Shelly-Ann Fraser-Pryce

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Shelly-Ann Fraser-Pryce
Olympic rings.svg Medallista olímpica Olympic rings.svg
Shelly-Ann Fraser-Pryce.png
Datos personales
Nacimiento Kingston, Jamaica
27 de diciembre de 1986 (34 años)
Nacionalidad(es) Bandera de Jamaica Jamaicana
Altura 1,52 m (5 0 )
Peso 57 kg (125 lb)
Pareja Jason Pryce
Carrera deportiva
Deporte Atletismo
Club profesional
Debut deportivo 2008
Marca 60 m 6,98 s (2014)
Marca 100 m 10,60 s (2021)
Marca 200 m 21,79 s (2021)
Página web oficial

Shelly-Ann Fraser-Pryce (Kingston, Jamaica, 27 de diciembre de 1986)[1]​ es una atleta jamaicana especialista en 100 metros, prueba en la que ha logrado ser dos veces campeona olímpica en Pekín 2008 y Londres 2012 y cuatro veces campeona mundial Berlín 2009, Moscú 2013, Pekín 2015 y Doha 2019. En lo 200 metros a logrado ser medalla de plata en los juegos olímpicos de Londres 2012 y campeona mundial en Moscú 2013. En los 60 metros a sido campeona mundial en Sopot 2014.

Fraser-Pryce ha logrado estar en la élite mundial desde 2008 hasta el presente. Lo que le ha permitido ser medallista olímpica en ocho ocasiones, ganando su primera medalla en la prueba de los 100 metros en los juegos olímpicos de Pekín 2008 convirtiéndose en la primera mujer caribeña en lograrlo. En los juegos olímpicos de Londres 2012 se convirtió en la cuarta mujer de la historia en revalidar el título de campeona olímpica en la disciplina de los 100 metros. En las mismas olimpiadas ganó la medalla de plata en los 200 metros quedando por detrás de la vigente subcampeona Allyson Felix y también ganó la medalla de plata en la prueba de los 4 × 100 m relevos. En los juegos olímpicos de Río 2016 ganó la medalla de bronce en los 100 metros quedando por detrás de Elaine Thompson y Tori Bowie y en los 4 × 100 m relevo ganó la medalla de bronce quedando por detrás de Estados Unidos. En los juegos olímpicos de Tokio 2020.

En el campeonato mundial de atletismo, Fraser-Pryce es una de las atletas más condecoradas de la historia, ganando diez medallas de oro (incluido un título en pista cubierta) y una de plata. Ella es la mujer más ganadora en los 100 m, ganando en 2009, 2013, 2015 y 2019. Ella es la única persona en ganar cuatro títulos mundiales en los 100 m, en 2009, 2013, 2015 y 2019. Su victoria en 2019 a la edad de 32 años la convirtió en la velocista de mayor edad y la primera madre en 24 años en reclamar un título mundial de 100 m. En 2013, se convirtió en la primera mujer en barrer los 100 m, 200 m y 4 × 100 m en un solo Campeonato del Mundo, y fue votada como la Atleta Mundial del Año de la IAAF.

Gracias a una fuerza dominante en el esprint femenino, Fraser-Pryce ha ganado más títulos mundiales de 100 m que cualquier otra velocista femenina en la historia. Apodada "Pocket Rocket" por su pequeña estatura y sus explosivos arranques de bloque , su mejor marca personal de 10,60 s la convierte en la tercera mujer más rápida de todos los tiempos. World Athletics la aclamó como "la mejor velocista femenina de su generación". En 2019, fue incluida en la lista de la BBC de 100 mujeres inspiradoras e influyentes en el mundo. En 2021, Fraser-Pryce anunció que se retirará después del Campeonato Mundial de Atletismo de 2022.

Vida temprana y antecedentes[editar]

Shelly-Ann Fraser nació de Orane Fraser y Maxine Simpson en el barrio de Waterhouse, en Kingston. Fue criada con sus dos hermanos por su madre, una antigua atleta que trabajaba como vendedora ambulante. Desde muy joven, fue una velocista de gran talento y empezó a correr descalza en la escuela primaria. Durante su estancia en el Wolmer's High School for Girls, no estaba segura de seguir una carrera en el atletismo. Sin embargo, participó activamente en la escena del atletismo juvenil, compitiendo en los famosos Campeonatos Intercolegiales de chicos y chicas (conocidos localmente como "Champs"), y ganando el bronce en los 100 m a los 16 años. En 2002, corrió 25,35 s para ganar el título de 200 m en los Campeonatos de Jamaica para menores de 18 años, y ese mismo año ayudó al equipo juvenil jamaicano a ganar el oro en el relevo de 4 × 100 m en los Campeonatos Juveniles de Centroamérica y el Caribe, celebrados en Bridgetown (Barbados). En los Juegos CARIFTA de 2005, celebrados en Trinidad y Tobago, ganó el bronce en los 100 m con un tiempo de 11,73 s, y obtuvo una medalla de oro como parte del equipo de relevos de 4 × 100 m.

