Sociología de la cultura

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Sociologia de la cultura»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Celebración cultural en Fortaleza (Ceará).

La sociología de la cultura es un área de sociología dedicada al análisis sistemático de la cultura, entiendida habitualmente como el conjunto de códigos simbólicos utilizados por los miembros de una sociedad, tal como se manifiestan socialmente. Para Georg Simmel, la cultura se refiere al "cultivo de los individuos, a través de su agencia, de las formas externas que se han objetivado en el curso de la historia"[1] . La cultura en el campo sociológico se analiza como las formas de pensar y concebir el mundo, las formas de actuar, y los objetos materiales que, en su conjunto, dan forma al modo de vida de un colectivo.

Clasificación[editar]

Los estudios que desde la sociología se han realizado de la cultura pueden clasificarse en tres grandes grupos (Smith, 1998): la teoría cultural europea, teoría cultural británica y la sociología cultural estadounidense. Cada uno de ellos representa una serie de características específicas.

En primer lugar, la teoría cultural europea unifica autores como Jürgen Habermas, Michel Foucault o Pierre Bourdieu, quienes hacen su aporte principalmente en elementos teóricos y cualitativos. En segundo lugar, los estudios británicos, influido por el "marxismo británico" de E.P. Thompson y Eric Hobsbawn, que fue quizá pionero en reconocer la incidencia de la cultura en los hechos sociales. Finalmente, encontramos la sociología cultural americana, compuesta por autores como Clifford Geertz, Jeffrey C. Alexander o Philip Smith. Son un campo de estudios más centrado en la sociología y menos político. Las ideas de Émile Durkheim y Max Weber son más influyentes que las de Karl Marx, abogándose por una autonomía de la "esfera cultural". Trabajan con teorías de alcance medio positivistas, que tratan de analizar causas y efectos mediante métodos empíricos. Las explicaciones buscadas son multidimensionales, pudiendo hallarse causas simultáneas en la cultura, en la estructura social o en los actores individuales. El problema de la agencia se aborda con las herramientas que proporciona el pragmatismo, la historia comparada y la fenomenología.

Los enfoques sociólogos contemporáneos de la cultura a menudo se dividen entre una "sociología de la cultura" y una "sociología cultural" - las definiciones son similares, aunque no intercambiables.[2] Sociología de la cultura es un concepto más antiguo, y considera algunos temas y objetos como más o menos "culturales" que otros. A modo de contraste, Jeffrey C. Alexander introdujo el término "sociología cultural", un enfoque que ve a todos, o la mayoría de los fenómenos sociales, como inherentemente culturales en algún nivel.[3] Alexander afirma que la sociología cultural implica suscribir a "la idea de que cada acción, sin importar lo instrumental, reflexiva, o determinada por el entorno externo, está incrustada en cierta medida en un horizonte de afectividad y significado".[4] En términos de análisis, la sociología de la cultura a menudo trata de explicar fenómenos discretamente culturales como un producto de los procesos sociales, mientras que la sociología cultural ve a la cultura como un componente de las explicaciones de los fenómenos sociales.[5] A diferencia del campo de los estudios culturales, la sociología cultural no reduce todos los asuntos humanos a un problema de codificación y decodificación cultural. Por ejemplo, la sociología cultural de Pierre Bourdieu tiene un "reconocimiento claro de lo social y lo económico como categorías, que están vinculadas con, pero no reducibles a, lo cultural."[6] Sus textos apuntan a desentrañar las claves de la dominación a través de la cultura, centrándose en la educación.

Los primeros investigadores[editar]

La sociología de la cultura creció a partir de la intersección entre la sociología, formada por los primeros teóricos como Marx, Durkheim y Weber, y el surgimiento de la antropología social, donde los investigadores fueron pioneros en el uso de estrategias etnográficas para describir y analizar una variedad de culturas de todo el mundo. Parte de este legado fundacional está todavía presente en sus métodos (gran parte de la investigación sociológica cultural es cualitativa), sus teorías (una variedad de enfoques críticos de la sociología son fundamentales para las comunidades de investigación actuales) y el enfoque sustantivo del campo. Por ejemplo, las relaciones entre la cultura popular, el control político y la clase social son preocupaciones tempranas y duraderas de la disciplina.

Karl Marx[editar]

Marx sostenía que la cultura sirve para justificar la desigualdad. La clase dominante, la burguesía, produce una cultura que promueve sus intereses, mientras que reprime los intereses del proletariado. Su frase más famosa a este respecto es "La religión es el opio del pueblo". Marx creía que el "motor de la historia" es la lucha entre grupos de personas con intereses económicos divergentes y, por lo tanto, la economía determina la superestructura cultural de los valores y las ideologías. Por esta razón, Marx es considerado un materialista, ya que cree que lo económico (material) produce lo cultural (ideal), invirtiendo y "poniendo de cabeza" a Hegel[7] , quien sostuvo que lo ideal produce lo material.

