Sociedad comunista

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

En el pensamiento marxista, la sociedad comunista o el sistema comunista es el tipo de sociedad y sistema económico postulado para emerger de los avances tecnológicos en las fuerzas productivas, que representa el objetivo final de la ideología política del comunismo. Una sociedad comunista se caracteriza por la propiedad común de los medios de producción con acceso libre a los artículos de consumo y carece de clases y es apátrida, lo que implica el fin de la explotación laboral.[1][2][3][4][5]

El comunismo es una etapa específica del desarrollo socioeconómico basada en una superabundancia de riqueza material, que se postula que surge de los avances en la tecnología de producción y los cambios correspondientes en las relaciones sociales de producción. Esto permitiría una distribución basada en la necesidad y relaciones sociales basadas en individuos asociados libremente.[4][5]

El término "sociedad comunista" debe distinguirse del concepto occidental de "estado comunista", refiriéndose este último a un estado gobernado por un partido que profesa una variación del marxismo-leninismo.[6][7]

Aspectos económicos[editar]

Un sistema económico comunista se caracterizaría por una tecnología productiva avanzada que permita la abundancia de materiales, lo que a su vez permitiría la libre distribución de la mayoría o toda la producción económica y la posesión de los medios para producir esta producción en común. En este sentido, el comunismo se diferencia del socialismo, que por necesidad económica, restringe el acceso a artículos de consumo y servicios basados en la contribución de cada uno.[8]

En contraste con los sistemas económicos anteriores, el comunismo se caracterizaría por la tenencia de recursos naturales y los medios de producción en común, en oposición a que sean de propiedad privada (como en el caso del capitalismo) o propiedad de organizaciones públicas o cooperativas que también restringen Su acceso (como en el caso del socialismo). En este sentido, el comunismo implica la "negación de la propiedad" en la medida en que habría pocas razones económicas para el control exclusivo sobre los activos de producción en un entorno de abundancia material.

El sistema económico comunista completamente desarrollado se postula para desarrollarse a partir de un sistema socialista precedente. Marx sostenía la opinión de que el socialismo, un sistema basado en la propiedad social de los medios de producción, permitiría avanzar hacia el desarrollo de un comunismo plenamente desarrollado mediante el avance de la tecnología productiva. Bajo el socialismo, con sus niveles crecientes de automatización, una proporción creciente de bienes se distribuiría libremente.[9]

Aspectos sociales[editar]

Individualidad, libertad, y creatividad[editar]

Una sociedad comunista liberaría a los individuos de largas horas de trabajo al automatizar primero la producción hasta el punto de reducir la duración promedio de la jornada laboral y, segundo, al eliminar la explotación inherente a la división entre trabajadores y propietarios.[10]​ Por lo tanto, un sistema comunista liberaría a los individuos de la alienación en el sentido de tener su propia vida estructurada en torno a la supervivencia (haciendo un jornal o salario en un sistema capitalista), lo que Marx denominó una transición del "reino de la necesidad" al "reino de la libertad". Como resultado, se considera que una sociedad comunista está compuesta por una población intelectualmente inclinada, con el tiempo y los recursos para perseguir sus pasatiempos creativos e intereses genuinos, y para contribuir a la riqueza social creativa de esta manera. Karl Marx considera que la "verdadera riqueza" es la cantidad de tiempo que uno tiene a su disposición para perseguir sus pasiones creativas.[11][12]​ La noción de Marx del comunismo es así radicalmente individualista.[13]

El concepto de Marx del "reino de la libertad" va de la mano con su idea del fin de la división del trabajo, que no sería necesaria en una sociedad con una producción altamente automatizada y funciones laborales limitadas.

En una sociedad comunista, la necesidad económica y las relaciones dejarían de determinar las relaciones culturales y sociales. A medida que se elimina la escasez, cesa el trabajo alienado y las personas son libres de perseguir sus objetivos individuales.[14]

Política, derecho y gobierno[editar]

Marx y Engels sostuvieron que una sociedad comunista no tendría necesidad del estado como existe en la sociedad capitalista contemporánea. El estado capitalista existe principalmente para imponer relaciones económicas jerárquicas, para imponer el control exclusivo de la propiedad y para regular las actividades económicas capitalistas, todo lo cual no sería aplicable a un sistema comunista.

