Solideo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Solideo de la Colección Philippi.
Juan Pablo II con solideo.

El solideo (del lat. soli Deo, solo a Dios) o zucchetto (del italiano [dzukˈketto]) es un casquete de seda que portan el Papa, los obispos y algunos eclesiásticos para cubrirse la cabeza. Solo se lo quitan ante Dios, es decir, ante el Santísimo Sacramento, o durante la Misa desde el Prefacio hasta después de la Comunión. Los obispos y cardenales se lo quitan en presencia del papa como símbolo de respeto, como quien se quita el sombrero al saludar a otra persona. Es muy parecido al Kipá, el gorro que utilizan los judíos en sus ceremonias.

Obispos y cardenales[editar]

Los obispos y cardenales para mostrar respeto al vicario de Cristo se retiran el solideo, solamente al momento de saludarle, en recuerdo de la especial misión que Jesucristo encomendó a San Pedro y a sus sucesores, los papas. Acto seguido, vuelven a colocárselo, pues el Papa no es Dios. En cambio, ante el Santísimo Sacramento (Cuerpo y Sangre de Jesucristo), mantienen la cabeza descubierta mientras estén en presencia de las formas consagradas, tanto en la Misa como fuera de ella (exposición solemne del Santísimo para la adoración).

Los cardenales, por ser el consejo de obispos más próximo al Papa, no usan el solideo ni sus vestimentas color violeta, sino rojo, que era el antiguo color de los Papas hasta que San Pío V adoptó el color blanco como propio de los Sumos Pontífices (en continuidad con el hábito dominico que este usaba, pues pertenecía a dicha orden). Además, simbólicamente el rojo es signo de que los cardenales juran estar dispuestos a dar su sangre por Dios, como mártires.

Los solideos de color negro eran usados por los canónigos, pero fuera de la liturgia, ya que a ella llegaban sólo cubiertos con el bonete.

El solideo violeta es usado por los obispos electos para presidir o concelebrar la Eucaristía, hasta el día en que deban recibir la ordenación episcopal, incorporándoles el báculo, el anillo y la mitra, siendo en algunos casos ir en la procesión inicial de dicha eucaristía acompañado de los sacerdotes asistentes y los obispos consagrantes, partiendo por los tres principales.

Solideo escarlata de un cardenal.

Significado[editar]

Como se ha comentado, el nombre del solideo proviene de las palabras latinas “soli Deo”, (sólo a Dios). No se utiliza sólo en las celebraciones, sino también fuera. Durante la eucaristía se quita al empezar el prefacio de la plegaria eucarística para volvérselo a poner después de haber reservado la comunión. Hace honor así a su nombre de “soli Deo”, “sólo ante Dios” se quita.

Véase también[editar]

Referencias[editar]