Soricidae

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Musarañas remite aquí; para el libro de cuentos de Eduardo Blanco Amor, véase Las musarañas.
Symbol question.svg
 
Sorícidos
Crocidura leucodon-1.jpg
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Infraclase: Placentalia
Superorden: Laurasiatheria
Orden: Eulipotyphla
Familia: Soricidae
Fischer de Waldheim, 1817
Subfamilias
Sinonimia
  • Sorexineae, Lesson, 1842.
  • Soricinorum, G. Fischer, 1814.

Los sorícidos (Soricidae), conocidos comúnmente como musarañas o musgaños,[1]​ son una familia de mamíferos placentarios del orden Eulipotyphla.[2]​ Son animales de pequeño tamaño que se encuentran en casi todo el mundo. Se caracterizan por sus pequeños ojos y un largo hocico con bigotes muy sensibles.

Por convergencia evolutiva, son parecidos a un ratón pero no son roedores sino que están emparentados con los topos, sin embargo estudios filogenéticos recientes indican que están más estrechamente emparentados con el erizo y por ello los soricomorfos y erizos se clasifican en el orden Eulipotyphla. [3]

Morfología y comportamiento[editar]

Todas las musarañas son comparativamente pequeñas, varias apenas alcanzan el tamaño de un ratón. La especie más grande de este grupo es la musaraña casera (Suncus murinus) de Asia tropical, la cual tiene cerca de 15 cm de largo y un peso cercano a los 100 gramos; por otra parte la musaraña etrusca (Suncus etruscus) la cual tiene entre 3,5 y 5 cm  y 1,8 a 3 g, puede ser el mamífero más pequeño que existe.[4]

Son los mamíferos más activos que existen. Cazan su alimento tanto de día como de noche. Muchas de las especies, en especial las europeas comen su propio peso en insectos diariamente, y pueden llegar a morir si pasan más de cuatro horas sin comer, por eso se alimentan cada 2 o 3 horas y viven en lugares donde el alimento abunda. Su alimento se basa en invertebrados, y a veces pueden aprovechar carroña y pueden llegar a cazar y comer pequeños vertebrados tales como ratones de campo, lagartijas, caracoles e incluso (siendo casos excepcionales) ratas.

Se defienden de sus depredadores mediante unas glándulas odoríferas que producen un olor desagradable que les hace un plato poco atractivo para animales con buen olfato como perros y mapaches, aunque son depredadas principalmente por las aves que tienen un sentido del olfato débil, como las lechuzas o las aves rapaces. Algunas especies de musaraña tienen saliva venenosa que usan para paralizar presas pequeñas como insectos y lombrices, al igual que los topos.

Aunque las hay semiacuáticas, la mayoría de las 264 especies de musarañas son terrestres. Prefieren los lugares con cierta humedad, así como los terrenos pedregosos con abundante vegetación. Están presentes en bosques de hoja caduca, límites de campos de cultivo y charcas, bordes de caminos, graneros, pastizales con hierba cortada, campos, y desiertos.

Excavan sus madrigueras que tapizan con vegetación y tiene allí sus crías, unas seis por parto, las cuales nacen sin pelo. La gestación tiene una duración de entre 27 y 33 días, normalmente menos de 30. Su vida es breve, de apenas un año, siendo los mamíferos con menor longevidad, aunque en cautiverio puede vivir hasta cuatro años.

Ecolocalización[editar]

Los únicos mamíferos terrestres conocidos por su ecolocalización son dos géneros (Sorex y Blarina) de musarañas, las tenrecs de Madagascar, murciélagos, y los solenodons.[5]​ Estos incluyen la musaraña bicolor (Sorex araneus) y la musaraña nómada (Sorex vagrans) y la musaraña septentrional de cola corta (Blarina brevicauda). Estas musarañas emiten una serie de chirridos ultrasónicos.[6][7]​ Por naturaleza, los sonidos de las musarañas, a diferencia de los de los murciélagos, son de baja amplitud, de banda ancha, multiarmónicos y modulados en frecuencia.[7]​ No contienen "clics de ecolocalización" con reverberación y parece que se usan para una orientación espacial simple y de corto alcance. A diferencia de los murciélagos, las musarañas usan la ecolocalización solo para investigar sus hábitats en lugar de buscar alimentos.[7]

A excepción de los objetos grandes y, por lo tanto, fuertemente reflectantes, como una piedra grande o el tronco de un árbol, probablemente no puedan desentrañar escenas de eco, sino obtener información sobre el tipo de hábitat a partir de las reverberaciones generales de la llamada. Esto podría ser comparable al oído humano, ya sea que uno chille en un bosque de hayas o en una bodega reverberante.[7]

Clasificación[editar]

Cultura popular[editar]

