Shitao

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
shitao
Shitao-autoportrait.jpg
Información personal
Nacimiento 1642 o 1630 Ver y modificar los datos en Wikidata
Guilin (República Popular China) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 1707 Ver y modificar los datos en Wikidata
Yangzhou (República Popular China) Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Budismo Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padre Zhu Hengjia Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Alumno de Bada Shanren Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Pintor y poeta Ver y modificar los datos en Wikidata
Seudónimo Jüan-ťi, Kchu-kua che-šang, Čchao-ťi y Š-tchao Ver y modificar los datos en Wikidata
Género Pintura del paisaje Ver y modificar los datos en Wikidata

Shitao, Yuanji Shih T'ao (石涛 pinyin: Shi Tao) cuyo nombre real es Ruoji Zhu (1642 - 1707) fue un pintor y calígrafo chino.

Biografía[editar]

Nacido en Quanzhou, provincia de Guangxi. Shitao tenía sangre real, ya que su familia descendía del hermano mayor de Zhu Yuanzhang, fundador de la dinastía Ming de China. Shitao, tuvo que huir al instaurarse la dinastía Qing de origen manchú, cuando tan solo era un niño. Salvó su vida con la ayuda de unos sirvientes de la familia. Desde entonces creció en el anonimato. Para sobrevivir, vivió refugiado en varios monasterios.

Su primer maestro es Chen Yidao (1647-1661), con quien realiza su primer álbum de pintura en 1655 con el título: Cincuenta y seis pinturas de orquídeas. Con Lü´an Benyue (-1676) , maestro budista del emperador Shunzhi, comprende que el viaje es necesario para su aprendizaje. En su madurez obtuvo el reconocimiento y fue protegido por mecenas vinculados a la dinastía ming, abandonando la vida monástica.[1]​ En 1693 dejó por tanto de ser monje y se dedicó de lleno a la pintura.[2]

Tuvo varios sobrenombres, entre los cuales, los más conocidos son el Viejo de Qingxiang, el Discípulo de la Gran Pureza, el Monje Calabaza Amarga o el Venerable Ciego.[2]

Shitao siguió las enseñanzas del zen pero también cultivó los pensamientos de Lao-tse y de Chuang-tzy. Sobre todo en su edad avanzada tuvo ocasión de ser un fiel del Taoísmo.

Arte[editar]

Shitao es uno de los pintores individualistas más famosos de los primeros años de la dinastía Qing. El arte que creó fue revolucionario en su transgresión de las técnicas y estilos rígidamente codificados que dictaban lo que se consideraba bello. La imitación se valoraba más que la innovación, y aunque Shitao estaba claramente influenciado por sus predecesores (concretamente Ni Zan y Li Yong), su arte rompe con el de ellos de varias formas nuevas y fascinantes.

Sus innovaciones formales en la representación incluyen la atención al acto de pintar en sí mismo mediante el uso de lavados y pinceladas audaces e impresionistas, así como un interés en la perspectiva subjetiva y el uso del espacio negativo o blanco para sugerir la distancia. Las innovaciones estilísticas de Shi Tao son difíciles de situar en el contexto de la época. En un colofón fechado en 1686, Shitao escribió: "En pintura, están las escuelas del Sur y del Norte, y en caligrafía, los métodos de los Dos Wang (Wang Xizhi y su hijo Wang Xianzhi). Zhang Rong (443-497) comentó en una ocasión: "No lamento no compartir los métodos de los Dos Wang, sino que los Dos Wang no compartieron mis métodos". Si alguien me pregunta si yo [Shitao] sigo la Escuela del Sur o la del Norte, o si alguna de las dos escuelas me sigue a mí, me aguanto la risa y respondo: '¡Yo siempre uso mi propio método!'"[3][4]

Shitao escribió varias obras teóricas, entre ellas Dichos sobre la pintura del monje calabaza amarga (Kugua Heshang). Insistió repetidamente en el uso de la "pincelada única" o la "línea primordial" como raíz de toda su pintura. Utiliza esta idea en las finas y sinuosas líneas de su pintura. Las grandes áreas en blanco de su obra también sirven para distinguir su estilo único.[5]​ Otros escritos importantes son el ensayo Huayu Lu (Ronda de discusiones sobre la pintura), donde repite y aclara estas ideas, y también compara la poesía con la pintura. Su objetivo era utilizar la pintura para transmitir el mensaje del Budismo Chan sin el uso de palabras.[6]

La poesía y la caligrafía que acompañan a sus paisajes son tan bellas, irreverentes y vívidas como las pinturas que complementan. Sus cuadros ejemplifican las contradicciones y tensiones internas del literati o artista erudito-aficionado, y han sido interpretados como una invectiva contra la canonización histórico-artística.

