Simbología de la Comunidad Valenciana

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Escudo en el pórtico de las Torres de Serranos.

Los principales símbolos oficiales de la Comunidad Valenciana están recogidos por la Ley 9/1984, del Gobierno Valenciano, de 4 de diciembre. Por otra parte, existen elementos que por su tradición histórica, o por su uso en otros niveles diferentes del oficial, también forman parte de la simbología valenciana.

Símbolos oficiales[editar]

Bajada de la Real Señera desde el Ayuntamiento de Valencia, para la procesión cívica del Día de la Comunidad Valenciana.

Los símbolos de la Comunidad Valenciana quedan recogidos en el Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana y en la ley 8/1984 de la Generalidad Valenciana de 4 de diciembre, por la que se regulan los símbolos de la Comunidad Valenciana y su utilización.[1] [2]

La bandera de la Comunidad Valenciana, llamada también Real Señera, Señera Coronada, o Señera tricolor, está descrita en el artículo 4º del Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana y en el artículo 2º de la ley 8/1984. De este modo, la Senñera coronada, queda establecida de la siguiente manera: «La Bandera de la Comunidad Valenciana es la tradicional "Señera" compuesta por cuatro barras rojas sobre fondo amarillo, coronadas sobre franja azul junto al asta.»

El emblema o escudo de la Comunidad Valenciana se constituye con la heráldica del Rey Pedro el Ceremonioso, representativa del histórico Reino de Valencia. La versión actual vigente se describe en el artículo 6º de la ley 8/1984: «Escudo inclinado hacia la derecha, de oro, con cuatro palos de gules. Por timbre yelmo de plata coronado; mantelete que cuelga en azur, con una cruz paté curvilínea y fijada con punta aguzada de plata, forrado de gules; por cimera, un dragón naciente de oro, alado, linguado de gules y dentado de plata.»

El himno de la Comunidad Valenciana se escribió para la Exposición Regional Valenciana de 1909, aunque varios años después los alcaldes de los ayuntamientos de Castellón de la Plana, Valencia y Alicante decidieron que aquel himno se convirtiera en el himno del Reino de Valencia, aprobándose su designación en mayo de 1925. La música del himno es del maestro José Serrano y letra de Maximiliano Thous Orts. Tanto la música como la letra están reguladas mediante el artículo 3º de la ley 8/1984, el cual dispone que en los actos solemnes que se celebren en el territorio de la Comunidad Valenciana, el himno oficial será interpretado conjuntamente con el himno nacional, precediéndolo en el orden de interpretación.

El 9 de octubre es el Día de la Comunidad Valenciana, una celebración institucional contemporánea que tiene su origen en el año 1976, cuando el Plenario de Parlamentarios del País Valenciano proclamó para esa fecha el Día Nacional del País Valenciano. El 9 de octubre es una fecha clave de la historia valenciana, ya que se conmemora la conquista de Valencia por el rey Jaime I en 1238 y la formación del Reino de Valencia.

Otros símbolos[editar]

Heráldica[editar]

Drac alat en un edificio de Valencia.

El animal heráldico más extendido en el territorio es el drac alat (dragón alado), presente en el escudo de Pedro el Ceremonioso, actual emblema oficial de la Generalitat, así como en varias esculturas y pinturas en fachadas de Valencia y otras ciudades. Representa al dragón alado de San Jorge, patrón de la Corona de Aragón, y del que se conservan figuras dragonadas metálicas en dos cascos usados por diferentes reyes.

El murciélago, por otra parte, representado con las alas extendidas y de frente (rat-penat), es también un animal heráldico particularmente venerado en la capital y sus alrededores, por su representación desde 1503 en el escudo de la ciudad, así como en insignias de otras entidades. Un sector de la historiografía considera que se trata de una evolución del dragón alado de San Jorge. Aunque el murciélago también se incorporará a partir del siglo XVI a los escudos de las ciudades de Barcelona (hasta comienzos del siglo XX) y Palma de Mallorca (aún en la actualidad), en la ciudad de Valencia se siente comúnmente como uno de sus más importantes símbolos privativos. Tanto el murciélago como el dragón son motivo de diversos mitos y leyendas populares valencianos.

Vexilología[editar]

Senyera de Morvedre del s. XVI que se conserva en el Ayto. de Sagunto.

En cuanto a los símbolos vexilológicos o banderas, diversas localidades valencianas tienen como bandera municipal la señera del rey de la Corona de Aragón, sobre la que se basa la bandera oficial de la Comunidad Valenciana (al igual que otras autonomías integrantes de aquella Corona). En la mayoría de dichos municipios, su uso se extiende a un nivel popular, particularmente en sus respectivas tradiciones y fiestas locales. Algunas de dichas banderas municipales, por otra parte, se tratan de una variación, la senyera abocellada (señera abocelada), basada en el Pendón de la Conquista, portado por el rey Jaime I a la capital en 1238, o la bandera real donada por el rey Martín el Humano al Gremio de Fabricantes de Trapos de Valencia en el año 1404.

Música[editar]

La música de la muixeranga, que se interpreta en la localidad de Algemesí durante sus fiestas mayores, es considerada por algunos como un himno valenciano alternativo de carácter popular. Por último, existe una variación del himno oficial valenciano ligeramente diferente en el que se cambia la frase de "Per a ofrenar noves glòries a Espanya" por el de "Tots baix els plecs de la nostra Senyera".

Turismo[editar]

En los años 80 del siglo XX, ya recuperado el autogobierno con el Estatuto de Autonomía, el gobierno socialista del la Comunidad Valenciana creo una imagen de marca para que representara al sector turístico de la comunidad. El logo creado simbolizaba una palmera, la cual estaba coloreada con los tres colores de la bandera autonómica (amarillo, rojo y azul). En un primer momento este logo se acompañaba por la palabra mediterránea, pero con la llegada al poder del primer gobierno popular, se decidió cambiar este término por el de "Comunitat Valenciana", ya que consideraban que el anterior denominador no representaba únicamente a la comunidad.

Referencias[editar]