Engels señaló que en un sistema socialista, la función principal de las instituciones públicas pasará de ser la creación de leyes y el control de las personas a un rol técnico como administrador de los procesos de producción técnicos, con una disminución en el alcance de las políticas tradicionales como administración científica asume el papel de la toma de decisiones políticas.[15]​ La sociedad comunista se caracteriza por procesos democráticos, no solo en el sentido de democracia electoral, sino en el sentido más amplio de entornos sociales y laborales abiertos y colaborativos.

Marx nunca especificó claramente si pensaba o no que una sociedad comunista sería justa; otros pensadores han especulado que él pensaba que el comunismo trascendería la justicia y crearía una sociedad sin conflictos, por lo tanto, sin las necesidades de reglas de justicia.[16]

Etapas de transición[editar]

Marx también escribió que entre la sociedad capitalista y la comunista, habría un período transitorio conocido como la dictadura del proletariado.[17]​ Durante esta fase precedente de desarrollo social, las relaciones económicas capitalistas serían abolidas gradualmente y reemplazadas por el socialismo. Los recursos naturales se convertirían en propiedad pública, mientras que todos los centros de fabricación y los lugares de trabajo serían de propiedad social y administrados democráticamente. La producción se organizaría mediante una evaluación y planificación científica, eliminando así lo que Marx llamó "la anarquía en la producción". El desarrollo de las fuerzas productivas llevaría a la marginación del trabajo humano en la mayor medida posible, para ser reemplazado gradualmente por el trabajo automatizado.

Producción de código abierto y de pares[editar]

Muchos aspectos de una economía comunista han surgido en las últimas décadas en forma de software y hardware de código abierto, donde el código fuente y, por lo tanto, los medios para producir software se tienen en común y son de libre acceso para todos; y a los procesos de producción entre pares donde los procesos de trabajo colaborativo producen software disponible de forma gratuita que no depende de la valoración monetaria. Michel Bauwens yuxtapone la producción de código abierto y de pares con la "producción de mercado".[18]

Ray Kurzweil postula que los objetivos del comunismo se realizarán mediante desarrollos tecnológicos avanzados en el siglo XXI, donde la intersección de los bajos costos de fabricación, la abundancia de materiales y las filosofías de diseño de código abierto permitirán la realización de la máxima "de cada uno según su capacidad, a cada uno según sus necesidades".[19]

En la ideología soviética[editar]

El sistema económico comunista fue oficialmente enumerado como el objetivo final del Partido Comunista de la Unión Soviética en su plataforma de partido. Según el Programa de 1986 del PCUS[20]​:

El comunismo es un sistema social sin clases con una forma de propiedad pública de los medios de producción y con la plena igualdad social de todos los miembros de la sociedad. Bajo el comunismo, el desarrollo integral de las personas estará acompañado por el crecimiento de las fuerzas productivas sobre la base del progreso continuo en la ciencia y la tecnología, todos los manantiales de la riqueza social fluirán abundantemente, y el gran principio "De cada uno según su capacidad, a cada uno según sus necesidades" será implementada. El comunismo es una sociedad altamente organizada de trabajadores libres y socialmente conscientes, una sociedad en la que se establecerá el autogobierno público, una sociedad en la que el trabajo por el bien de la sociedad se convertirá en el principal requisito vital de todos, una necesidad claramente reconocida, y La capacidad de cada persona se empleará para el mayor beneficio de las personas.

La base material y técnica del comunismo presupone la creación de aquellas fuerzas productivas que abren oportunidades para la plena satisfacción de los requisitos razonables de la sociedad y del individuo. Todas las actividades productivas bajo el comunismo se basarán en el uso de instalaciones y tecnologías técnicas altamente eficientes, y se garantizará la interacción armoniosa del hombre y la naturaleza.

