega tanto en cronología como en orden de aparición, y se llamará Star Wars: Episode VII - The Force Awakens, la cual se estrenó en diciembre de 2015.

Al igual que los episodios IV y V fue reeditada en 1997 y 2004 para las reediciones de VHS y DVD. También tuvo modificaciones para su versión en Blu-ray, sin embargo en esta ocasión no sólo se reeditó con sus anteriores películas de la trilogía original, en esta edición también fueron incluidas las precuelas.

Argumento[editar]

Hace mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana [...] Luke Skywalker ha regresado a Tatooine, su planeta de origen, para intentar rescatar a su amigo Han Solo de las garras del malvado Jabba, el Hutt. [...] Pero Luke ignora que el Imperio Galáctico ha comenzado en secreto la construcción de una nueva estación espacial armada, más poderosa que la temida Estrella de la Muerte. [...] Una vez terminada, este arma suprema significará la aniquilación del pequeño grupo de rebeldes que lucha para restaurar la libertad en la galaxia…

Texto introductorio

En Sombras del Imperio, se revela que el Imperio ha comenzado la construcción en secreto de la Segunda Estrella de la Muerte, mucho más poderosa, grande, armada y mejor defendida que la anterior, con un escudo de energía que la convierte en una estación espacial invisible a los sensores y sistemas de ataque de otras naves de combate. Siguiendo los consejos del Príncipe Xizor, el Emperador Palpatine deja que los planos caigan en las manos de los rebeldes , en una batalla donde logran capturar una nave de transporte. Los Espías Bothan descubren la nave que resguarda los mencionados planos y aunque muchos de ellos mueren en combate, logran divulgar la información a la Rebelión, de su diseño, capacidad, armamento, defensa y ubicación exacta en la Galaxia, para comenzar el plan de Ataque contra la nueva Estrella de la Muerte, y que la flota estelar del Imperio está dispersa por la Galaxia, buscando a la rebelión entre todos los sistemas estelares.

Entretanto Luke Skywalker, Lando Calrissian, Leia Organa y Chewbacca, quienes habían fallado en su intento por rescatar a su compañero Han Solo de su prisión de Carbonita y que se encontraba en las manos del cazarrecompensas Boba Fett, descubren que éste se lo ha entregado a Jabba Desilijic Tiure en Tatooine y deciden ir allí a rescatarlo.

Seis meses después de que la Ciudad de las Nubes fuese sitiada, el Imperio Galáctico está construyendo una nueva Estrella de la muerte. Darth Vader viaja personalmente para supervisar el avance en la construcción de la Segunda Estrella de la Muerte y le dice al comandante de la estación, el Moff Tiaan Jerjerrod que el progreso en la construcción no va como acordaron. Jerjerrod le dice a Vader que trabaja lo más rápido que puede, a lo que Vader le responde que el Emperador no está nada contento con el avance en la construcción y que irá en persona a supervisar el progreso de la misma. Al oír esto, Jerjerrod entonces le dice a Vader que redoblará sus esfuerzos.

Luke Skywalker viaja junto con sus amigos al desértico planeta Tatooine, para rescatar a Han Solo de las garras del temido gánster intergaláctico Jabba el Hutt. Al caer la noche, en el interior del palacio de Jabba el Hutt, la Princesa Leia disfrazada de un cazarrecompensas, libera a Solo de su estado de hibernación dentro del bloque de carbonita, pero con un inconveniente: al estar en hibernación en la carbonita su vista se vio afectada temporalmente ; pero es descubierta por Jabba y puesta bajo su custodia, pasando a ser su esclava. Poco tiempo más tarde, Luke llega para hacer una petición final a Jabba de liberar a Solo. Luke es capturado y enviado al pozo de un Rancor al cual mata, provocando la ira de Jabba quien decreta que Luke, Chewie y Han serían llevados al desierto para ser ejecutados y consumidos por un Sarlacc. Con la ayuda de R2-D2, Luke recupera su Sable de luz, librando una batalla, en la que Jabba es asesinado por Leia, y el cazarrecompensas Boba Fett es golpeado por Solo cayendo dentro del Sarlacc. Luke y su equipo consiguen escapar justo antes de que la barcaza de Jabba explote.

