Soldado de cuera

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Estos soldados de cuera mantenían la soberanía española en la frontera de Nueva España
Durante los tiempos del virreinato se crearon regimientos de dragones (Dragón de cuera) para defender la frontera de Nueva España. Ilustración de Augusto Ferrer-Dalmau.
Soldado de cuera:

1: Chaqueta de cuero

2: Silla de montar

3: Carabina

4: Bolsa de la silla

5: Lanza

6: Pistolas colgadas a cada lado de la silla

7: Broquel

8: Botas y espuelas

9: Estribo

10: Cartuchera [1]

El Soldado de cuera o Dragón de cuera fue un tipo característico de soldado del Imperio español que ocuparon los presidios de la Nueva España. Su nombre derivaba de la cuera, chaqueta de cuero crudo que llevaban como protección.

Historia[editar]

Los dragones de cuera diferían del ejército regular español por su contratación y equipamiento. La mayoría eran nacidos en América, normalmente criollos o mestizos. Iban, por supuesto, a caballo y cargaban con un armamento más potente. Mientras un soldado regular español tenía fusil o pica y la espada; los dragones de cuera estaban equipados con lanza y escudo. Además, en lugar de espada ropera o espadín, llevaban la llamada espada ancha, espada típica de la América Española, más corta y apta para punta y corte. Cada dragón de cuera tenía seis caballos a su disposición, mientras que un dragón normal solía tener sólo dos.

Los requisitos para el alistamiento como soldado de cuera eran: haber alcanzado los dieciséis años de edad, debía ser de 150 cm de estatura, sano, católico y libre de pecados. Reglamentaciones de uniformidad de 1772 prescriben una chaqueta corta de lana de tela azul con estrechos diferenciales de color rojo y un collar rojo, pantalones azules, una gorra azul, un pañuelo negro, un sombrero con una cinta roja, zapatos y polainas. Cada soldado de cuera también tenía un potro y una mula.

Estaban armados con un fusil corto, un par de pistolas, un arco y flechas, una espada corta, una lanza y un escudo de piel de búfalo . Estos soldados fronterizos fueron reclutados entre la población criolla, mestiza, indios hispanizados y esclavos liberados. La mayor parte de los oficiales eran criollos. Los soldados de cuera manejaban los presidios que se extendían desde Coahuila y Texas, Nuevo México, Alta California y Baja California.

Durante y después de la Guerra anglo-española los dragones desempeñaron un papel importante en los conflictos militares dentro del país como la batalla de Puebla durante la intervención francesa, hasta la revolución mexicana. Una de las marchas militares más conocidas en México es la marcha dragona la única usada actualmente por la caballería y las unidades motorizadas durante el desfile del 16 de septiembre para conmemorar el día de la independencia.

Referencias[editar]

  1. Bueno, José María (2014), Las Guarniciones de los Presidios de Nueva España: Los Dragones Cuera, Madrid: Ministerio de Defensa. p. 21.