Sodoma y Gomorra

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
"Sodoma y Gomorra en llamas" por Jacob de Wet II, 1680

Sodoma y Gomorra (del hebraico סְדוֹם Sodom y עֲמוֹרָה Amorah ) Según la Biblia, fueron dos ciudades destruidas por Dios con fuego y azufre caídos del cielo, por sus pecados, un intento de violación, por egoísmo, violencia y falta de hospitalidad.

La expresión "Sodoma y Gomorra" se aplica, por extensión, a las cinco ciudades-estado del valle de Sidim, en el mar Muerto (también llamado mar Salado): Sodoma, Gomorra, Admá, Zebolim y Bella (también llamada de Zoar[1]​).

El valle de Sidim ("Valle de los Campos") era descrito como un lugar paradisíaco.[2]​ Ocupaba un área aproximadamente circular en el valle inferior del mar Muerto, actualmente sumergido por sus aguas saladas. La región es llamada en hebraico de Kikkár que significa "cuenca". La pequeña península en el margen oriental del mar Salado, es llamada en árabe de El-Lisan que significa "la lengua". Desde la península de El-Lisan al extremo sur, se extendería el Valle de Sidim. Su fondo registra una profundidad de 15 a 20 metros, mientras para el norte de la península, el fondo desciende rápidamente para una profundidad de 400 metros.

Sodoma y Gomorra se han usado a lo largo de la historia como metáforas de la homosexualidad. Es también el origen de la palabra sodomía, un término usado en el pasado para describir actos sexuales bajo la etiqueta "delitos contra naturaleza", principalmente el sexo anal u oral (particularmente homosexual) y la zoofilia.[3][4][5]

En la arqueología, Sodoma y Gomorra es un relato sin ninguna evidencia que indique su existencia y posterior desastre.[6][7]

En la Biblia[editar]

Valle de Sidim, al Sur de "El-Lisan", mar Muerto

Después del retorno de Abraham de Egipto, el relato bíblico menciona que los habitantes de Sodoma eran grandes pecadores contra Dios.[8]​ Sin embargo, eso no impidió una coexistencia pacífica entre los habitantes de Sodoma con el patriarca Abraham ni con su sobrino, .

Algunos escritos judaicos clásicos enfatizan los aspectos de crueldad y falta de hospitalidad con los forasteros. Una tradición rabínica, expuesta en la Mishnah, afirma que los pecados de Sodoma estaban relacionados con la ganancia y al apego excesivo a la propiedad, y que son interpretados como señales de falta de compasión. Algunos textos rabínicos acusan a los sodomitas de ser blasfemos y sanguinarios. Otra tradición rabínica indica que Sodoma y Gomorra trataban a los visitantes de forma sádica. Uno de los crímenes cometidos contra los forasteros es casi idéntico al de Procusto, en la mitología griega, otorgando respeto a la "cama de Sodoma" (midat sodom), en la cual todos los visitantes eran obligados a dormir. Si los huéspedes fueran más altos, eran amputados, si eran más bajos, eran estirados hasta alcanzar el largo de la cama.

Según el libro del Génesis, dos ángeles de Dios le dicen a Abraham que "el clamor de Sodoma y Gomorra se ha multiplicado, y por tanto su pecado se ha agravado mucho". Abraham, entonces, intercede consecutivas veces por el pueblo sodomita, y Dios, al final, le responde que, si hubiera en Sodoma diez justos en la ciudad, ella no sería destruida.[9]

Cuando los habitantes de Sodoma descubrieron que Lot había recibido a dos forasteros (los ángeles) fueron hasta su casa para violarlos.[10][11]​ Hiriendo con ceguera a los hombres que estaban junto a la puerta de la casa de Lot, por querer abusar sexualmente de los ángeles enviados por Dios (Génesis 19,5), los ángeles retiran al patriarca y su familia de la ciudad y les dan la orden de seguir siempre en dirección de las montañas sin mirar para atrás. La esposa de Lot, sin embargo, desobedeció la orden dada, miró hacia atrás y fue transformada en estatua de sal. Entonces, en consonancia con el Génesis, se inicia la destrucción de Sodoma y de toda la llanura de aquella región.