En 2006, Fraser-Pryce empezó a asistir a la Universidad de Tecnología de Jamaica, donde conoció a Stephen Francis. Por aquel entonces, Francis era el entrenador jefe del club de atletismo MVP (Maximising Velocity and Power), y había guiado la carrera del ex plusmarquista mundial de 100 metros Asafa Powell. A pesar de los ánimos de sus compañeros y entrenadores, Fraser-Pryce era una atleta poco centrada. Admitió que era perezosa, que siempre llegaba tarde a los entrenamientos y que no los completaba por miedo a volverse demasiado musculosa.

Fraser-Pryce comenzó a cosechar éxitos en los escenarios nacionales e internacionales senior en 2007. A los 20 años, fue quinta en los 100 m del Campeonato Nacional Senior de Jamaica en junio, estableciendo una nueva marca personal de 11,31 s. Aunque el quinto puesto le impidió competir en la prueba de 100 m del Campeonato Mundial de Osaka 2007, fue seleccionada como reserva del equipo de relevos de 4 × 100 m de Jamaica. Con la esperanza de adquirir experiencia a nivel internacional, debutó en el circuito europeo de atletismo en julio y obtuvo resultados prometedores. Primero corrió en 11,39 s, con ayuda del viento, para conseguir el segundo puesto en el Memorial Iharos de Budapest, y después en 11,44 s para ganar el Meeting Terra Sarda en Italia. En agosto, volvió a ganar los 100 m en el DN-Galan de Estocolmo, con 11,57 s.

En los Campeonatos del Mundo de septiembre, Fraser-Pryce corrió sólo en las series de relevos, ayudando a su equipo a quedar en segundo lugar. A pesar de su ansiedad inicial por competir en los Campeonatos del Mundo, Fraser-Pryce atribuyó a su experiencia en Osaka el haber aumentado su confianza, haber cambiado su actitud hacia el atletismo y haberla hecho estar mucho más centrada.

Carrera deportiva[editar]

Juegos Olímpicos de Pekín 2008[editar]

La irrupción de Fraser-Pryce en 2008 fue repentina e inesperada. En las pruebas olímpicas de Jamaica, celebradas en junio, fue una sorprendente segunda clasificada en la disputadísima final de los 100 metros. Además, logró su primera marca inferior a 11 s, 10,85 s, superando a algunas de sus compatriotas más célebres con su salida fulgurante. Mientras que Kerron Stewart ganó el título nacional en 10,80 s, Sherone Simpson terminó tercera en 10,87 s. Sin embargo, Veronica Campbell-Brown, actual campeona mundial de 100 m y campeona olímpica de 200 m, terminó cuarta en 10,88 s, quedándose sin un puesto en el equipo olímpico para esta prueba. Como Fraser-Pryce apenas es conocida en el mundo del atletismo local, muchos la consideraron demasiado inexperta para los Juegos Olímpicos y solicitaron a la Asociación Administrativa de Atletismo de Jamaica (JAAA) que la cambiara por Campbell-Brown. Sin embargo, la JAAA mantuvo su norma de permitir sólo a los tres primeros clasificados en el equipo. Fraser-Pryce recordó que se sintió decepcionada, pero que no se inmutó por la reacción, aunque consideró que su condición de no favorita era una ventaja: "Fui con ganas de hacerlo bien. Así que no había presión y nadie esperaba nada de mí, por lo que pude competir mejor, relajarme y dar lo mejor de mí.

En los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, Fraser-Pryce se enfrentó al trío estadounidense formado por Torri Edwards, Muna Lee y la condecorada velocista Lauryn Williams, y ganó su eliminatoria, los cuartos de final y la semifinal. En la final de los 100 m, lideró el camino hacia una barrida jamaicana de las medallas, seguida por Sherone Simpson y Kerron Stewart, que marcaron 10.98 s para la plata (no se concedió el bronce). Replicando el éxito de su compatriota Usain Bolt de la víspera, se convirtió en la primera mujer caribeña en ganar el oro en los 100 m en los Juegos Olímpicos. Su tiempo de 10,78 s también fue noticia: no sólo mejoró en 0,53 segundos su anterior marca de la temporada, sino que fue la segunda más rápida de la historia olímpica en ese momento, por detrás del récord olímpico de Florence Griffith Joyner en 1988. En el relevo de 4 × 100 m, Fraser-Pryce corrió la etapa principal junto a Stewart, Simpson y Campbell-Brown. El equipo jamaicano ganó su eliminatoria y se clasificó como el más rápido en la general para la final. Sin embargo, la decepción llegó en la final cuando un mal intercambio de bastones de mando provocó su descalificación.

Fraser-Pryce puso el broche de oro a su temporada en septiembre tras correr 10,94 s para ganar el oro en la final del Mundial de Atletismo de la IAAF.

Campeonato del Mundo de Atletismo de 2009[editar]

Al año siguiente, Fraser-Pryce demostró que no era una maravilla de un solo golpe al conseguir el oro en los 100 m en los Campeonatos del Mundo de Berlín de 2009. A pesar de que acabó ganando el título, su inicio de temporada se vio empañado por una lesión, seguida de una operación de apendicitis en abril, que impidió su entrenamiento y preparación. Tras un cuarto puesto en el Prefontaine Classic en junio, corrió en 10,88 s, su mejor marca mundial, para conseguir su primer título nacional de 100 m en los Campeonatos de Jamaica, terminando por delante de la defensora del título, Kerron Stewart (10,93 s). Sin embargo, en julio, Stewart se erigió en la favorita a la medalla de oro después de marcar 10,75 s en la Golden Gala de Roma, convirtiéndose en la quinta mujer más rápida de la historia en ese momento.