En la fase más alta del comunismo, el carácter social directo del trabajo y la producción quedará firmemente establecido. Mediante la eliminación completa de los remanentes de la antigua división del trabajo y las diferencias sociales esenciales asociadas con ella, se completará el proceso de formación de una sociedad socialmente homogénea.

El comunismo significa la transformación del sistema de autogobierno socialista por parte del pueblo, de la democracia socialista en la forma más alta de organización de la sociedad: el autogobierno público comunista. Con la maduración de las precondiciones socioeconómicas e ideológicas necesarias y la participación de todos los ciudadanos en la administración, el estado socialista, dadas las condiciones internacionales adecuadas, se convertirá, como señaló Lenin, en una forma de transición "de un estado a un no estado". Las actividades de los organismos estatales serán de naturaleza no política, y la necesidad del estado como institución política especial desaparecerá gradualmente.

La característica inalienable del modo de vida comunista es un alto nivel de conciencia, actividad social, disciplina y autodisciplina de los miembros de la sociedad, en la cual la observancia del uniforme, reglas generalmente aceptadas de la conducta comunista, se convertirá en una necesidad y hábito interno. de cada persona

El comunismo es un sistema social bajo el cual el libre desarrollo de cada uno es una condición para el libre desarrollo de todos.

En la teoría política de Vladimir Lenin, una sociedad sin clases sería una sociedad controlada por los productores directos, organizada para producir de acuerdo con objetivos gestionados socialmente. Lenin sugirió que esta sociedad desarrollaría hábitos que gradualmente harían innecesaria la representación política, ya que la naturaleza radicalmente democrática de los soviéticos llevaría a los ciudadanos a estar de acuerdo con el estilo de gestión de los representantes. Solo en este ambiente, sugirió Lenin, el estado podría desaparecer, iniciando un período de comunismo sin estado.[21]

En la ideología soviética, los conceptos de Marx de las "fases más bajas y más altas del comunismo" articuladas en la Crítica del Programa de Gotha se reformularon como las etapas del "socialismo" y el "comunismo".[22]​ El estado soviético afirmó haber comenzado la fase de "construcción socialista" durante la implementación de los primeros planes quinquenales durante la década de 1930, que introdujo una economía nacionalizada/colectivizada de planificación centralizada. El Programa de 1962 del Partido Comunista de la Unión Soviética, publicado bajo la dirección de Nikita Jrushchov, afirmó que el socialismo se había establecido firmemente en la URSS, y que el estado ahora avanzaría a la "construcción a gran escala del comunismo", aunque esto puede entenderse que se refiere a los "fundamentos técnicos" del comunismo más que a la extinción del estado y la división del trabajo per se.[23]​ Sin embargo, incluso en la edición final de su programa antes de la disolución del partido, el PCUS no afirmó haber establecido plenamente el comunismo, sino que afirmaba que la sociedad estaba experimentando un proceso de transición muy lento y gradual.[24]

Representaciones ficticias[editar]

