Sonderkommando

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Miembros del Sonderkommando 1005 en el campo de concentración de Janowska.
El coronel de las SS Paul Blobel.

Los Sonderkommandos (en español "comandos especiales") fueron unidades de trabajo formadas por prisioneros de los nazis. Estos, normalmente judíos, fueron forzados, bajo la amenaza de sus propias vidas,[1]​ para ayudar en la eliminación de las víctimas de las cámaras de gas durante el Holocausto.[2][3]

El Sonderkommando 1005 fue el encargado de cumplir la Aktion 1005, una orden llevada a cabo entre junio de 1942 y finales de 1944 por el coronel de las SS Paul Blobel, para incinerar y deshacerse de los cadáveres que habían sido enterrados en fosas comunes.[4][5]

Trabajadores de los campos[editar]

Los miembros del Sonderkommando no participaban directamente en el asesinato. Esa era una responsabilidad reservada a las SS. El principal deber de los sonderkommandos[6]​ era hacerse cargo de los cadáveres.[7]​ En la mayoría de los casos, eran reclutados inmediatamente después de llegar al campo y eran obligados a ocupar el puesto bajo amenaza de muerte. No se les avisaba previamente de las tareas que iban a realizar. Para su horror, a veces los incluidos en un "sonderkommando" descubrían miembros de su propia familia en medio de los cadáveres.[8]​ No tenían forma de negarse o renunciar. Para evitar la labor solo podían suicidarse.[9]​ En algunos lugares y ambientes, los sonderkommandos podían ser llamados eufemísticamente como Arbeitsjuden ("judíos para trabajar").[10]​ Otras veces, los Sonderkommandos eran llamados Hilflinge ("ayudadores").[11]​ En Auschwitz-Birkenau el Sonderkommando estuvo formado por 400 personas en 1943, y cuando los judíos húgaros fueron deportados allí en 1944, su número aumentó a más de 900 para el aumento de las rondas de asesinatos del exterminio.[12]

Como los alemanes necesitaban a los Sonderkommandos, se les concedió condiciones de vida mucho menos miserables que a otros reclusos: dormían en sus propios barracones y se les permitía mantener y usar diversos productos como alimentos, medicinas y cigarrillos traídos al campamento por aquellos que fueron enviados a las cámaras de gas. A diferencia de los reclusos comunes, normalmente no estaban sujetos a asesinatos arbitrarios y aleatorios por parte de los guardias. Su sustento y utilidad estaban determinados por la eficiencia con la que podían mantener funcionando la fábrica de muerte nazi.[13]

Como tenían un profundo conocimiento de la política de asesinatos en masa de los nazis, los Sonderkommando fueron considerados Geheimnisträger, portadores de secretos, y como tales, fueron mantenidos en aislamiento, lejos de los prisioneros utilizados como esclavos.[14]​ Cada tres meses, de acuerdo con la política de las SS, casi todos los Sonderkommandos que trabajan en las áreas de exterminio de los campos de exterminio eran gaseados y reemplazados por recién llegados para garantizar el secreto. Sin embargo, algunos reclusos sobrevivieron hasta por un año o más porque poseían habilidades especializadas.[15][1]​ Por lo general, la tarea de una nueva unidad Sonderkommando sería deshacerse de los cadáveres de sus predecesores. Una investigación ha calculado que desde la creación del primer Sonderkommando del campo de exterminio de Auschwitz hasta la liquidación del campo, hubo aproximadamente 14 generaciones de Sonderkommandos.[16]

Testimonio de testigos presenciales[editar]

Entre 1943 y 1944, algunos miembros de los "Sonderkommando" pudieron obtener equipo para la escritura y registrar algunas de sus experiencias y lo que habían presenciado en Birkenau. Estos documentos fueron enterrados en los terrenos de los crematorios y recuperados después de la guerra. Se ha identificado a cinco hombres como los autores de estos manuscritos: Zalman Gradowski, Zalman Lewental, Leib Langfus, Chaim Herman y Marcel Nadjary. Los tres primeros escribieron en yiddish, Herman en francés y Nadjary en griego. La mayoría de estos manuscritos están guardados en el archivo del Museo Estatal de Auschwitz-Birkenau, aparte están la carta de Herman (guardada en los archivos del Amicale des déportés d’Auschwitz-Birkenau) y los textos de Gradowski, uno de los cuales está en el Museo Médico Militar de San Petersburgo y otro en Yad Vashem.[17][18]​ Algunos de los manuscritos fueron publicados en la obra «Los royos de Auschwitz» («The Scrolls of Auschwitz»), editada por Ber Mark.[19]​ El Museo de Auschwitz publicó algunos otros en la obra «En medio de una pesadilla del crimen» («Amidst a Nightmare of Crime»).[20]

