Standard & Poor's

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Standard & Poor's
Standard&Poors.svg
Tipo División de The McGraw-Hill Companies
Industria Servicios financieros
Fundación 1941
Fundador(es) Henry Varnum Poor
Sede central Nueva York, Flag of the United States.svg Estados Unidos
Personas clave Deven Sharma (Presidente)
Sitio web http://www.standardandpoors.com/
[editar datos en Wikidata]

Standard & Poor's (S&P) es una agencia de calificación de riesgo, división de la empresa McGraw-Hill, dedicada a la elaboración y publicación periódica de calificación de riesgos de acciones y bonos, que fija la posición de solvencia de los mismos. Comparte oligopolio con Moody's y Fitch Group.

Como las otras 2 agencias de calificación de riesgos, muchos[1] [2] [3] consideran a Standard & Poor's como desacreditada para emitir sus calificaciones. Concretamente S&P es señalada por haber otorgado la categoría mayor AAA a grandes porciones de los paquetes de hipotecas basura, conocidos como collateralized debt obligation (CDO). Los inversores confiando en el bajo riesgo que AAA implica adquirieron CDO con grandes pérdidas. Por ejemplo, las pérdidas sobre un valor de 340,7 millones de dólares de CDO emitidos por el Credit Suisse Group llegaron hasta $125 millones, aunque fueron calificados como AAA por Standard & Poor's.[4]

En otros momentos críticos como el hundimiento de los bancos islandeses en la Crisis financiera en Islandia de 2008-2009, S&P también les tenía dada la máxima calificación. En general el hecho de que sean los propios clientes que pagan los que son calificados ha llevado a muchos a criticar su objetividad.

Calificaciones[editar]

Clasificación de la deuda soberana de los distintos países del mundo (agosto de 2011).

Los estándares utilizados para determinar la solvencia y estabilidad son:

  • Para operaciones a largo plazo
  • Inversiones estables
AAA: La más alta calificación de una compañía, fiable y estable.
AA: Compañías de gran calidad, muy estables y de bajo riesgo.
A: Compañías a las que la situación económica puede afectar a la financiación.
BBB: Adecuada capacidad de pago, pero sujeto a cambios económicos adversos


  • Inversiones de riesgo o especulativas
BB: Muy propensas a los cambios económicos.
B: La situación financiera sufre variaciones notables.
CCC: Vulnerable en el momento y muy dependiente de la situación económica
CC: Muy vulnerable, alto nivel especulativo.
C: extremadamente vulnerable con riesgo económicos.
  • Para operaciones a corto plazo
A-1: El obligado tiene plena capacidad para responder del débito.
A-2: El obligado tiene capacidad para responder del débito aunque el bono es susceptible de variar frente a situaciones económicas adversas.
A-3: Las situaciones económicas adversas pueden condicionar la capacidad de respuesta del obligado.
B: Importante nivel especulativo.
C: Muy especulativo y de dudosa capacidad de respuesta del obligado.
D: De imposible cobro.

En todos los casos, el símbolo [+] tras la calificación (hasta un máximo de tres símbolos, por ejemplo BBB++), sirve para evaluar las situaciones intermedias, entendiéndose que a más símbolo positivos, más cerca se encuentra del nivel superior siguiente.

Standard & Poor's aportó un índice bursátil en la bolsa estadounidense que hoy en día es uno de los más importantes del mundo denominado Standard & Poor's 500.

Críticas a su actuación[editar]

Standard & Poor's se ha encargado de evaluar las deudas de las instituciones públicas, dirimiendo la posibilidad de retorno de las inversiones. Numerosas instituciones públicas[¿quién?] han acusado a Standard & Poor's de no imparcialidad o de predicciones nefastas:

  • Caso de Islandia en 2001: Se le estimó con una nota de AAA debido a su nueva legislación bancaria liberal. En 2008 el sistema bancario islandés entró en crisis y los islandeses votaron en referendum que no iban a devolver el dinero extranjero invertido.[5]
  • Hipotecas subprime: Antes de la crisis de las subprime de 2008, S&P les dio la máxima calificación crediticia a las hipotecas basura y a bancos que resultaron subsistir de estafas, entre ellos a Lehman Brothers.[6] Los especialistas de S&P cifraron en 0,12% (1 entre 850) la probabilidad de impago de varias CDO en los siguientes 5 años a su calificación,[7] aunque posteriormente los datos internos de S&P para calificación revelaron que dicha probabilidad había sido 28% (unas doscientas veces superior).[8]
  • Ante el congreso estadounidense en octubre de 2008, su presidente Deven Sharma declaró que la súbita caída de los mercados hipotecarios había sido una sorpresa (no sólo para ellos sino para otras compañías de calificación), aun cuando diversos informes internos desde 2005 lo preveían. Además entre enero de 2004 y el verano de 2005, las búsquedas en google del término housing bubble ('burbuja inmobiliaria') se habían multiplicado en EEUU por 10. Además en 2001 el término sólo tuvo 8 menciones en la prensa generalista, pero para 2005 aparecieron 3447 artículos que mencionaban, y numerosas fuentes acreditan que el riesgo de burbuja inmobiliaria era contemplado como un escenario posible por numerosos analistas.
  • Investigación en Italia de 2012: En enero de 2012 Italia inició una investigación judicial contra S&P por estar especulando con la bolsa para lucrarse por propio interés.[9]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Krugman, Paul (9 de agosto de 2011), «Credibilidad, descaro y deuda», El País 
  2. González-Páramo, José Manuel (8 de julio de 2011), «Las agencias de calificación son "parte del problema" y "agravan la crisis", según el BCE», RTVE.es 
  3. Van Rompuy, Herman (10 de julio de 2011), «"Tenemos que controlar las agencias de calificación, romper su oligopolio"», El País 
  4. Tomlinson, Richard; Evans, David (1 de junio de 2007), «CDOs mask huge subprime losses, abetted by credit rating agencies», International Herald Tribune, archivado desde el original el 22 de noviembre de 2015 
  5. Antonio Aramayona, Profesor de Filosofía. «El misterio de la trinidad calificadora». 
  6. ELMUNDO.es. «El Gobierno recuerda que S&P daba a Lehman la máxima nota cuando quebró». 
  7. Anna Katherine Barnett-Hart (2009): "The story of the CDO Market Meltdown: An Empirical Analysis", thesis, Harvard University, p. 113.
  8. Mark Adelson (2008): "Default, Transition and Recovery: A Global Cross-Asset Report Card of Ratings Performance in Times of Stress", Standard&Poors, 8/junio/2010.
  9. Reuters/EP. «"Sorpresa y consternación" de S&P por el registro de sus oficinas en Milán». 

Enlaces externos[editar]