Sistema electoral del Perú

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Sistema Electoral del Perú»)
Saltar a: navegación, búsqueda

El Sistema Electoral es el nombre que da la Constitución política del Perú al conjunto de instituciones encargadas de la organización, planificación y ejecución de los distintos procesos electorales que se llevan a cabo en el país. Todas ellas tienen su sede en la capital, Lima.

Historia[editar]

1[editar]

En los principios los ratas eran mas ratas que a hora , inicios de la República, la tarea de organizar y llevar adelante las elecciones era una labor que se repartían tanto el Poder ejecutivo como el Poder Legislativo. Recién en los años 1930, con la creación del Jurado Nacional de Elecciones es que se tuvo un ente autónomo e independiente encargado de asumir las tareas electorales. De esa manera, este organismo asumió la labor de crear el padrón de todos los ciudadanos peruanos, otorgarles su cédula de identidad (denominada antiguamente Libreta Electoral), coordinar todas las necesidades logísticas antes, durante y después de los procesos eleccionarios y, finalmente, realizar el escrutino y proclamar los resultados. Asimismo tuvo facultades jurisdiccionales para resolver los asuntos contenciosos que sobre materia electoral se presentaban.

Con la promulgación de la Constitución de 1993 (aprobada por mayoría popular en consulta libre y democrática en el referéndum de 1993), el Jurado Nacional de Elecciones fue dividido en tres organismos distintos, formando así lo que actualmente se conoce como el Sistema Electoral.

Entidades que lo conforman[editar]

El Sistema Electoral está conformado por las siguientes entidades:

Dedicado a administrar e impartir justicia electoral y fiscalizar la legalidad de los procesos electorales.

Dedicada a organizar y ejecutar los procesos electorales, dictar disposiciones para mantener el orden y la protección de las personas durante elecciones.

Dedicado a preparar y actualizar el padrón electoral en coordinación con la ONPE. Este proceso se lleva a cabo cada 15 años

Véase también[editar]

Ley orgánica de elecciones[editar]

La ley orgánica de elecciones(LOE), esta facultada y respaldada por el Jurando Nacional de Elecciones(JNE), quien a traves de sus representantes tales como el presidente de JNE, Francisco Tabara Cordova, lo aplica a diario o a cada momento electoral; ya sea para las elecciones, observaciones o juicios de valor de un político.

El artículo 177 de la Constitución Política vigente determina un sistema tricéfalo, por lo que establece que conforman el sistema electoral peruano tres órganos: El Jurado Nacional de Elecciones JNE), la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) y el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (RENIEC).

I.El Jurado Nacional de Elecciones (JNE), que conforme lo establece su Ley Orgánica, es un organismo autónomo que cuenta con personería jurídica de derecho público siendo sus funciones más importantes:

-La fiscalización de los procesos electorales y de las consultas populares

-El mantenimiento y custodia del registro de organizaciones políticas

-Entre otras que dispone la Constitución y las leyes

II. La Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), tiene como función la de organizar los procesos electorales, de referéndum y otras consultas populares. Así mismo diseña la cédula de sufragio y suministra el material electoral que se utiliza en los procesos electorales. A diferencia del Jurado Nacional de Elecciones, que es un órgano colegiado, al frente de la ONPE se ubica un Jefe cuyo nombramiento recae sobre el Consejo Nacional de la Magistratura.

III. El Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (RENIEC), es un órgano técnico, que se encarga de la identificación de los ciudadanos, de extender el documento de identidad, entre otros. En puridad, su única participación en materia electoral consiste en elaborar y mantener actualizado el padrón electoral para que en épocas electorales lo proporcione al Jurado Nacional de Elecciones para su aprobación y utilización oficial en los procesos electorales y de consulta popular. <ref>[1]

diario peru 21

Propuesta de plan de trabajo (ONPE)[editar]

a.- FUNCIONES DE LA ONPE

De acuerdo a su Ley Orgánica, Artículo 5º, son funciones de la ONPE el:

a.     Organizar todos los procesos electorales, del referéndum y otras consultas populares.
b.      Diseñar la cédula de sufragio, actas electorales, formatos y todo otro material en general, de manera que se asegure el respeto de la voluntad del ciudadano en la realización de los procesos a su cargo.
c.      Planificar, preparar y ejecutar todas las acciones necesarias para el desarrollo de los procesos a su cargo en cumplimiento estricto de la normatividad vigente.
d.      Preparar y distribuir a las Oficinas Departamentales de Procesos Electorales el material necesario para el desarrollo de los procesos a su cargo.
e.      Brindar, desde el inicio del escrutinio, permanente información sobre el cómputo en las mesas de sufragio y Oficinas Descentralizadas de Procesos Electorales a nivel nacional.
f.     Dictar las instrucciones y disposiciones necesarias para el mantenimiento del orden y la protección de la libertad personal durante los comicios.
g.     Dictar las resoluciones y la reglamentación necesaria para su funcionamiento.
h.      Divulgar por todos los medios de publicidad que juzgue necesarios, los fines, proce-dimientos y formas del acto de la elección y de los procesos a su cargo en general.
i.      Garantizar al ciudadano el derecho al ejercicio del sufragio.
j.     Coordinar con el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil la elaboración de los padrones electorales.
k.      Recibir del Jurado Nacional de Elecciones los Padrones Electorales debidamente autorizados.
l.      Obtener los resultados de los procesos a su cargo y remitirlos a los Jurados Electorales.
m.     Recibir y remitir al Jurado Nacional de Elecciones la solicitud de inscripción de candidatos u opciones en procesos de ámbito nacional, para la expedición de credenciales, informando respecto del cumplimientote los requisitos formales exigidos.
n.      Revisar, aprobar y controlar los gastos que efectúen las Oficinas Descentralizadas a su cargo, de acuerdo con los respectivos presupuestos.
ñ.      Diseñar y ejecutar un programa de capacitación operativa dirigida a los miembros de mesa y ciudadanía en general, durante la ejecución de los procesos electorales.
o.      Evaluar las propuestas de ayuda técnica de los organismos extranjeros y concertar y dirigir la ejecución de los Proyectos acordados en los temas de su competencia.
p.      Establecer los mecanismos que permitan a los personeros de las organizaciones políticas y de los organismos de observación hacer el seguimiento de todas las actividades durante los procesos a su cargo.
q. Ejercer las demás atribuciones relacionadas con su competencia.”

Es relevante mencionar que en el Reglamento de Organización y Funciones de la ONPE se explicitan, también, como sus funciones el:

• Producir información especializada y sistemática; así como investigaciones aplicadas y organizar programas de especialización académica en materia electoral. • Brindar apoyo y asistencia técnica a los partidos políticos en el marco de lo dispuesto por la Ley de Partidos Políticos. • Asignar el financiamiento público a los partidos políticos. • Verificar y controlar la actividad económico-financiera de los partidos políticos. • Administrar el financiamiento público indirecto de los partidos políticos, en período electoral, y los espacios en radio y televisión para la difusión de sus propuestas y planteamientos durante período no electoral. • Sancionar a los partidos políticos que infrinjan las disposiciones sobre financiamiento establecidas en la Ley de Partidos Políticos. • Brindar apoyo y asistencia técnica en materia de su competencia a instituciones públicas, instituciones educativas, organizaciones sociales y otras afines, conforme a las normas legales vigentes y según disponibilidad.

En la sección 5 se realizará un análisis de las funciones asignadas a la ONPE y como las mismas pueden ayudar a determinar algunas tareas que harán parte del Plan de Trabajo a proponerse.

B.- ANALISIS ORGANIZACIONAL Y FUNCIONAL

Del análisis de la estructura orgánica de la ONPE se observa que ésta está constituida por catorce (14) órganos o dependencias o unidades permanentes y una (01) temporal, el Comité de Gerencia de Procesos Electorales. Desde el punto de vista de la teoría organizacional se sabe que toda organización debe usualmente contar con cinco o siete unidades de gestión sobre las cuales el administrador tenga mando, eso facilita um adecuado manejo. Ese número mágico es resultado de estudios realizados por investigadores de comportamiento organizacional quienes han determinado que el ser humano, normalmente, puede prestar atención hasta siete eventos. En la actualidad la teoría administrativa acepta que una estructura jerárquica pueda tener un mayor número de unidades, en casos que se justifique.