Luke vuelve a Dagobah para completar su entrenamiento Jedi, pero el maestro Yoda está enfermo y al borde de la muerte. Yoda le dice a su aprendiz que su entrenamiento ha concluido. Antes de morir y volverse uno con la Fuerza, Yoda le dice a Luke que debe enfrentarse nuevamente a Darth Vader, pues es su destino y le confirma que él es su padre, también le dice que hay otro Skywalker, Leia. Yoda también informa a Luke que tras su inminente muerte, él será el último de los Jedi que existe en la Galaxia y que "La Fuerza" estará concentrada solamente en él, para enfrentar y derrotar a Darth Vader, por lo que el equilibrio de La Fuerza en la Galaxia quedará establecido. Más tarde, la forma de espíritu de Obi-Wan Kenobi aparece y confirma que Vader una vez fue Anakin Skywalker, un joven Jedi que fue seducido por el lado oscuro de la Fuerza. También le revela que la Princesa Leia es su hermana melliza, que fueron separados de Padmé Amidala (quien falleció después del parto) al nacer y ocultados para proteger a ambos de Vader y el Emperador Palpatine.

Mientras tanto, en el punto de reunión en un lejano lugar de la Galaxia, la Alianza Rebelde prepara una estrategia de ataque contra el Imperio, logrando reunir varias naves de combate de entre todos los sistemas estelares que se oponen a la dominación del Imperio. Como parte de ésta, Luke y sus compañeros deben dirigir un comando de asalto sobre la luna de Endor para desactivar el generador de escudo que protege la Estrella de la muerte, un nuevo sistema de defensa que no permite ataques de naves estelares de ningún tipo, rayos láser, de energía de plasma y torpedos de fragatas militares, naves caza de combate o bombarderos, y que impide la detección de la Estrella de la Muerte, con las computadoras y sistemas de ataque de las naves de combate, lo que la convierte en una estación espacial casi invisible para todos los sistemas de armas conocidos, impidiendo cualquier ataque convencional contra la Estrella de la Muerte, donde el Emperador en persona ha llegado para supervisar la construcción final de la estación espacial.

El comando de asalto llegará en una nave de transporte que fue capturada en una anterior batalla, en un salto espacial desde el punto de reunión de la flota rebelde, hasta el sistema estelar donde se oculta la Estrella de la Muerte, en forma muy sigilosa y sin llamar mucho la atención, con un código secreto de comunicación entre las naves de la flota de combate, que le permitiría pasar en medio de las naves de combate del Imperio, Darth Vader siente la presencia de Luke en la nave de transporte por el poder de La Fuerza que está concentrada en él, al ser el último caballero Jedi de la Galaxia, pero el Emperador había previsto que la Alianza Rebelde trataría de atacarlos, así que permite su llegada para tratar de capturarlo y le dice al operador de comunicaciones de la nave comando, que deben dejarlos pasar frente a ellos, porque él mismo se encargará de todo.

En Endor, descubren una tribu de Ewoks, unas curiosas criaturas indígenas nativas del planeta. Con la ayuda del robot C-3PO y sus múltiples programas de comunicación con otros idiomas, consiguen forjar una alianza para combatir juntos al Imperio, al creer que C-3PO es una especie de dios, venido del cielo para ayudarlos. Más tarde, Luke decide que el tiempo de afrontar su destino ha llegado y se prepara para enfrentarse a Darth Vader, porque él también puede predecir el futuro con la ayuda del lado luminoso de la Fuerza que está concentrada ahora en él . Antes de marcharse, Luke le confiesa a Leia que son hermanos y que Vader es su padre. Luke se entrega en medio de la noche, a los soldados del Imperio en una base comando en medio de la selva de Endor, y sin éxito, intenta convencer a su padre para que deje el lado oscuro. Vader traslada a Luke a la Estrella de la muerte y lo presenta ante el Emperador Palpatine, quien le revela que la Alianza Rebelde va a caer en una trampa y que la nueva estación espacial, está en perfecto estado y funcionamiento con su arma principal, y que él había previsto toda ésta situación, la llegada de Luke, el ataque de la Alianza Rebelde y la presencia de los comandos especiales de la Alianza Rebelde, que quieren sabotear el escudo de energía en Endor, y le revela, que un grupo especial de sus propias fuerzas de combate harán caer en una trampa a sus amigos en Endor, para derrotar a las naves de la alianza rebelde cuando arriben a la Estación Espacial y que todos serán derrotados.