En los Campeonatos Mundiales de agosto, Fraser-Pryce terminó segunda en su eliminatoria y en los cuartos de final, pero se puso en forma en la semifinal con 10,79 s, el tiempo más rápido de la historia de la prueba. En la final de los 100 m, realizó una salida fulgurante y aguantó el envite de Stewart para ganar su primer título mundial en 10,73 s. El periodista deportivo Matthew Brown atribuyó su victoria a "una de las salidas más sensacionales jamás vistas en una gran final". Stewart igualó su propia marca personal de 10,75 s para la plata, mientras que Carmelita Jeter, de Estados Unidos (10,90 s), impidió otro podio jamaicano al superar a Campbell-Brown (10,95 s) para el bronce. El tiempo de Fraser-Pryce la convirtió en la tercera mujer más rápida de la historia en ese momento, y rebajó en una centésima de segundo el récord jamaicano de Merlene Ottey. Con esta victoria, también se unió a la estadounidense Gail Devers como las únicas mujeres que han ganado títulos olímpicos y mundiales consecutivos en los 100 m (una hazaña que repetiría en la temporada 2012-2013). Mareada por la emoción, Fraser-Pryce parecía no creer en su logro: "Campeona olímpica y mundial, ¿puedes creerlo? ¿Yo? Cuando se le preguntó si se consideraba favorita al llegar a la final, elogió a sus rivales: "Eso es algo que nunca hago. El tablero está en blanco al principio. Todo el mundo lo quiere también". Días después, sumó una segunda medalla de oro en los campeonatos como parte del equipo de relevos de 4 × 100 m de Jamaica, corriendo junto a Stewart, Simone Facey y Aleen Bailey.

De vuelta al circuito internacional ese año, terminó cuarta en la Weltklasse de Zúrich en 11.10 s, segunda en el Memorial Van Damme en 10.98 s y primera en el Meeting de Rieti en 11.18 s. Puso fin a su temporada en septiembre, tras la final del Mundial de Atletismo de 2009, donde marcó 10.89 s para ser plata por detrás de Jeter en la final de los 100 m.

2010-2011: Suspensión y regreso[editar]

En junio de 2010, Fraser-Pryce recibió una suspensión de seis meses del atletismo después de que una muestra de orina tomada en la Liga de Diamante de Shanghai diera positivo por oxicodona. Aunque la oxicodona está prohibida como narcótico, no se considera que mejore el rendimiento ni que sea un agente enmascarador. Fraser-Pryce insistió en que su resultado positivo se debió a la medicación que su entrenador le recomendó para un dolor de muelas, y que ella no había declarado adecuadamente. Más tarde declaró: "[Se supone que] debo dar ejemplo, así que sea lo que sea lo que me meto en el cuerpo, me corresponde a mí asumir la responsabilidad de ello y lo he hecho". Reanudó la competición en enero de 2011, y sus resultados en pista de 2010 fueron anulados.

Fraser-Pryce se casó con Jason Pryce en enero de 2011, cambiando su nombre de Fraser a Fraser-Pryce. Tuvo un comienzo tardío en la temporada de 2011, obstaculizado por una lesión en la pantorrilla que le impidió competir en los Campeonatos Nacionales de Jamaica. También se retiró de la reunión de atletismo Athletissima en Suiza a finales de junio. Sólo corrió cuatro carreras en el circuito internacional antes de los Campeonatos del Mundo de Daegu, ganando una vez en el Meeting Sport Solidarietà de Italia. En los Campeonatos del Mundo, no se la consideraba la favorita para el oro, y su mejor marca de la temporada, 10,95 s, la situó como la sexta más rápida del año.

En Daegu, Fraser-Pryce fue segunda en su eliminatoria de 100 m en 11.13 s, y luego primera en su semifinal en 11.03 s. En la final mundial de 100 m, comenzó rápidamente pero no pudo mantener la ventaja, terminando cuarta en 10.99 s, y perdiendo el podio por 0.01 segundos. El oro fue para Carmelita Jeter en 10.90 s, mientras que su compatriota Veronica Campbell-Brown y Kelly-Ann Baptiste, de Trinidad y Tobago, consiguieron la plata y el bronce en 10.97 s y 10.98 s respectivamente. Más tarde, Fraser-Pryce corrió la etapa principal del equipo de relevos de 4×100 metros de Jamaica, que obtuvo la plata por detrás de Estados Unidos con un nuevo récord nacional de 41,70 s.

La prueba de 2011 en Daegu sigue siendo la única aparición de Fraser-Pryce en una final de un Campeonato del Mundo en la que no ganó el oro en los 100 m.