«Los Rollos de Auschwitz» han sido reconocidos como algunos de los testimonios más importantes que se han escrito sobre el Holocausto, ya que incluyen relatos de testigos oculares contemporáneos del funcionamiento de las cámaras de gas en Birkenau.[18]

La siguiente nota, que fue encontrada enterrada en un crematorio de Auschwitz, fue escrita por Zalman Gradowski, un miembro del Sonderkommando que murió en la revuelta del Crematorio IV el 7 de octubre de 1944:

Querido buscador de estas notas, tengo una petición suya, que es, de hecho, el objetivo práctico de mi escritura ... que mis días del Infierno, que mi mañana desesperado encuentre un propósito en el futuro. Estoy transmitiendo solo una parte de lo que sucedió en el Infierno de Birkenau-Auschwitz. Te darás cuenta de cómo era la realidad ... De todo esto tendrás una imagen de cómo pereció nuestra gente.[21]

Cerca de 110 miembros del Sonderkommando sobrevivieron en Auschwitz-Birkenau, la mayoría de los cuales eran judíos polacos.[22]

Revueltas[editar]

Operación Reinhard[editar]

Hubo dos levantamientos conocidos de Sonderkommandos en los campos de exterminio construidos durante la Operación Reinhard.

Treblinka[editar]

La primera revuelta ocurrió en Treblinka el 2 de agosto de 1943 cuando 100 prisioneros lograron escapar del campo.[23]​ Robaron entre 20 y 25 fusiles, 20 granadas de mano y varias pistolas del arsenal del campo con una llave duplicada. A las 3:45 p.m., 700 judíos lanzaron un ataque contra los guardias y trawnikis de las SS del campo que duró 30 minutos.[24]​ Los edificios se incendiaron y se incendió un camión cisterna de combustible. Judíos armados atacaron la puerta principal, mientras que otros intentaron escalar la cerca. Sin embargo, los guardias bien armados concentraron su fuego en los prisioneros creando una matanza casi total. Aunque unos 200 judíos[25][24]​ escaparon del campo, la mitad de ellos fueron asesinados después de una persecución en automóviles y caballos porque no cortaron los cables del teléfono.[26]​ Esto permitió a las SS solicitar refuerzos de cuatro ciudades diferentes y establecer bloqueos de carreteras.[24]

Partisanos de la Armia Krajowa (en polaco: Ejército Nacional) transportaron a algunos de los prisioneros escapados supervivientes a través del río[27]​ mientras que otros fueron ayudados y alimentados por los aldeanos polacos.[26]​ De los 700 Sonderkommando que participaron en la revuelta, 100 lograron salir del campo, y se sabe que alrededor de 70 sobrevivieron a la guerra.[28]​ Entre ellos estuvieron Richard Glazar, Chil Rajchman, Jankiel Wiernik y Samuel Willenberg que fueron coautores de la obra «Memoras de Treblinka» («Treblinka memoirs»).[29]

Sobibor[editar]

Dos meses después de Treblinka, se produjo un levantamiento similar en el campo de Sobibor I la noche del 14 de octubre de 1943.[30]​ El Sonderkommando que formaba parte del Arbeitshäftlinge, el trabajo esclavo general requerido para operar el campo de exterminio (por ejemplo, trabajar en el centro de llegadas, procesar las posesiones de las víctimas, grupos de trabajo, etc.),[31]​ liderado por el prisionero de guerra soviético y judío Alexander Pechersky de Minsk,[32]​ mató a escondidas a 11 oficiales alemanes SS, venció a los guardias del campo y se apoderó del arsenal. [33]

Escaparon 300 personas durante el levantamiento. En junio de 2019 se reportó que el último supervivente de los que habían escapado de Sobibor había muerto en Tel Aviv, Israel, a los 96 años.[34]

Auschwitz[editar]

En octubre de 1944, un Sonderkommando se rebeló en el Crematorio IV en Auschwitz II. Durante meses, las jóvenes judías habían estado sacando pequeños paquetes de pólvora de Weichsel-Union-Metallwerke, una fábrica de municiones en una zona industrial entre el campo principal de Auschwitz I y Auschwitz II. Finalmente, la pólvora pasó por una cadena de contrabando a un Sonderkommando del Crematorio IV. El plan era destruir las cámaras de gas y los crematorios antes de lanzar un levantamiento.[35]