La Alianza Rebelde en Endor, logra entrar en el búnker de control del generador del escudo de la nueva Estrella de la Muerte, pero inmediatamente son tomados presos por tropas de asalto del Imperio, por ser una trampa bien calculada dentro de los planes del Emperador. Pero las fuerzas imperiales no contaban con los Ewoks, empezando así la batalla de Endor y afectando los planes ocultos del Emperador, en donde la alianza con los habitantes nativos de Endor, se convierte en el peso que altera la balanza de poder hacia el triunfo del lado luminoso de La Fuerza en la batalla. Al mismo tiempo, la flota Rebelde se reúne con naves de transporte de diferentes sistemas planetarios convertidas en naves de combate, fragatas espaciales de combate y todo tipo de naves caza de combate, incluso el mítico Halcón Milenario, como nave comando de los cazas de combate, para iniciar el salto espacial y atacar la Estrella de la Muerte en forma sorpresiva, la flota Rebelde surge del hiperespacio a un punto muy cercano a la luna de Endor, en una maniobra muy arriesgada para combatir directamente contra la Estrella de la muerte y algunos de sus superdestructores estelares, ya que según la información obtenida por la inteligencia militar, se supone que la mayoría de la flota estelar al servicio del Emperador, estaban dispersos en la Galaxia buscando a los rebeldes, pero en realidad se mantenían ocultos detrás de la luna de Endor, por una orden del Emperador que había previste éste ataque sorpresivo contra su la estación espacial blindada, manteniendo las naves de combate ocultas para no ser detectados por los sensores y radares espaciales de la flota Rebelde, que llegaría en cualquier momento y esperando poder destruirlas en un combate definitivo, que estaba orquestado por las habilidades del Emperador para predecir el futuro, con la ayuda del lado oscuro de La Fuerza.

Mientras que al mismo tiempo de la batalla en Endor y entre las naves espaciales de la Alianza Rebelde contra la totalidad de la flota imperial, que no podían atacar a la Estrella de la Muerte, porque el escudo proyectado desde Endor todavía estaba operativo, las naves reciben el ataque directo del arma principal de la Estrella de la Muerte y consideran retirarse de la batalla, Luke y Vader se baten en duelo con sables láser en la estación de comando del Emperador, mientras que el Emperador observa el combate y trata de convertir a Luke al lado oscuro de La Fuerza, promoviendo el odio y el miedo en su interior, al decirle que sus amigos serán derrotados, y que la Alianza Rebelde ha caído en una trampa, según sus malvados planes, al mismo tiempo que aumenta la intensidad del combate en Endor, entre Luke y Vader, las naves de la Alianza Rebelde, deciden entrar a combatir directamente contra las naves imperiales, para evitar los ataques del arma principal de la Estrella de la Muerte.

En medio del combate, Vader presiente los sentimientos de Luke, que permanece oculto en el interior de las instalaciones de una estación de comando del Emperador, que ha sido afectada por el combate de sables láser, y se percata de que Leia es su hermana melliza y tienta a Luke a que si él no decide unirse al lado oscuro, quizás ella sí lo haga. Tras ésta amenaza, Luke estalla en furia, aparece en forma sorpresiva entre las sombras donde se ocultaba y ataca a Vader, lo hace retroceder porque La Fuerza está concentrada en él, lo arrincona en una baranda metálica y hasta cortándole la mano derecha robótica (ya que su mano derecha orgánica original fue cortada por el Conde Dooku en Geonosis y luego sus piernas y su mano izquierda orgánicas fueron cortadas por Obi-Wan Kenobi en Mustafar), logrando establecer un equilibrio, que le permitía mantenerse en el lado luminoso de La Fuerza, para derrotar los planes del Emperador.

El Emperador al ver como Luke hace fluir su odio por algunos momentos, lo tienta para que mate a su padre en ese momento, en que Vader estaba derrotado en el suelo, y ocupe su puesto junto a él, como el último paso para pasar al lado oscuro de La Fuerza, pero Luke rechaza la petición del Emperador y le dice que él es un Jedi, al igual que su padre fue en el pasado y que no se convertirá al lado oscuro de La Fuerza, resistiendo la tentación del mal en forma mesiánica. Viendo que Luke no puede ser influido, el Emperador lo ataca aplicando unos rayos de fuerza para asestarle el golpe final, pero justo antes de morir, Luke trata de convertir a su padre y lo llama pidiendo su ayuda, como una estrategia para traerlo de regreso al lado luminoso de La Fuerza, entonces Vader, al ver a su propio hijo a punto de morir por rayos de fuerza y descargas eléctricas, interviene atacando al Emperador, lo levanta y lanza por el eje de ventilación del reactor. Los rayos de Fuerza del Emperador se dispersan, rompen la máscara de Vader, dañando su sistema de respiración y finalmente cae al centro del reactor, y es destruido por la energía que se dispersa, Luke rescata a su padre y trata de llevarlo a un hangar espacial para escapar del inminente ataque de la Alianza Rebelde, que tiene un plan muy elaborado y factible para destruir la Estrella de la Muerte. Al saber que no hay ninguna esperanza para su propia supervivencia, Vader le pide a Luke que le quite su máscara para poder verlo con sus propios ojos, después, le dice que tenía razón sobre él y que lo había salvado. Con aquellas palabras finales, Anakin Skywalker muere y así se cumple la profecía: Él era el elegido para darle balance a La Fuerza, al convertirse al lado luminoso de La Fuerza justamente antes de morir.