10.000 manchas de tinta feas[editar]

Las 10.000 feas manchas de tinta son un ejemplo perfecto de los principios estéticos subversivos e irónicos de Shitao. Esta obra, con una percepción única, desafía los estándares de belleza aceptados. A medida que el paisaje cuidadosamente pintado degenera en salpicaduras al estilo de Pollock, el espectador se ve obligado a reconocer que la pintura no es transparente (inmediata, en el sentido más literal, es decir, sin medios) de la forma en que pretende ser inicialmente. Por el mero hecho de ser tildados de "feos", los puntos de tinta comienzan a adquirir una especie de belleza abstracta.

Reminiscencias de Qinhuai[editar]

Las Reminiscencias de Qinhuai son otro de los cuadros únicos de Shitao. Como muchas de las pinturas de finales de la dinastía Ming y principios de la soberanía de Manchuria, trata del lugar del hombre en la naturaleza. Sin embargo, a primera vista, el pico escarpado de este cuadro parece algo distorsionado. Lo que hace que este cuadro sea único es que parece representar la montaña inclinándose. Un monje permanece plácidamente en una barca que flota a lo largo del río Qin-Huai, mirando con admiración al gigante de piedra que hace una genuflexión. La economía del respeto que circula entre el hombre y la naturaleza se explora aquí con un estilo sofisticado que recuerda al surrealismo o al realismo mágico, y que roza el absurdo. El propio Shitao había visitado el río y la región circundante en la década de 1680, pero se desconoce si el álbum que contiene este cuadro representa lugares concretos. La propia representación es la única forma de comunicar el sentimiento de respeto mutuo que Shitao representa en este cuadro; el tema de una montaña personificada simplemente desafía cualquier cosa más sencilla. Shitao también pintó otras "reminiscencias" en este estilo, incluyendo "Reminiscencias de Nanjing", que reforzaron su legado.

Obra[editar]

Por su talento como pintor e investigador de la teoría del arte, Shitao ocupa un lugar muy importante en la historia artística de China. Uno de los principios básicos del pensamiento de Shitao es trazo único de pincel. El estilo de Shitao revolucionó la pintura china, rompiendo con los estilos tradicionales y el estilo de la época.[7]

Sus obras responden a títulos relacionados con la pintura de paisaje, la naturaleza y los cambios estacionales que son los temas principales de este autor: Cabeza de col, Brotes de orquídeas, Dos flores en conversación, Ciruelo en flor, Bambú y roca, A la espera de la primavera, Arroyo en invierno, Escuchando el ruido del agua...[1]

Tratado de pintura del monje Calabaza- amarga.[editar]

Es el autor del Discurso acerca de la pintura del monje Calabaza- amarga. También conocido como Tratado o Palabras sobre pintura. En él quiere trasmitir su conocimiento a otros pintores con un carácter reflexivo y poético. Aborda problemas técnicos, de aptitud espiritual y de aprendizaje. Su gran aportación es la noción del Trazo único del pincel que explica la realidad espiritual del taoísmo. No puede ser corregido y muestra la habilidad del maestro. La pintura emana del corazón.[1]

Shitao - Reminiscences of Qinhuai River - 1966.31.6 - Cleveland Museum of Art.tiff

Shitao resalta la importancia del pensamiento del "autor" como creador individual de la pintura. La expresión «pincelada única» 一畫 se refiere a "un trazo de pincel", la forma más elemental de la caligrafía y la pintura.

Referencias[editar]

  1. a b c Huidobro, María del Mar Navarro (2015). La pintura de paisaje en las tradiciones taoísta y budista zen: el flujo de la vida, la figura humana como elemento natural. Universidad Complutense de Madrid. Consultado el 26 de noviembre de 2019. 
  2. a b Yang, Lun (2015). «Pensamiento de la pintura paisajística china: hacia una estética filosófica de lo fluido y lo inmaterial». Universidad de Salamanca. Consultado el 26 de noviembre de 2019. 
  3. Hay, 2001, pp. 243, 250
  4. Parafraseado. El colofón se añadió a un pergamino colgante de 1667 del Huang Shan.
  5. {Cite book|last=Gardner, Helen, 1878-1946.|title=Gardner's art through the ages|date=2005|publisher=Thomson/Wadsworth|others=Kleiner, Fred S., Mamiya, Christin J.|isbn=0-15-505090-7|edición=12ª|ubicación=Belmont, CA|oclc=54830091}}
  6. «Shitao | Pintor chino». Encyclopædia Britannica (en inglés). Consultado el 25 de marzo de 2020. 
  7. Sánchez Pérez, Mª Dolores (2012). «Poesía- pintura. La metáfora de las relaciones entre artes». Universidad de Granada. Consultado el 26 de noviembre de 2019.