Juegos Olímpicos de Londres 2012[editar]

A partir de su primera victoria olímpica en 2008, Fraser-Pryce había estado al frente de una floreciente rivalidad en la velocidad entre Jamaica y Estados Unidos. En los Juegos Olímpicos de Pekín, Jamaica se hizo con cinco de las seis medallas de oro posibles en las pruebas de velocidad, con Fraser-Pryce y Campbell-Brown ganando los 100 y 200 metros respectivamente, y Usain Bolt dominando los 100 y 200 metros masculinos y el relevo 4×100 metros. El éxito de Jamaica continuó durante los Campeonatos Mundiales de 2009 y 2011, destacado por las actuaciones récord de Bolt en cada prueba. El declive de la carrera de Fraser-Pryce en 2010 y 2011 supuso el ascenso de la velocista estadounidense Carmelita Jeter en los 100 m, convirtiéndose en la segunda mujer más rápida de todos los tiempos (en ese momento) y consiguiendo el título mundial en 2011. Fraser-Pryce describió posteriormente a Jeter como la rival más dura a la que se enfrentó a lo largo de su carrera.

A pesar de un comienzo lento, la temporada de atletismo de 2012 resultó ser una de las más exitosas para la pequeña velocista. En mayo, fue tercera en la Liga de Diamante de Doha con 11,00 s, y luego fue segunda en la Golden Gala de Roma con 11,06 s. En junio, ya estaba en plena forma y se impuso en el Gran Premio Adidas con 10,92 s. Semanas más tarde, ganó el doblete de velocidad en las pruebas olímpicas de Jamaica en Kingston. En los 100 m, logró una nueva marca personal (y líder mundial) de 10,70 s, que mejoraba el récord nacional que había establecido en 2009 y la situaba en el cuarto puesto de la lista de velocistas de 100 m más rápidos de todos los tiempos. En los 200 m, derrotó a la actual campeona mundial y olímpica de 200 m, Veronica Campbell-Brown, con una marca de 22,10 s. Mientras se preparaba para los Juegos Olímpicos, también terminaba su licenciatura en Ciencias en la Universidad de Tecnología de Jamaica.

En los Juegos Olímpicos de Londres, Fraser-Pryce ganó su eliminatoria y semifinal de los 100 m en 11,00 s y 10,85 s respectivamente. Pasó a la final como la segunda clasificada más rápida, por detrás de Carmelita Jeter, que corrió en 10,83 s en cada una de sus respectivas rondas. En la final de los 100 m, Fraser-Pryce fue la más rápida desde los tacos, con Jeter persiguiéndola de cerca, y finalmente se inclinó en la línea de meta para conseguir una ajustada victoria y defender su título. Su tiempo de 10,75 s fue el segundo más rápido de la historia olímpica en ese momento, mientras que la carrera en sí fue la final olímpica de 100 m más rápida, con seis mujeres por debajo de los 11 segundos. Jeter se hizo con la plata con un tiempo de 10,78 s, el mejor de la temporada, y Campbell-Brown ganó el bronce con 10,81 s. Con su victoria, Fraser-Pryce se unió a las estadounidenses Wyomia Tyus (1964, 1968) y Gail Devers (1992, 1996) como las únicas mujeres en defender un título olímpico de 100 m. Días más tarde, en la final de los 200 m, Fraser-Pryce rebajó su marca personal a 22,09 s. Sin embargo, no pudo superar a la estadounidense Allyson Felix, que se llevó el oro en 21,88 s. Fraser-Pryce obtuvo después una segunda medalla de plata en el relevo de 4 × 100 m, corriendo junto a Campbell-Brown, Sherone Simpson y Kerron Stewart. Su tiempo final de 41,41 s fue un nuevo récord jamaicano, pero muy por detrás del récord mundial de Estados Unidos de 40,82 s.

En general, Jamaica tuvo otra gran actuación en el atletismo en los Juegos Olímpicos de 2012. Además de que Fraser-Pryce retuvo su título de 100 m, Bolt también continuó su racha de victorias en las pruebas masculinas, liderando un top dos para Jamaica en la final de 100 m, un barrido de las medallas en la final de 200 m y un nuevo récord mundial en el relevo 4 × 100 m. Tras los Juegos Olímpicos, Fraser-Pryce cerró su temporada llevándose el título de 100 m en la Liga de Diamante 2012.

Atleta mundial del año 2013 de la IAAF[editar]

En 2013, Fraser-Pryce siguió demostrando su consistencia cuando se convirtió en la primera mujer en arrasar en los 100 m, 200 m y 4 × 100 m en un mismo Campeonato Mundial. Sus logros fueron igualados por Usain Bolt en las pruebas masculinas, dando a Jamaica una barrida limpia de las medallas de oro en velocidad en los campeonatos. Fraser-Pryce atribuyó su exitoso año a una mayor concentración en su carrera de atletismo (después de terminar sus estudios en noviembre de 2012) y a un nuevo régimen de entrenamiento que hacía hincapié en los 200 m. Comenzó la temporada temprano, registrando 11,47 s para una fácil victoria en el Kingston Invitational en enero. En los meses siguientes, consiguió victorias en la Liga de Diamante en Shanghai, Eugene y París en los 100 m, seguidas de una victoria en los 200 m en Doha. En junio, consiguió su segundo título nacional consecutivo de 200 m en los Campeonatos de Jamaica, estableciendo un nuevo tiempo de 22,13 s, el mejor del mundo.