Las fuerzas rebeldes en Endor, logran destruir la antena que proyectaba el escudo de energía de la Estrella de la Muerte, gracias a la alianza con los habitantes nativos del planeta, entonces las naves de combate de la alianza rebelde, que mantenían una dura batalla contra las naves de la flota imperial, reciben la señal en clave de que el escudo ha sido desactivado y los sensores de las naves de combate, que tenían sus señales saturadas por el campo de energía proyectado desde el planeta, finalmente logran activar los sistemas de detección de blancos y aparece la Estrella de la Muerte en sus computadoras de batalla, sin las señales del escudo que la hacían invisible a los sistemas de navegación y ataque, entonces en una maniobra muy arriesgada, atacan directamente la Estrella de la Muerte, se introducen al interior de la estación de batalla por uno de los ductos de ventilación de los sistemas de fusión nuclear, que todavía estaba en construcción, con el Halcón Milenario comandando la misión de destruir la estación espacial, volando a gran velocidad por un estrecho túnel dentro de las instalaciones de la Estrella de la Muerte, se rompe su antena de comunicación al golpear con una estructura de las instalaciones, finalmente llegan al centro del reactor de fusión volando entre las estructuras principales de la Estrella de la Muerte, tuberías con el combustible de fusión, refrigeración, gases, agua, sistemas de ventilación para disipar el calor de la fusión nuclear y disparan torpedos al centro mismo del reactor nuclear, provocando que los terminales de energía de fusión nuclear queden fuera de balance, la estructura se desploma y se produce una gigantesca explosión de fusión nuclear, el arriesgado ataque que tenía el respaldo de La Fuerza, logra destruir la temida Estrella de la Muerte y escapan por el ducto de ventilación, a una gran velocidad como balas que salen de un cañón de disparo, superando la velocidad de la explosión de fusión nuclear de la Estrella de la Muerte, al tiempo que Luke escapa en una nave comando imperial, llevando consigo el cuerpo de su padre y también logra escapar de la explosión de fusión nuclear, mientras las naves de la alianza rebelde se alejan de la onda explosiva.

En Endor todos festejan al ver la gran explosión de la Estrella de la muerte en el cielo, mientras Han Solo le dice a Leia que seguramente Luke había escapado de tal explosión, a lo que ella contesta que lo sabía. Han cree que Leia está enamorada de Luke, es entonces que Leia le revela a Han que ella y Luke son hermanos, después, Han y Leia se hacen novios. Ya más tarde, en Endor, Luke incinera en una pila funeraria los restos de su padre. Luego se aprecian los festejos en los diferentes mundos. como Bespin, la Ciudad de las Nubes, Lothal, Naboo, Coruscant (en la cual se muestra la destrucción de las estatuas del Emperador) y en Endor, por la caída del Imperio. Allí Luke ve los espíritus de Yoda, Obi Wan Kenobi, y el de su padre, Anakin Skywalker, ahora sin el traje y estos le dan una sonrisa de felicidad al último Jedi que existe en la galaxia, la Alianza Rebelde logra la victoria y finalmente da fin a la guerra de las galaxias.

Continuaciones[editar]

Precuelas[editar]

Después de esta entrega, en 1999 la saga volvió con el estreno del Episodio 1 (en orden cronológico), el cual inició la trilogía de precuelas.

