Sintel

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Sistemas de Instalaciones de Telecomunicaciones, S.A., conocida como Sintel, fue una empresa española especializada en el montaje de sistemas de telefonía, fundada en 1975 como sociedad anónima subsidiaria al 100% del grupo de empresas de Telefónica, entonces de gestión pública, y cuyas actividades llegaron a generar una facturación de 62 000 millones de pesetas anuales y a contar con una plantilla de cerca de 4 000 personas, con filiales que se extendían por España, América Latina, norte de África y Sudáfrica.

Dentro del contexto de la política de reformas económicas y de privatizaciones del sector industrial público español emprendida en los años 1990, fue vendida en 1996 a la empresa MasTec, una empresa privada participada por la familia Mas Canosa, una controvertida familia del exilio cubano y afincada en Miami. Esta polémica operación, fue seguida por un deterioro económico de la empresa cuyo origen, según los sindicatos, estaría en graves irregularidades por parte de los dueños y directivos así como en la actitud de la dirección de Telefónica. El incremento de la conflictividad laboral desembocó en la suspensión de la actividad de la empresa en la primavera del 2000, tras el impago de las nóminas mensuales y la presentación de un ERE afectando a cerca de 900 empleados.

El “efecto Iguazú"[editar]

Estas circunstancias y la resolución de sindicatos y trabajadores en dar a conocerlas lograron un eco mediático suficiente para repercutir en la opinión pública, el conocido como caso Sintel, especialmente tras realizar acciones inusuales como la ocupación durante 187 días del madrileño Paseo de la Castellana, una de las principales vías de la ciudad, con el llamado “Campamento de la Esperanza”.

El conflicto social forzó finalmente la intervención en 2001 del Gobierno, presidido por José María Aznar, a instancias de una resolución presentada por Izquierda Unida y aprobada unánimemente por el Parlamento Español, que alcanzó tras negociaciones de varios meses un acuerdo con los representantes que contemplaba indemnización económica y la oferta de recolocación de varios cientos de empleados en otras empresas de Telefónica.

El documental El efecto Iguazú, dirigido por Pere Joan Ventura y con música de Manu Chao, que describe la experiencia de la lucha de los trabajadores por dar a conocer su situación fue galardonado con un premio Goya en 2003. Por su parte, el director Paul Adolfo Dufour reflexiona sobre el caso y hace un llamado a no olvidar "esta lucha" en su documental titulado 'Nosotros' Primer Premio mejor película documental, Tiempo de Historia. Seminci 2012 .

Notas y referencias[editar]

Enlaces externos[editar]