Slinky (muelle)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Slinky de acero.

Un Slinky es un juguete consistente en un muelle helicoidal. Sus características (dimensiones, diámetro del hilo, diámetro del muelle, masa, módulo elástico, ...) permiten que ejecute movimientos curiosos como bajar escaleras, o progresar por un plano inclinado de forma automática a partir de una pequeña acción inicial.

Los modelos básicos son en acero o en colores, como un arcoíris, de modo que los tonos hagan más efecto al moverse el muelle. Su popularidad hizo que se incluyera en la lista del National Toy Hall of Fame.

Permite realizar numerosos tipos de experimentos caseros sobre la propagación de ondas longitudinales y transversales[1]

Historia[editar]

El Slinky fue inventado y desarrollado por el ingeniero naval estadounidense Richard T. James en 1943 y se demostró en los grandes almacenes Gimbels en Filadelfia en noviembre de 1945. El juguete fue un éxito, vendiendo todo su inventario de 400 unidades en noventa minutos. James y su esposa Betty formaron James Industries en Clifton Heights, Pensilvania para fabricar Slinky y varios juguetes relacionados, como Slinky Dog y Suzie, Slinky Worm. En 1960, la esposa de James, Betty James, se convirtió en presidenta de James Industries y, en 1964, trasladó la operación a Hollidaysburg, Pensilvania. En 1998, Betty James vendió la empresa a Poof Products, Inc.

El Slinky tenía un precio original de $ 1, pero muchos pagaron mucho más debido a los aumentos de precio del acero para resortes en todo el estado de Pensilvania; sin embargo, se ha mantenido a un precio modesto a lo largo de su historia como resultado de la preocupación de Betty James por la asequibilidad del juguete para los clientes pobres. El Slinky no se ha utilizado como juguete en la sala de juegos: ha aparecido en el aula como una herramienta de enseñanza, en tiempos de guerra, específicamente en la Guerra de Vietnam, como una antena de radio (portátil y extensible) y en experimentos de física con la NASA- La astronauta Margaret Rhea Seddon demostró el comportamiento del Slinky en gravedad cero durante una transmisión desde el transbordador espacial Discovery en 1985.[2]​ Fue incluido en el Salón Nacional de la Fama del Juguete en The Strong en Rochester, Nueva York, en 2000. En 2003, el Slinky fue incluido en la "Lista del siglo de los juguetes" de la Toy Industry Association.[3]​ En sus primeros 60 años, el Slinky vendió 300 millones de unidades.[4]

Creación[editar]

En 1943, Richard James, un ingeniero mecánico naval que trabajaba en los astilleros William Cramp & Sons en Filadelfia, estaba desarrollando resortes que podían soportar y estabilizar instrumentos sensibles a bordo de barcos en mares agitados. James accidentalmente golpeó uno de los resortes de un estante y vio como el resorte "daba un paso" en una serie de arcos hacia una pila de libros, una mesa y el piso, donde se volvía a enrollar sobre sí mismo y se puso de pie. La esposa de James, Betty, recordó más tarde: "Llegó a casa y dijo: 'Creo que si obtuviera la propiedad correcta de acero y la tensión adecuada, podría hacerlo caminar'". James experimentó con diferentes tipos de alambre de acero durante el año siguiente y finalmente encontró un resorte que caminaba. Betty tenía dudas al principio, pero cambió de opinión después de que el juguete fue ajustado y los niños del vecindario expresaron un gran interés en él.[5]​ Ella apodó el juguete Slinky (que significa "elegante"), después de encontrar la palabra en un diccionario, y decidir que la palabra describía acertadamente el sonido de un resorte de metal expandiéndose y colapsando.

Con un préstamo de USD $ 500, la pareja formó James Industries (originalmente James Spring & Wire Company), tenía 400 unidades Slinky fabricadas en un taller de máquinas local, envueltas a mano cada una en papel amarillo y a un precio de $ 1 la pieza. Cada uno tenía 7 cm de alto e incluía 98 bobinas de acero sueco azul-negro de alta calidad. Los James tuvieron dificultades para vender Slinky en tiendas de juguetes pero, en noviembre de 1945, se les concedió permiso para colocar en un plano inclinado en la sección de juguetes de los grandes almacenes Gimbels en Filadelfia para demostrar el juguete. Slinky fue un éxito, y las primeras 400 unidades se vendieron en noventa minutos. En 1946, Slinky se presentó en la American Toy Fair.