Secuelas[editar]

En 2012 se anunció la producción de una nueva trilogía, la que continuaría con la historia luego del Episodio VI (llamándose así, la tercera trilogía de la saga). Con ella se anunció también la producción del Episodio VII, entrega sucesora tanto en orden de aparición como cronológico, ya que la última película de Star Wars en ser estrenada había sido el Episodio III en 2005; así, la séptima película sigue la trama tiempo después (30 años) del final de la trilogía original; la misma se estrenó mundialmente el 18 de diciembre de 2015

Reparto[editar]

Doblaje[editar]

Personaje Actor Actor de Doblaje (España)
Bandera de España España
Actor de Doblaje (Hispanoamérica)
Bandera de México México (Redoblaje)
Luke Skywalker Mark Hamill Salvador Vidal Jesús Barrero (†)
Han Solo Harrison Ford Camilo García Gerardo Reyero
Princesa Leia Organa Carrie Fisher María Luisa Solá Mónica Manjarrez
Darth Vader James Earl Jones Constantino Romero (†) Federico Romano (†)
Anakin Skywalker Sebastian Shaw Constantino Romero (†) Federico Romano (†)
C-3PO Anthony Daniels Miguel Ángel Valdivieso Carlos del Campo
Obi Wan Kenobi Sir Alec Guinness Luis Posada Mendoza Jorge Fink
Yoda Frank Oz Fernando Ulloa Arturo Mercado
Lando Calrissian Billy Dee Williams Miquel Cors Arturo Mercado
Emperador Palpatine Ian McDiarmid José María Alarcón Ricardo Lezama(†)
Almirante Ackbar Eric Bauersfeld Joán Borrás Esteban Siller (†)

Producción[editar]

El Parque nacional Redwood, en California (Estados Unidos), donde se rodaron escenas de la luna Endor.

Durante la preproducción de El Retorno del Jedi, que tuvo lugar varias semanas previas al estreno de El Imperio Contraataca, se rompió la relación entre George Lucas y su productor y amigo Gary Kurtz (que se había encargado del trabajo de producción de los dos episodios anteriores así como de American Graffity. Gary Kurtz afirma que esta ruptura fue debida a que George Lucas estaba más preocupado por generar merchandising (que a fin de cuentas reportaba más dinero a Lucasfilm que las propias películas en sí) que por mantener un argumento de calidad. Siguiendo ese criterio George Lucas realizó cambios drásticos en la que iba a ser la historia que concluyese la trilogía original.

Gary Kurtz ha mencionado en numerosas entrevistas (así como en el documental The People vs George Lucas) algunos de los detalles que finalmente fueron modificados por George Lucas. En el argumento original no había una segunda Estrella de la Muerte, los ewoks no estaban en la trama (se incluyeron pensando en el merchandising), Han Solo iba a morir en la batalla en Endor, Leia no iba a ser la hermana de Luke (Luke buscaría a su hermana en los futuros episodios VII, VIII y IX), Luke no se enfrentaría al Emperador hasta el Episodio IX junto con su hermana, la película no terminaría en una gran celebración, sino de forma agridulce con Leia como reina recomponiendo las pérdidas de la guerra, y Luke caminando y desvaneciéndose en el horizonte como un vaquero bajo el sol).

Con la marcha del productor Gary Kurtz, Howard Kazanjian (responsable de las labores de producción de En Busca del Arca Perdida y vicepresidente de Lucasfilm en esas fechas) tomó las riendas en El Retorno del Jedi. Como George Lucas nunca ha sido un gran director de actores —tal como comentan Mark Hamill y Carrie Fisher en el making off de Star Wars— y en El Imperio Contraataca había recurrido a su profesor de dirección Irvin Kershner para tomar la batuta de la dirección; en esta ocasión Lucas trató de que fuese David Lynch el director de la nueva entrega. Lynch acababa de cosechar un grandísimo éxito con El Hombre Elefante, pero declinó la oferta después de una reunión en la que el propio Lucas le mostró la apariencia de los Ewoks. No en vano Lynch aceptaría dirigir a continuación su propia epopeya espacial: Dune.

La filmación del episodio VI de la saga de Star Wars comenzó el 11 de enero de 1982 y terminó el 20 de mayo de 1982. El director Richard Marquand, que acababa de demostrar su maestría en el trabajo con actores en su película El ojo de la aguja, fue el escogido por George Lucas —que continuó ejerciendo de guionista y productor— para dirigir esta tercera entrega de La guerra de las galaxias y de poner en imágenes la visión personal del universo de George Lucas y las hazañas de los tres personajes principales, encarnados por Mark Hamill, Carrie Fisher y Harrison Ford, que resolverán de manera definitiva su triángulo amoroso.

La historia fue escrita por George Lucas y el guion fue escrito por él mismo y por Lawrence Kasdan con contribuciones no acreditadas de David Webb Peoples y Marquand. Howard Kazanjian sirvió como productor.