Antes del Campeonato del Mundo de Moscú, Fraser-Pryce era la favorita para ganar los títulos de 100 y 200 metros. Llegó a los campeonatos en plena forma, dominando su serie de 100 m y su semifinal. En la final de los 100 metros, salió disparada y dejó atrás a sus rivales, consiguiendo el oro con una nueva marca mundial de 10,71 s. Su margen de 0,22 segundos sobre la medallista de plata Murielle Ahouré, de Costa de Marfil (10,93 s), fue el mayor de la historia de los Campeonatos del Mundo. La defensora del título mundial, Carmelita Jeter, la mejor situada de las cuatro estadounidenses en la final, se colgó el bronce en 10.94 s. Al conseguir un segundo título mundial, Fraser-Pryce se convirtió en la única mujer que ha ganado los 100 m dos veces tanto en los Juegos Olímpicos (2008, 2012) como en los Campeonatos del Mundo (2009, 2013).

En la final de los 200 metros, el esperado enfrentamiento de Fraser-Pryce con la tricampeona mundial y actual campeona olímpica Allyson Felix no se materializó, ya que la estadounidense cayó a la pista al principio de la carrera por una lesión en los isquiotibiales. Fraser-Pryce lideró la prueba desde el principio y se adjudicó su primer título mundial en esta prueba con un tiempo de 22,17 s. Más tarde, como ancla del equipo de relevos 4×100 m de Jamaica, completó un triplete de títulos mundiales con un nuevo récord del campeonato de 41,29 s.

Fraser-Pryce registró los tres tiempos más rápidos de 2013 en los 100 m y los dos más rápidos en los 200 m. Ganó seis carreras de la Liga de Diamante a lo largo de la temporada (cuatro en los 100 m y dos en los 200 m) para conseguir los títulos de la Liga de Diamante en ambas pruebas. Debido a sus logros en la pista a lo largo de la temporada, fue nombrada Atleta Mundial del Año de la IAAF. Es la segunda jamaicana que gana este premio después de Merlene Ottey en 1990.

2014: Campeón del mundo en pista cubierta y lesión[editar]

Tras una exitosa temporada 2013, Fraser-Pryce debutó en el Campeonato Mundial en Pista Cubierta de Sopot (Polonia) en marzo de 2014. A principios de su temporada de 2014, registró 7,11 s en una carrera de 60 m al aire libre en Kingston (Jamaica no tiene instalaciones en pista cubierta). Meses más tarde, en Birmingham, terminó segunda en su única derrota de 60 m de la temporada ante la medallista de plata mundial de 100 m y 200 m Murielle Ahouré. Decidió competir en los Campeonatos Mundiales en Pista Cubierta como parte de su preparación para la temporada al aire libre.

En Sopot, ganó su eliminatoria y su semifinal en 7,12 s y 7,08 s respectivamente. En la final de los 60 metros, tuvo su habitual salida rápida y terminó por delante de Ahouré en un tiempo de 6,98 s, el mejor del mundo. Su tiempo de victoria, que logró sin preparación específica para los 60 metros, fue el más rápido de los campeonatos desde 1999, y el séptimo más rápido de la historia en ese momento. Al conseguir el oro, dio a Jamaica su cuarta victoria en los 60 m en los 16 años de historia de los campeonatos bienales. También se convirtió en la primera mujer de la historia en ostentar los títulos mundiales de 60 m, 100 m, 200 m y 4 × 100 m al mismo tiempo. Esta fue la última participación de Fraser-Pryce en un torneo en pista cubierta hasta 2020.

En 2014 no hubo ningún campeonato importante al aire libre. En la Liga de Diamante, ganó los 100 m en Doha a principios de mayo, con una marca de 11,13 s. Sin embargo, tuvo problemas con las espinillas durante el resto de la temporada, lo que provocó malas actuaciones en el circuito internacional[109] Primero se retiró de la reunión de Shanghái a mediados de mayo, antes de terminar última en los 200 m en el Prefontaine Classic, y luego séptima en los 100 m en Roma. Ese mismo mes, compitió en el relevo de 4 × 200 m en los Relevos Mundiales de la IAAF, donde el equipo jamaicano terminó tercero en 1:30.04 s, por detrás de Estados Unidos (1:29.45 s) y Gran Bretaña (1:29.61 s). En junio, volvió a retirarse del Gran Premio Adidas, y regresó a la pista en julio en el Gran Premio de Glasgow, donde corrió 11,10 s para el segundo puesto en los 100 m. En los Juegos de la Commonwealth de 2014 en Glasgow, corrió solo en el relevo 4 × 100 m, anclando el equipo jamaicano al oro en 41,83 s.

2015: Histórico tercer título mundial de 100 metros[editar]

En 2015, Fraser-Pryce decidió no defender su título de 200 m en los Campeonatos del Mundo de Pekín, y optó por centrarse en los 100 m durante la temporada. En un evento de la Liga de Diamante en París, declaró que, aunque el sprint más largo había mejorado su velocidad máxima, su entrenador creía que había perdido parte de su explosividad desde los tacos. Con vistas a los Juegos Olímpicos de Río del año siguiente, su objetivo era perfeccionar su técnica en los 100 metros y recuperar su forma anterior. Ese año sólo corrió dos carreras de 200 m -en dos reuniones menores en Kingston- y terminó primera y tercera en 22.96 s y 22.37 s respectivamente. En los 100 m, empezó la temporada con fuerza, estableciendo un primer liderazgo mundial de 10,81 s en el Prefontaine Classic de mayo. Bajó la marca a 10,79 s en los Campeonatos de Jamaica a finales de junio, y una semana más tarde estableció un nuevo récord mundial y de reunión de 10,74 s en París.