Resaltamos que los organigramas desde el punto de vista teórico representan la estructura de una organización, existiendo todo un marco conceptual que la sustenta. Así, las unidades de asesoría deben posicionarse en la parte superior derecha, las unidades de apoyo en la parte superior izquierda, las unidades de línea que no sean la parte operacional ni las unidades de contacto con los clientes deben ubicarse en la parte inferior izquierda, las operaciones que son el “core business” del negocio deben estar en la parte central y, finalmente, las unidades encargadas del relacionamiento con los clientes en la parte inferior derecha.

En el Plan Estratégico Institucional 2004-2006 se hacen una serie de importantes observaciones que merecen ser anotadas: • La ONPE capta recursos propios que provienen principalmente del pago de multas, llegando a un 80% de su presupuesto, • Lo accidentado de nuestra geografía, la dispersión de los centros poblados, la falta de vías de comunicación en algunas zonas, dificultan y encarecen las actividades relacionadas con la organización y ejecución de los procesos electorales, • Las migraciones temporales de los electores de las zonas rurales, las migraciones al exterior y el cambio de domicilio generan altos índices de ausentismo, • Los altos índices de analfabetismo y bajas tasas de escolaridad afectan al momento de emitir el voto durante el comicio electoral, • La tecnología informática de la institución presenta características poco uniformes, demandando inversión para su actualización (hardware y software), • Existen buenas relaciones con los actores políticos y sociedad civil, • La institución se encuentra en un proceso de consolidación, • La ONPE apoya el impulso del Estado en el proceso de descentralización y desconcentración • Existen imprecisiones, vacíos y contradicciones en la Legislación Electoral vigente.

El presente documento no pretende hacer un diagnostico organizacional exhaustivo, pues, evidentemente, no poseemos toda la información que sea relevante, sino pretende solamente levantar algunas cuestiones que en nuestra opinión motivarían la realización de un diagnostico organizacional más detallado.

Con relación a cual es la naturaleza de la ONPE, del análisis de su Ley Orgánica, de la Ley de Partidos Políticos y de su ROF se determinó que ésta tiene dos objetivos principales: • La organización de procesos electorales • La supervisión de los fondos partidarios de las organizaciones políticas.

La primera tiene su origen en la Constitución Política de 1993 y en su Ley Orgánica, mientras la segunda se origina con la dación de la Ley de Partidos Políticos. Esos dos objetivos principales son la razón de ser de la ONPE constituyéndose en el “core business” de la organización. En tal sentido, todas sus funciones deben estar orientadas a apoyar y soportar la concretización de esos dos objetivos con éxito. Vale anotar, que un análisis de los últimos procesos electorales nos indica que todo el proceso en sí, incluido el desarrollo de los programas de conteo fueros realizados a través de terceros (outsourcing). En tal sentido, se entendería que la ONPE estuvo centrada en preparar licitaciones o concursos públicos para seleccionar empresas encargadas de proveer formatos, software y personal especializado.

Definidos los objetivos principales y conocidos las funciones actuales de la ONPE, el siguiente paso es determinar que tareas específicas pueden ser necesarias para satisfacer esos objetivos. En la sección 6 se detallará la propuesta de un conjunto mínimo de tareas que pueden ser implementadas en la ONPE a la luz de la información recabada en su site de la Internet.

C.- PROPUESTAS PARA LA ONPE

En la sección precedente se ha realizado un somero diagnostico organizacional con el objetivo de definir el conjunto de tareas que se podrían implementar en la ONPE con vista a atender sus dos objetivos principales, las mismas se encuadran en el marco funcional de la institución.

Entre las tareas o proyectos que consideramos pertinente deben ejecutarse tenemos:

a) Diagnostico Organizacional Esta tarea incluye un análisis situacional de la ONPE en donde se evaluará si la actual estructura organizacional satisface sus requerimientos mínimos. El estudio deberá incluir una evaluación del nivel de cumplimiento de la misión de la ONPE y de su funcionamiento con la actual estructura organizacional y sistemas administrativos; la determinación de sus fortalezas y debilidades tanto a nivel global como en cada una de sus unidades; y el planteamiento de una estructura organizacional estándar a mediano y largo plazo. Este diagnostico se justifica pues se ha observado que su Presupuesto Analítico de Personal tiene 104 plazas presupuestadas, mas el total d plazas propuesto por la actual administración asciende a 213, habiendo, por tanto, 109 plazas no presupuestadas.