Emile Durkheim[editar]

Durkheim tenía la creencia de que la cultura tiene muchas relaciones con la sociedad, incluyendo:

  • Lógica: El poder sobre los individuos responde a determinadas categorías culturales y creencias, como por ejemplo Dios.
  • Funcional: Los ritos y mitos construyen orden social, haciendo que las personas desarrollen fuertes creencias. Mientras más sea el número de personas que crean firmemente en esos mitos, más se reforzará el orden social.
  • Histórica: la cultura tuvo su origen en la sociedad y, de la sedimentación de esas experiencias, surgen cosas tales como los sistemas de clasificación.

Max Weber[editar]

Weber innovó la idea de un grupo de estatus como un tipo de subcultura. Los grupos de estatus se basan en cosas tales como: raza, etnia, religión, región, ocupación, género, preferencia sexual, etc. Estos grupos viven un cierto estilo de vida basado en diferentes valores y normas. Son una cultura dentro de una cultura, de ahí la denominación subcultura. Weber tenía la idea de que las personas estaban motivadas por sus intereses materiales e ideales, que incluyen cosas tales como la prevención de uno de ir al infierno. Weber también explica que las personas utilizan símbolos para expresar su espiritualidad, que se usan símbolos para expresar el lado espiritual de los acontecimientos reales, y que los intereses ideales se derivan de símbolos.

Georg Simmel[editar]

Para Simmel, la cultura se refiere "al cultivo de los individuos, a través de su agencia, de las formas externas que han sido objetivadas en el curso de la historia".[1] Simmel presenta su análisis en un contexto de "forma" y "contenido".

Los elementos de la cultura[editar]

  1. Símbolos: cualquier cosa que lleva un significado especial reconocido por las personas que comparten la misma cultura.[8]
  2. Idioma: un sistema de símbolos que permite a las personas comunicarse entre sí.[8]
  3. Valores: convenciones culturalmente definidas de deseabilidad, bondad, belleza y muchas otras cosas, que sirven como guías generales para la vida social.[8]
  4. Creencias: declaraciones específicas que las personas toman por verdaderas.[8]
  5. Normas: reglas y expectativas que guían el comportamiento de los miembros de una sociedad. Los dos tipos de normas son las mores y costumbres. Las mores son normas ampliamente observadas y que tienen un significado moral. Costumbres son normas de uso cotidiano, de interacción casual.[8]
  6. Modos de comportamiento: la manera típica en la que la gente realiza la producción (por ejemplo, manual, fabricado, automatizado en diversos grados), se comunican (por ejemplo, idioma de los contenidos, las opciones de tecnología), marcan eventos significativos (por ejemplo, los rituales de los valores que respaldan y que marcan los pasos en la vida personal), satisfacen necesidades básicas (por ejemplo, para vivienda, alimentación, seguridad, sexo, reproducción, entretenimiento), y similares.
  7. Artefactos: objetos materiales distintos, como la arquitectura, tecnologías y creaciones artísticas.
  8. Instituciones sociales: patrones de organización y relaciones en materia de gobierno, producción, socialización, educación, creación de conocimiento, artes, y en relación a otras culturas.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Levine, Donald (ed) 'Simmel: On individuality and social forms' Chicago University Press, 1971. pxix.
  2. «the sociology of culture versus cultural sociology | orgtheory.net». orgtheory.wordpress.com. Consultado el 2014-10-01. 
  3. «Sociology of Cutlure and Cultural Sociology». blog.lib.umn.edu. Consultado el 2014-10-01. 
  4. The Meanings of Social Life: A Cultural Sociology By Jeffrey C. Alexander https://books.google.com/books?id=CIA3AwAAQBAJ&lpg=PT10&ots=csNoAH4xzN&dq=%22cultural%20turn%22&lr&pg=PT18#v=onepage&q&f=false
  5. Griswold, W.; Carroll, C. (2012). Cultures and Societies in a Changing World. SAGE Publications. ISBN 9781412990547. 
  6. Rojek, Chris, and Bryan Turner. "Decorative sociology: towards a critique of the cultural turn." The Sociological Review 48.4 (2000): 629-648.
  7. http://www.nyu.edu/classes/jackson/calhoun.jackson.theory/papers/A--MarxGeneral.pdf
  8. a b c d e  Macionis, J. J., & Plummer, K. (1999). Cultura, Interacción social y vida cotidiana, Grupos y organización. Sociología. Madrid: Prentice Hall.

Bibliografía[editar]

  • Bourdieu, Pierre (1999), La miseria del mundo. Buenos Aires: F.C.E.

Enlaces externos[editar]