Siete agravios

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Los Siete agravios (en manchú: ᠨᠠᡩᠠᠨ ᡴᠣᡵᠣ nadan koro, en chino 七大恨 y en pinyin Qī Dà Hèn), fue un manifiesto anunciado por Nurhaci, khan del Later Jin, en el decimotercer día del cuarto mes lunar del tercer año de la era de Tianming , en chino 天命; 7 de mayo de 1618.[1]​ Efectivamente declaró la guerra contra la dinastía Ming.

Los siete agravios son:[2]

  1. Los Ming mataron sin razón alguna al padre de Nurhaci y al abuelo;
  2. Los Ming suprimieron a los Jurchens de Jianzhou y favorecieron a los clanes Yehe Nara y Hada;
  3. Los Ming violaron el acuerdo de territorios que tenían hecho con Nurhaci;
  4. Los Ming enviaron tropas para proteger a Yehe contra los Jianzhou;
  5. Los Ming apoyaron a Yehe para romper las promesas hechas a Nurhaci;
  6. Los Ming forzaron a Nurhaci a ceder las tierras de Chaihe, Sancha y Fuan;
  7. El oficial de los Ming, Shang Bozhi, abusó de su poder y pasó por encima del pueblo.

Después del anuncio de los «Siete Agravios»", comenzó el ataque a Fushun. Los desertores Han jugaron un papel muy importante en la conquista de China por la dinastía Qing. A los generales chinos Han que desertaron a los manchúes, a menudo les daba mujeres de la familia imperial Aisin Gioro en matrimonio mientras que a los soldados ordinarios que desertaron a menudo les daban mujeres manchúes que no eran de estirpe real como esposas. El líder manchú Nurhaci casó a una de sus nietas con el general Ming Li Yongfang 李永芳 después de que se rindiera Fushun en Liaoning a los manchúes en 1618.[3][4]​ La descendencia de Li recibió el título de "Vizcondado de Tercera Clase" (en chino, 三等子爵; pinyin, sān děng zǐjué).[5]​ En represalia, un año después, una fuerza punitiva Ming de unos 100 000 hombres, que incluía tropas de Corea y Yehe, se acercó a los manchúes de Nurhaci por cuatro rutas diferentes. Los manchúes obtuvieron sucesivas victorias, siendo la más decisiva la batalla de Sarhu en la que Nurhaci derrotó a la dinastía Ming y a las tropas coreanas, que eran muy superiores en número y armamento.

La dinastía Ming estaba cansada por una combinación de luchas internas y el constante acoso de los manchúes. El 26 de mayo de 1644, Pekín cayó ante un ejército campesino rebelde dirigido por Li Zicheng. Durante el tumulto, el último emperador Ming se colgó de un árbol en el jardín imperial en las afueras de la Ciudad Prohibida. Los manchúes entonces se aliaron con el general Ming Wu Sangui y tomaron el control de Beijing y derrocaron a la efímera dinastía Shun de Li Zicheng, estableciendo el gobierno de la dinastía Qi

Referencias[editar]

  1. «中央研究院 兩千年中西曆轉換». 
  2. «Seven Grievances». culture-china.com. Consultado el 14 de diciembre de 2008. 
  3. Anne Walthall (2008). Servants of the Dynasty: Palace Women in World History. University of California Press. pp. 148-. ISBN 978-0-520-25444-2.  Frederic Wakeman (1 January 1977). Fall of Imperial China. Simon and Schuster. pp. 79-. ISBN 978-0-02-933680-9.  Kenneth M. Swope (23 January 2014). The Military Collapse of China's Ming Dynasty, 1618-44. Routledge. pp. 13-. ISBN 978-1-134-46209-4.  Frederic E. Wakeman (1985). The Great Enterprise: The Manchu Reconstruction of Imperial Order in Seventeenth-century China. University of California Press. pp. 61-. ISBN 978-0-520-04804-1.  Mark C. Elliott (2001). The Manchu Way: The Eight Banners and Ethnic Identity in Late Imperial China. Stanford University Press. pp. 76-. ISBN 978-0-8047-4684-7. 
  4. http://www.lishiquwen.com/news/7356.html «Archived copy». Archivado desde el original el 7 de octubre de 2016. Consultado el 30 de junio de 2016.  http://www.75800.com.cn/lx2/pAjRqK/9N6KahmKbgWLa1mRb1iyc_.html https://read01.com/aP055D.html
  5. Evelyn S. Rawski (15 November 1998). Los Últimos Emperadores: A Social History of Qing Imperial Institutions. University of California Press. pp. org/details/lastemperororssoc00raws/page/72 72-. ISBN 978-0-520-92679-0.