En los Campeonatos del Mundo de agosto, Fraser-Pyrce hizo 10,88 s en su eliminatoria de 100 m, y luego 10,82 s para ganar su semifinal. En la final de los 100 metros, se adjudicó su tercer título mundial con un tiempo récord de 10,76 segundos, que se suma a sus triunfos en Berlín (2009) y Moscú (2013). Su tiempo ganador fue también el segundo más rápido del mundo en 2015, una marca que sólo ella había superado ese año. La velocista holandesa Dafne Schippers, que terminó rápidamente para hacerse con la plata en 10,81 s, dijo: "Estuve cerca al final. Cuando estás cerca de Fraser-Pryce sabes que tienes una medalla". La estadounidense Tori Bowie obtuvo el bronce en 10.86 s. Con la victoria, Fraser-Pryce se convirtió en la segunda mujer de la historia, después de la velocista estadounidense Marion Jones, en defender un título mundial de 100 m. También se convirtió en la única mujer que ha ganado tres veces el título bienal, igualando las carreras de su compatriota Usain Bolt y de los velocistas estadounidenses Carl Lewis y Maurice Greene. Su victoria, lograda en el Estadio Nacional de Pekín, donde ganó su primer oro olímpico en 2008, fue también su quinto título de 100 metros de los últimos seis campeonatos mundiales. Aunque feliz por la victoria, Fraser-Pryce pareció no estar satisfecha con su tiempo, al declarar: "Me estoy cansando de los 10,7... Definitivamente creo que un 10.6 está ahí. Espero conseguirlo".

Días después de su histórica victoria, Fraser-Pryce ancló el equipo femenino de relevos de 4 × 100 m, formado por Veronica Campbell-Brown, Natasha Morrison y la recién llegada Elaine Thompson, para conseguir el oro. Su tiempo de 41,07 s fue el segundo más rápido de la historia y mejoró el anterior récord del campeonato que habían establecido en 2013.

En una racha dominante de forma, Fraser-Pryce se mantuvo invicta en diez de sus once carreras de 100 m a lo largo de 2015. Culminó su temporada con las victorias en la Liga de Diamante en Zúrich (10,93 s) y Padua (10,98 s) para hacerse con el título general de 100 m por tercera vez en su carrera.

2016: Una lesión, los Juegos Olímpicos de Río y una breve separación del entrenador[editar]

A finales de 2015, Fraser-Pryce había ganado el oro en los 100 m en cinco de los últimos seis campeonatos mundiales, convirtiéndose en la velocista más condecorada de la historia en esta prueba. Para los próximos Juegos Olímpicos de Río 2016, se propuso conseguir un tercer título olímpico de 100 m consecutivo sin precedentes. Sin embargo, su temporada no fue como había planeado, después de que una sesamoiditis le causara dolor crónico e inflamación en el dedo gordo del pie, lo que dificultó su capacidad para entrenar o competir. Al no poder correr con clavos, se retiró de varias pruebas a principios de año. En su estreno de la temporada en el Prefontaine Classic, en mayo, terminó última en 11,18 s.

En las semanas previas a los Juegos Olímpicos, Fraser-Pryce luchó por alcanzar la forma, marcando 11.25 s en Italia y 11.06 s en el Gran Premio de Londres. Mientras tanto, su compañera de entrenamiento, Elaine Thompson, se convirtió en la principal aspirante al oro olímpico. En julio, Thompson corrió en 10,70 s, la mejor marca del mundo, para derrotar a Fraser-Pryce en los ensayos olímpicos de Jamaica. Al hacerlo, también empató el récord nacional de 100 m de Fraser-Pryce y se unió a su compañera de equipo en el número cuatro de la lista de todos los tiempos. En un año muy competitivo, en el que muchas de sus rivales marcaron varios tiempos por debajo de los 10,90 s, la única marca de Fraser-Pryce por debajo de los 11 s, 10,93 s, la situó como la octava más rápida del mundo de cara a los Juegos Olímpicos.

En los Juegos Olímpicos de Río, Fraser-Pryce corrió una nueva marca de temporada de 10.88 s para ganar su semifinal, clasificándose como la más rápida para la final junto con Thompson. Sin embargo, tras la semifinal se mostró visiblemente incómoda, llorando y saliendo cojeando de la pista. En la final de los 100 metros, tuvo una salida rápida y luchó hasta la línea de meta con la mejor marca de la temporada, 10.86 s, ganando el bronce. Thompson se aseguró el tercer oro olímpico consecutivo de Jamaica en los 100 m con un tiempo de 10,71 s, mientras que Tori Bowie obtuvo la plata con 10,83 s. Aunque no pudo defender su corona olímpica, Fraser-Pryce reveló que había superado sus propias expectativas, y describió su reñida medalla de bronce como la "más grande de su vida". Para cerrar los Juegos Olímpicos, se colgó la medalla de plata como parte del equipo de relevos femeninos de 4×100 metros, con una mejor marca de la temporada: 41,36 s. Estados Unidos consiguió su segundo oro consecutivo en esta prueba, con 41,01 s.

