Sitio de Pilsen

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Sitio de Pilsen
Parte de Guerra de los Treinta Años
Siege of Pilsen.jpg
El asedio de Pilsen por Matthäus Merian
Fecha 21 de noviembre de 1618
Lugar Pilsen
Coordenadas 49°44′51″N 13°22′39″E / 49.7475, 13.3776Coordenadas: 49°44′51″N 13°22′39″E / 49.7475, 13.3776
Resultado Victoria bohemia
Cambios territoriales Pilsen, Bohemia
Beligerantes
Sacro Imperio Romano Germánico Sacro Imperio Romano Germánico Flag of Bohemia.svg Bohemia protestante
Bandera de ? Electorado del Palatinado
Comandantes
Sacro Imperio Romano GermánicoCarlos, Conde de Bucquoy
Torcuato Conti
Ernst von Mansfeld

El sitio de Pilsen (o Plzeň ) o batalla de Pilsen fue un asedio de la ciudad fortificada de Pilsen —en checo: Plzeň— en Bohemia llevada a cabo por las fuerzas de los protestantes bohemios dirigidas por Ernesto de Mansfeld. Fue la primera gran batalla de la Guerra de los Treinta Años. La victoria protestante y la posterior captura de la ciudad agrandó la revuelta de Bohemia.

Antecedentes[editar]

El 23 de mayo de 1618 los nobles protestantes derrocaron el gobierno del rey Fernando II y arrojaron a los gobernadores católicos de Bohemia desde su oficina en el castillo de Praga en la Defenestración de Praga. El nuevo gobierno formado por la nobleza protestante le dio a Ernst von Mansfeld el mando sobre todas sus fuerzas. Mientras tanto, los nobles y sacerdotes católicos comenzaron a huir del país. Algunos de los monasterios, así como los feudos no fortificados fueron evacuados y los refugiados católicos se dirigieron a la ciudad de Pilsen, donde pensaron que se podía organizar una defensa exitosa. La ciudad estaba bien preparada para un largo asedio, pero las defensas estaban mal dirigidas y los defensores carecían de suficiente pólvora para su artillería. Mansfeld decidió capturar la ciudad antes de que los católicos pudieran obtener apoyo del exterior.

El sitio[editar]

El 19 de septiembre de 1618, el ejército de Mansfeld llegó a las afueras de la ciudad. Los defensores bloquearon dos puertas de la ciudad y la tercera fue reforzada con guardias adicionales. El ejército protestante era demasiado débil para comenzar un asalto total al castillo por lo que Mansfeld decidió tomar la ciudad por hambre. El 2 de octubre llegó la artillería protestante, pero el calibre y el número de cañones eran pequeños y el bombardeo de las murallas de la ciudad tuvo poco efecto. El asedio continuó, con los protestantes recibiendo nuevos suministros y reclutas a diario, mientras que los defensores carecían de alimentos y municiones. Además, el pozo principal de la ciudad fue destruido y las reservas de agua potable pronto se agotaron.

Finalmente, el 21 de noviembre, consiguieron hacer brechas en las murallas y los soldados protestantes entraron en la ciudad. Después de varias horas de combate cuerpo a cuerpo, toda la ciudad estaba en manos de Mansfeld.

Consecuencias[editar]

Después de capturar la ciudad, Mansfeld exigió 120 000 florines oro como reparaciones de guerra y 47 000 florines adicionales para ahorrarle a la ciudad el coste de no quemarla. Entre ambas ambas exigencias pasaron dos años. Sin embargo, pronto el Sacro Imperio Romano Germánico, liderado por Baviera , reunió fuerzas suficientes y cruzó la frontera con Bohemia, en dirección a Pilsen y Praga.

El recién elegido rey de Bohemia, Federico V del Palatinado, era consciente de la gran superioridad de las fuerzas enemigas y ordenó a su propio ejército reagruparse y atacar por separado a cada uno de los ejércitos que avanzaban. Sin embargo fue abandonado por la mayoría de sus aliados y sus ejércitos se dispersaron en los densos bosques entre Pilsen y Praga, lo que terminó en una derrota decisiva en la batalla de la Montaña Blanca.

Referencias[editar]