Desarrollos posteriores[editar]

Richard James abrió una tienda en Albany, Nueva York, después de desarrollar una máquina que podía producir un Slinky en segundos.[6]​ El juguete estaba empaquetado en una caja con letras negras y la publicidad saturaba Estados Unidos. James apareció a menudo en programas de televisión para promocionar a Slinky. En 1952, debutó el Slinky Dog. Otros juguetes Slinky introducidos en la década de 1950 incluyeron el tren Slinky Loco, el gusano Slinky Suzie y los Slinky Crazy Eyes, un par de gafas que usa Slinkys sobre los agujeros de los ojos unidos a globos oculares de plástico. James Industries obtuvo la licencia de la patente (US 2.415.012) a varios otros fabricantes, entre ellos Wilkening Mfg. Co. de Filadelfia y Toronto, que producían juguetes con resortes como Leap Frog de Mr. Wiggle y Cowboy de Mr. Wiggle. En sus primeros 2 años, James Industries vendió 100 millones de Slinkys (a $ 1 cada uno, eso sería el equivalente a $ 6 mil millones, ajustado por inflación, en ingresos brutos durante esos 5 años). [6]

En 1960, Richard James dejó la empresa después de que su esposa solicitó el divorcio y se convirtió en misionero evangélico en Bolivia con Wycliffe Bible Translators. Betty James dirigió la empresa, hizo malabares con los acreedores y en 1964 trasladó la empresa a Hollidaysburg, Pensilvania. Richard James murió en 1974. La compañía y su línea de productos se expandieron bajo el liderazgo de Betty James.[6]​ En 1995, explicó el éxito del juguete a Associated Press diciendo: "Es la simplicidad".

Betty James insistió en mantener asequible el Slinky original. En 1996, cuando el precio osciló entre 1,89 y 2,69 dólares, le dijo a The New York Times: "Hay tantos niños que no pueden tener juguetes caros y siento una verdadera obligación con ellos. Me horroriza cuando voy de compras navideñas y me cuesta 60 dólares a $ 80 por un juguete no es nada". En 2008, Slinkys costaba entre $ 4 y $ 5 y Slinky Dogs alrededor de $ 20.

En 1998, James Industries se vendió a Poof Products, Inc. de Plymouth, Michigan, un fabricante de pelotas deportivas de espuma.[6]​ Slinky continuó la producción en Hollidaysburg. [6]​ En 2003, James Industries se fusionó con Poof Products, Inc., para crear Poof-Slinky, Inc.

Betty James murió de insuficiencia cardíaca congestiva en noviembre de 2008, a los 90 años, después de haber sido presidenta de James Industries de 1960 a 1998. Se han vendido más de 300 millones de Slinkys entre 1945 y 2005, y el Slinky sigue siendo un éxito de ventas.[6]

Referencias[editar]

  1. F. S. Crawford. Ondas. Berkeley physics course - volumen 3. Ed. Reverté
  2. «Toy Industry Association Announces Its 'Century of Toys List'». Toy Industry Association. 20 de enero de 2003. Archivado desde el original el 1 de abril de 2003. 
  3. «Toy Industry Association Announces Its 'Century of Toys List'». Toy Industry Association. 20 de enero de 2003. Archivado desde el original el 1 de abril de 2003. 
  4. Fabry, Merrill (27 de noviembre de 2015). «How the Slinky Sprang Into Stores 70 Years Ago». Time. Consultado el 3 de enero de 2018. 
  5. Rich, Mark (2005). Warman's 101 Greatest Baby Boomer Toys. Iola, Wisconsin: KP Books. pp. 58–59. ISBN 0-89689-220-4.
  6. a b c d e f Walsh, Tim (2005). Timeless Toys: Classic Toys and the Playmakers Who Created Them. Andrews McMeel Publishing. pp. 62–65. ISBN 978-0-7407-5571-2.

Vídeos[editar]