Sphyrna lewini

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Symbol question.svg
 
Tiburón martillo común
Scalloped hammerhead cocos.jpg
Estado de conservación
En peligro (EN)
En peligro (UICN 3.1)[1]
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Chondrichthyes
Subclase: Elasmobranchii
Orden: Carcharhiniformes
Familia: Sphyrnidae
Género: Sphyrna
Especie: S. lewini
(E. Griffith & C. H. Smith, 1834)
Distribución
Distribución geográfica
Distribución geográfica

El Tiburón martillo común o Pez martillo común (Sphyrna lewini) es una especie de tiburón de la familia Sphyrnidae, orden Carcharhiniformes. Está ampliamente distribuido en las regiones tropicales y templadas de aguas cálidas del Atlántico centro-occidental, desde la costa nordeste de los Estados Unidos hasta el sur de Brasil, incluyendo el golfo de México y el Mar Caribe. En Venezuela, la cornuda común se consigue a lo largo de casi toda la costa continental, así como alrededor de las plataformas insulares.

Esta especie de tiburón martillo se encuentra amenazada. Según el Libro Rojo de la Fauna Venezolana se encuentra en la categoría En Peligro, al igual que en la Lista Roja de Especies Amenazadas de UICN[2]

Morfología[editar]

El tiburón martillo común es una especie de tamaño relativamente grande que habita en aguas costeras y semioceánicas. Alcanza una talla máxima cercana a los 400 cm de longitud, mientras que su talla de nacimiento está entre 42 y 55 cm, y la talla de madurez sexual alrededor de 150 cm en los machos y 200 cm en las hembras. Tiene la cabeza en forma de martillo,de ahí se deriva su nombre. Exhibe una hendidura poco profunda en el borde central de la cabeza. Presenta dientes pequeños, triangulares, oblicuos y suavemente aserrados. Su primera aleta dorsal es grande, un tanto alta, y su origen se sitúa por delante del extremo del borde interno de la pectoral. Es de color pardo grisáceo en el dorso y blanco en la parte ventral.

Situación[editar]

La cornuda común no ha sido estudiada en Venezuela y apenas se conoce su aporte en la composición de la captura de tiburones en algunas pesquerías del país. Estudios indican que sus poblaciones en el golfo de México y en el mar Caribe han declinado alrededor de un 80% en las últimas dos décadas. A nivel global se considera En Peligro tanto en la Lista Roja de Especies Amenazadas de UICN[2]​  (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) como en el Libro Rojo de la Fauna Venezolana.[3]

Amenazas[editar]

La captura excesiva de ejemplares que no han alcanzado la madurez sexual, el deterioro de las zonas costeras (lagunas y estuarios) que constituyen los hábitats esenciales de la especie (áreas de criadero, reproducción y alimentación) y la inexistencia de regulaciones pesqueras que controlen su explotación por parte de las flotas artesanales constituyen sus amenazas centrales.

Conservación[editar]

Los gobiernos de Costa Rica y Colombia han denunciado el aleteo de tiburones por muchos años. En las islas Cocos en Costa Rica y Malpelo en Colombia es común ver grandes bancos de tiburones, y se garantiza el buceo con ellos. Ambos países han compartido la conservación de tiburones martillo.

Para Costa Rica, la investigación llevada a cabo por la organización no gubernamental Misión Tiburón[4]​, utilizando métodos convencionales y acústicos de marcado de tiburones, descubrió que los tiburones martillo adultos migran de las aguas pelágicas que rodean la Isla del Coco a los manglares en el Golfo Dulce, un fiordo tropical en la costa pacífica de Costa Rica . Aquí, los tiburones hembras dan a luz a crías vivas: los juveniles permanecen en el sistema de raíces poco profundas de los manglares durante unos tres años. Después de este tiempo, salen del Golfo Dulce y migran de regreso a la Isla del Coco, para alimentarse en aguas pelágicas. En mayo de 2018, gracias a los esfuerzos de Mission Tiburon, el gobierno de Costa Rica asignó los humedales en Golfo Dulce como un santuario para el tiburón martillo, creando 4.000 hectáreas de zona de "no captura": el primer santuario de tiburones en Costa Rica.

Para Colombia, el reporte más alucinante sobre aleteos de tiburones es sobre 4 costarricenses pescando tiburones en la Isla Malpelo, ya habían aleteado cerca de 2.000 tiburones antes de que fueran capturados y condenados a 10 años de cárcel. Poco después, Costa Rica rechazó la matanza de tiburones en el país y la presencia de barcos en la Isla Malpelo. El aleteo de tiburones es un problema que han afrontado ambos países por años; Greenpeace, ayudó con el caso. El problema es básicamente la pesca ilegal en aguas de estos países por parte de grandes buques asiáticos, que también les compran en alta mar las aletas a pequeños pescadores y traficantes locales. Estas aletas tienen una gran demanda en países asiáticos, donde se pagan precios muy altos por ellas, ya que existe la común falsa creencia de que mejoran la función eréctil en los varones.

Al igual que todas las especies de la familia Sphyrnidae, la captura, transporte y comercio del tiburón martillo en Venezuela están prohibidos en las operaciones pesqueras realizadas por embarcaciones industriales nacionales. Fue incluida recientemente en el Apéndice II de la Convención sobre el comercio internacional de especies amenazadas de fauna y flora silvestres debido a la actual vulnerabilidad de sus poblaciones. Por otra parte, se recomienda el establecimiento de un tamaño mínimo de captura (basado en la talla de madurez sexual) a ser aplicado en las operaciones de la pesquería artesanal de tiburones.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Baum, J., Clarke, S., ... (2007). «Sphyrna lewini». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2011.2 (en inglés). ISSN 2307-8235. Consultado el 7 de marzo de 2011.  (en inglés)
  2. a b «Un tercio de los tiburones oceánicos están amenazados de extinción». UICN. 25 de junio de 2009. Consultado el 21 de noviembre de 2017. 
  3. «Libro Rojo». animalesamenazados.provita.org.ve. Consultado el 21 de noviembre de 2017. 
  4. http://misiontiburon.org

Enlaces externos[editar]