En la mañana del 7 de octubre de 1944, la resistencia del campo dio un aviso anticipado al Sonderkommando del Crematorio IV de que ellos serían asesinados. Los miembros del Sonderkommando atacaron a las SS y a los Kapos con dos ametralladoras, hachas, cuchillos y granadas. Los guardias sufrieron 15 bajas, de las cuales 12 eran heridos y 3 muertos.[36]​ Algunos de los miembros de Sonderkommando escaparon del campo pero la mayoría fueron capturados de nuevo el mismo día.[16]​ 251 miembros del Sonderkommando murieron durante la lucha y, después del alzamiento, 200 se vieron obligados a desnudarse y tumbarse boca abajo antes de recibir un disparo en la parte posterior de la cabeza. Un total de 451 miembros del Sonderkommando fueron asesinados ese día.[37][38][39]​ Días después, cinco mujeres, cuatro de ellas judías, fueron acusadas de proporcionar explosivos al Sonderkommando y fueron asesinadas.[40]

Libros y cine[editar]

Galería[editar]

Fotografías del Sonderkommando en agosto de 1944 en Auschwitz-Birkenau por “Alex” (Alberto Errera)
 
 
 
Recortes de las fotografías de la parte superior
Incineración de los cadáveres.  
Incineración de los cadáveres.  
La marcha a las cámaras de gas.  

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Entrevista de Shlomo Venezia con Miguel Mora (23 de mayo de 2010). «"No teníamos elección. Mataban a los que trabajaban y a los que no"». elpais.com. Consultado el 23 de mayo de 2010. 
  2. Friedländer, 2009, pp. 355–356.
  3. Shirer, 1990, p. 970.
  4. Fernando Palmero y José Sánchez Tortosa (2010). «Aktion». El Mundo. Consultado el 16 de abril de 2020. 
  5. «Sonderkommandos. Sonderkommandos in Other Locations». United States Holocaust Memorial Museum. Consultado el 16 de abril de 2020. 
  6. Langbein, Hermann (15 de diciembre de 2005). People in Auschwitz. Univ of North Carolina Press. p. 193. ISBN 978-0-8078-6363-3. 
  7. Sofsky, 2013, p. 267.
  8. Sofsky, 2013, p. 269.
  9. Sofsky, 2013, p. 271.
  10. Sofsky, 2013, p. 283.
  11. Michael y Doerr, 2002, p. 209.
  12. Caplan y Wachsmann, 2010, p. 73.
  13. Sofsky, 2013, pp. 271–273.
  14. Greif, 2005, p. 4.
  15. Greif, 2005, p. 327.
  16. a b Nyiszli, Miklós (1993). Auschwitz : a doctor's eyewitness account. New York Boston: Arcade Pub. Distributed by Little, Brown, and Co. ISBN 1-55970-202-8. OCLC 28257456. 
  17. Chare, Nicholas (15 de febrero de 2011). Auschwitz and Afterimages: Abjection, Witnessing and Representation. London: I. B. Tauri. ISBN 978-1-84885-591-5. 
  18. a b Stone, Dan (19 de septiembre de 2013). «The Harmony of Barbarism: Locating the Scrolls of Auschwitz in Holocaust Historiography». En Chare, Nicholas; Williams, Dominic, eds. Representing Auschwitz: At the Margins of Testimony. Basingstoke: Palgrave Macmillan UK. pp. 11-32. ISBN 978-1-137-29769-3. 
  19. Mark, Bernard (1985). The scrolls of Auschwitz (Sharon Neemani, trad.). Tel Aviv: Am ʻOved Pub. House. ISBN 978-965-13-0252-7. OCLC 13621285. 
  20. Bezwińska, Jadwiga; Czech, Danuta (1973). Amidst a nightmare of crime: Manuscripts of members of Sonderkommando ; Selection and elaboration of manuscripts (Krystyna Michalik, trad.). Oświęcim: Publications of Statue Museum at Oświecim Państwowe Muzeum. 
  21. Samuel Totten (2018). Last Lectures on the Prevention and Intervention of Genocide. Routledge. p. 216. ISBN 978-1-138-22167-3. 
  22. Peter, Laurence (1 de diciembre de 2017). «Auschwitz inmate's notes from hell finally revealed». BBC News. Consultado el 1 de diciembre de 2017. 
  23. Chrostowski, Witold (2004). Extermination camp Treblinka. London Portland, OR: Vallentine Mitchell. p. 94. ISBN 0-85303-457-5. OCLC 51810769. 
  24. a b c Kopówka y Rytel-Andrianik, 2011, p. 110.
  25. Weinfeld, 2013, p. 43.
  26. a b Smith, 2010.
  27. Śląski, Jerzy (1990). «VII. Pod Gwiazdą Dawida» [Under the Star of David]. Polska Walcząca, Vol. IV: Solidarni (en polish) (PAX, Warsaw). pp. 8-9. ISBN 83-01-04946-4. Consultado el 15 de agosto de 2013. 
  28. Easton, Adam (4 de agosto de 2013), Treblinka survivor recalls suffering and resistance, BBC News, Treblinka, Poland 
  29. Archer, Noah S. (2010). «Alphabetical Listing of [better known] Treblinka Survivors and Victims». Holocaust Education & Archive Research Team H.E.A.R.T. Consultado el 30 de agosto de 2013.  Also in: «The list of Treblinka survivors, with expert commentary in Polish». Muzeum Walki i Męczeństwa w Treblince. Source of data: Donat (1979), The death camp Treblinka. New York, pp. 279–291. ISBN 0896040097. Archivado desde el original el 22 de septiembre de 2013. 
  30. Jules Schelvis (2007). Sobibor. A History of a Nazi Death Camp. Berg, Oxford & New York. ISBN 978-1-84520-419-8. 
  31. Schelvis, Jules (2004). Vernietigingskamp Sobibor. De Bataafsche Leeuw. ISBN 9789067076296. Uitgeverij Van Soeren & Co (booksellers). 
  32. Schelvis, Jules (2007). Sobibor: A History of a Nazi Death Camp. Berg, Oxford & New Cork. pp. 147-168. ISBN 978-1-84520-419-8. Consultado el 15 de enero de 2015. 
  33. Arad, Yitzhak (1987). Belzec, Sobibor, Treblinka: The Operation Reinhard Death Camps. Indiana University Press. pp. 362–363. ISBN 978-0-253-34293-5. 
  34. «Last known survivor of Sobibor death camp uprising dies aged 96». BBC News. 4 de junio de 2019. 
  35. «Auschwitz Revolt (United States Holocaust Memorial Museum)». Ushmm.org. Consultado el 8 de febrero de 2016. 
  36. Rees, Laurence (2012). Auschwitz: The Nazis and the "Final Solution". Random House. p. 324. 
  37. Wacław Długoborski; Franciszek Piper (2000). Auschwitz 1940–1945: Mass murder. Auschwitz-Birkenau State Museum. ISBN 978-83-85047-87-2. 
  38. Yisrael Gutman; Michael Berenbaum; United States Holocaust Memorial Museum (1998). Anatomy of the Auschwitz Death Camp. Indiana University Press. p. 501. ISBN 0-253-20884-X. 
  39. Gideon Greif (2005). We Wept Without Tears: Testimonies of the Jewish Sonderkommando from Auschwitz. Yale University Press. p. 44. ISBN 978-0-300-13198-7. 
  40. «Prisoner Revolt at Auschwitz-Birkenau». United States Holocaust Memorial Museum. Consultado el 16 de abril de 2020. 