Después de los Juegos Olímpicos, Fraser-Pryce se separó brevemente de su entrenador de toda la vida, Stephen Francis, que compartía con Thompson. A finales de agosto, Francis reveló que Fraser-Pryce no estaba satisfecha con su preparación para los Juegos Olímpicos, y había expresado su falta de confianza en el programa de entrenamiento de Francis. También aludió a su insatisfacción a lo largo de los años por no poder superar su marca personal de 10,70 s (establecida en 2012). Sin embargo, a falta de una declaración oficial, Fraser-Pryce y su entrenador se reconciliaron y ella reanudó los entrenamientos en el MVP Track Club en noviembre de ese año.

2017-2018: La maternidad y el regreso[editar]

A principios de 2017, Fraser-Pryce anunció que estaba embarazada y que no defendería su título en los Campeonatos del Mundo de 2017 en Londres. Se puso de parto mientras veía la final de los 100 metros lisos de ese año y dio a luz a su hijo Zyon al día siguiente mediante una cesárea de urgencia. A pesar de que se esperaba que se retirara tras ser madre, prometió públicamente un gran regreso. Volvió a entrenar en diez semanas. Sin embargo, sus primeras sesiones fueron más difíciles de lo que había previsto. Debido a la cesárea, al principio tuvo que correr con una banda especial para estabilizar su estómago. No podía entrenar el tronco ni levantar pesos pesados, y a menudo tenía que ausentarse por el dolor. A veces, dudaba de su regreso a la máxima condición física: "Me preguntaba si mi cuerpo me permitiría poner el nivel de trabajo para conseguirlo".

Fraser-Pryce regresó a la pista en mayo de 2018, nueve meses después de dar a luz, y ganó los 100 m en el Kingston All Comers Meet en 11,52 s. Al mes siguiente, corrió 11,33 s para el segundo puesto en el Cayman Invitational, y luego 11,10 s para ganar el JN Racers Grand Prix de vuelta en Kingston. En la final de los 100 m de los Campeonatos de Jamaica, hizo una salida rápida, pero terminó segunda tras la doble campeona olímpica Elaine Thompson, con una mejor marca de la temporada: 11,09 s. En julio participó en el circuito internacional en varias pruebas de la Liga de Diamante, mientras daba el pecho durante los primeros 15 meses después del parto. Compitió en la Spitzen Leichtathletik Luzern y en la Galà dei Castelli, en Suiza, y terminó quinta (11,22 s) y segunda (11,15 s) respectivamente.

Fraser-Pryce, ahora autodenominada "mamá cohete", adoptó un enfoque más relajado en sus entrenamientos, afirmando que la maternidad no sólo había cambiado su perspectiva, sino que le había dado una nueva motivación para competir. Se mostró más optimista sobre su regreso a la máxima forma. Entre sus mayores obstáculos, señaló, estaba la reconstrucción de su fuerza central (obstaculizada por su cesárea) para recuperar su explosividad desde los bloques. En julio de 2018, en su novena carrera desde su regreso a la competición, finalmente superó los 11 segundos, marcando 10,98 s para ganar en el Gran Premio de Londres. Más tarde compitió en los 4 × 100 m en la Copa del Mundo de Atletismo 2018, ayudando al equipo jamaicano a ganar la plata por detrás de Gran Bretaña. En agosto, corrió en 11,18 s para conseguir el quinto puesto en los Campeonatos de la Asociación Atlética de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe (NACAC) de Toronto (su última carrera individual de ese año) y luego obtuvo la plata por detrás de Estados Unidos en el relevo de 4 × 100 m.

2019: Cuarto título mundial de 100 metros[editar]

Tras finalizar su temporada 2018 en el puesto 10 del mundo en los 100 m, Fraser-Pryce progresó de forma constante en su entrenamiento de cara a la temporada 2019. En los Campeonatos de Jamaica de junio, volvió a quedar segunda tras Elaine Thompson tanto en los 100 m como en los 200 m. Sin embargo, la final de los 100 m terminó con ambas velocistas compartiendo el tiempo de 10,73 s, líder mundial, y Thompson fue declarada vencedora en una foto finish. Fue la primera carrera de la historia en la que dos mujeres terminaron en menos de 10,75 s; los 10,73 s de Fraser-Pryce en esta carrera también se convirtieron en el tiempo más rápido de la historia sin ganar.

Fraser-Pryce regresó a la cima del sprint femenino durante el resto de la temporada 2019, corriendo en tiempos cercanos a los personales en los 100 m, y registrando tres de los cinco tiempos más rápidos del año. En agosto, ganó el oro en los 200 m en los Juegos Panamericanos de 2019, estableciendo un nuevo récord del campeonato con 22,43 s. Sin embargo, tras perder ante Thompson en los Campeonatos de Jamaica en junio, ambas no se enfrentaron hasta los Campeonatos del Mundo de Doha de 2019, en uno de los enfrentamientos más esperados del evento.

