Sonetos del portugués

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Sonetos del portugués es una colección de 44 sonetos de amor escritos por Elizabeth Barrett Browning. Fueron escritos circa 1845–1846 (época del victorianismo temprano) y publicados por primera vez en 1850. La colección fue aclamada y popular durante la vida de la poeta, y aún sigue siéndolo.

Copia ilustrada por Phoebe Anna Traquair del Sonetos del portugués - Soneto 30.
Sonetos del portugués, publicado por Adelaide Hanscom Leeson.

Título[editar]

Inicialmente Barrett Browning no estaba segura si publicar los poemas, creyendo que eran demasiado personales. Aun así su marido, Robert Browning, insistió en que eran los mejores sonetos en lengua inglesa desde la época de Shakespeare y le instó a publicarlos. Para ofrecer a la pareja algo de intimidad decidió publicarlo como si fuesen traducciones de sonetos extranjeros. Inicialmente planeó titularlo "Sonetos traducidos del bosnio", pero Browning le propuso que afirme que la fuente era portuguesa, probablemente debido a su admiración por Camões y el apodo que Robert le había puesto: "mi pequeña portuguesa".[1]​ El título es también una referencia a Les Lettres Portugaises (1669).[2]

Los

Selección[editar]

A continuación algunos de los sonetos más famosos.

Número 14[editar]

If thou must love me, let it be for nought
Except for love’s sake only. Do not say,
“I love her for her smile—her look—her way
Of speaking gently,—for a trick of thought
That falls in well with mine, and certes brought
A sense of pleasant ease on such a day”—
For these things in themselves, Belovèd, may
Be changed, or change for thee—and love, so wrought,
May be unwrought so. Neither love me for
Thine own dear pity’s wiping my cheeks dry:
A creature might forget to weep, who bore
Thy comfort long, and lose thy love thereby!
But love me for love’s sake, that evermore
Thou mayst love on, through love’s eternity.

Si has de amarme que sea sólo
por amor de mi amor. No digas nunca
que es por mi aspecto, mi sonrisa, la melodía
de mi voz o por mi dulce carácter
que concuerda contigo o que aquel día
hizo que nos sintiéramos felices…
Porque, amor mío, todas estas cosas
pueden cambiar, y hasta el amor se muere.
No me quieras tampoco por las lágrimas
que piadosamente limpias de mi rostro…
¡Porque puedo olvidarme de llorar
gracias a ti, y así perder tu amor!
Por amor de mi amor quiero que me ames,
para que habite en los cielos, eternamente.

Número 33[editar]

Yes, call me by my pet-name! let me hear
The name I used to run at, when a child,
From innocent play, and leave the cow-slips piled,
To glance up in some face that proved me dear
With the look of its eyes. I miss the clear
Fond voices which, being drawn and reconciled
Into the music of Heaven's undefiled,
Call me no longer. Silence on the bier,
While I call God—call God!—So let thy mouth
i moved back from the west to the north,
Gather the north flowers to complete the south,
And catch the early love up in the late.
Yes, call me by that name,—and I, in truth,
With the same heart, will answer and not wait.

Número 43[editar]

How do I love thee? Let me count the ways.
I love thee to the depth and breadth and height
My soul can reach, when feeling out of sight
For the ends of Being and ideal Grace.
I love thee to the level of everyday's
Most quiet need, by sun and candlelight.
I love thee freely, as men strive for Right;
I love thee purely, as they turn from Praise.
I love thee with the passion put to use
In my old griefs, and with my childhood's faith.
I love thee with a love I seemed to lose
With my lost saints,—I love thee with the breath,
Smiles, tears, of all my life!—and, if God choose,
I shall but love thee better after death.

¿Como te amo? Déjame contar las maneras.
Te amo hasta lo más profundo ancho y alto
que mi alma pueda alcanzar, buscando hacer visibles
los limites del Ser y la Gracia ideal.
Te amo igual que a las más íntimas necesidades de cada día,
a la luz del sol y de las velas.
Te amo con libertad, como el hombre lucha por la justicia;
Te amo con pureza, como la que sigue a la oración.
Te amo con la pasión puesta
en mis viejos pesares y con la fe de mi infancia.
Te amo con un amor que creía perdido
cuando perdí a mis santos. Te amo con el aliento,
las sonrisas, las lágrimas de toda mi vida y si Dios así lo elige,
te amaré aún más después de la muerte.

Referencias[editar]

  1. Critical Kit-kats (en inglés). William Heinemann. 1896. 
  2. Browning, Elizabeth Barrett (1850). Sonnet's from the Portuguese and other love poems (Reissue August 1, 1990 edición). Doubleday;. pp. 6-7. ISBN 978-0385416184. 

Enlaces externos[editar]