Las novelas La Cultura de Iain M. Banks se centran en una economía comunista de post-escasez donde la tecnología avanza hasta tal punto que toda la producción está automatizada, y no hay uso de dinero o propiedad (aparte de las posesiones personales con valor sentimental).[25][26][27][28][29]​ Los humanos en La Cultura son libres de perseguir sus propios intereses en una sociedad abierta y socialmente permisiva. La sociedad ha sido descrita por algunos comentaristas como "bloque comunista" o "anarcocomunista".[30][31]​ Ken MacLeod, amigo íntimo de Banks y también colega escritor de ciencia ficción, dijo que La Cultura puede verse como una realización del comunismo de Marx, pero agrega que "por más amistoso que fuera con la izquierda radical, Iain tenía poco interés en relacionar la posibilidad a largo plazo, de la utopía a la política radical aquí y ahora. Tal como él lo vio, lo importante era mantener abierta la posibilidad utópica mediante el progreso tecnológico continuo, especialmente el desarrollo espacial, y, mientras tanto, apoyar cualquier políticas y a los políticos en el mundo real que fuera racional y humano".[32]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Steele, David Ramsay (Septiembre de 1999). From Marx to Mises: Post Capitalist Society and the Challenge of Economic Calculation (en inglés). Open Court. p. 66. ISBN 978-0875484495. «Marx distinguishes between two phases of marketless communism: an initial phase, with labor vouchers, and a higher phase, with free access.» 
  2. Busky, Donald F. (20 de julio de 2000). Democratic Socialism: A Global Survey. Praeger. p. 4. ISBN 978-0275968861. «Communism would mean free distribution of goods and services. The communist slogan, 'From each according to his ability, to each according to his needs' (as opposed to 'work') would then rule». 
  3. O'Hara, Phillip (Septiembre de 2003). Encyclopedia of Political Economy, Volume 2. Routledge. p. 836. ISBN 0-415-24187-1. «it influenced Marx to champion the ideas of a 'free association of producers' and of self-management replacing the centralized state.» 
  4. a b Critique of the Gotcha Programme, Karl Marx.
  5. a b Full Communism: The Ultimate Goal
  6. Busky, Donald F. (20 de julio de 2000). Democratic Socialism: A Global Survey. Praeger. p. 9. ISBN 978-0275968861. «In a modern sense of the word, communism refers to the ideology of Marxism-Leninism.» 
  7. Wilczynski, J. (2008). The Economics of Socialism after World War Two: 1945-1990. Aldine Transaction. p. 21. ISBN 978-0202362281. «Contrary to Western usage, these countries describe themselves as ‘Socialist’ (not ‘Communist’). The second stage (Marx’s ‘higher phase’), or ‘Communism’ is to be marked by an age of plenty, distribution according to needs (not work), the absence of money and the market mechanism, the disappearance of the last vestiges of capitalism and the ultimate ‘whithering away of the state.» 
  8. Gregory and Stuart, Paul and Robert (2003). Comparing Economic Systems in the Twenty-First. South-Western College Pub. p. 118. ISBN 0-618-26181-8. «Communism, the highest stage of social and economic development, would be characterized by the absence of markets and money and by abundance, distribution according to need, and the withering away of the state…Under socialism, each individual would be expected to contribute according to capability, and rewards would be distributed in proportion to that contribution. Subsequently, under communism, the basis of reward would be need.» 
  9. Wood, John Cunningham (1996). Karl Marx’s Economics: Critical Assessments I. Routledge. p. 248. ISBN 978-0415087148. «In particular, this economy would possess (1) social ownership and control of industry by the ‘associated producers’ and (2) a sufficiently high level of economic development to enable substantial progress toward ‘full communism’ and thereby some combination of the following: super affluence; distribution of an increasing proportion of commodities as if they were free goods; an increase in the proportion of collective goods...» 
  10. Peffer, Rodney G. (2014). Marxism, Morality, and Social Justice. Princeton University Press. p. 73. ISBN 9780691608884. «Marx believed the reduction of necessary labor time to be, evaluatively speaking, an absolute necessity. He claims that real wealth is the developed productive force of all individuals. It is no longer the labor time but the disposable time that is the measure of wealth.» 
  11. Jessop and Wheatley, Bob and Russell (1999). Karl Marx's Social and Political Thought, Volume 6. Routledge. p. 9. ISBN 9780415193283. «Marx in the Grundrisse speaks of a time when systematic automation will be developed to the point where direct human labor power will be a source of wealth. The preconditions will be created by capitalism itself. It will be an age of true mastery of nature, a post-scarcity age, when men can turn from alienating and dehumanizing labor to the free use of leisure in the pursuit of the sciences and arts.» 