b) Diagnostico de las Tecnologías de la Información utilizadas Incluye el análisis situacional de las actuales tecnologías utilizadas por la ONPE, de las tecnologías vigentes en el mercado, dando énfasis a las tecnologías de la información aplicadas en la operacionalización de procesos electorales, principalmente en lo que respecta al voto electrónico. Este diagnostico permitirá definir la demanda futura de necesidades tecnológicas en un alineamiento con la misión y objetivos estratégicos de la institución. Este diagnostico se justifica porque hemos observado que en el Plan Estratégico Institucional 2004-2006 se menciona que la tecnología de la institución presenta características poco uniformes.

c) Creación de un Sistema de Gestión del Conocimiento en temas de procesos electorales Es pertinente que la ONPE desarrolle un Sistema de Gestión del Conocimiento con el propósito de tener una herramienta que ayude a la mejor gestión de la información con un alto valor estratégico. Hacemos notar que el desarrollo de este tipo de aplicaciones envuelve la aplicación de tecnología de punta, principalmente, en lo referente a la Web Semántica y el uso de Ontologías y Agentes de Software. Este sistema también debe de permitir monitorear el crecimiento demográfico de votantes en las diferentes circunscripciones electorales, pues se ha observado por denuncias publicadas en diversos medios de comunicación que existen pequeños distritos con un volumen de votantes que no se ajusta a su tamaño. Se utilizará herramientas GIS (Geographic Information System) para implementar el denominado modulo de Sistema de Información Geográfico-Demográfico Electoral.

d) Difusión de la Importancia de los Procesos Electorales en toda organización civil Es menester que la ONPE establezca una amplia difusión de sus fortalezas en la preparación de procesos electorales limpios y transparentes, difundiendo las ventajas del sistema democrático y motivando la creación de una cultura nacional que la valore.

e) Propugnar que la Implementación del Comité Permanente del Sistema Electoral Peruano Este debe estar conformado por los organismos miembros del Sistema Electoral tal como definido por la Constitución Política de la República. Esta es una tarea de suma importancia y de naturaleza crítica pues es claro entender que la organización de un proceso electoral no se circunscribe al proceso en sí, sino que este es un proceso que comienza con las elecciones internas que deben realizarse en todas las organizaciones políticas, el análisis de la tasa de crecimiento de la población electoral en cada una de las circunscripciones, la educación y concientización de la ciudadanía en la importancia de saber elegir adecuadamente a sus representantes, la capacitación para que los miembros de mesa ejecuten de forma responsable la función asignada y la fiscalización de los recursos utilizados por las organizaciones políticas.

f) Creación de Programas de Educación Continua formales en Sistemas de Procesos Electorales y de Capacitación y Entrenamiento para los ciudadanos en general. Esta tarea no sólo se circunscribe en el nivel interno sino que alcanza a la participación ciudadana en general. Resaltamos que la ONPE ha realizado cursos en el nivel de Post Grado conjuntamente con la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, consideramos que este tipo de actividades deben de continuar en el futuro. Por otro lado, en lo que respecta a la Capacitación y Entrenamiento si bien es cierto dentro de la Programación de Actividades de la ONPE ésta ya existe, pues se han organizado diversos eventos a nivel nacional, el mismo debería ampliarse a todo tipo de organización civil, involucrando no sólo a los ciudadanos en edad de sufragar sino principalmente en los educandos de primaria y secundaria. Recalcamos que el dictado de Seminarios y Talleres debe abarcar a las diversas instituciones de la Sociedad Civil como, por ejemplo, Colegios Profesionales, Clubs, entre otros.

g) Fortalecimiento Institucional Es evidente que los países emergentes como es el caso del Perú tienen múltiples problemas como resultado de su incipiente desarrollo socio-económico, esto lleva indudablemente a que sus instituciones, muchas de ellas relativamente nuevas, precisen de un reforzamiento en su cultura organizacional con el objetivo de hacerlas más sólidas e independientes. Consideramos que esto es todavía más critico en el caso de una institución como la ONPE, dedicada a la organización de procesos electorales, pues las misma necesita no solo ser eficiente y eficaz sino también construir y mantener una credibilidad en la sociedad para que el resultado de su labor no sea cuestionada. Esta tarea debe incluir en particular el fortalecimiento del área de fiscalización de los recursos asignados a las organizaciones políticas, función asignada a la institución de acuerdo a la Ley de Partidos Políticos.