Los textos proféticos como el Libro de Ezequiel, capítulo 16, versículo 49, explica que Sodoma fue destruido por su orgullo, su descuido y no haber ayudado a los pobres y a los infelices.[12]​ En Evangelio de Mateo capítulo 11, versículo 23, Jesucristo mencionó que Sodoma fue destruido por su falta de hospitalidad.[13]

Hipótesis científica al relato[editar]

En 2008, una pieza de arcilla conocida como "planisferio", descubierta por Henry Layard a mediados del siglo XIX, fue analizada por los investigadores Alan Bond, de la empresa Reaction Engines y Mark Hempsell, de la Universidad de Bristol, que descubrieron que la placa fue escrita por un astrónomo sumerio donde los relatos databan de la noche del día 29 de junio de 3123 a.C. en el calendario juliano. Los investigadores afirman que la mitad de la placa contiene informaciones sobre posiciones planetarias y de nubes y la otra mitad es una observación de un asteroide con dimensiones mayores de un kilómetro.

Según Mark Hempsell, con base en el tamaño y ruta descritos, existe la posibilidad de que este asteroide hubiera chocado contra los Alpes austríacos en la región de Köfels. No hubo cráter que pudiera evidenciar la explosión, por el hecho de que éste habría volado próximo al suelo, dejando un rastro de destrucción causados por la onda supersónica. Su rastro habría generado un balón de fuego con temperaturas próximas a 400 °C, y devastado aproximadamente un área de 1 millón de kilómetros cuadrados.

Hempsell sugiere que la nube de humo consecuente de la explosión del asteroide alcanzó el monte Sinaí, algunas regiones de Oriente Medio y el norte de Egipto, victimizando a diversas personas. La escala de devastación se asemeja con lo relatado en el Antiguo Testamento en la destrucción de las ciudades de Sodoma y Gomorra.[14]

La destrucción ardiente de Sodoma y Gomorra, y la existencia de pozos de betún (asfalto) en aquella región son descritas en la Biblia. (Gén 14:3,19:12-28) Muchos peritos creen que las aguas del mar Muerto tal vez se hayan elevado en el pasado y hayan extendido la extremidad meridional del mar en una considerable distancia, cubriendo así lo que tal vez haya sido el lugar de esas dos ciudades.

Exploraciones hechas en esta región demuestran que es un área quemada de aceite y asfalto. Acerca de este asunto dice el libro Light From the Ancient Past (La luz de la remota Antigüedad), de Jack Finegan (1959, p. 147): “Una cuidadosa investigación de la evidencia literaria, geológica y arqueológica apunta hacia la conclusión de que las infames ‘ciudades de la llanura’ (Génesis 19:29) estaban en el área que ahora está sumergida... y que su ruina fue hecha por un gran terremoto, probablemente acompañado por explosiones, relámpagos, encendido de gas natural y una conflagración general.

Referencias[editar]

  1. Génesis 14:2
  2. Génesis 13:10
  3. Shirelle Phelps (2001). World of Criminal Justice: N-Z. Gale Group. p. 686. ISBN 0787650730. Consultado el 13 de enero de 2014. 
  4. Scheb, John & John Scheb II (2013). Criminal Law and Procedure. Cengage Learning. p. 185. ISBN 128554613X. 
  5. David Newton (2009). Gay and Lesbian Rights: A Reference Handbook, Second Edition. ABC-CLIO. p. 85. ISBN 1598843079. Consultado el 13 de enero de 2014. 
  6. Bible.com. «Deuteronômio 1». Consultado el 3 de fevereiro de 2019. 
  7. «The Palace of King David (Or Not)» (en inglés). 15 de enero de 2008. Consultado el 22 de agosto de 2011. «Archaeologists have discovered no significant evidence for Noah's flood, Sodom and Gomorrah, Abraham, Isaac, or Jacob. They don't believe Jews were enslaved in Egypt, wandered in the desert, or conquered the Promised Land. Plenty of evidence has survived about later parts of the Hebrew Bible—the cut-rate monarchs and latecomer generals in the books of Kings—but the great Bible heroes remain stuck in the world of myth.)». 
  8. Génesis 13:13
  9. Génesis 18:20-33
  10. Joel B. Green, Dictionary of Scripture and Ethics, Baker Academic, USA, 2011, p. 721
  11. vanThanh Nguyen, John Prior, God’s People on the Move: Biblical and Global Perspectives on Migration and Mission, Wipf and Stock Publishers, USA, 2014, p. 25
  12. J. W. Rogerson, An Introduction to the Bible, Routledge, UK, 2014, p. 142
  13. Ray S. Anderson, The Shape of Practical Theology: Empowering Ministry with Theological Praxis, InterVarsity Press, USA, 2001, p. 267
  14. BBC Brasil (31 de marzo de 2008). «Placa de 700 a.C. traz relato de 'destruição de Sodoma'». Consultado el 3 de febrero de 2019. 

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]