En Doha, Fraser-Pryce logró 10,80 s en las series de 100 m, el tiempo más rápido de la primera ronda en la historia de los Campeonatos del Mundo. En la semifinal hizo 10,81 s, el mejor tiempo de clasificación antes de la final. En la final de los 100 metros, superó a las demás competidoras desde el principio y consiguió su cuarto título con un tiempo de 10,71 segundos, el más rápido desde 2013. Su compañera de equipo y rival, Thompson, terminó cuarta en 10,93 s. Fue la primera vez que Fraser-Pryce derrotó a Thompson en sus seis enfrentamientos. Con este logro, Fraser-Pryce se convirtió en la mujer de más edad de la historia y en la primera madre desde Gwen Torrence en los Campeonatos del Mundo de 1995 en conseguir un título mundial de 100 m. Se sintió especialmente satisfecha por su victoria, que calificó de "victoria de la maternidad", y llevó a su hijo de dos años a dar la vuelta de la victoria al estadio. Días más tarde, añadió otra medalla de oro a su colección al correr el segundo tramo del equipo jamaicano de relevos de 4 × 100 m, su noveno título mundial en total. También tenía previsto disputar los 200 m, pero posteriormente se retiró.

2020-presente: Nuevo entrenador y Juegos Olímpicos de Tokio[editar]

Fraser-Pryce comenzó la temporada 2020 como la favorita a la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Tokio, con el objetivo de convertirse en la primera mujer en ganar tres títulos olímpicos en los 100 m. Comenzó su temporada en febrero en el circuito de pista cubierta, ganando los 60 m en el Gran Premio Muller de Atletismo en Pista Cubierta en 7,16 s. Fue su primera competición en pista cubierta desde que ganó el oro en Sopot en 2014. El resto de su temporada de 2020 se vio inhibida por la pandemia de COVID-19, que también provocó el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio hasta 2021. En agosto de 2020, corrió 100 m con tiempos de 10,87 s y 10,86 s en reuniones locales de pista en Kingston, terminando su temporada como la segunda más rápida del año detrás de los 10,85 s de Elaine Thompson. En los 200 m, tuvo una mejor temporada de 22,57 s, la sexta más rápida del mundo para el año.

En mayo de 2021, se informó de que Fraser-Pryce había dejado el MVP Track Club al comienzo de la temporada 2020, y había comenzado a entrenar bajo la dirección de Reynaldo Walcott. Walcott había trabajado anteriormente con Stephen Francis en el MVP Track Club y ahora era el entrenador principal de la Escuela Secundaria Técnica de Santa Isabel. Fraser-Pryce entrenó brevemente con Walcott después de separarse de Francis en 2016, pero luego regresó a MVP en noviembre de ese año.

Fraser-Pryce inauguró su temporada 2021 a finales de mayo en el Gran Premio Müller de Gateshead, con una marca de 11,51 s para el cuarto puesto en condiciones de frío, humedad y viento. El 5 de junio de 2021, en la prueba de la JAAA Olympic Destiny Series, celebrada en Kingston, consiguió una nueva marca personal, un nuevo récord mundial y un nuevo récord jamaicano de 10,63 s, convirtiéndose en la segunda mujer más rápida de todos los tiempos. Sus 10,63 s, la marca más rápida de los 100 m en más de 33 años, mejoraron el anterior récord nacional de 10,70 s que compartía con Elaine Thompson-Herah, y la situaron por delante de las velocistas estadounidenses Carmelita Jeter (10,64 s) y Marion Jones (10,65 s). Fraser-Pryce declaró a los periodistas: "No tengo palabras porque 10,6 ha sido un sueño, una meta. He trabajado mucho, he sido muy paciente y ver que por fin se cumple, estoy extasiada". En las pruebas olímpicas jamaicanas de finales de junio, Fraser-Pryce ganó el título de los 100 m en 10,71 s, por delante de Shericka Jackson (10,82 s) y de la defensora del título nacional, Elaine Thompson-Herah (10,84 s). También ganó el título nacional de 200 m con una nueva marca personal de 21,79 s, superando su anterior marca de 22,09 s de 2012.

En los Juegos Olímpicos de Tokio, Fraser-Pryce terminó segunda detrás de la campeona defensora Thompson-Herah en la esperada final de los 100 m, corriendo 10,74 s para conseguir su cuarta medalla olímpica individual en la prueba. El tiempo de 10,61 s de Thompson-Herah fue un nuevo récord olímpico, un nuevo récord nacional y convirtió a Thompson-Herah en la mujer más rápida del mundo.

En la Liga de Diamante de Lausana, en agosto, Fraser-Pryce corrió una nueva marca personal de 100 m de 10,60 s -el tercer tiempo más rápido de la historia- para superar a Thompson-Herah, cuyos 10,64 s se convirtieron en el tiempo no ganador más rápido de la historia.

En 2021, Fraser-Pryce anunció que se retiraría después de los Campeonatos del Mundo de 2022.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]


Predecesora:
Yulia Nesterenko
Campeona Olímpica de 100 metros
Pekín 2008Londres 2012
Sucesora:
Elaine Thompson