Soporte (heráldica)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Elementos del Logro heráldico en la Heráldica

En Heráldica, se llaman soportes las figuras de animales cuadrúpedos, de aves o reptiles, leones, leopardos, lebreles, perros, unicornios, águilas, grifos, dragones, etc., que se ponen a los lados del escudo de las armas como si les fuera cometida la guarda de él con una postura fiera y osada para dar respeto y espanto a aquellos que vieren las armas tan bien guardadas. No se deben confundir con los tenantes que son figuras humanas, de sirenas, centauros o ángeles que sujetan el escudo.

Las primeras formas de soportes se encuentran en sellos medievales. Sin embargo, a diferencia de la corona, el yelmo, y el escudo, los soportes no formaban parte de la heráldica medieval temprana. Como parte del logro heráldico, se pusieron de moda por primera vez hacia fines del siglo XV, pero incluso en el siglo XVII no fueron necesariamente parte del logro heráldico completo (estando ausentes, por ejemplo, en Siebmachers Wappenbuch de 1605).

Las figuras utilizadas como soporte pueden basarse en animales reales o imaginarios, figuras humanas y, en raras ocasiones, plantas u otros objetos inanimados, como las columnas de Hércules del escudo de España. A menudo, como en otros elementos de la heráldica, estos pueden tener un significado local, como el pescador y el minero de estaño otorgados al Consejo del Condado de Cornwall, o un vínculo histórico; como el león de Inglaterra y el unicornio de Escocia en las dos variaciones del Escudo del Reino Unido. Las armas del USS Donald Cook (DDG-75), misiles; las armas del estado de Rio Grande do Norte en Brasil, árboles.[1]​. Las letras del alfabeto se utilizan como soportes del Escudo de Valencia, España.

Por lo general, hay un soporte a cada lado del escudo, aunque hay algunos ejemplos de soportes individuales colocados detrás del escudo, como el águila imperial de la Heráldica del Sacro Imperio Romano Germánico. El Escudo de la República del Congo proporciona un ejemplo extremadamente inusual de dos soportes que salen detrás del escudo.[2]

Si bien esos partidarios individuales son generalmente águilas[3]​ con una o dos cabezas, hay otros ejemplos, incluida la cátedra en el caso de algunas catedrales canadienses[4]​. En el otro extremo y aún más raro, el cacique escocés Dundas of that Ilk tenía tres soportes: dos leones rojos convencionales y el conjunto sostenido por una salamandra. El Escudo de Islandia incluso tiene cuatro soportes.[5]

Los soportes para el que tiene derecho a ponerlos se sacan ordinariamente de las figuras que componen las armerías, bien que alguna vez son enteramente diferentes no habiendo alguna regla que obligue a ello tomándose también por algunos motivos o reencuentros señalados.

Los soportes no son precisamente hereditarios y transmisibles de padres a hijos como lo son las armerías porque algunas veces se mudan por alguna ocasión importante que hay para ello.

Postura[editar]

Los partidarios de los animales son, por defecto, tan cercanos la postura rampante como sea posible, si la naturaleza del soporte lo permite (esto no necesita ser mencionado en el blasón), aunque hay algunas excepciones blasonadas. Un ejemplo de ballenas no rampantes son las armas del municipio holandés de Zaanstad.

Ejemplos[editar]

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  • Tratado de heráldica y blasón, 1858, Francisco Piferrer.