En español existe la expresión estar pensando en las musarañas que alude a alguien que está distraído. Las musarañas son animales que emergen de la tierra ocasionalmente y no tienen utilidad conocida para el ser humano, de ahí que antiguamente se considerara que quien estaba en el campo mirando aparecer las musarañas en vez de trabajar la tierra, estaba distraído y perdiendo el tiempo.[8]

Día mundial de la musaraña[editar]

El día mundial de la musaraña toma lugar el 19 de junio de cada año. Se originó y estableció este día en 1996 en una comunidad de Jalisco, México en donde se venera a la musaraña como símbolo del buen augurio y la abundancia en todos los aspectos de la vida.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Musgaño, definición del Diccionario de la lengua española, (Real Academia Española)
  2. Wilson, Don E.; Reeder, DeeAnn M., eds. (2005). Mammal Species of the World (en inglés) (3ª edición). Baltimore: Johns Hopkins University Press, 2 vols. (2142 pp.). ISBN 978-0-8018-8221-0. 
  3. Douady, C. J.; Chatelier, P. I.; Madsen, O.; de Jong, W. W.; Catzeflis, F.; Springer, M. S.; Stanhope, M. J. (October 2002). «Molecular phylogenetic evidence confirming the Eulipotyphla concept and in support of hedgehogs as the sister group to shrews». Molecular Phylogenetics and Evolution 25 (1): 200-209. doi:10.1016/S1055-7903(02)00232-4. 
  4. ADW - University of Michigan Museum of Zoology. «Suncus etruscus - Physical Description» (en inglés). Consultado el 17 de septiembre de 2010. 
  5. «What is echolocation and which animals use it?». Discover Wildlife (en inglés). Consultado el 25 de marzo de 2022. 
  6. Tomasi TE (1979). «Echolocation by the Short-Tailed Shrew Blarina brevicauda». Journal of Mammalogy 60 (4): 751-9. JSTOR 1380190. doi:10.2307/1380190. 
  7. a b c d Siemers BM, Schauermann G, Turni H, von Merten S (October 2009). «Why do shrews twitter? Communication or simple echo-based orientation». Biology Letters 5 (5): 593-6. PMC 2781971. PMID 19535367. doi:10.1098/rsbl.2009.0378. 
  8. [1] Fundación de la lengua Española, origen de la expresión

Para más información[editar]

  • Buchler ER (November 1976). «The use of echolocation by the wandering shrew (Sorex vagrans)». Animal Behaviour 24 (4): 858-73. S2CID 53160608. doi:10.1016/S0003-3472(76)80016-4. 
  • Busnel RG, ed. (1963). Acoustic Behaviour of Animals. Amsterdam: Elsevier Publishing Company. 
  • Forsman KA, Malmquist MG (1988). «Evidence for echolocation in the common shrew, Sorex araneus». Journal of Zoology 216 (4): 655-662. doi:10.1111/j.1469-7998.1988.tb02463.x. 
  • Gould E (1962). Evidence for echolocation in shrews (Tesis de Ph.D.). Tulane University. 
  • Gould E, Negus NC, Novick A (June 1964). «Evidence for echolocation in shrews». The Journal of Experimental Zoology 156: 19-37. PMID 14189919. doi:10.1002/jez.1401560103. 
  • Hutterer, Rainer (1976). Deskriptive und vergleichende Verhaltensstudien an der Zwergspitzmaus, Sorex minutus L., und der Waldspitzmaus, Sorex araneus L. (Soricidae - Insectivora - Mammalia) (Ph.D. Thesis) (en alemán). Univ. Wien. OCLC 716064334. 
  • Hutterer, Rainer; Vogel, Peter (1977). «Abwehrlaute afrikanischer Spitzmäuse der Gattung Crocidura Wagler, 1832 und ihre systematische Bedeutung». Bonner zoologische Beiträge (en alemán) 28 (3/4): 218-27. 
  • Hutterer R, Vogel P, Frey H, Genoud M (1979). «Vocalization of the shrews Suncus etruscus and Crocidura russula during normothermia and torpor». Acta Theriologica 24 (21): 267-71. doi:10.4098/AT.arch.79-28. 
  • Irwin DV, Baxter RM (1980). «Evidence against the use of echolocation by Crocidura f. flavescens (Soricidae)». Säugetierkundliche Mitteilungen 28 (4): 323. 
  • Kahmann H, Ostermann K (July 1951). «[Perception of production of high tones by small mammals]» [Perception of production of high tones by small mammals]. Experientia (en alemán) 7 (7): 268-9. PMID 14860152. S2CID 26738585. doi:10.1007/BF02154548. 
  • Köhler D, Wallschläger D (1987). «Über die Lautäußerungen der Wasserspitzmaus, Neomys fodiens (Insectivora: Soricidae)» [On vocalization of the european water shrew Neomys fodiens (Insectivora: Soricidae)]. Zoologische Jahrbücher (en alemán) 91 (1): 89-99. 
  • Sales G, Pye D (1974). Ultrasonic communication by animals. London. 

Enlaces externos[editar]