  12. Marx, Theorien uber der Mehwert III, ed. K. Kautsky (Stuttgart, 1910), pp. 303-4.
  13. Woods, Allen. W. «'Karl Marx on Equality» (pdf). New York University: Department of Philosophy. Consultado el 3 de febrero de 2016. «A society that has transcended class antagonisms, therefore, would not be one in which some truly universal interest at last reigns, to which individual interests must be sacrificed. It would instead be a society in which individuals freely act as the truly human individuals they are. Marx’s radical communism was, in this way, also radically individualistic.» 
  14. Craig J. Calhoun (2002). Classical sociological theory. Wiley-Blackwell. pp. 23-23. ISBN 978-0-631-21348-2. Consultado el 5 de marzo de 2011. 
  15. Socialism: Utopian and Scientific, on Marxists.org: http://www.marxists.org/archive/marx/works/1880/soc-utop/ch01.htm: "In 1816, he declares that politics is the science of production, and foretells the complete absorption of politics by economics. The knowledge that economic conditions are the basis of political institutions appears here only in embryo. Yet what is here already very plainly expressed is the idea of the future conversion of political rule over men into an administration of things and a direction of processes of production."
  16. «Karl Marx – Stanford Encyclopaedia of Philosophy». . First published Tue Aug 26, 2003; substantive revision Mon Jun 14, 2010. Accessed March 4, 2011.
  17. Barry Stewart Clark (1998). Political economy: a comparative approach. ABC-CLIO. pp. 57-59. ISBN 978-0-275-96370-5. Consultado el 7 de marzo de 2011. 
  18. Michel Bauwens (22 de marzo de 2014). «From the Communism of Capital to a Capital for the Commons». P2P Foundation. Consultado el 26 de octubre de 2014. 
  19. Ray Kurzweil (1 de febrero de 2012). Kurzweil: Technology Will Achieve the Goals of Communism (en inglés). FORA TV. 
  20. «"The CPSU's Tasks In Perfecting Socialism And Making A Gradual Transition To Communism"». Program of the CPSU, 27th Congress, 1986 – Part Two. Eurodos. 1998. Consultado el 4 de octubre de 2018. 
  21. Lenin, Vladimir (1917). The State and Revolution. p. 106. 
  22. Lenin, Vladímir Ulíanovich (1917). State and Revolution. V.: The Economic Basis of the Withering Away of the State. Consultado el 4 de octubre de 2018. 
  23. Jrushchov, Nikita (1963). Program of the Communist Party of the Soviet Union. With a special pref. to the American ed.. New York: International Publishers. Consultado el 4 de octubre de 2018. 
  24. «Program of the Communist Party of the Soviet Union». A New Edition. 1986. Consultado el 4 de octubre de 2018. 
  25. Consider Phlebas. Orbit. 1987. ISBN 978-0316005388. «He could not believe the ordinary people in the Culture really wanted the war, no matter how they had voted. They had their communist Utopia. They were soft and pampered and indulged, and the Contact section's evangelical materialism provided their consciencesalving good works. What more could they want?» 
  26. Walter, Damien (11 de octubre de 2012), Dear Ed Miliband … seek your future in post-scarcity SF, Guardian US 
  27. Parsons, Michael; Banks, Iain M. (16 de noviembre de 2012), Interview: Iain M Banks talks 'The Hydrogen Sonata' with Wired.co.uk, Wired UK, «It is my vision of what you do when you are in that post-scarcity society, you can completely indulge myself. The Culture has no unemployment problem, no one has to work, so all work is a form of play.» 
  28. Banks, Iain M. «A Few Notes on the Culture». Archivado desde el original el 22 de marzo de 2012. Consultado el 23 de noviembre de 2015.  Link is to an archived copy of the site that Banks linked to on his own website.
  29. Roberts, Jude; Banks, Iain M. (3 de noviembre de 2014), A Few Questions About the Culture: An Interview with Iain Banks, Strange Horizons, «This is not say that Libertarianism can't represent a progressive force, in the right circumstances, and I don't doubt there will be significant areas where I would agree with Libertarianism. But, really; which bit of not having private property, and the absence of money in the Culture novels, have these people missed?» 
  30. The Space Opera Renaissance. Orb Books. 10 de julio de 2007. p. 298. ISBN 978-0765306180. «Iain M. Banks and his brother-in-arms, Ken MacLeod, both take a Marxist line: Banks with his communist-bloc 'Culture' novels, and MacLeod with his 'hard-left libertarian' factions.» 
  31. Poole, Steven (8 de febrero de 2008), Culture clashes, The Guardian 
  32. Liptak, Andrew (19 de diciembre de 2014), Iain M. Banks’ Culture Novels, Kirkus Reviews 

Lectura adicional[editar]