Bibliografía[editar]

  1. Pressac, Jean-Claude (1989). «The deposition made on 24th May 1945 by Henryk TAUBER, former member of the Sonderkommando of Krematorien I, II, IV and V.». Auschwitz : technique and operation of the gas chambers (Peter Moss, trad.). New York: The Beate Klarsfeld Foundation. pp. 481-502. OCLC 947814539. Archivado desde el original el 22 de junio de 2007. 
  2. Müller, Filip (1999) [1979]. Eyewitness Auschwitz : three years in the gas chambers. Chicago: Ivan R. Dee. ISBN 1-56663-271-4. OCLC 41431677. 
  3. Greif, Gideon (2005). We Wept Without Tears: Testimonies of the Jewish Sonderkommando from Auschwitz. New Haven, CT: Yale University Press. ISBN 0-300-13198-4. 
  4. Fromer, Rebecca (1993). The Holocaust odyssey of Daniel Bennahmias, Sonderkommando. Tuscaloosa, Ala: University of Alabama Press. ISBN 0-8173-5041-1. OCLC 45730004. 
  5. Nyiszli, Miklós (1993). Auschwitz : a doctor's eyewitness account (Tibere Kramer y Richard Seaver, trad.). New York Boston: Arcade Pub. Distributed by Little, Brown, and Co. ISBN 1-55970-202-8. OCLC 28257456. . A play and subsequent film about the Sonderkommandos, The Grey Zone (2001) directed by Tim Blake Nelson, was based on this book.
  6. Dario Gabbai (Interview Code 142, conducted in English) video testimony, interview conducted in November 1996, Survivors of the Shoah Visual History Foundation, USC Shoah Foundation Institute, University of Southern California.
  7. Venezia, Shlomo (2007). Sonderkommando Auschwitz. La verità sulle camere a gas. Una testimonianza unica (en italiano). Milano: Rizzoli. ISBN 88-17-01778-7. OCLC 799776574. 
  8. Południak, Jan (2008). Sonder : an interview with Sonderkommando member Henryk Mandelbaum. Oświęcim: Poligrafia Salezjańska. ISBN 978-83-921567-3-4. OCLC 769819192. 
  9. Boldrin, Antonio (April 2013). «testimone». Memoro (en italiano). 

Enlaces externos[editar]