Con la tercera entrega de la saga de Star Wars, George Lucas puso fin a la primera trilogía filmada de lo que él concibió como una serie de nueve episodios. Return of the Jedi vuelve a separar la trama en dos direcciones distintas: por un lado la batalla de la Alianza Rebelde en la luna de Endor y, por otro, la batalla personal de Luke Skywalker para lograr la maestría Jedi, su lucha con Darth Vader por intentar hacerlo volver del lado oscuro y su intento de destruir al Emperador Palpatine.

La película recibió el nombre en clave "Blue Harvest" para dispersar a la prensa y a los fans durante el rodaje y así hacerlo más fácil. Sin embargo, el título real fue en un principio Revenge of the Jedi (en español, La venganza del jedi), aunque unas semanas antes del estreno de la película, George Lucas cambió el título, declarando que el título venganza no podía ser usado porque un Jedi no busca la venganza. Este atributo en cambio sí le corresponde a un Sith, lo cual hace coherente que el Episodio III se llame Revenge of the Sith (en español, La venganza de los Sith).

La producción requirió el uso de los nueve sets de los Estudios Elstree. Aparte de los estudios también se rodó en distintas localizaciones, como Yuma, Arizona, para las escenas del desierto de Tatooine, Crescent City y Smith river en California junto con el parque estatal de Jedediah Smith Redwoods en el condado de Humboldt para las escenas de Endor.

Con un presupuesto que triplicaba el de la primera película y que demuestra el creciente éxito de la trilogía inicial, El retorno del jedi continúa con los elementos que han convertido a la serie en ejemplar para la historia del cine y un clásico y referencia dentro del género de fantasía. La aventura, la fantasía, el humor y el romanticismo se unen, una vez más, arropados por espectaculares efectos especiales, con la incorporación destacada de nuevos y extravagantes personajes (destacando entre estos, para gusto o disgusto de los fans, los Ewoks) y continuando con el legado familiar de los protagonistas.

Recepción[editar]

El Retorno del Jedi recaudó 572 millones de dólares en todo el mundo. La crítica especializada trató generalmente bien al film, aunque todos apuntaron a que los Ewoks suponían un lastre en la historia. Los fanáticos de la saga consideran El Retorno del Jedi el episodio más flojo de la trilogía original.

En el número de febrero de 1996 de la revista americana ¨ Cinescape ¨, Irvin Kershner, director de El Imperio Contraataca expresaba de manera contundente su opinión sobre El Retorno del Jedi: ¨ Le falta unidad. No parece seguir una progresión dramática lógica. Además, yo nunca habría mostrado el rostro de Darth Vader. En ¨El Imperio Contraataca¨ se le ve la cabeza durante un segundo y nada más. Cuando de pronto resulta que Vader es un hombre normal con un par de heridas en la cabeza, me pareció un timo. Después de verla siento no haber querido dirigirla ¨.

Mark Hamill declaró en una entrevista realizada en 1997 su disconformidad con el resultado de El Retorno del Jedi: ¨ George intentó mezclar el tono vitalista y aventurero de ¨ Una Nueva Esperanza ¨ y el pesimismo de ¨ El Imperio Contraataca ¨ y no funcionó ¨.

J.J. Abrams retomaría algunas ideas del argumento original deshechado para su secuela Star Wars: Episode VII - The Force Awakens en 2015.

Distribución[editar]

La película fue estrenada en cines en 1983 y ha sido distribuida en múltiples plataformas desde entonces. Fue reeditada con cambios y remasterizada en imagen y sonido en 1997, 2004 y 2011.

Uno de los cambios más relevantes en la edición de colección es que el primer actor que ha interpretado a Anakin, Sebastian Shaw, es reemplazado en la escena final por el que actuaría en los episodios II y III, Hayden Christensen, únicamente para dar continuidad a la saga. También destaca el grito de Darth Vader al tirar al vacío a Palpatine, similar al que sale al final del Episodio III. El resto de cambios son en su mayoría criaturas y efectos generados por ordenador añadidos a algunas tomas originales.

Cabe destacar la dificultad para encontrar una copia en buenas condiciones de la película original, pues esta sólo se distribuyó entre el gran público en LaserDisc y VHS durante los años 90 y en una edición limitada en DVD en 2006. El resto de copias que se editan son remasterizaciones con los cambios añadidos ya dichos, introducidos a gusto de George Lucas. Lo mismo sucede con los Episodios IV y V.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Return of the Jedi (1983)» (en inglés). Box Office Mojo. Consultado el 12 de agosto de 2012. 

Enlaces externos[editar]

Star Wars: Episode VI - Return of the Jedi en Internet Movie Database (en inglés)